sábado, 30 de julio de 2011

Se renueva el contrato al monarca citadino y nuevos payasos se suman a la troupe

Mañana se coronará seguramente el viejo-nuevo alcalde de nuestra ciudad.
Para que ello ocurra, sumaron su amplio apoyo los comulgantes y representantes del republicanismo.
Tan asustados están por el avance de la barbarie populista que deshonraron a sus viejos partidos mismos, como en el caso de la UCR y a sus ya trajinadas "corrientes progres" como la cristalina Coalición Cínica, habiendo dejado de votarlos en la primera vuelta!
Y hablando de esta última -por si había alguna duda; además de mostrarse feliz su lidereza- hizo explícito su apoyo al Pro, el incansable Fernando Iglesias, habiendo asegurado los habrá de votar en el balotagge.
Para justificarlo, recurrió a la fundación misma del deber ser democrático, vía tomadores de la Bastilla.
Y habiendo evocado su impronta, dijo que allí quedó claro que partiendo de la fiel custodia de las incipientes instituciones, uno podía sentarse en el banquito de la izquierda o en el de la derecha y hasta ahí.
La cosa suprema era la custodia de los recintos de esos honorables banquitos.
Si bien no inventaron nada nuevo estos próceres de la Francia ilustrada, pues ya acometían esa costumbre en el senado romano y habiéndose tragado su pronta derivación en un Bonaparte (esta vez, emperador si a poco le sonaba rey), queda claro que ahí mismo -para quienes sostienen en alto la transparencia republicana, y para los que despotrican del derrotero político burgués, también- nació el peronismo y sus derivados.
No me lo imagino a Perón intentando tomar Bolivia o a Chávez ir por las islas del Caribe, pero era fácil cortarle la cabeza a una ingenua María Antonieta y no animársele jamás a Napoleón.
Donde estaban cuando él se hacía del poder, los bravos luchadores de la "libertad, igualdad y fraternidad"?
En fin; hemos crecido soportando una educación ilustrada de cuentos masones.
Pero es así, siempre han tenido las herméticas logias, voceros voluntarios que le sacan lustre a cualquier eructo que haya emanado de sus gargantas.
Si claro; han traido el progreso y armaron ciudades de una arquitectura llamativa y de avanzada como La Plata, desde su vanguardia.
Pero como conspiró esta gente, mamita, a lo largo de la historia! Y que costos ha pagado la humanidad y guay con levantar la voz para cuestionarlos en tanto te señalan sus huestes repúblicas como un alevoso bárbaro.

De allí más o menos que deban recurrir al par de únicos malos de la película de los últimos tiempos, los repúblicos modernos; llamense Hitler o Stalin.
Jamás les escuché crítica alguna a un Bush, a un Ölmert, a un Netanyahu.
Si a un Chávez, claro. Más malo, pero mucho más que los tres genocidas contemporáneos antes mencionados.
Jamás una crítica de estos buenos progres a un Mitre, asesino de infantes o algún otro "paladín del progreso".
Jamás una reflexión tipo: -Porqué será que Hitler nunca invadió Suiza? Bastión de las cuentas abultadas de los buenos repúblicos capitalistas -así bombardeen éstos, hospitales de niños desde un avión- pero que se ocupa de congelarle fondos prontamente a los nuevos malos-malos como Kadafhi.

Pero bueno, la cosa es que se ocupó de aclarar el carismático lilito que dará su voto al Pro y no a Macri.
Es que el Pro no vetó las mejores 77 leyes que la legislatura porteña hubiera generado. Lo hizo Macri, claro.
Es que el Pro no está procesado. Lo está Macri y eso es otra cosa.
Así están las cosas en la Ciudad.
La Unión Democrática renovada con los globitos de colores al aire, pasea despreocupada y sonriente por las calles; remendada mil veces porque esa es la esencia de la gestión macrista: el asfalto. Su negocio privado, pagado incansablemente con los fondos públicos.

Así es que aprovecho para acudir al gobierno nacional para indagarlo acerca de hasta cuando le vamos a seguir subsidiando los servicios desmezuradamente a esta zona norte nefasta de nuestra querida Buenos Aires, que se pasea ante nuestras azuzadas narices, tan arrogante.


.

21 comentarios:

  1. Usan el concepto de "república" para hacer justamente lo contrario. Y aquí es cuando yo insisto con el asunto de secularizar la sociedad. Porque resulta que invocan como fuente de esa república algún viscoso sentido común presente en la historia, sentido que ellos deben revelar con una hermenéutica que vaticina el axioma, la verdad revelada que solo ellos pueden elucubrar. Pero no, sostengo con Althusser que la filosofía no es búsqueda de sentido, es acción, delimitación de un real singular, tesis sobre la tesis, declaración (una declaración que pertenece por derecho al campo de la política). Se trata de buscar un mecanismo de verdad y no la justificación ideológica de la posibilidad del conocimiento. En ese sentido, secularizar la sociedad consiste en quitar del medio estos mitos findantes, para poder pensarnos como acción y posibiliad.
    Decvía también Althusser que las desviaciones del programa de transformación son desviaciones del campo de la filosofía. Y aunque no sea en ella donde se resuelven lo real, sí es el lugar específico para denominar los aciertos y los fracasos, fracasos políticos que son fracasos del propio programa. Y esos fracasos obedecen a debilidades de ese programa que se dan en el orden de la delimitación, que es donde opera la política que es filosofía. El fracaso o éxito del programa entonces, está determinado por esa inmanencia que presupone su existencia.
    Ahí hay que volver la vista.
    No hay tal república, no la hay en tanto no sea república en acto. Como la filosofía, la disolución de la serie como defiende Sartre.

