miércoles, 11 de mayo de 2011

El insistir en intentar imponer la dirección contraria


Cómo se pasa de la euforia por la inminencia de bajar a un gobierno a la progresiva caída por propia fuerza.
Si el discurso se basó en que el oficialismo era una suma de lo peor, cómo es que teniendo de su lado la suma de “lo mejor”, no lograran articular algo significativo y permanente para imponerlo?
Algo así como una fuerza que asomara victoriosa desde hace tiempo.

Esta bruta deficiencia es reemplazada en tanto, por la argumentación que tratan dificultosamente de hilvanar los medios hegemónicos acerca de las falencias de la política económica del Ejecutivo, la que conduciría según algún que otro indicio, a la hecatombe.
Léase; ajuste por decantación de la andanada inflacionaria más un déficit a las puertas.

Si los apuran les asegurarán que es ésto causa de la huida de la ortodoxia.
Por lo tanto: “liberalismo o muerte”. Y después que pase Macri o Alfonsin, pero esa es la camiseta que hay que ponerse.
Lo curioso es que ese desenlace, ese desastre al que arribaríamos es el de la aplicación del ajuste.
Y que harían ellos de poder gobernar y como primerísima medida sino ajustar?

Si lo bueno pasa por la apreciación, suba de tasas, eliminación de retenciones, apertura indiscriminada, achicamiento del gasto -y acotamiento de la senda con necesaria exclusión-... porqué es que no han formado una alternativa votable para darle viabilidad? Porqué se lo piden insistentemente a un gobierno que no va por la dirección que ellos desean?

Saben que tienen que indagar allí. En que la gente ha tenido experiencias nefastas de seguir una dirección donde fatalmente se les precarizaba el trabajo y las paritarias se habían borrado del almanaque.
Aunque la asustaran con que si se aplicaban retenciones móviles se iba a dar permiso a que atenten contra toda propiedad privada con la premisa de que: “basta con que te pongas en la piel de aquel que es atacado, para que hagas causa común en rechazarlas”.

Pero, pequeño detalle; el laburante, nunca estuvo ni va a estar en esa piel.
Se confundió pero se reconoció al fin en la piel de alguien que pide y necesita trabajo y condiciones que lo sustenten en el tiempo.

Entonces, los buenos periodistas optan por pegarle a los candidatos que les fracasaron.
Sin mirar claro, que el fracaso está en ellos mismos. Y experimentaron entonces un revés inesperado ante la realidad que indica que la mayoría no quiere el camino que pretenden imponerle.
Y que esa mayoría prefiere corregir problemas, pero sin apartarse de la dirección tomada.

Podés estar en contra de Bielsa, pero pedirle que adopte un esquema defensivo insistentemente y además, encerrarte en tu “razón”, te va a llevar a un lugar extraño. Donde creés que el espejo refleja lo que no es.


.

18 comentarios:

  1. Desde aquél tan sonado triunfo de junio/10 estamos esperando las soluciones mágicas y salvadoras. Nunca supimos cuáles eran. En lugar de legislar de acuerdo a su victoria, se dedicaron a oponerse y armar un tinglado de futura gobernabilidad presidencial, haciendo lo único que saben: peleando entre ellos, criticando, denigrando al opositor. Haciendo un show grotesco y decadente de cada "lanzamiento" de fórmula presidencial para bajarse, esconderse y desaparecer mimetizados con el que ayer era rival.
    Hasta han pergeñado unos comicios tan burdamente fraudulentos que hasta una criatura lo descubría.
    Todo suma para ejercer una memoria racional y lúcida para elegir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Mejor reseña que la que hacés, imposible Chela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hay que seguir de cerca el esfuerzo que realizan para convencer a "la gente" que lo que ellos proponen es la solución, la verdad revelada.
    Cada vez que escucho a un clase media opinar defendiendo a los que quieren meterle el dedo en el tujes hasta la garganta me asusto.

    ResponderEliminar
  4. Dormi;
    pero convengamos que son hábiles para vender pescado podrido.

