viernes, 24 de junio de 2011

Para llevar en el corazón


Recrear la sensibilidad hacia los problemas que más afectan a los grupos sociales más necesitados.
a
Apoyar medidas que implican una distribución de la riqueza de manera más justa, responsable y sostenible.

Subordinar la dirección política a la decisión de los trabajadores y los sectores productivos.

Valorar todo movimiento en pos de socializar los recursos y el desarrollo para atender con ellos a los sectores mas postergados.

Combatir la pobreza.

Igualar a nuestros hermanos, separados en la historia por su condición social y racial.

Caminar hacia un horizonte de igualdad.

Apoyar toda medida de gestión en ésta dirección.

Alentar todo tipo de cambio dentro mismo del sistema, tomando conciencia que antes que nada el sistema está dentro nuestro.

Luchar por superar el sistema.

Proyectar entonces desde nosotros mismos  las mejores aspiraciones para el cambio, ejercitándolas en nuestros semejantes.

Impulsar la solidaridad.

Percibir el dogma de la reacción, en los mensajes que intentan ponernos de rodilla ante el imperativo de los mercados.

Empezar a escribir la verdadera historia donde el ser humano constituya el valor central de la sociedad y no el dinero.

Superar la violencia que motorizada por el deseo y su mecánica de infinita insatisfacción, posterga la atención de las necesidades de todos.

Observar la libertad como una resultante del respeto de la situación de los demás.

Comprender que solo en el hacer colectivo se encuentra lo posibilitario y lo perfectible.


Agregá lo tuyo...

.

9 comentarios:

  1. Transitar el camino articulando mente, corazón y cuerpo, siempre en relación a un horizonte compartido y posible de mejorar, a cada paso. Gracias por todo, Daniel. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. Ayudá a inculcar el amor por el pensamiento propio, por chiquito que se lo considere.
    Mirá con la misma mirada con la que te gustaría ser mirado.
    Recordá siempre que el "triunfo individual" sobre la postergación colectiva, no es más que la imposición de un poder perverso sobre los más débiles.
    Y la última que se me ocurrió hoy en el colectivo, camino a la facultad:
    Más allá de los números, de los triunfos (o no) electorales, nadie nos puede sacar este dulce gusto de considerarnos sujetos de esta historia que estamos cambiando.
    Abrazo Grande

    ResponderEliminar
  3. Enseñar con el ejemplo a nuestros hijos la defensa con la vida de los más desprotegidos y la irreverencia total ante los poderosos.

    ResponderEliminar
  4. -Empezar a respetar y proteger el medio ambiente, sin el cual la vida es se convierte en mísera.

    -Reestructurar el sistema impositivo haciéndolo más progresivo.

    -Reconocernos en el otro como hermano.

    Y como escribió el Che a sus hijos: "Sobre todo sean siempre capaces de sentir en lo mas hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad mas linda de un revolucionario"

    Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. Posdata: Que once muertos resuciten mi fe en los milagros.

    ResponderEliminar
  6. Ver en cada pibe/a a tu hijo/a.
    Levantar las barreras del privilegio.
    Medir tres veces antes de cortar.
    Edificar y proteger en la suma de las diferencias.
    Entender que somos hijos de la tierra y no sus vividores.
    Abusar de la alegría.
    Y sobre todo,no ser miserables con los sueños.

    ResponderEliminar
  7. pido algo simple:
    coherencia entre el gesto y la palabra.
    Que se reencuentren y se reconozcan como dice Galeano.

    ResponderEliminar
  8. Adhiero a todo. Especialmente a lo que dicen Sujeto (Mirá con la misma mirada con la que te gustaría ser mirado).
    Era chiquito cuando me di cuenta de que si yo no le hacía a otro lo que no quería que me hicieran a mí estaba contribuyendo a construir un mundo mejor para todos.

    Abrazos.

    Ah, y amor. Mucho.

    ResponderEliminar
  9. Darle a los niños y jóvenes el lugar que se merecen.
    Respeto supremo por el anciano.
    Aprender a debatir sin injurias.
    Que nuestra carta de presentación sea honestidad, lealtad, lucha, flexibilidad...

    ResponderEliminar