lunes, 12 de julio de 2010

El Golpe de 2008

Cuántas veces escuché:
-“Yo nunca vi nada en la época de los militares”.
-“Yo no sabía lo que estaba pasando”.
Hoy mismo, puedo escucharlo, repetidamente.
Y son repetidas las imágenes que aparecen en mi mente.

Aquella tarde, por ejemplo, que caminaba por la calle Lacarra junto a mi novia y nos deteníamos ante la advertencia de quienes transportaban un camión repleto de personas a punto de ingresar en el campo de concentración “El Olimpo”.
Las luces en la cara, los fusiles apuntando a quien justo pasaba por donde hubiera sido preferible que no lo haga. Por ver algo de lo que muchos aseguran no haber visto nada.

A pocas cuadras vivía mi amigo Angel:
-“El Olimpo de los Dioses; mirá el delirio de grandeza de ésta gente para denominar sus “obras”, me decía, mientras nos lamentábamos por un compañero que habían “chupado” por repartir panfletos.

Mucho puedo reseñar sobre tantas cosas que pude ver, tantas que pude escuchar. Realmente mucho.

Pero hay mucha gente que sin embargo sostiene no haber nunca visto ni escuchado nada…

Habrá sido testigo esa gente del golpe del 2008?
Curioso el haberlo alentado para después negarlo. A los gritos, por las calles; a puteada limpia.
No hubo golpe, cierto, pero cuan cerca estuvo de producirse.
Creo que no hemos asumido lo realmente expuestos que estuvimos a que se consiguiera echar al gobierno, a forzarlo a irse.

Cien días de corte de más de cincuenta rutas nacionales y provinciales. Desabastecimiento de alimentos y combustible y la amenaza proclamada de una prolongación por cien días más.
Alentados por aquellos para quienes un corte de horas de alguna avenida configuraba una irresponsabilidad mayúscula para el armado de un “país en serio”.

Y mientras aquello sucedía, encumbrados políticos estudiaban la configuración del nuevo gobierno. Cuando y cómo se produciría el retiro del vigente, a solo un trimestre de su arribo.

Esto fue así. Y digo, quién ha tomado verdadera conciencia de ello?
Que no se produjo por muy, pero muy poco.

Como siempre, el tiempo, la historia lo reflejarán en su verdadera magnitud.
Muchos descalificarían este planteo. Muchos de ellos que amenazaban y vociferaban en las calles a viva voz: -“Que se vayan, ya”!
Porque entre otras cosas, ya no podían acudir a los militares para concretar el “trabajo sucio”. Pero que echaron mano a cuanto pudieron para intentar conseguirlo fue una realidad.

Cuanto tiempo pasará entonces, para que se discuta seriamente, cómo se gestó y por muy poco no pudo concretarse, El Golpe de 2008.

14 comentarios:

  1. Ojo, Unfor, que siguen agazapados...
    Creo que a algunos sectores no les resulta suficiente una derrota electoral: Necesitan de la ida prematura de la presidenta vía caos, para así poder conseguir el imprescindible consenso del pueblo y aplicar cómodamente las recetas que todos, por desgracia, conocemos bien.
    Estas intenciones explican, en gran medida, la ezquizofrenia ideológica de una oposición de derecha que vocifera a gritos algunas consignas que fueron históricamente patrimonio de la izquierda.
    Todo sea por quebrar al estado y poner al gobierno en situaciones límite.

    ResponderEliminar
  2. Por algo ninguno de esos sectores que mencionás condenó el golpe en Honduras, Cosme, que es todo un ejemplo de metodología "moderna" para el caso.

    ResponderEliminar
  3. lo que es realmente tranquilizador es que Néstor y Cristina tienen una decisión de fierro, tienen claro adonde quieren ir y ven todas las cosas como obstáculos que hay que superar, no como los sucesivos cagones que ocuparon la casa de gobierno -porque gobernar, no gobernaron-. Eso se llama liderazgo, de ahí viene la palabra, nosotros tenemos que aprender de eso y a su vez enseñarlo. Efectivamente hubo un intento de golpe y todo lo que da vueltas por ahí son lo mismo. Pero yo no me enredaría con eso, llamar golpista a un golpista te hace perder tiempo y energía. Yo creo que tenemos que centrarnos en ayudar a combatir punto a punto las cosas que plantean; ellos saben tan bien como nosotros que su objetivo es desestabilizar vía inflación y recorte de recursos. Tenemos que ser más hábiles que ellos y pensar e ir proponiendo cosas para llegar en pie al 2011. Si actuamos así, ellos van a cometer cada vez más errores, como ya pasó con lo de las reservas. Y la actitud respecto del matrimonio igualitario de muchos de ellos también va a servir para que muchos indecisos bienintencionados terminen de tomar conciencia quién es quién y se vuelquen de nuestro lado en el 2011. Porque hay que recordar que en el 2007 sacamos el 45%; ese 10 que nos falta no se murió, y es recuperable con creces, porque la juventud que se incorpora a votar es más consciente que la de ese entonces

    ResponderEliminar
  4. Que de cosas tendrás para contar Unfor, seguiremos leyendo y esperando anécdotas de esa época de gloria y de desgracia que fueron los 70'.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. "porque la juventud que se incorpora a votar es más consciente que la de ese entonces"

    Lo más alentador es éste remate, Huinca.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Roca.
    Vos sabes que yo dudo en comentar autobiográficamente. Pero sí me parece necesario alguna que otra reseña personal, porque me encuadra en situación. Recuerdo más que nada la instancia emotiva de cada evocación.

