martes, 17 de mayo de 2011

Aquellas épocas de las "relaciones carnales"! Murió un "querido amigo" del Carlo, por Dió


Traficante de influencias; supo hacer lobby para una serie de empresas a fin que ingresaran productos importados al país, por los que todavía habían ciertos reparos.
Es decir; se sumó fuerte a la banda que destruyó a la industria nacional.
Para propiciar que entraran juguetes del sudeste asiático y  gracias a su intervención, la Comisión de Comercio Exterior dictaminó que esas importaciones "no producían daño".

Y a puro lobby, cerró para la empresa de la que formaba parte, un acuerdo para quedarse con parte de la masa societaria de "Aeropuertos 2000".
Ya antes, había tomado parte en las concesiones de los principales aeropuertos del país.

Responsable de Ciccone Calcográfica, fue acusado de imprimir Bonos de la deuda externa "mellizos".

Tuvo también destacada actuación, siendo embajador, en propiciar la ley de Protección intelectual a las patentes medicinales que:
No establecía mecanismos en el control de calidad de los medicamentos disponibles en nuestro país.
Rompía el marco jurídico para la ejecución de una Política Nacional de medicamentos.
El Estado ya no intervenía en la fabricación, distribución y dispensación de medicamentos. Como tampoco podía regular sus precios; poniendo así fuertes trabas a la población más desprotegida para su fluído acceso.

Esta Ley votada en el Congreso durante la presidencia de Carlos Menem, otorgó a la Industria farmacéutica la facultad de mantener un monopolio de decisión, obligándonos a partir del 2000 a respetar derechos de patente y por ende a pagar royalties leoninos, con el traslado consecuente a los precios de los medicamentos.
En tanto, se nos venía encima el Alca, y en sus acuerdos, pretendían más aún.

Hasta ahí, hasta el rechazo al Alca llegaron las relaciones carnales de las cuales semejantes, presidente y embajador yanky de los '90, fueron sus máximas y emblemáticas figuras.



.

16 comentarios:

  1. Hace del mediodía que estoy festejando,la mesa del comedor parece el santuario de la Difunta Correa.

    ResponderEliminar
  2. Era el embajador al que se le escapó la tortuga y puso a buscarla a la CIA, el FBI, y la SIDE!
    jaja!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Y se olvidan de AZURIX, la que se cargó a DOSBA y el servicio de agua potable en la Provincia de Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  4. Y cuantas más que habrá tenido en su haber el tipo, Antonio.

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy como Moscón,festejando y esperando que desde donde esté se lo lleve al innombrable.

    ResponderEliminar
  6. Uno menos, un garca menos. NO es poca cosa.

    Un abrazo compañero y vecino.

    ResponderEliminar
  7. María Cristina;
    juntos en algún sótano maloliente del Universo?

    ResponderEliminar
  8. Paola;
    un abrazo compañera y ex-vecina (aunque en mi alma siempre estarán Suárez y Ballester City).

    ResponderEliminar
  9. Se le escapo la tortuga para siempre

    ResponderEliminar