lunes, 13 de junio de 2011

Uno de los responsables civiles de la Dictadura. Más precisamente, uno de los gángsters de la banda


Caminaba una tarde por la Avenida Patricios en la Boca cuando pasando por la fábrica Noel decido ingresar para ofrecer mis servicios. Proceder éste, que alguna que otra vez intentaba.
En mesa de entrada me toman la tarjeta y para mi sorpresa, me llamaron al día siguiente.
Así es que el tercer día concurro a la entrevista y el joven amable y sonriente que me atiende comienza a extenderme artículos para que le presupueste, no sin acotarme que era casi un hecho me los otorgue conociendo ya mis precios.
-”Y cómo es que los conoce?” le pregunté.
-”Pero si estoy esperando hace rato que vuelva y usted...”
-”Yo?”
-"Pero usted no es de la firma Fulanito?
-”No, yo...”
-”A bueno, no importa, si al fin y al cabo esa gente no volvió...”
Y al otro día, cotización de por medio, empezamos a trabajarle a los hermanos Noel (?)

Y una tarde el encargado de compras me comenta:
-”Si, ese que está ahí es Martin Benito... pero viene a cobrar nomás; una vez por mes su derecho de marca, que es poca plata”.
Al momento que yo le apuntaba:
-”Si, si; cara conocida, era el presidente de Boca cuando llegó Diego. Lo recuerdo de allí”
-"El mismo, pero bueno, ahora la empresa la llevan los Romero..." (uno de los cuales iba a ser más adelante, Ministro de Defensa de Menem).

El tema es que después de unos cuantos trabajos sobreviene la hiperinflación y... solo los que la vivieron saben de que estoy hablando.
Cuando cobré la última factura -cuyo monto era por demás interesante- en una oficina del Centro, recuerdo haber salido siendo el mediodía y comprarme -literalmente- un pancho y una coca con el suculento importe, sin que me sobrara nada.

El caso es que poco antes que se produzca el colapso de esta empresa, llego un dia y ante mi sorpresa veo ingresar a Christian Zimmermann.
Juro que en ese momento supe que se venía algo jodido. Algo así como un vaciamiento, intuí.
-"A que otra cosa vendría semejante ave negra de la Dictadura a este lugar si no a vaciarlo?", me decía a mi mismo.

Cuando, habiendo sobrevenido el cierre de la empresa paso un día por la parte de atrás y veo a un gremialista arengar a los obreros diciéndoles;
-”Y mañana se van a abrir nuevamente las puertas de la fábrica y todos vamos a volver a reanudar el trabajo...”
Me dije; -”Pobre gente -que en ese momento aplaudía y vivaba- nunca más volverán a laburar aquí”.

Por supuesto, no tenía yo más indicio que la cara sonriente de este sujeto que aparecía siempre en televisión con cara sonriente. Y que me crucé una vez en Florida y Bartolomé Mitre, con cara sonriente, en el preciso momento en que yo me preguntaba;
-”Cómo puede ser que éste hijo de puta esté caminando por la calle, lo más pancho?”.

Hoy se habla de juzgar a los responsables civiles de aquella dictadura sangrienta y por demás perversa.
Y ahí lo tenemos en cana a Martinez de Hoz.

Bueno, éste estaba unos escalones más abajo; pero si hasta gestionó créditos por las suyas siendo Vicepresidente del Banco Central, con los "bondadosos" organismos de crédito internacionales.

La guita mal habida, manchada de sangre y sacrificio de obreros y productores que se habrá llevado al bolsillo este disertante de IDEA, ese Club donde se han reunido a versear tantas ratas que hicieron estragos en la Administración Pública.

