lunes, 9 de mayo de 2011

La imposibilidad de gobernar aferrado a un dogma


Estas sentencias que son fácilmente hallables en cualquier página del credo liberal, han sido expresadas por participantes del Foro Acción.Comunista, desde su posicionamiento doctrinario afín:

“Los estados de bienestar tienden a crear vagancia, bajas de productividad y algo de frustración”

“El estado del bienestar impulsa con dinero público estilos de vida afines, como el colegio público y su educación para la ciudadanía, subvenciona los medios de comunicación masivos para que sean complacientes con los desvaríos gubernamentales y así alcanzar el llamado "pensamiento único"”.

“El estado del bienestar provoca escasez. En el momento en que el Estado marca precios máximos u ofrece bienes gratis, automáticamente ese bien o servicio, en algún momento, escaseará.
En un sistema de libre competencia, el regulador de la oferta es el precio.
El mercado decide a qué precio se ha de vender un bien y en qué cantidad.
Los bienes y servicios más regulados, son los que más escasean o dificultades tienen: en épocas secas, el agua; la electricidad, con apagones; servicios sobrerregulados, como el trabajo o la sanidad, son los que peor comportamiento tienen en la actualidad”.

“Todos los males que se atribuyen hoy día al capitalismo provienen del estado del bienestar.
El gran malentendido tal vez proviene del término. Capitalismo no es el sistema actual. Lo que hoy gobierna nuestras vidas es el capitalismo de estado o economía del fascismo”

Increible, pero no tan raro. No ha de ser la primera vez que un importante núcleo de la izquierda internacional arremete contra lo obtenido por la que ellos llaman: “izquierda democratizante” en un caso, o “populismo bonapartista”, en otro, con argumentos que dan con que;
-”Dentro del sistema la funcionalidad es solo posible en un marco ortodoxo”
Y a pesar de tener a la vista ésta crisis del sistema que se eleva como un verdadero tsunami; afirman que toda salida heterodoxa conducirá... al mismo lugar que gritan los liberales va a conducir !!!

Parece el ataque hacia alguien que puede llevar a la práctica cosas que se anhelan, mientras quienes miran de afuera son los que atacan, reacios absolutamente a sumarse a la partida, con el argumento del "todo o nada".
Y como el "todo" es imposible...

El caso de la Resolución 125 constituyó el tsunami interno del que derivó una andanada de acontecimientos que no hubiera augurado el más optimista.
Para el caso y como ejemplo, el Partido Obrero hizo notoria la imposibilidad de llevar a la práctica la movilidad de las retenciones a la soja, argumentando que de seguir escalándose los precios, llegaría un punto en que toda ganancia sería imposible de obtener contra el ascenso disparado del impuesto.

Habría que ver si no hay en toda teorización, una imposibilidad de ver la realidad en dinámica.
Si no hay una subestimación de la inteligencia del hacedor para modificar e instruir cambios a medida que las circunstancias lo sugieren e imponen.

La izquierda radicalizada ensayando críticas con argumentaciones liberales es la contracara del liberalismo que reduce toda crítica a contener todo lo que percibe del centro hacia la izquierda en una sola bolsa a la que cierra con un adhesivo con la cara de Stalin.

Y siguiendo ésta lógica; se le adjudica al trabajador desocupado un rol clientelar a la espera que el Estado le dispense su subsistencia -cuestión ésta falsa de toda falsedad- para pasar a ser un vago mantenido, cuando ese mismo Estado suma y liga como política de Estado una red de beneficios para facilitarle su tarea que no es ni más ni menos que la de trabajar.

No parece ese marxismo profesar una vocación real por los trabajadores; ya que los degrada, de estar inmersos en un Estado benefactor y no les permite jamás tomar el control más alto de la pirámide, en el llamado “socialismo real”, toda vez que una maraña de burócratas se lo impiden. Más allá de lo ponderable o reprobable de la acción política de esas burocracias.

La Asamblea como método de gobierno parece imposible con el escaso lugar que suele dársele en cualquier sistema. Podemos aquí aludir como de avanzada a quien supo poner en práctica el caso del presupuesto participativo, con escasa propaganda de medios y sistema.

Finalmente, el desentendimiento con el interés y los tiempos que maneja la población suele ser patético.
Quiero decir, se entiende que lo que un gobierno lleve a cabo, debe necesariamente estar acompañado por la mayoría para ser llamado “real”, pero de toda realidad.
Si para profundizar la dirección es indispensable un debate constante, una aplicación creciente en políticas educativas y un fogoneo incesante en el ámbito cultural; vale más ese trabajo que el aferrarse a disposiciones dogmáticas.