    ResponderEliminar
  7. muy buena reflexión compañero, fue tan evidente en ese diálogo de Grondona con Biolcatti...festejaban el campeonato antes de jugar la final...

    ResponderEliminar
  8. Manuel; siempre tuve ese video en la cabeza mientras armaba el post.

    ResponderEliminar
  9. Unfor, amigo, hagame la fina voluntad de decirle al pendejo roca genocida, amigo de mi casa, que no todo en los setenta fueron flores y primavera.El chico cree en un paraiso perdido. Uno estuvo alli, garcas hubo siempre en todos lados y la gente era esta pero mas joven.
    no voy a denostar ese tiempo que me hizo ser lo que soy,pero no jodamos. Ninguna maravilla.Otros tiempos, si señor. Lleno de errores y aciertos. Pero yo le he dicho a roca genosida:hermano, tu tiempo es hoy, no llegaste tarde para nada. un beso.Nilda.
    (spinetta cantaba Aunque me maten yo nunca voy a decir,que todo tiempo pasado fue mejor
    Mañana es mejor.
    en cuanto a su post, buenisimo.

    ResponderEliminar
  10. Pero desde ya Nilda; la gente era mucho más fascista y buchona.
    La cana? Una vez me paran como ocho; yo tenía el pelo muy largo y portaba la revista "Pelo". Aparte de ponerme ocho fierros simultáneamente en la cabeza, me cargaban, hablando entre ellos:
    -Mirá el putito? Mirá lo que lee, la nena?
    Camino al secundario se peleaban a los tiros limpios los custodias de Casildo Herrera, vaya a saber con quien. Después de la faena se les daba por parar en la puerta del cole a interrogarnos. Y vos les tenías que dar cuenta; a quien???

    Era un tiempo hermoso porque uno era adolescente y aparecían las grandes bandas de rock, los grandes sueños de liberación; pero la realidad era de terror. Uno era medio temerario y le importaba un soto.
    Una vez, iba a ver un recital de Pedro y Pablo y Cantilo anuncia; "-No podemos, nos prohibieron todos los temas." y estábamos en "democracia".
    Lo que sí, el día del golpe yo estaba sentado en un bar de Av. Las Heras y Pueyrredón. Apenas me entero de la noticia me dije: "-Cagamos". Se me enturbió la cosa por dentro.
    Yo me divertía igual, pero fue muy triste y espantoso todo. Uno era medio temerario, pero las cosas que pasaban y -como dice Nilda- la actitud de la gente en general, era una chotez. Solo había algunos refugios para comentar y pensabamos -eso sí- que la noche iba a durar mucho más de lo que en definitiva duró.

    Ah, ese disco lo tenía Nilda; el del poeta francés que me hizo conocer el preceptor de mi colegio, junto con la revista Crisis, los libros de Camus y tantas cosas que nos despertaban... a cachetazos; ja, ja.

    ResponderEliminar
  11. muy bueno el post Unfor;
    cuando lo leia yo tambien me acordaba de esos prohombres y su obseno regodeo...
    pero guarda que no eran los unicos eh

    ResponderEliminar
  12. Seguro que no eran los únicos, Limbus. Gracias.

    ResponderEliminar
  13. Coincido con el comentario de Cosmo: están agazapados. La derecha, mal que nos pese, es coherente. Por lo tanto jamás desisten. Se disfrazan, se camuflan, cambian de forma, pero jamás de intenciones.
    Recuerdo también, ya en democracia, cuando estuvieron a punto de voltear a Alfonsín, con el recuerdo de los golpes a la vuelta de la esquina. Era un joven viejo reciente, con la inocencia en bancarrota. Estuve un par de noches sin dormir. Se lo aseguro.

    ResponderEliminar
  14. Usted sabe Dormi; que con la salida de Alfonsín escuché cosas increibles en la calle.
    Había fachos eufóricos gritando: "Se acabaron los rojos" (?). Un tipo me paró para explicarme las bondades de la gestión de Martinez de Hoz. Hasta me acuerdo donde fue el insólito suceso: Av. Dorrego y Savio. Me lo saqué de encima sin putearlo, de educado que soy; ja, ja.

    ResponderEliminar