lunes, 9 de mayo de 2011

La imposibilidad de gobernar aferrado a un dogma - 2


Tengo la impresión que la teorización acerca de la implementación de políticas llega a una instancia de entropía, casi sin salida. Es decir, lo que -según definición-: -“Mide la parte de la energía que no puede utilizarse para producir trabajo”.

Me quedé pegado en la definición que hizo pública Cristina de la cosa, no porque deje de ser conocida sino porque se expresa desde un lugar de relevancia: -“No es posible gobernar con un manual”.

Entiendo que el keynesianismo es una herramienta. Y desde ese punto de vista, lo que siempre tuve claro -y no tengo forma de apartarme de esa dirección- es que el camino hacia la socialización de los recursos y las riquezas puede presentar variadas formas, siendo válida la toma de herramientas diversas para surcar el camino.

A ésta altura, lo que si puede asegurarse, es que no hay ninguna que pueda perdurar “per se” como paradigma imperturbable.
Cómo no es tan fácil nombrar las cosas para significarlas, las etiquetas que rotulan ciertos aconteceres políticos son relativas y hay que tomarla como tal.

Muchos, invocando la Argentina de los ‘60 hacen uso de la aproximación al marco del llamado “Estado de bienestar” que se nos presenta hoy, como oportunidad de recrear.

El desarrollo de esa instancia ha alcanzado su punto más notorio en los paises nórdicos. Y si bien, en éste momento, han accedido a algunos de sus gobiernos, fracciones de centro-derecha, casi que no pueden ir más allás de una baja de impuestos o determinada flexibilidad en tanto las políticas de Estado permanecen mayormente inmóviles en cuanto a la apabullante red de contención y atención que dispensa la administración pública sobre sus habitantes.

Esto daría una suerte de:
socialismo dentro del capitalismo con la habilitación de una amplia libertad de mercado en tanto no se atente contra la base salarial.
Interesante y más que elogiable, pero todo logro no deja de ser en algún punto vulnerable sino se lo atiende, defiende y desarrolla.

El gobierno danés, anunció hace cuatro años, una reducción de los impuestos, a lo que se respondió con una gran convocatoria a huelgas y grandes manifestaciones populares exigiendo sostener la prioridad de las condiciones sociales los servicios públicos como la educación y la salud y el bienestar de la gente con el eslogan:
-"Sí, al bienestar para todos - No a la reducción de impuestos"

Quienes apuntan sin embargo a la realización por fuera del sistema, denominan a lo que aparece luego del pasaje revolucionario: “socialismo real”. Allí suelen hacer ancla los gladiadores de la Tercera Internacional y le van a dar discusión sin tregua, los de la Cuarta.

Sin embargo, su aplicación no bajó nunca de la sustentación de un gobierno en manos de una burocracia (hayan sido éstas; de las más sangrientas y cerradas a las más benévolas) a la dictadura del proletariado, según exige su doctrina a fin de efectivizar la evolución dentro del marco teórico marxista.
Dicho ésto a modo de complemento de lo revisado en el post anterior, no deja de asombrar la ambiguedad dialéctica al respecto.

Atilio Borón reclamaba hace un tiempo la indispensable colaboración de nuestros Estados, para el sostenimiento de la revolución cubana, en tanto acciones tangibles.
La respuesta es que con mucho o con poco, nuestros gobiernos sudamericanos, comprometidos en ese apoyo, lo están haciendo y creo lo irán a profundizar aún.
Sin embargo, el mismo Borón se refiere al gobierno actual como "de oportunidad perdida".
Para mí, estos cruces no hablan más que del mantener la guardia en alto de diversos sectores, siendo tan claro aquello que constituye el enemigo común.
.

.

20 comentarios:

  1. Las construcciones locales, deben entrelazarse colaborando y respetando las diversidades de los diferentes países.
    La colaboración brindada debe ser para el desarrollo y para la protección de los respectivos integrantes.
    Si empezamos por casa, en Latinoamérica primero para agregar a otras regiones postergadas después.
    El objetivo: La Patria Grande, poderosa y sin imperios, que siendo responsable de sus recursos y de sus medios de producción permita el desarrollo integral de los habitantes.