    ResponderEliminar
  5. Sus enemigos son los trabajadores, Unfor. A Moyano tambien le pegan por lo bueno que hace, no por lo malo. Son ellos los que necesitan gente q no razone, que no coma, para que no les de bola a las boludeces que dicen. Porque rascas un poquito, y son todos taxis, ojo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Mi impresión es que los loros repetidores, digo "periodistas", son los encargados de la difusión de un ideario ajeno, de aquellos que les pagan muy bien sus rezos al dios "Ajuste".
    Desde ahí ya arrancan mal, no hacen la música que saben, hacen la que les dictan.
    La negrada primero y la blanca clase media después, inevitablemente se tienen que avivar de que les venden gato por liebre, que los toman por opas, que no puede ser que esté todo tan mal si, por ejemplo, hay más caos de tránsito por la bestial cantidad de autos que hay y, menos, por esos "piqueteros que cortan por cualquier boludez" - hay piqueteros, hay boludeces pero hay millones de autos, haciendo "piquetes" por su sola, enorme y amplia presencia, en la capital y en cada ciudad argentina.
    Es probable, creo, que ahora no convenga detenerse mucho en los loros repetidores, importan cada vez menos y su discursito, pegado con moco, no resiste ni media mirada en serio. Me parece que lo que habría que resaltar en este tiempo es la capacidad de auto destrucción que significaría llevarles el apunte, comprarles el discurso trucho ése, el de su religión ajustadora, especialmente para el blanquito clase media de auto nuevo, LCD y consumos gourmet (el negro ahí corre con ventaja, está acostumbrado a enfrentar la malaria - no necesita que se la cuenten como es); con esos tipos sí que está en serio peligro su condición de "votante de clase superior" - vienen por vos, muñeco, y por el lomo a 80 (ó 100, ajustado por inflación, no?) - sos vos el que está pegado con moco - o con la política de la yegua, que además de preocuparse por la cartera fina, se preocupa de que vos tengás platita en la tuya y te des los gustitos, ¿en serio pensás que macri o alguno de esos próceres está "pensando en vos"?, ¿cómo puede ser que lo que el negro sabe por instinto, tu fina inteligencia superior no lo haya descubierto?
    La mayoría de los loros repetidores vencen en octubre, no por ganar, por caducidad. El laburo, para mí, pasa por no darles bola a ellos y sí a encontrar y difundir los antídotos al veneno que tan generosamente vienen sembrando. Concentrémonos en eso.

    ResponderEliminar
  7. Ram;
    En la época en que la Rata estaba en auge y el club liberal estaba de fiesta en fiesta, yo tenía un compañero de laburo que decía:
    -"Pero ésto es joda, cuando Alsogaray estuvo del lado del pueblo?".

    ResponderEliminar
  8. Y tenía razón su compañero, le prestaba más atención a la joda que al jodón (al que tenía bien calado).
    De eso se trata, me parece.

    ResponderEliminar
  9. Claro, son muy hábiles. En eso consiste el asunto. En convencernos de la inevitabilidad de las leyes del mercado. Llevan años detrás del asunto. Ya tienen mucho know how.

    ResponderEliminar
  10. El tema es que la realidad virtual que intentaron construir los últimos años se les derrumbo como un castillo de naipes . Yo tiodavia no puedo creer que realmente se hayan sorprendido frente a la despeduida de nestor cuando era mas que obvio

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ahí lo gugleé, Dormi. Si, tienen de eso también (pero por suerte, andan escasos de votos en éstas latitudes).

    ResponderEliminar
  12. Y ya antes habían tenido la cachetada del Bicentenario, Javier.

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno.
    Aunque creo que hay muchos "clases media", esos que no quedaron "caídos del sistema", que todavía se la creen... o puede pasar que el odio a todo lo que es populismo es tan intenso que "se creen que se lo creen"...
    El hecho es que en CABA hay quienes reclaman lo hecho por "La Rata"... Los hay, basta escucharlos en un remise, en una reunión de consorcio, en una sala de profesores... claro que le "arreglan el final" a gusto de ellos...
    Sinceramente creo que el problema mayor no serían los votantes, lo que les falta es un líder...

    ResponderEliminar
  14. Y seguro que la culpa del final la tenemos nosotros, Hilda.
    Una vez un liberal estaba empeñado en explicarme que la culpa del quilombo financiero yanky del 2008 la tenía Carter (yo decía, pobre tipo, buscó al más zurdo en la historia de los yankys y menos mal que no vivió en el '40 porque si con ésto se tuvo que ir treinta años para atrás...).

    ResponderEliminar
  15. Bueno Unfor, en este momento si encontrás a un neoliberal que quiera justificar algo, es decir que tenga argumentos y busque convencer, no des el nombre porque lo buscan hasta abajo de las piedras para ofrecerle la candidatura...

    ResponderEliminar
  16. Un extraño lugar, sí; el país del nunca jamás, otra vez...
    Cordialmente,
    Yo.

    ResponderEliminar
  17. Pero, nuevamente. Uno les diría; -"Bueno, si tienen razón, convenzan al pueblo, no pretendan que nosotros vayamos por lo que ustedes creen que es "lo mejor". Incluso, ya anduvimos bastante por ahí y miren como quedamos, muchachos; medio culo para arriba, no?".

    ResponderEliminar