lunes, 25 de abril de 2011

Los invitados "clave" de Mariano Grondona


El profesor Grondona entiendo, no tiene ya muy claro a quien invitar a su viejo y afamado “Hora clave” para que le resuelva el intringulis de ésta hora clave que estamos atravesando. Para el lado -claro- que el quiere que se resuelva.
Para eso, entre otras cosas, denomina a los que alientan profundizar las políticas en vigencia, como “conservadores”.
Es decir; los que “conservan” lo que hay.
Siempre tan sagaz, éste maestro sofista, llevó ayer al politólogo Jorge Giacobbe.
Tipo dificil de definir, siendo lo más próximo que puede verse a un “chanta”.

Este buen hombre, esbozó una hipótesis que conduce a lo que inevitablemente pretende que conduzcan Grondona, las hipótesis de sus invitados de sesgo analítico.
A saber; -”el kirchnerismo tiene los minutos contados y se diluye en el aburguesamiento de sus componentes; entre ellos, su llamativa militancia”.
Distinta a aquella desaforada setentista, ésta se halla compenetrada por tipos que no pretenden más que acomodarse y disfrutar de sus regalías, para arrastrar tras de si, una cantidad de jóvenes que distinto a aquellos luchadores de una épica, luchan, sin despeinarse demasiado, por... conservar. Conservar lo que se va dando”.

Por lo tanto; esboza Giacobbe:
-Estamos fritos al no haber atendido ejemplos de valentía cívico-dirigencial, como
el de Chile, de la mano de la Sra. Bachelet (lástima que cayera todo en saco roto; quiero decir; en Piñera). Y el de Uruguay, en tanto se pone de pie (según dice) para aplaudir al ex "tupa" Mujica, devenido en hombre serio y de verdad, progresista.

Todo esto concluye para Giacobbe en que si Cristina Fernandez pegó un salto en el último tiempo hacia una inmejorable imagen y siendo ella más inteligente que pasional, se va a marchar a su casa, por la via pública por donde será cálidamente saludada, para un retiro añorado de estamparse en la historia lo mejor posible.
Siguiendo el correlato con que: por tanto sería de una audacia casi suicida volver a candidatearse, siendo que su seguro destino sería la decadencia que inexorablemente la esperaría en un próximo mandato. Porque medio que asi lo imponen ciertas inevitables condiciones propiciadas por las fuerzas naturales de la historia. O algo así.

De ésta forma, para regocijo de un profesor a ésta altura exaltado, siempre en compañía de ese engendro que se sienta a su derecha (y hay que estar a la derecha de Grondona) concluye Giacobbe, quedará asumir el sitio de candidato del FpV a un “animal político” (según su expresión) como... Carlos Kunkel o Juan Manuel Abal Medina o Alicia Kirchner...
Y que claro, ninguno de ellos podría acceder a más de un 18%, con lo que el oficialismo entregaría mansamente el poder a... cualquiera
Sabemos que para ellos, a ésta altura, la cosa se trate de que gane cualquiera con tal que éste proyecto se termine.

Giacobbe, quien había anunciado la muerte del kirchnerismo hace cerca de dos años, vuelve a hacerlo y le ve graciosamente chances a Mauri para una segunda vuelta, hasta de presentarse Cristina.
Para esto habría utilizado el consultor, analista y politólogo, no tanto la deducción política, sino el azar que le daría un moneda al aire (según sus propias palabras).
Y que llega a ésta conclusión, en función de los pocos datos con que se cuenta (menos mal que se dedica a recabar datos).

Finalmente, Giacobbe dio el broche a su intervención, con una alegoría que habla algo así de que estamos como conduciendo borrachos por una rotonda, ignorándolo y por lo tanto sorprendidos de volver siempre al mismo lugar.
Esto causó el alborozo de ambos conductores quienes la citaron, casi como tirando papelitos al aire en su disertación de cierre. Momento ese, en que Grondona suele encontrarse con su obsesión por la “libertad perdida”.
Es claro que para él, no hay utopía máxima que la “libertad”.
Esa que se perdió (cuál será la “libertad” que añora, éste escriba de libretos para dictaduras varias?) hace probablemente unos siete años y medio.

