domingo, 15 de mayo de 2011

'68 al '76

El viaje a la luna
Los partidos interminables hasta que no había más luz
Las caminatas nocturnas
Los Gatos, los Iracundos, Aretha...
El inolvidable Brasil del ‘70 con los cuatro números 10 en la cancha
Los "asaltos" en las terrazas y la música de Creedence siempre en el aire
El raconto de Vietnam en los diarios sábanas
El asesinato de Luter King y el del Che
La despedida del barrio de mi niñez
La secundaria y toda la locura
El barrio de mi adolescencia que nunca fue mi barrio
El adolescente itinerante
Primera novia
Angela Davis y Malcolm X
Jane Fonda, la mina ideal

El sexo, difuso, impactante
Mis viajes en tren con mi profesora de lógica, cordial connmigo, pero imposible de levantar
La Pesada; “salgan al sol, revienten”
Los hippies, los montos...
Moris y el “De nada sirve”
Las conversaciones con Moris; cómo era eso de un tipo común y lúcido en medio de tanto vedetismo rockero
La revista Crisis

y "Las venas abiertas de América Latina" de Galeano
Llorar por la vida
Gritar por la injusticia
Clamar por un cambio
Los cadetes del Liceo esperando el tren y un tipo que cada tanto en el andén gritaba: “a estos hay que matarlos de chicos”
Los cuatro nuevos solistas (ex-Beatles)
Las novelas de Camus
Los cuentos de Asturias
Las poesías de Juarroz y de Dylan Thomas
Las películas de Antonioni, de Russell, de Fellini, de Bergman
y aquel "2001, Odisea del Espacio" en el gran cine Metro que me dejó extasiado
"La Patagonia Rebelde"; prohibida
"La Naranja Mecánica"; prohibida
El personaje de Malcolm McDowell y Robledo Puch
Las cuatro Libertadores seguidas del Rojo y la aparición en las canchas de aquel genio, el “Bocha”
El inmenso mundo del rock y tanta música nueva, todos los días
Los impactantes “The dark side of the moon” y “Tales from topographics oceans”


Un recital de Pedro y Pablo en el Ritz, donde Cantilo dice: "no se que podemos cantar porque acá está la lista de canciones prohibidas y son... casi todas"
La película Woostock en el Ritz
"Las Fresas de la Amargura" en el Arte
"Solaris" en el Cosmos de la calle Corrientes
Los soberbios recitales de Aquelarre en el Coliseo
y aquel: "América vibra, mi mente quiere libertad,  la muerte te ronda, la muerte nos quiere ganar"
El flaco Spinetta, un domingo a la mañana presentando Artaud
Los textos desesperados de Artaud
La casa del pintor Berni, donde entrabas y salías como en tu casa.
Caetano y Chico y el “Voce nao entende nada”
El grupo de teatro y Tato Pavlovsky que vino a vernos cuando representamos “El robot”
Los holandeses que la tocaban y tocaban y los contrarios que no veían ni pasar la pelota
Mi viejo que me contaba; "hay un pibe que aparece en el entretiempo y pega la pelota contra el travesaño y le vuelve y la vuelve a pegar contra el travesaño..." Dieguito
Un preceptor nos anunciaba y explicaba el golpe a Allende
Otro preceptor me paraba cada tanto para decirme: “el que nace comunista, muere conservador”
Los locos viajes de fin de año. Nos gastábamos la guita rápido y andá a saber cómo seguíamos
Aquel libro: "Silo y la liberación" que me pasó el celador en el patio del cole
La revista Pelo y el pelo muy largo
Aquellas mañanas de sol, únicas, en la ciudad
El choque; me despierto y un montón de gente mirándome -ya me había despedido de la vida en ese segundo del tremendo impacto ahí, adentro de la cabeza-;
mi hermano voló a la Avenida del Libertador, pero ni una fractura ni él ni yo
Rolando Rivas, taxista
Las rateadas, muchas rateadas
Las chicas solas, de que hablaban? nos miraban y se reían o; "qué miran"?
Los pibes contando sus aventuras de levante; muchos bolazos
Las ciencias exactas a diciembre... o a marzo
De Palermo a Parque Avellaneda
De Ballester a Flores
La marihuana y un día, ese hachis tan potente para el que me tuve que encerrar o esconderme en la calle porque me duró tres días
Y un día, entonces dije: “no me drogo más” y no me drogué más
Mi amigo peronista
Las lecturas de Gourdjieff en el último banco del aula
El perro que cada tanto entraba por la ventana que daba a un jardín al lado de la calle