Por ejemplo, Graiver vendió el Banco Hurlingham al grupo Chavanne, que a su vez cedió el paquete accionario a Siderúrgica Grassi. Luis Grassi, presidente de la firma, declaró ante la Cámara Federal de Apelaciones durante el Juicio de los ex comandantes que Zimmermann, junto a un tal Etchebarne -intimo amigo de Joe- quiso apoderarse del banco e intentó provocar la quiebra de la siderúrgica con el objetivo de beneficiar a Acindar, una de las tantas firmas que Martínez de Hoz había presidido antes de llegar al Ministerio de Economía. Y para el apriete contaba con nenes pesados como Guglielminetti, por ejemplo.

Lo que no logró Zimermann, es reciclarse políticamente en los ‘90 como si pudieron otros del palo, por eso es que ni siquiera hay fotos en la web e ilustré la entrada con un chocolate de aquellos, que alguna vez habrá disuelto en leche mi vieja, para tomarme una buena taza caliente, mirando en la tele al Zorro.

.

25 comentarios:

  1. Estos pequeñas historias son muy valiosaa. Las huellas de estas pequeñas hstorias que no levantan los libros valen por mil.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Me hiciste acordar el tema"Azucar Amargo"que cantaban los Vox Dei.

    ResponderEliminar
  3. Hay muchos cómplices siviles. Muchos que se esconden entre los pliegues de la desmemoria y aparecen cada tanto dando la lata.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena, Daniel. Ayuda a mantener la memoria fresca, pero aparte me gustó mucho cómo está relatado. Gracias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Gracias Paola y Argentino Libre.

    Buena metáfora, Moscón.

    Dormi;
    y uno dice; -"Y éste h.de p. me viene a dar consejos?"

    Abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno!!
    Las poquitas que sobrevivieron, cerraron o se vendieron en los 90.
    El modelo previsto era de prestar solo servicios, e importar lo demás.
    Así nos fué.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Estimado ex Unfor:
    Mi hijo (17) también es "fana" de "El Zorro" y me enorgullece, pues comprende que hay muchos Sargento García que, sin su humor, cambian de bando según la recompensa, aunque en su fuero interno saben que no quiere capturarlo.
    Ya tengo quien continúe el camino cuando yo no pueda. Cuando no comente más, estaré con Néstor.

    ResponderEliminar
  8. Asi nos fue, Algun;
    y todavía éstos ñatos nos dicen lo que tenemos que hacer.

    Bien Luis;
    y a no olvidarse de los Cabos Reyes, que ni siquiera llegan a Sargento pero son igual de ortibas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno esto de no olvidar las pequeñas grandes historias... Son las que hacen la memoria colectiva.
    Muy gráfico para lo que te alcanzó lo cobrado. (Pensar que por comer un pancho y una coca la criticaron a mas no poder a Milagros)
    Menos mal que el papel de chocolate tenía receta sino tu post hubiese estado menos atrayente... Me acuerdo de esos envoltorios, pero yo... no junté recetas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Zimermann iba por el banco de Hurlingham, no por Grassi. La cosa era liquidarlo para que otros se quedaran con sus activos y cartera. Y lo consiguió.
    De Grassi se ocupaba Etchebarne, que era presidente de la CNV..

    ResponderEliminar
  11. Pero habrás tomado ese chocolate, Hilda.

    Cuando hice el post me dije;
    -"Va a venir Jorge a aclarar alguno de los puntos porque tiene re-clara ésta temática".
    Un grande Devinzenzi!

    ResponderEliminar
  12. El relato, es un lujo. Aplausos.

    El rol de los civiles, debería ser juzgado en relación a los daños que causaron al resto de la ciudadanía.
    Empobrecieron al país, llevaron a personas al suicidio, fundieron empresas, destrozaron personas y familias.
    El daño es incalculable.
    Gente que causó mucha miseria, mucha indignidad, y mucha angustia.
    Deberían ser juzgados por ello.

    Gracias y saludos.

    ResponderEliminar
  13. Si mi alzheimer no ha hecho estragos Zimmermann es el autor de la celebre frase "El Mercado dirá si el Pais tiene que fabricar Acero o caramelos"

    ResponderEliminar
  14. Se agradece.
    Pero hasta puedo llegar a pedirte algo: manda a mi mail lo que recuerdes sobre la propiedad de Noel. Es sugestivo que Zimer haya concurrido.

