martes, 24 de mayo de 2011

El vocero televisivo de la "futura hecatombe"



Carlos Melconián y el Diario la Nación se han colocado a la vanguardia de la crítica al ”modelo oficial” en base a denunciar la fuga de capitales que aseguran provocaría “per se” el mencionado modelo.
Es decir; buscan una explicación ideológica como sustento de la causa que produce éste fenómeno.
Pero lo cierto es que porcentualmente, los flujos ilegales tienen un tránsito mucho más fuerte en Chile, con un signo político opuesto al de Argentina.
Y ni que hablar del caso brasileño.


En realidad, nadie se salva de la especie en mayor o menor grado; ni la encumbrada Alemania, ni la poderosa China que encabeza el respectivo ránking mundial.


Al respecto, Alfredo Zaiat escribía el pasado 6 de marzo en Página:
“Se podría empezar a precisar que la tendencia permanente de fuga de capitales
responde a la persistencia de flujos ilícitos de dinero más que a la resistencia a una determinada política económica”.


Oh, oh; pero parece que éste es el caballito de batalla elegido para ésta etapa por el ex portador de bigote que acometiera siendo muy joven -y con el status de “Jefe del Departamento de Deuda Externa del Banco Central"-, las investigaciones sobre fraudes cometidos por multinacionales y grupos económicos locales con los seguros de cambio a principios de los ochenta; dándole destino de archivo, sumando expedientes en un oscuro rincón para que se lo coman las ratas.


El equipo de auditores del Central había detectado lavado de dinero, autopréstamos, créditos ficticios y otras maniobras dolosas por miles de millones de dólares.
Pero esas controvertidas operaciones fueron registradas como legítimas y cargadas a la deuda pública argentina con la invalorable colaboración del patriota Carlos Melconián, siendo apenas un pendejo.
Erigiéndose así, en uno de los principales responsables de legalizar el proceso de estatización de la deuda externa privada, que ideó Domingo Cavallo como presidente del Banco Central.


Habiendo ascendido Raúl Alfonsín al gobierno nacional era éste el -prácticamente- tema central entendiendo la brutal incidencia que esa deuda externa generada en la dictadura iba a tener sobre el andar de nuestras vidas mismas.
Y así fue que tuvimos que hacernos cargo de las joditas de Franco Macri, Gregorio Pérez Companc o... el Diario La Nación, mismo!


Quién podría confiar entonces en éste personaje que opta en cada una de sus
presentaciones televisivas por cubrirse de un halo de ingenuidad y proclama:
-”Quien viene a invertir, lógicamente preguntaría: Si yo voy a aplicar mi dinero aquí, ingresándolo por ésta ventanilla, explíqueme porqué se va tanto por aquella otra?”
Desconociendo por ejemplo, que quien lo aplica, puede ser el mismo que luego lo fuga y vuelve a traer para aplicar, amás de efectuar piruetas varias según el monto amasado y en función de los dislates mismos del sistema.
Para el caso, deberíamos prohibir la existencia misma de Luxemburgo, Suiza o las Islas Caimán. O bien los espacios de colchones caseros que abrigan dólares.


En momentos de real estanflación, como al final del Proceso, los productores solían reservar sus excedentes en plazos fijos dado la tendencia a la alza de los mismos.
Los más avezados se iban al dólar y los ingenuos quedaban atrapados en las segura y violentas caídas del sistema después de espilarar el mecanismo con alzas de tasas y ante la inevitable pérdida de sustento.
Dónde podrían ir a parar hoy los capitales fugados?
Seguramente adonde el camino de la evasión le indica, en muy gran medida, ante el interrogatorio del fisco acerca de su procedencia en caso incluso de buena voluntad, para transparentarse como inversión genuina.


Esto es propio del corazón del mundo financiero, pero La Nación necesita un caballito de batalla y éste el elegido para el momento, como Melconián, la cara visible para sostenerlo.
Cuando ves a un personaje desfilar con tanta asiduidad en los paraderos televisivos de agitación liberal es lógico que te preguntes; -”A que se debe su reiterada visita”?