La muerte de Perón
El avance de López Rega con el golpe a Bidegain
La Triple A
Los de la Triple A la tienen que pagar, igual que los milicos
La cana que nos persigue hasta abajo de la cama con el manijazo de los fachos que tomaron el gobierno
Lo habían matado a Mujica
López Rega
El cagarse a a tiros en plena calle
Los custodias de Casildo Herrera a la vuelta del colegio que nos paraban y cuestionaban
El Rodrigazo y el puente que tiró Zinn hacia la justificación del Proceso.
El golpe de los milicos y aquella mañana en Pueyrredón y Las Heras cuando... se me nubló todo...


.

47 comentarios:

  1. Si. Nunca había escrito nada hasta ahora, pero fue una época muy intensa. Después, el golpe de los milicos y... chau intensidad.

    ResponderEliminar
  2. lasirenaahogadamasahogadaqueantes15 de mayo de 2011, 12:46

    ay,unfor, como es ud. Todo para que yo tenga que reconocer que era un jipi!!!
    ¡hatchis!! dios me libre.
    nada,emocionante. Pero no es que se fue la intensidad por que vino la dictadura, se fue la intensidad porque uno crece
    ¿le parece que ahora no somos lo suficientemente intensos?
    si que lo somos, solo disimulamos.
    Jonatan, el pibe era jipi.Mira lo que escribio, para ganarme de una vez por todas, y para siempre.
    Somos de una misma generacion degeneracion somos ¿somos? Mire, ud. con la muerte, yo deprimida un poquito y la vida va. Saludos amigo de blog, nosotros los de entonces, nosotros, los de entonces.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y el clan Manson?
    ¿Y la película"Z"?
    ¿Y las anfetas?
    ¿Y...?
    Que manera de recordar,lo parió.

    ResponderEliminar
  4. Esto lo escribí hace rato, Sirena; vaya a saber porqué quería subirlo un domingo.
    En épocas de los milicos tuve momentos intensos también, pero a mi, el golpe del '76 me cayó como un mazazo en la cabeza y esa mañana en la que "me desayuné" me quedó grabada a fuego con un sentimiento que me iba a acompañar durante esos años de mierda.
    Era como si nos hubieran "amansado" de golpe. No volví a sentir lo que antes, sea por la huída de la adolescencia en parte, pero le aseguro por obra de los milicos en gran medida; no le quepa la menor duda.

    ResponderEliminar
  5. Nunca tome pastas, Moscón. Solo el fumito y el fumito más fuerte.
    Y la película "Estado de sitio"?

    ResponderEliminar
  6. ¡La puta que te parió, Unfor!
    ¡¡¡Me hiciste llorar, boludo!!!
    ¡Escribiste, con calidad, lo que sentí, sin tu capacidad de expresarlo.
    Gracias.
    Sos un "capo".

    ResponderEliminar
  7. Unforgettable: Algún día que nos encontremos, solo lo quiero escuchar para aprender.
    Un saludo amigo-compañero!
    (ah, y que me presente a Lía)

    ResponderEliminar
  8. Gourdjieff ... Qué muchachito eh...! yo lo único que leí de él fue Encuentro con hombres notable , que sería casi como una autobiografía pero centrándose en los hombres que lo acompañaron en sus viajes interminables en la búsqueda del saber.... me impactó. Del resto no pude terminar nada, pero ese libro si me gustó. Me quedó eso de ese amigo de él que planteaba Todo trabajo consciente da sus frutos, y lo adopté para mí.