Por lo que vemos entonces -luego de ofrecerse él mismo, llevarlo más tarde a Jorge Asís y ahora al tal Giacobbe- Grondona intenta ponerse al frente de la cruzada:
“Ya no se que inventar para que nos convenzamos que el kirchnerismo está muerto”.
Como siempre, un “hombre de servicio”.


.

25 comentarios:

  1. Hola Unfor
    Curiosa paridad podría uno hacer del profesor Grondona y Mirtha Legrand: ancianos nostálgicos de una época dorada, en la que su público los reconocía y valoraba; donde podían exhibir él su sapiencia, ella su encanto, celosos guardianes de las buenas formas y el remilgue.
    Constructores de mundos ideales: paraísos de libertad para los que pensaban como él y eran "gente"; amor del público a los "artistas verdaderos", esos que nunca serán zurdos.
    Ya no hay más almuerzos, quizá porque hay que desconfiar de esa gente morocha que sirve la comida y tiene oídos, según advierte la dama.
    Subsiste un programita en Canal 26
    con invitados de poca monta, diríamos más aún, de nulo vuelo intelectual, para que el doctor siga regodeándose con sus preciosas paradojas.
    Pero todo tiene un tiempo bajo el sol, y en algún momento hay que apretar el botón del inodoro...
    Abrazo Grande

    ResponderEliminar
  2. Sujeto;
    éste comentario es un verdadero post!
    Me pongo de pie para aplaudirte; no como Giabbone a Mujica, eh.

    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Primero:
    Admiro su temple por ver a Grondona. Yo ya no puedo sin violentarme.
    Segundo:
    Los argumentos que se esgrimen son como un Mecano mal armado: las piezas quedan apenas sostenidas por ganchitos, pero a todas luces se observa que la cosa no se mantendrá demasiado tiempo en pie.

    ResponderEliminar
  4. Este profesor que definiste como “exaltado”, creo que debe alcanzarle la ley jubilatoria, no por su edad cronológica sino por algo mucho más complicado como es la edad de su ideología pre-diluviana.
    Este defensor de las derechas vernáculas y de cuanta dictadura salga al ruedo, es el que conduce borracho y no por una rotonda; pretende hacerlo a la vera del precipicio… Ya que en su búsqueda de las “libertades perdidas” (que son las por él añoradas) no escatima ningún esfuerzo y, de su boca de “cloaca decente”, surgen delirios más acordes a un interno de psiquiátrico que de un comunicador social.
    Sí, tenés razón, como siempre, un “hombre de servicio”.

    ResponderEliminar
  5. Unfor, Ud. siga mirando a Grondona, que después le va dar indigestión. Es malo para la salud.

    ResponderEliminar
  6. Dormi;
    a veces me creo "analista de basofias". Un berretín, nomás.

    ResponderEliminar
  7. Unfor, concuerdo con Sujeto, gente que añora los viejos tiempos de la impunidad. Puede ir sabiendo que antes de que se muera el kirchnerismo, el que va a desaparecer , es él....Chau Mariano! Gracias por nada bueno.

    ResponderEliminar
  8. Algún;
    pasaba por ahí, vi luz y... No, lo vi al fulano éste, hablando efusivamente y me quedé escuchando. En fin, a veces hago cada cosa.

    ResponderEliminar
  9. Paola;
    ayer: -"Chau Vargas", hoy: -"Chau Grondona". Son un solo corazón!

    ResponderEliminar
  10. esta hora clave al aire???? en serio??? ¿Si nadie lo mira, un programa existe? si es asi lo que mantiene vivo a grondona es ud. Unfor...