    ResponderEliminar
  2. Para empezar, un daño colateral, los tipos como iglesias son nocivos, hacen mal; no solamente en términos políticos, que sería lo usual (y la razón de ser de estos bichos) sino que también hacen mal personalmente, dado lo desagradable de ocuparse de ellos y sus "definiciones".
    ¿En serio esperaba que iglesias apoye otra cosa que no sea macri?. Si son la misma porquería, el uno es portador de un alto índice de corrupción económica, más la derivada de la impostura de las buenas ondas y las patotas de la UCEP (entre tantos ejemplos de lo mismo).
    El bicho éste, iglesias, es un corrupto y de los peorcitos. Capaz que alguna gente valore que no sea chorro (o no lo descubrieron o no tuvo ocasión, que no es lo mismo que virtud), pero es un corrupto ideológico en tanto miente y tergiversa, en tanto encubre.
    ¿Qué clase de persona decente y con un mínimo de coherencia puede apoyar a un procesado por delitos graves?, ¿Qué clase de decencia, de moral es ésa?, si un delincuente me sirve para pegarle a mi enmigo, deja de ser delincuente?
    El "contrato moral" no es más que "impostura moral", una coartada mentirosa para una secta patética y profundamente dañina, de la que el mamerto éste, iglesias, es uno de sus emblemas, apenas un poquito menos ridículo y perverso que la jefa, la líder del engendro.
    En fin, uno no resiste la tentación pero habría que dejar de ocuparse de estas lacras; es darle una difusión que no merecen.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que los porteños me dan pena y bronca. Y bueh! que se terminen de freír en su salsa. Me entero vía Twitter que en éstas horas militantes de Proyecto Sur están por Parque Patricios visitando casa por casa para las internas de agosto y que les dicen a los vecinos que mañana voten en blanco.
    Otros de los que llaman al voto en blanco son los del Frente de Izquierda. Para la izquierda trostka no existe ninguna diferencia entre Macri y Filmus, pero eso sí, el rastrero Jorge Altamira no se privó, en una entrevista que le realizó el diario Tiempo Argentino, de rogar votos provenientes del kirchnerismo. Dijo: “A los que quieren defender el modelo, que voten a Cristina y para abajo a nosotros”.
    Te mando un saludo.

    PD: El domingo no prendo la radio para saber el resultado, y si veo tele buscaré algún canal de películas en el que den una de terror para relajarme un poco, porque la realidad a veces es más terrorífica de lo que se puede ver en tv.

    ResponderEliminar
  4. Dormi;
    usted da en la clave. Y prolonga el suceso a la filosofía para mi sorpresa, apuntando a esa pauta que declama por la acción más allá de la búsqueda de sentido. Confieso que me quedé en éste último objetivo por lo que voy a acometer una revaluación de la cosa.

    Ram;
    fijese que los radicales mismos resignaron el voto a su propio partido, apurados y cagados como están por la "penetración populista" en nuestra inmaculada ciudad.

    Abel;
    esa mezcla de pena y bronca, más su confluencia en esta salsa que estamos cocinando los porteños, necesariamente va a derivar en algo medio monstruoso en un futuro próximo. Tipo; -"Yo no lo voté", hacia Menem, en su momento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Es logico que suceda ante la dalta de una cosntruccion solida que permita politiozar a una sociedad proifundamente despolitizada por el neoliberalismo , es claro que los payasos y famosos tienen mayor exito electoral . Como decia una compañera , habria que pensar cuantos de los votos de Maria Eugenia Bielsa fueron por su hermano el ex DT de la seleccion ?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Se me escapan las declaraciones de Fernando Iglesias. No creo además que puedan tener repercusión alguna en la elección.

    Offtopic, me parece que dentro de poco vamos a tener que pelear por un significado diferente al de populismo. Me parece que se viene el liberal-populismo en los años venideros.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Javier;
    más que lógico.

    Ricardo;
    las hizo en el programa del Gato Sylvestre, pero si son irrelevantes. Es más significativo todo el conjunto repúblico, eso si, en la misma dirección.