.

16 comentarios:

  1. Como primera medida tengo que informar que soy de izquierda. Para aventar suspicacias de entrada.
    Y luego diré que si algo se extraña de la izquierda, como dijo Bensaid, es la dialéctica. Y ya que estamos, la praxis.
    Sigo sosteniendo que una revolución es necesaria. Pero no es viable recurrir a ninguna receta. Porque justamente la izquierda no debería tener ninguna receta, sólo un método que le debería permitir comprender la contingencia para construir una realidad distinta.
    Por eso, adoptar un dogma convierte, por vía de las formas, a la izquierda en una derecha reaccionaria. Así como te lo digo.
    Por supuesto que caminar por el camino de la construcción permanente es más complicado. Porque la realidad es dinámica y la construcción por ende asume esa plasticidad. Y aunque sea complejo, es el único camino y la única posibilidad de ser izquierda. Las otras cosas vaya uno a saber qué son.

    ResponderEliminar
  2. Leyendo esto, vino a mi mente la frase "han muerto las ideologías".

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo Dormi; comparto absolutamente.

    ResponderEliminar
  4. Nada más lejano, Luis.
    Si en la izquierda encontramos posiciones cuestionables, habrá que dar el debate y tal como dice Dormi, atentos al método y a la coyuntura, la dialéctica es el camino válido, amás de los hechos para responder al cuestionamiento que nos suelen espetar.
    También yo me considero de izquierda y tengo que soportar que ciertos izquierdistas abran el debate invalidando mi posición.
    Por ahí me cuelgo un cartelito que diga:
    -"Yo no fui al Monumento a los Españoles".

    ResponderEliminar
  5. El problema de la izquierda es que necesariamente necesita de la derecha; sino es la nada.
    La historia demuestra que al acceder al poder, son iguales o peores que lo que critican.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Están jodiendo. No puede ser otra cosa que una joda. ¿quién les escribió el panfleto? ¿Algún nieto de Adam Smith que fumó de la mala?

    Quizás sea eso, que un Estado de "bienestar" les quita la excusa del "cuanto peor, mejor".

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Les hace falta mucha maduración según mi opinión, Algún.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me parece que diste en la mismísima clave del asunto, Ricardo.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Comparto Dormi.
    Cualquiera que cocina sabe que las recetas ejecutadas por diferentes manos salen con diferente sabor y, lo único creativo es poner ingredientes propios.
    De la misma manera debemos llegar a los super-objetivos...
    No debemos olvidar el momento histórico en micro y macro. Como tampoco fracasos ruidosos, por demás estridentes que nos marcaron...
    Es hora de construcción sin dogmas, diagramando el camino, avanzando y retrocediendo algo si no hay remedio.
    Nadie abandona beneficios graciosamente hay que negociar para avanzar, siempre que la negociación no traicione principios. Construyendo permanentemente una realidad distinta y en movimiento.

    ResponderEliminar
  10. Tu comentario es un post en si mismo, Hilda. Buenísimo.

    ResponderEliminar
  11. Yo creo que el pragmatismo es parte de la debacle cultural de la humanidad

    ResponderEliminar
  12. Depende del sesgo ideológico que sustente como base, o no?

    ResponderEliminar
  13. El famoso que s equiebre pero no se doble que la UCR abandono hace 100 años

    Me gusta la respuesta de los militantes frenteamplistas a Mujica que parece se encamina a ser otro gran fracaso como Tabare

    El grupo de destacados militantes frenteamplistas advirtió que Mujica deja de lado la identidad de la coalición de centroizquierda.

    “Si nos convencemos de que debemos dejar por el camino nuestra identidad, no importará cuáles sean los resultados electorales: estaremos derrotados aunque ganemos”,
    señalaron los firmantes.

    ResponderEliminar
  14. Si, totalmente de acuerdo.
    Pero también te puedo decir que sacamos una guita indispensable de la soja transgénica, que luego se distribuye para achicar la brecha entre los más ricos y los más pobres... pero sabemos o no, de los brutos daños que produce el glifosato?

    ResponderEliminar
  15. Lamentablemente y como ya fue dicho: "Las disputas de la izquierda son como los perros de los mataderos: se pelean por las achuras, mientras el abastecedor se lleva la vaca".

    Muchos suben al caballo por la izquierda, pero las riendas las pasan a la derecha.

    ResponderEliminar