    ResponderEliminar
  11. Y usted no se anima, Magolla? Dele, regálenos un dibujo del profesor.

    ResponderEliminar
  12. Sí Unfor, "en mis días de nervios" me pasa... Me queda una duda ¿ves de verdad a Grondona?

    ResponderEliminar
  13. Juro que no, Hilda. Cómo decía, ayer lo pasaba y me llamó la atención la forma de expresarse del bigotón de la foto. Y me quedé hasta el final, así, de guapo nomás.

    ResponderEliminar
  14. Buenas... yo no sé por qué llegó Unfor a grondona, pero yo sí sé por mí, que también lo vi: en la programación de Telecentro decía que estaba el programa del Chino Navarro... y casualmente vi la mismo que cuenta Unfor, nada más que yo no sabía quien era el gordito bonachón que arrullaba a Grondona y aus televidentes con taaanto sentido común, y que, con una sonrisa, hablaba de los argentinos igual que Vargas Llosa(mal). Estuvo bueno el cuento de la rotonda: lo debe haber vivido él. Y como siempre pasa con esta gentuza, proyectan: Clarín acusa de lavado de dinero cuando está investigado por eso, se hace la víctima de la censura cuando censura, se hacen las víctimas de escraches cuandoe escrachan todo el día... Y Giacobbe, que no puede salir de la rotonda, lo cual explica perfectamente por qué no sabe lo que pasa afuera. Y la muerte del kirchnerismo..."los muertos que vos matáis gozan de buena salud"

    Abrazo
    Rick

    ResponderEliminar
  15. Es verdad, Rick. Me olvidé de mencionarlo pero siempre está el Chino Navarro a esa hora. No se si vino después, porque al toque me fui a dormir.

    Un abrazo a toda la gente de Huinca.

    ResponderEliminar
  16. Listo, ya está la confesión... vio a Grondona y se fue a dormir... Ahora seguro viene con eso de la borrachera y la rotonda...

    ResponderEliminar
  17. Borrachera? es probable. Estos cuatro sías corrió vino, Hilda. Ahora, rotonda no; sino todavía estaría dando vueltas.

    ResponderEliminar
  18. Me lo perdí.Reálmente me gustan las piruetas ideológicas del forro de la oligarquía buscando la arista de la esfera.
    Le digo mas,es mas entretenido que "Los Expedientes X".
    Y con el gordito no me ande con eufemismos,chanta queda simpático,garca lo define feten feten.

    ResponderEliminar
  19. El que es más papista que el Papa es el ladero del profesor, Moscón.
    No se de que película de terror lo sacó.

    ResponderEliminar
  20. Es en el mismo tono de la Nota de ayer de Joaco en The Nation . No saben que inventar y sugieren que Cristina se presenta y renuncia a los 2 años para dejar un sucesor , pero diciendo que nada queda del modelo de acumulacion de reservas , desendeudamiento , superavit gemelos y aumento del empleo . Hace mucho que no veo al hijo de puta de Grondona ni l escucho ni lo leo , no sabia que todavia estaba vivo , lo mirar alguien en cable ?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Ah, de todo eso que describís, se ocupó un rato antes Melconián en el canal de al lado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Unfor: Cómo me perdí semejante explicación de la realidad. Lo de "difrutar regalías" me mata. Lo felicito por tanta resistencia ante semejante cadáver comunicacional. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  23. Es una lucha, Tango.
    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  24. El kirchnerismo está tan perdido como ustedes!!!!

    Se van a llevar una sorpresa en la segunda vuelta.

    Por otra parte, no le han prestado atención al núcleo central del relato de Giaccobe y que tiene que ver con la visión de los setenta, que destrozó la Argentina y que ahora caricatiruzada se ha enquistado en el poder.

    Si ustedes creen que los K no son oligarcas, en el sentido estricto de la palabra, es que no han entendido absolutamente nada.

    O se cae el kirchnerismo o nos caemos todos.

    ResponderEliminar