    ResponderEliminar
  8. Acuerdo con lo que plantea Ricardo, la necesidad de debatir un concepto de "populismo", si es que pensamos incluír en esa categoría política a este modelo. La palabra populismo ha sido demasiado manoseada y está preñada de elementos peyorativos. Por ahí leí a Roberto Felleti plantear los límites y los desafíos de tal categoría y tira varios elementos para alcanzar una definición en serio.
    Contrariamente al tinte peyorativo que se dá al populismo, la categoría "republicanismo" goza de un prestigio desmesurado en los tiempos que corren. Es así fácil escudarse en la República, pero no nos olvidemos que esa forma de gobierno no incluye en sí misma ni a la democracia, ni a la justicia social, ni a la participación popular, ni siquiera al igualitarismo. Podríamos perfectamente concebir una república sin democracia, o una república con voto calificado, o una república donde sólo participen de la vida institucional aquellos que posean una determinada renta anual. Conceptualmente es perfectamente posible, aunque suene anacrónico. ¿A esos tipos de república se referirán los repúblicos argentinos?

    Fuera de tema, publiqué una nueva entrada y no se actuliza en los blogrolls. ¿Alguien sabe que puede pasar? Si me pueden dar una mano, por favor mándenme un mail.

    ResponderEliminar
  9. El problema no es tanto Fernando Iglesias. Más o menos esperable su postura. El problema es que el sentido común (en el peor de los sentidos)es explotado por la derecha en todos los estratos sociales y ha tenido éxito, por cierto. El "animalismo" es el camino más fácil: La derecha lo propone, mucha gente lo apoya(de ahí el -bien fundamentado- asco de Fito). Y el pueblo sí se equivoca. Los seres humanos nos equivocamos, y el pueblo no es más que un conjunto de seres humanos. No nos confundamos: No sólo en zona norte votaron a Macri. Esta lucha recién comienza y es de las más difíciles: Material pero fundamentalmente, simbólica.

    ResponderEliminar
  10. Muy acertado, Rucio.

    Uyy los quilómbos técnicos de este sistema me superan; pasa cada cosa... el que sabe mucho del tema es Luis Quijote, te sugiero consultarlo.

    ResponderEliminar
  11. Aclaro: El pueblo es mucho más que un conjunto de seres humanos (las solas relaciones entre ellos ya superan esta condición), pero también es un conjunto de seres humanos. Eso es lo que quise decir. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno el post Daniel. De alguna manera venimos reflexionando sobre cosas parecidas o incluso las mismas como el concepto de república y el bastardeo de que es objeto. En realidad creo que es un concepto digno de un museo si existiese.
    Muy de acuerdo con el comentario, por llamarlo así, porque es casi un post en si mismo, de dormidano. El objetivo de la reflexión debe ser la acción sin ninguna duda. La noción de verdad es un pantano lleno de cadáveres.
    Entre tus entradas y los comentarios tenes un buen lugar de reflexión muchacho!

    ResponderEliminar
  13. Lo bueno es tener en claro que el binestar de la gente de la CABA no es por Macri. No jodamos!, es por el gobierno nacional que el señor pelado de pulover escote en v ,lentes de fino marco dorado y auto último modelo, que se dirige a su fabrica en el conurbano o a su comercio ,está como está de bien.
    A Macri lo buscarán para el asfalto, pero casi totalmente segura que para la cosa seria, mal que les pese, va Cristina.

    ResponderEliminar
  14. Para darle una ayudita en su campaña PRO-úlcera, le acerco una cosita de más temprano, el inefable pino, aportando un nuevo "concepto": "Nadie puede quejarse de campañas sucias", así TN tiene con qué matizar la programación, usted y unos cuantos nos asqueamos y el jovato asqueroso suma una nueva perla; su antikirchnerismo es impermeable hasta a los delitos.
    Bellísima gente, no?.

    ResponderEliminar
  15. Gracias Profe; siempre tan generoso en tus conceptos.

    Paola;
    el jueves estuve repartiendo folletos y haciendo campaña en una mesa y exactamente lo que comentás era en lo que acordaban todos los compañeros. Esa es la idea que debería haberse puesto como prioridad de discurso en la campaña.

    Ram;
    eso dijo? ya está enterrado ese tipo, por favor.

    ResponderEliminar
  16. Es lamentable que ni "Ricardito" haya entendido lo que dijo su padre en el video publicado sobre la derechización.
    Hacerle el juego al grupo de rejuntados es suicidarse. Lo pagarán en los años venideros, cuando los ciudadanos ENTIENDAN un poco más, y tenga plena vigencia la Ley de servicios de comunicación audiovisual (o Ley de medios).

    PD: Ya nos comunicamos con Rucio.
    Agradezco el elogio y lo corrijo, Daniel.
    Con lo que sé puedo llenar una libretita. Con lo que ignoro, ¡varias bibliotecas!

    ResponderEliminar
  17. Vamos Luis, que si no la tenés clara vos, que nos queda a nosotros; jaja.

    ResponderEliminar
  18. ¡Pare la moto, Daniel!
    ¡Me hizo sonrojar!
    Abrazo EN SERIO.

    ResponderEliminar