martes, 25 de octubre de 2011

Ah, la "hegemonía". Una nueva cantinela para seguir rompiendo la paciencia





Kovadloff:
"Falta en la Argentina una conciencia más clara de que las investiduras representan instituciones y no temperamentos. El riesgo de ello es que cuando desaparece la figura hegemónica se debilita de nuevo la institucionalidad del país. Estamos enfermos, como sociedad, por falta de instituciones"
.
Lo que traducido viene a ser:
-"Cuando pase este aluvión de emociones desbordadas que aúnan una pelota hegemónica a la que lo único que le interesa es el poder por el poder mismo -llamado kirchnerismo-; todavía, nos van a dejar el campo democrático arrasado y vamos a tener que volver a recrear las instituciones desguazadas por ésta enfermedad".
.
Esto desespera a los apasionados defensores de "la república", que lloran hoy lágrimas de sangre en los medios, por el "peligro del avance hegemónico del régimen kirchnerista"; "crucial enemigo de la democracia"
.
Santiago del Estero, a nivel porcentual, le dio a Cristina los mayores índices de adhesión en todo el país, con 11 distritos por encima del 90 %.
Los principales fueron:
.
Figueroa: 94,61 %; el mayor de toda la Argentina.
Atamisqui: 93,74 %
Jiménez: 93,48 %
San Martín: 93,35 %
Pellegrini : 90,87 %
Salavina: 92,84 %
Guasayán: 92,66 %


Según Gramsci;
El poder de las clases dominantes sobre el proletariado y todas las clases sometidas en el modo de producción capitalista, no está dado simplemente por el control de los aparatos represivos del Estado, pues si así lo fuera dicho poder sería relativamente fácil de derrocar (bastaría oponerle una fuerza armada equivalente o superior que trabajara para el proletariado); dicho poder está dado fundamentalmente por la "hegemonía" cultural que las clases dominantes logran ejercer sobre las clases sometidas, a través del control del sistema educativo, de las instituciones religiosas y de los medios de comunicación. A través de estos medios, las clases dominantes "educan" a los dominados para que estos vivan su sometimiento y la supremacía de las primeras como algo natural y conveniente, inhibiendo así su potencialidad revolucionaria.
.
Hay que leerlo bien muchachos, antes de abrir la bocaza y utilizar con tanta facilidad hoy por hoy, la palabra "hegemonía".
.
Para las próximas elecciones recomendamos arengar a los potenciales votantes para que voten a otros.
"NO NOS VOTEN", sería la consigna.
Así Santiago Kovadloff y Tomás Abraham se calman los nervios.
.
Cualquier acumulación de poder es aplaudida por globalizadores y liberales que siguen vendiendo humo en tanto la mentira absoluta de la aplicación de su credo así como está, tan prolijamente escrito en sus manuales.
Vivimos en este sistema, jodido como es y hacemos lo que podemos para volverlo mas justo HOY.
Y no en una dimensión dibujada donde los puros reniegan de los incivilizados que se rebelan a adaptarse.
.

16 comentarios:

  1. Yo propongo crear un gobierno que tome medidas para que la gente sea infeliz, que no haga campaña y que no pretende ningun tipo de poder. Ahi llegaremos al republicanismo de una vez por todas (?)

    ResponderEliminar
  2. republicos antidemocraticos
    democraticos antirepublicanos

    ResponderEliminar
  3. Las investiduras representan instituciones, no temperamentos". Ay, la filosofìa....

    ResponderEliminar
  4. Kovadloff no es "la filosofía" y el término "hegemonía cultural" no lo usan en el sentido de Gramsci en el cual no está aislado de los otros factores reales del poder, sino en el sentido mucho más fuerte de Beatriz Sarlo, como el gran Explicador (la palabra sería explicans) de la realidad. Son los que afirman que la "batalla cultural" (por la hegemonía) constituye la "madre de todas las batallas" con lo cual quieren decir (tesis fuerte) que los discursos crean la realidad la tesis de Gramsci no es esa es una tesis más débil en la cual el aparato de dominación material se legitima mediante un aparato de dominación cultural. cabría responder, si fuese así bastaría ganar la disputa a nivel de los discursos para que la disputa a nivel de los poderes fácticos se resuelva de manera definitiva. Claramente no es así, a lo sumo te encontrarás en mejores condiciones para negociar con ellos, que es lo que hoy está ocurriendo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando más hablan, más la embarran, aún no cayeron estos gorilas que el pueblo ya no les dá lugar.Cada vez más arrastrados los que se proclaman "intelectuales".