20 comentarios:

  1. Bueno, por lo menos el daño que hace acá es relativo, hay que dejarlo seguir boludeando. La cagada sería que si se le termina este curro nunadesas quiere volver a intentar ser presidente de Racing ¡¡¡DIOS NOS LIBRE Y GUARDE!!! A ver si lo logra... no ¿eh? no me jodan.

    ResponderEliminar
  2. Lo veo al bicho èste e inmediatamente se me presenta un gitano, de ésos que venden autos (conocí a un tipo que les compró una camioneta, como la caja hacía ruido, la aflojaron con carne molida o algo por el estilo, viera lo lindo que olìa a la semana, un placer andar en esa camioneta) y son màs peligrosos que mono con dos navajas.
    La sola idea de que llegue a manejar toda la economia del país causa un brutal fruncimiento de esfínteres. Esta gente (¿serán gente estos bichos?) es perjudicial para la salud, Unfor, cuídese... no se dé manija.

    ram

    ResponderEliminar
  3. Y ahí nomás les mete a Longobardi de tesorero, Doguinerpe. Muy grave.

    ResponderEliminar
  4. Imagínese Ram, que era el elegido del Carlo.

    ResponderEliminar
  5. Y,yo con estos cosos hago álgebra,todo lo que enuncie lo pasas al otro lado del = y ahí tenés la verdad.

    ResponderEliminar
  6. Cuando uste propone darle un manijazo popular a Nilda Garré, a qué se refiere? Qué subrayaría, manijazo o popular?

    ResponderEliminar
  7. Si tienen a Melconián como cara visible, mamita! estan en el horno.
    Ya estan raguñamdo el fondo de la olla.

    ResponderEliminar
  8. Si claro en 2003 era el ministro de economia que Menem queria y en un reportaje le preguntan quien sería su ministro de economia lo mas importante para el establishment la mierda del CEMA , de la Mediterranea de los HDP de Fiel de todas esas entodades de mierda que reinaban dentro del paradigma neoliberal y el menem senil dice arslanian en lugar de melconian

    Despues fue el candidato del RO a senador por la ciudad de Bs As por suerte quedo fuera ya que entraron 2 por Carrio y Daniel Filmus por el FPV

    Que recurran a estos tipos demuestra que no tienen argumento alguno , ni este ni Avila , ni Broda , pueden decir nada

    Si queremos saber del tema mejor hablar con gente mas seria como Axel Kiciloff , Pablo Tigani ,Eric Calcagno , Abraham Gak , etc etc etc

    ResponderEliminar
  9. "Arslanian, Melconian; son los dos armenios"

    ResponderEliminar
  10. Lo que escribió ram, le cae perfecto.
    Muy bueno, Unfor.
    Este muchacho trabaja de algo o es lobbista?
    Abrazo.

    PD: No se olvide de Cavallo, y la causa del megacanje.

    ResponderEliminar
  11. Y Macri pasó de Melconián al Rabino Bergman. ¿A que lo miran con menos malos ojos al heredero de Naroski ahora?

    ResponderEliminar
  12. Ricardo Menos mal que es el heredero de Naroski y no de Narodowsky que fue hoy procesado por las escuchas ilegales igual que Macri

    ResponderEliminar
  13. Melconián va en el camino de Carrió con sus profecias que nunca se cumplen.
    Un saludo,
    Ikal

    ResponderEliminar
  14. Eehhh, Jorge... depende del momento.

    ResponderEliminar
  15. Y Roberto, iba a ser el vice de Carlitos.

    ResponderEliminar
  16. Cané;
    Melconián, Arslanián, Kalpaklián, Karadagián... -"Pero si son todos armenios", tal cual lo dijo el Carlo, Javier.

    ResponderEliminar
  17. Jaja, pobre Narosky, Ricardo; el poeta de Caballito.

    ResponderEliminar
  18. Y ahí anda punteando Broda, Ikal.
    Saludos.

    ResponderEliminar