lunes, 1 de agosto de 2011

Algunas consideraciones a futuro inmediato


Digamos que el fuerte de los subsidios se mantiene con las retenciones, mayormente a la soja.
La característica progresista de los mismos, reside en el hecho de que un laburante pague la cuarta parte de lo que le saldría un boleto de bondi con este aporte del Estado.
El Estado le coloca entonces a un trabajador que viene del conurbano a desempeñar sus tareas en Capital, unos buenos mangos en el bolsillo.
El problema es que el laburante de Córdoba recibe menos, principalmente en el tema de la luz y el gas, donde el porteño es altamente beneficiado.
Necesitamos se transfieran mejor los fondos. Se le quite a la zona norte de Capital y se envíe ese dinero por ejemplo, a contener más aún el costo de la garrafa para quienes no cuentan aún con redes de gas. Necesitamos mejor, se construyan más redes de gas.

La ortodoxia dice que el subsidio es de hecho inflacionario, pero el Estado no emite necesariamente como vemos para extenderlos. Si dejamos al descubierto las tarifas, en cambio; el laburante debe resignar parte de su dinero, por ejemplo, el que dedica a esparcimiento para enfrentar la brutal suba de un servicio que le es indispensable.

La industria también está en gran parte subsidiada y si quitamos ese estímulo, puede ir mucha gente a la calle. Y a nada teme más un ciudadano que a la falta de trabajo.

Baja de retenciones / Quita de subsidios / Achicamiento / Desocupación; es el peor panorama que puede ofrecerse y el más rechazado de hecho.
Y el paso al ajuste sistemático.
Pero necesitamos que la industria se cualifique y que no descanse en este estímulo.
La prórroga de la Emergencia Ocupacional Nacional se extiende hasta fin de año. Y habrá que ver como juegan de ahí en más los Repro.
Hay que persuadir al industrial que no cuenta con mejor estímulo que el ensanchamiento de la demanda. Y eso es logro de quien la contempla, en apoyo a la producción; para mostrarle del otro lado del mostrador, que el estímulo de demanda es a todas luces más genuino.
Hay que exigir al industrial se siente con responsabilidad a la mesa tripartita, persuadiéndolo de su responsabilidad en el proceso inflacionario que cierra para el caso su propio horizonte.
Hay que exigir a cada sector una capacitación consecuente de todo trabajador considerando centros destinados a tal fin que redundarán en una mejor valoración de lo logrado, para una puesta en valor de conjunto.
Siempre por una idea colectiva y solidaria, por encima del mero concepto de intercambio de mercancía donde la cultura dominante incluye con criterio cosificante al factor humano.
Vaya a saber porqué a la obra de un trabajador de la cultura, por ejemplo, se la pasó a llamar "producto".
.

6 comentarios:

  1. El gran desafío: Utilizar la agroexportación como una oportunidad para dejar de ser agroexportadores. Se ha hecho bastante en este sentido (hoy en día alrededor del 34% de las exportaciones constituyen, de una manera u otra, manufacturas), pero es cierto que falta mucho todavía. Y ningún dirigente podrá hacerl sólo. Únicamente la colaboración de ciertos actores sociales puede llevarnos a pegar el salto indispensable y definitivo.

    ResponderEliminar
  2. Vos decís: "Necesitamos se transfieran mejor los fondos. Se le quite a la zona norte de Capital y se envíe ese dinero por ejemplo, a contener más aún el costo de la garrafa para quienes no cuentan aún con redes de gas"
    Si se hace eso, enseguida van a salir a patalear que es una especie de venganza de la presidenta a los capitalinos porque el FpV perdió en ese distrito.
    Se podría hacer pero no en lo inmediato, y de hacerlo, llevarlo a cabo de manera paulatina.
    En lo demás, estoy totalmente de acuerdo.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Si pensás que la baja de retenciones y las consecuencias que decís son la peor expectativa, qué decir entonces de los que están proponiendo su eliminación paulatina y (para no desequilibrar) sustituirlas por endeudamiento externo.
    Otra cosa más, en base a fondo solidarios (federalización de los ingresos por retenciones) los municipios del interior hoy están financiando la gran mayoría de la obra pública ¿que tal?

    ResponderEliminar
  4. Ni hablar, Rucio. Y lo dicen con convicción. Eso si que es peligroso sin joda.

    Cosme; ese es el camino para integrar definitivamente campo-industria. Y terminar con los dos-países y el atrincheramiento histórico de todos los garcas en el sector de la exclusión y la apropiación de la gran renta.

    Abel; lo hacemos después de octubre, pero hagámoslo.

    ResponderEliminar
  5. Correccion no se puede decir nunca que un subsidio sea inflacionario , es ridiculo decir eso .

    La derecha lo que dice de los subsidios es que bajan la productividad de la economia y fomentan la ineficiencia .

    Pero lo mismo piensan de una sociedad igualitaria porque reduce los incentivos para consumir y ser mas que el semejante . Digamos como decia Evita que asi nace la beneficiencia para que el rico se sienta superior al pobre y asi lave su conciencia al mismo tioempo que goza de florarse frente al que no es de su tipo

    Lo basico es que si el sistma economico no esta dispuesto en funcion de mejorar la vida de todos y lograr mayor igualdad la verdad es que esta pensado en contra de la propia sociedad.

    Cuando Alfonsin en su spot habla de que crezca la economia esta otra vez apelando al derrame ? Otra vez van a volbver con esa cantinela ?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Javier;
    en los foros liberales dicen exactamente eso:
    -que es inflacionario.
    Así, sin vueltas.
    Y si, todos los opositores hoy por hoy están montados en la "lógica liberal".

    Abrazo.

    ResponderEliminar