    ResponderEliminar
  15. Almita;
    y lo que bien decís es exactamente lo que espero.
    Gracias a vos y saludos.

    Antonio;
    eso dijo ese zángano? mamita; que gente peligrosísima.

    Jorge;
    no mucho más que lo que cuento. Pero un par de detalles más, como no; después te los mando.

    ResponderEliminar
  16. muy buen post Daniel me gustó mucho. es cierto, este zimmermann casi se ha desvanecido quedan de él, teniendo en cuenta todo el daño que hizo desde la vicepresidencia del central poco más que esa frase "la inflación a muerto". Seguramente debe haber gente, periodistas y historiadores de la economía que tienen mas datos. ojalá lean tu post. A tipos así hay que traerlos a la vida.

    ResponderEliminar
  17. Eso también dijo, Profe?
    Y todo con esa sonrisa pegada en la jeta, siempre?
    Los milicos nos mandaron todos los males de la economía juntos y al galope.

    ResponderEliminar
  18. Muy bueno Daniel....
    La hiper fue uno de los grandes temas económicos que viví en carne propia. tenía unos 14-15 años cuando mis viejos quedaron (y nosostros sus 4 hijos) en la lona total y con una deuda en el banco con intereses que se capitalizaban y generaban exponencialmente nuevos intereses... tardaron 5 años en pagar todo y otros 5 años para más o menos quedar parados. Pero a los 50 y pico que tenían el caballo no era el de antes... así todo salieron pero tienen una vacuna con los gastos extras que les dura hasta hoy....
    Muy bueno en serio...
    Propongo a los lectores, buscar de donde sea una foto de Zimerman para que nuestro amigo la postee y podamos putearlo como se merece.
    (oviamente no es ni por asomo el responsable de tantos descalabros, pero sí uno que siempre sacó tajada del jamón ajeno)

    ResponderEliminar
  19. Jaja; dejalo Larabi. Siguiendo tu creencia, va a pagar flor de Karma en su próxima vida.
    Será una rata quizás?

    ResponderEliminar
  20. Tremendo, Unfor. Gran aporte de una Memoria conciente y activa. Que lacra estos hijos de puta, manotearon de todos lados, derramaron sangre a cagarse. Y siguen "lo más panchos" por ahí. Quedan unos cuantos al sol todavía. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  21. Las patas civiles de la dictadura también las constituyeron los grandes grupos económicos que engordaron la deuda externa.
    Fui durante 10 años empleado de una de las plantas de Massuh y podría contar sobre las estafas que armaba en contra de los bancos oficiales (Nación y Provincia) durante el gobierno de la rata.
    También trabajé para una empresa de materiales refractarios que administraba el Estudio Allende y Brea, y fui testigo de su vaciamiento. Si mal no recuerdo, he leído que abogados de ese estudio jurídico asumieron la defensa de algunos represores de la dictadura.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Y si sacamos un libro de Historia para los pibes y pibas y le disputamos la hegemonía al manual de IBañez, Romero, y toda esa lacra...

    ResponderEliminar
  23. Tango;
    les tiene que llegar el juicio y castigo, como ya le llegó a Joe.

    Abel;
    viste como van entrelazando su defensa a las empresas de vaciadores y a la vez a los popes de la dictadura, que son en definitiva como lo mismo.

    Mancu;
    si nos habrán hecho tragar los libros "blancos" de esos tipos. Por favor.

    ResponderEliminar
  24. Es cierto, dividir entre civiles y militares es una tontería- Aqui hay que ver cuáles son los sectores sociales políticos y culturales que fueron el núcleo de la cosa

    ResponderEliminar
  25. Estimado Antonio (el Mayolero): El alemán que nos esconde cosas, (Alzheimer) no pudo borrar de mi memoria la frase "Es lo mismo fabricar acero que caramelos" dicha por Joe y sus Chicago Boys.

    ResponderEliminar