    ResponderEliminar
  9. Te llevé a feisbuk.
    Seguramente estuvimos juntos en la patriada, pero no recuerdo.
    Tal vez el Alzheiner. Jajja.

    ResponderEliminar
  10. por otro lado... lindo cóctel de juventud el suyo... ahora entiendo por qué me cae bien Ud.

    ResponderEliminar
  11. NO así, esa es su historia obvio, pero también así, más pánico en la época de la dictadura y militancia con pánico incluído, más serrat, zitarrosa, y no ballester, pero sí san martín, y...a pesar de todo, las palabras de goytisolo en palabras para julia:

    "ellos esperan que resistas
    que les ayude tu alegría,
    que les ayude tu canción
    entre sus canciones.
    No te detengas ni te apartes
    del camino, nunca digas
    no puedo más y aquí me quedo
    aquí me quedo.
    ...La vida es bella ya verás,
    como a pesar de los pesares,
    tendrás amigos, tendrás amor,
    tendrás amigos"

    Un abrazo Unfor. Y mis respetos como siempre.

    ResponderEliminar
  12. Unfor, creo que sentí algo de envidia . yo del 85 al 90 y pico puedo escribir casi nada tan luminoso. Esos años que relata tienen una impronta. Y los que yo viví luego, la impronta casi contraria...
    Pero habla de Ballester, mis pagos casi,somos vecinos?
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Jonatan; no hay nada que enseñar. Fueron las vivencias de los "tumultuosos" '70s.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Flor de coktail, Larabi. Así eran las cosas para los que nos metíamos en todos lados. Ah, y fui a un almuerzo que brindaron los Hare-Khrishna ahí en Villa Urquiza, también, que me terminaron sacando a patadas porque les cuestioné todo; jaja.

    ResponderEliminar
  15. Qué lindo, María Cristina.
    Y si, tuve un par de amigos entrañables en San Martin.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Todo puede ser, Luis. No tengo feisbuc ni tuiter,; sólo éste blog.

    ResponderEliminar
  17. yo lo unico que quiero es que seamos intensos ahora. Somos intensos, escribimos estas cosas.Estamos enteros o a pedazos, estamos.

    ResponderEliminar
  18. Unfor, me conmovió muchísimo leer esto. Te va a sonar raro, pero no habiendo vivido esa época también reviví la mayoría de las cosas que citás (aunque no vivencié la parte histórica, y el dolor es apenas una ilusión óptica comparado al de los que sí).
    Hace un tiempo conseguí unas cuentas revistas Crisis de aquella época. Llegué hasta un número de los 90 en el cual había una entrevista a los redondos, que justamente estaba recortada y jamás pude leer.
    Las lecturas, la música, las películas, todas pasaron por mí también. El tiempo no es una frontera, por suerte.
    Me encantó leer esta entrada, un repaso de cotidianidades de ocho años desde una visión particular que comparto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Sentido lo suyo, Unfor. Qué bueno que abrace la vida y aprovecho y le mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. QUÉ HERMOSO POST!!!!!!!!!!!! ME HICISTE LLORAR! TE MANDO UN BESO ENORME

    ResponderEliminar
  21. Buenísimo Dani! Anoche hablábamos de Pink Floyd, y contaba que me compré Wish you were here en gesell cuando salió (75 creo, o 76). Y una camisola y un chalequito, rehippies! En la memoria, 35 años después, esas tres cosas siguen juntas. Esconder las Crisis, por imposiblidad (moral) de destruirlas. Los recitales de Arco Iris, de los Jaivas, Sui Generis en Medicina y Charly levantando el puño despidiéndose "¡siempre a la izquierda!". Y la noche en el industrial San Martín cuando lo tomamos. (y que en la memoria se mezcla con "la escuela de noche" de Cortázar). Y todo sigue ahí, ¿no?
    Abrazo, y gracias por su amistad.