    ResponderEliminar
  2. Tome a una persona de mentalidad rutinaria, mirada corta y escasa amplitud de criterio y ahí va a encontrar la necesidad del manual.
    A veces la política nos regala gentes que son todo lo contrario y pareciera que el futuro se abre, se acerca y se mejora el presente. Ahí no hay manual y está bueno que no lo haya.
    La joda es que los que no requieren manual son muy pocos, la mayoría tiende a conservar, especialmente los miedos a los cambios. Y ahí vamos a ver que no faltan aquellos que están en contra del que los beneficia y favor del inútil, del malandra, del que los va a joder mucho más temprano que tarde. Si piensa que hablo de muchos porteños, sí.
    Un "amigo" suyo, un tal artemio, anda por ahí también, paspado por que no vaya a ser cierto que este peronismo es superior al clásico y que el progrerío recién llegado se los morfe con fritas (y alguna salsa sofisticada, que por algo son cucos progres de clase media) y ahí que anda tirando manuales y libritos de catequesis peronista en la cabeza de los demás (endemientras le hace una amnistía al malandra inútil porteño).
    Pero bueno, para ser oficialista de un gobierno que hace lo que siempre pensé que había que hacer, alcanzan las tripas, y las convicciones de cada uno, que los manuales que leí ya ni los autores respetan. Y eso dice mucho más que las letanías tan de moda y tan repetidas mediáticamente.

    ResponderEliminar
  3. Excelente Ram.
    Quisiera ver que vota o arenga a votar el hombre si sale elegido Filmus.

    ResponderEliminar
  4. Lo que aca se llama peronismo, que no es otra cosa que la utilización correcta de herramientas preexistentes para el bien de la sociedad, en otros lados se llama de otra manera.
    Perón, Eva, Nestor y Cristina fueron y son distintos, no solo porque veían mas allá, sino porque tenían un coraje y una ambición de poder pocas veces visto.
    A veces me pongo a pensar que este regalo que nos dio la historia, de vivir este presente, nos tiene que hacer pensar a los que somos mortales que tenemos que mejorar, ser mas valientes, mas arriesgados, mas humanos.Es la mejor manera de hacer valer el legado que nos dejan estos próceres contemporáneos.

    Un abrazo, Unfor. Gran post

    ResponderEliminar
  5. Bien, bien Diego.
    Por eso más de un estadista extranjero habría dicho;
    -"Si hubiera nacido en Argentina sería peronista.

    Gran abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Y sí. El gran estratega de gobernar sin manual fue NK. Desde mi humilde óptica, creo que sedujo a todos con ese estilo. Se le pueden achacar errores, Sí. Pero creo que no hay personajes de la historia argentina, que habiendo llegado al poder con un 25%, halla logrado la consolidación de un poder gobernante y democrático por 8 + 4 = 12 años. Claro que está CFK, la que sigue con la idea, y esos cuatro años más que seguramente vendrán servirán para perfeccionar y evolucionar el modelo. Pero en resumen Unfor, es como planteás. El dogma puede servir de base. Pero el mundo es una idea en movimiento.

    ResponderEliminar
  7. "el mundo es una idea en movimiento"

    Qué concepto, Larabi. Sublime.

    ResponderEliminar
  8. Pero en los países nordicos no pueden profundiozar aun mas el estado de bienestar y tieneden a destruir lo logrado porque ellos asi lo han querido asociandose y subordinandose a los intereses de paises que a ellos no les conviene en un contexto liberalizacion comercial y globalizacion financiera que impide su independencia economica . Yo dudo que ese proceso sea inexorable y a nadie obligaron a entrar ala zona euro yu someterese a la voluntad de los intereses alemanes y en menor medida francees

    ResponderEliminar
  9. Digamos que no fueron al Euro y eso se plesbicitó.
    Luego está el tema de la entropía que en un momento nos puede axfisiar a todos si no resolvés como vos mismo decías el otro día, por la explosión del conflicto hacia su resolución.

