viernes, 13 de mayo de 2011

Nos estufaron


Algo así dice la bloger-amiga Almita en éste post

Y armó para el caso, una suerte de comunicado con el fin de sostener nuestra posición en la blogósfera en un sitio propio, a construir. Buscándo ayuda para el caso.
Y para ello, nos insta a concientizarnos y colaborar en la causa.
Así escribió:

“Somos blogeros argentinos, que producimos día a día contenidos culturales, sociales, políticos, humorísticos, irónicos o sarcásticos; ciudadanos que desinteresadamente hacemos cultura viva, al instante.
Esos pedazos de cultura, son leídos por otras personas que a veces interactuan, generando ricas discusiones que van formando un pensamiento, no el pensamiento único, no la bajada de línea hegemónica, sino uno nuevo, diferente, un soplo de aire fresco producto de montones de pensamientos que son cruzados y aportados por ciudadanos ubicados a lo largo y ancho del país, que se encuentran en un lugar virtual en internet -un blog-, y allí donde se cruzan, debaten, crean, generan contenidos. De uno u otro signo, pero auténticos, reales, sentidos.
Actualmente, la mayoría nos alojamos en Blogger. Otros en WordPress, todas ellas bases de datos extranjeras, en estado de desarrollo beta, habiendo suscripto contratos donde no se nos ofrece más que la plataforma, y no se nos garantiza absolutamente nada sobre los contenidos que allí alojamos, ni las opiniones que en los mismos otras personas expresan, a través de los comentarios.
Nuestros productos culturales no tienen resguardo alguno, pueden ser dados de baja a criterio de autoridades de otros países o de la misma empresa prestadora, en cualquier momento, por cualquier motivo, cosa que ya ha sucedido por motivos absolutamente nímios.
Posteos que mencionan palabras consideradas de “riesgo potencial” para otros países (“islam”, por ejemplo), son monitoreados, lo cual es posible comprobar con el registro de visitas a los blogs.
Es por ello que hoy venimos a pedirles a aquellos que puedan estar interesados en lo que hacemos, a aquellos que protegen el acervo cultural de nuestra patria, que nos brinden algo que nos es básico, necesario y vital, que no implica ni grandes gastos o inversiones, ni esfuerzos tremendos, que no resta nada a lo que debe ser destinado para los que más necesitan:
una plataforma (software) nacional adonde podamos migrar con nuestros contenidos y nombres, con un contrato menos leonino que el que hemos firmado, con una estabilidad acorde a la tecnología disponible y sin más censura que lo que sea directamente ilegal.
Entendemos que en términos de inversión cultural, hablamos de mínimos prácticamente despreciables. Números que no afectan en nada.
En términos de cultura, estamos hablando de algo invalorable.
Que cada ciudadano pueda tener su blog, sin temer sobre qué escribe, qué opina o qué foto sube -dentro del marco legal-, porque nadie ha de censurarlo ni perseguirlo.
Que cada niño de los que tienen acceso a las netbooks, pueda tener su blog, su blog argentino, donde pueda expresarse, subir sus dibujos, hablar de sus inquietudes con otros niños, y verlo el día de mañana, cuando ya no sea un niño.
Se preservan los edificios declarados “patrimonio cultural”. ¿Por qué no preservar la cultura que cierto segmento de la sociedad hoy produce? ¿No es acaso patrimonio cultural, historia viva?
No existe a la fecha país alguno que ofrezca ésto, tan simple, tan fácil de instrumentar, y accesoriamente, tan barato.
Se está dejando en manos privadas, foráneas y corporativistas el trabajo intelectual que generan muchos ciudadanos.
Se está permitiendo que un bagaje cultural que se construye de a poquito, con el tiempo que cada uno puede, comentario a comentario, quede librado a su suerte o a la suerte que deseen las corporaciones que nos brindan alojamiento.
Y todo ello por no efectuar una erogación y un desarrollo que en términos generales, es mínimo.
Es la historia del presente proyectada hacia el mañana. El sueño de cualquier persona con inquietudes intelectuales: poder leer la historia no en los libros, donde siempre es escrita por el poderoso o por el vencedor, sino la historia escrita por actores reales, por quienes decidieron participar, expresarse, resistir.
Entendemos que una respuesta favorable a esta solicitud sería además algo invalorable para todos nosotros, en el sentido que preservaría y revalorizaría lo hecho hasta el momento, y sería un motor en lo por venir, al traer aparejada la tranquilidad que deseamos en cuanto al trabajo realizado, que es la suma de muchos esfuerzos personales e individuales.
Nos daría la confirmación que nuestro aporte intelectual es valorado y tenido en cuenta, es parte de un proyecto mucho más grande, que va conectando argentino a argentino, sea donde sea que viva.
Las grande corporaciones pagan altos montos a personas que generen contenidos. Y fortunas por aquellos que son llamados “hacedores de comunidades”, (community makers), cuando aquí cada blogero, hace comunidad gratuitamente.
No pedimos ni choripán ni coca, como aquellos a quienes no somos funcionales dicen.
Pedimos una plataforma nacional, con acceso popular, gratuita, estable en la medida de las posibilidades tecnológicas, que garantice la estabilidad de nuestros contenidos adonde podamos migrar.
Y si se concreta, pedimos que la difundan, que se incorporen otros actores, de la edad que sean y con los contenidos que puedan aportar acorde a sus posibilidades culturales, sociales, económicas.
Que crezcan blogs argentinos para todo lo que sea necesario o simplemente de interés de la ciudadanía: para buscar trabajo u ofrecerlo, para difundir una pequeña empresa, una tarea social, una necesidad o un ofrecimiento, conversar de un cuadro de fútbol, de una actividad académica o de música.
Que cada escuela tenga su blog, y nos cuente sus logros, sus necesidades, su progreso.
Que a través de ellos escribamos nuestra historia, la historia real, no la que nos quieran vender.
Esperamos que nuestra propuesta tenga eco, y los invitamos a visitar todos y cada uno de los blogs para ratificar lo que aquí hemos vertido.
Muchas gracias por la ayuda que nos brinden.

Un saludo,
un blogero argentino”.

 
.

8 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. 100%

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me encantó, muy bueno es cierto. Estamos en las manos de Juan Carlos Google, y si a ellos se les canta borrarnos, lo hacen. Si de acá a 20 años por X motivo EEUU se les ocurre atacarnos (sea militarmente, económicamente o como sea) seguramente Google callará nuestras voces "terroristas"

    ResponderEliminar
  3. como hace poco que ando en estos menesteres ayer no entendía nada, pero hoy ya informado, comparto el pedido expresado en el post y ya lo publico, pa´ sumar vió. saludos

    ResponderEliminar
  4. muy bueno!!!! enviaré y publicaré
    Gracias Almita!!!!

    ResponderEliminar
  5. Puffffffffff
    ayer y hoy a la mañana los extrañé!!!!!!!!!!!!!
    Saludos a todos!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Completamente a favor. Por todas las producciones que se gestaron hasta el momento y por todas que podrían incorporarse. Básicamente, por todo lo que, tan claramente, expresa el texto publicado. Abrazo.

    ResponderEliminar