    Rick

    ResponderEliminar
  22. Me djó orto para arriba amigo Unfor, todo un flashback de nuestra juventud!

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Rick;
    lástima que no nos vimos ayer. La próxima vamos a recordar los queridos 70's.

    Te mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Pibe;
    me faltó algo.
    -Aquel famosísimo partido que Platense tenía que ganar y termina para Estudiantes 4 a 3. Mi viejo, literalmente se desmaya y nosotros (los dos hijos del Rojo), haciéndolo reaccionar y consolándolo.

    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Qué linda definición, Angeles.

    ResponderEliminar
  26. ¡Vivencias tan distintas a las mías! qué maravilla poder confluir desde diferentes lugares y compartir gustos musicales e incluso ideas políticas en esta época esperanzadora...un saludo Unfor...gracias por haber entornado un poco la puerta de su historia.

    ResponderEliminar
  27. Impresionante Unfor, hermoso. Me quedan preguntas que te haría y algún que otro añadido a su lista, pero serían míos no suyos, a lo suyo no le quito nada y eso es. lo repito

    I M P R E S I O N A N T E

    Hermano.

    ResponderEliminar
  28. Paola;
    yo viví mi niñez en Suárez y estaba al toque. Después fui a la secundaria en Malaver; y los amigos que hice eran mayormente de Ballester.

    ResponderEliminar
  29. Profe querido;
    te mando un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Sí, una pena. Por cierto; los martes a la noche en Encuentro, después de "Recordando el show de Alejandro Molina" hay un programa muy divertido llamado "la música de los sesenta" armado con cachos de la BBC que está buenísimo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  31. Siii, lo veo, Rick. Está buenísimo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  32. ¿Sabés que estaba esperando la reminiscencia del glorioso equipo de Holanda del año '74. No pudiste caracterizar mejor la calidad que tenían esos pibes...

    ResponderEliminar
  33. Qué reconto Unfor!!!
    No sé pero por las dudas, si lo que te propusiste fue catalogarnos por edades… Te digo que cuando se dio Barbarella yo, estaba en la “panza de mama” todo lo que sé y viví de esa época es porque me lo transmitieron a través del cordón umbilical…
    Porque
    Cuando vino la CRISIS de las VENAS ABIERTAS y muchos en Uruguay pudieron ver LA NARANJA mientras otros sufrían con ese patio lleno de FRESAS DE AMARGURA y NÃO ENTENDÉRAMOS NADA y nadie podía explicar lo que pasaba EN EL PATIO DE LA ESCUELA TOMADA y tampoco el ACCIDENTE ya que fuimos sin permiso a la pileta (porque no había permisos para nada) de donde fui retirada y también MENTÍAMOS HASTA A LAS AMIGAS y aprobábamos LAS EXACTAS pero nos llevábamos a marzo las bilogías que eran botánica, zoología y anatomía…. Cuando SI EVITA VIVIERA SERÍA montonera… Y vino LÓPEZ REGA… y otra vez LOS MILICOS….
    Y sí Unfor, no fue “como” que nos amasaran… “NOS AMASARON HERMANO”…
    Nos robaron como 20 años pero por suerte tenemos energía para DECIR PRESENTE OTRA VEZ

    ResponderEliminar
  34. Y hablé del muchacho de tu avatar también, Alexei.

    ResponderEliminar
  35. Jaja; que raconto el tuyo, Hilda! pero mirá que se aburguesó la "Barbarella", eh. Desde el vamos te digo que ya para el tiempo de sus famosas clases de gimnasia le dejé de dar la menor bola.

    ResponderEliminar
  36. Si, desde el anillo de "diamante" ¿te acordás? jajaja
    ppsssssssssssssss muñeca de trapo!!!!

    ResponderEliminar