    Yo digo que si lográs algo es un hecho, después nada dice que se va a mantener "per se". Siempre, si no profundizás estás listo.
    Pero ningún manual te augura la salida.

    ResponderEliminar
  10. Javier, Unfor, yo tengo una visión mas global. Ningún país se va a "salvar" si los que están alrededor se hunden. Nosotros tenemos la posibilidad de mejorar en el marco de la UNASUR. Ellos (los nórdicos) no tenían otra opción, porque se quedaban "fuera de Europa" y eso iba a tener un costo muy alto (principalmente simbólico).
    En ese marco, nosotros, desde la heterodoxia política y económica, debemos saber que es con los de alrededor que vamos a crecer, y no contra los de alrededor. Igual, esto último, el 90% de los argentinos lo debe tener claro, ¿no?

    ResponderEliminar
  11. Ojalá, Diego. Ojalá lleguemos a ese 90%. Hoy en día no se, sino no se votaría a tanto mamarracho.
    Macri se iría con Chile, Colombia, su ruta al Norte...

    ResponderEliminar
  12. Los "países nórdicos" no son una vara para medir casi nada, a lo sumo hablamos de 30, 40 millones de personas, ni el 10% de la población latinoamericana, ni un territorio mínimamente comparable.
    No sólo hace frío y la mitad del año está todo congelado sino que carecen de recursos naturales (pueden ser "neutrales" porque no hay qué afanarles). Un mundo de diferencias.

    ResponderEliminar
  13. Ram;
    el tema es apreciar como algo que alguien conquista para bienestar de su sociedad es vapuleado desde una mirada distante solo para pretender darle valor a su dogma.
    En éste caso, sean comunistas o liberales, asombra que lo hagan con los mismos argumentos.

    ResponderEliminar
  14. Qué locas esas huelgas, en contra de la baja de impuestos. El mundo del revés para muchos. Algo parecido pasa, por lo menos en lo discursivo electoral, entre demócratas y republicanos, en la potencia imperial. Después, en el ejercicio del poder, tienen menos diferencias.

    Qué buen post, Unfor. Para sacarse el sombrero éste y el anterior.
    ¿Por qué no los subís a Artepolítica? Se armaría una linda discusión.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Adhiero a tu último comentario Unfor. El dogma nunca podrá moldear la realidad; esa que juega y en la cual se juega un proyecto político a diario.
    Un saludo,
    Ikal

    ResponderEliminar
  16. Sí, Unfor, aunque a mí lo que me hace ruido es cierta recurrencia a "los países nórdicos", como modelo de sociedad a alcanzar, también como modelo de "nuestra barbarie" y un montón de idas y vueltas para llegar a un mismo resultado; allá son gardel y acá no servimos ni para tocar el timbre.
    Y lo real es que es una zona del mundo que no puede comparar a casi ninguna otra, que si hay logros tecnológicos también hay problemas sociales (obvio que no puede existir una villa ni casuchas de cartón, simplemente porque el frío mata), y de todo tipo ¿acaso no asesinaron a Olof Palme, un primer ministro sueco, socialdemocrata y muy popular?
    No creo ser chauvinista si prefiero que las referencias externas - cuando hablamos del aquí y ahora - estén en un segundísimo plano.
    Un bueno para nada como macri, para dar un ejemplo, capaz que sea "imposible" en un contexto sueco o finlandés pero si se nos ocurre comparar, nos terminan el debate de lo que importa acá (que el vago de marras tenga un mínimo del 30% de votantes) por otro respecto a la importancia de los lagos congelados en hacer votantes rubios, serios y nada clientelistas.
    Mi idea es que hay que concentrarse en el acá y las peleas que hay que dar, y no en las coartadas simplotas y adecuadamente lejanas de troskos y atorrantes similares con sus mundos de fantasía.

    ResponderEliminar
  17. Gracias Richard; por ahí...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. La verdades que hace falta concentrarse bastante acá, Ram.
    Por lo menos, nosotros estamos en el camino. Los opositores y más el tilingo que mencionás, siguen en la estratósfera.

    ResponderEliminar