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno. Y estos tipos desbarrancan cada vez mas alejandose de la realidad.
    Me sorprende que, (salvo la demente ballena naranja) el resto de los loosers politicos dieron discursos tranquilos, incluso Duhalde (claro que con 50 clonazepam encima, hasta él parece Farinello).
    Pero Abraham, Kovadloff y Caparros -en ese caso, se superó como nadie- están cada vez mas sacados en sus roles de 'intelectuales'.
    Ok, se tiene que ganar el sueldo y el espacio en pantalla y ven venir nubarrones negros en ese sentido.
    Pero esto es como mucho, la verdad. Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Kovadloff sale en cualquier momento con que Kirchnerismo y democracia son incompatibles. Su línea argumental lo lleva a eso. Es más creo que lo escribió así y alguien en La Nación le pareció demasiado....por ahora.

    ResponderEliminar
  8. El viejo circuito gorila: piden democracia republicana, les rompen el orto por paliza y hablan de hegemonía.

    Patria o Antipatria!

    ResponderEliminar
  9. ¿Que le pasa a este tipo? Es increíble que se ponga a la misma altura que Carrió.¿Esta enfermo como ella?No puede pretender que alguien a estas alturas lo pueda tomar en serio.Que mal les pega la vejez a algunos, y parece que cuanto mas llena tienen la cabeza de sofismas autocomplacientes,peor.Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Si gringo, acabo de leerlo y opino lo mismo. Debe cobrar en la misma ventanilla en AV. COLOMBIA 4300.
    http://spanish.argentina.usembassy.gov/embassy_info.html

    ResponderEliminar
  11. La cuestión, con estos pseudo intelectuales es, para mí, muy simple; les jode la "hegemonía" porque no es la de ellos, no soportan que a su mundito armado y a su hegemonía indiscutida les haya salido competencia, para peor, populachera y de modales poco académicos y donde la suya deja de ser palabra autorizada, respetada y obedecida.
    Viéndole la caripela al kovadlof éste, o al abraham, les jode tanto como si le hubieran publicado una foto donde aparecen con zolcillonca fucsia con pitas amarillas. Y al final, son tan serios que con un par de pasajes y una mención para honrarlos, estaban en precio para ser K (y lo admitió tomasito, no es chicana mía).
    Se me ocurre que hay que empezar a despejar todas las telarañas de estos bichos - la "hegemonía" que los vuelve locos, como la "demagogia" y el "populismo" que los desesperan están en relación directa con el aumento de la autoestima y la calidad de vida de millones de compatriotas.
    Hablan de tradiciones y paraísos "republicanos" que nunca vimos, si la norma fue la ley del gallinero, donde la gallina de arriba cagaba a la de abajo; gallina de uniforme o de armani, siempre fue así y a estas virgencitas impolutas no les importaba, estaba su quintita, su público y su prestigio; el resto, que se haga zurcir.
    Eso cambió y el espejo, que es el país, les devuelve la peor imagen, una colección de viejos chotos, renegando y chillando en estéreo y nadie dándoles bola. La vanidad y la buena platita, como buena explicación de su actual "militancia" a favor de los mismos intereses que alguna vez los tuvo "en la vereda de enfrente".
    Si un país elige privilegiar su calidad de vida, su trabajo y los intereses del conjunto es democracia y republicanismo en serio.
    Los viejos/as chotos/as, de cacatúas reaccionarias no pasan. (también pueden ser "KKtúas", si sabemos a quienes van a culpar)

    ResponderEliminar
  12. Era uno de los pocos que escribía aburrido en la Revista Humor.

    ResponderEliminar
  13. Felicito la cita de Gramsci. El tano también decía que había que reconstruir el sentido común de la clase subalterna, cosa que a todas luces está ocurriendo.
    De otra forma lo del domingo es inexplicable.
    Como escribió Diego F en "Mundo Perverso" refiriéndose a Cobos: el vice dijo que la historia lo iba a juzgar. Y lo ha hecho, a él y a todos los que le hicieron el coro. ¡Y de qué forma!

    ResponderEliminar
  14. Sucede que siempre hay hegemonía. Y hoy en día, la que fuera ayer contrahegemonía, le está disputando el poder a la hegemonía que nos arruinó durante décadas. El citado amanuense habla como si en los "estados democráticos" que el admira el poder hegemónico no existiera.
    A recursar Gramsci I, II, y III, Kovadloff!

    ResponderEliminar
  15. Si bién como dice el profe : Kovadloff no es "la filosofía", veo en los filósofos opositores una tendencia a sanatear de manera algoengorrosa, para poder hablar mucho diciendo poco y nada.
    La cita de Kovadloff me recuerda cuando en Tandil Beatriz Sarlo se mandó una charla impresionante sobre el significado de que un cuadro titulado "la muerte de Icaro" si mal no recuerdo, no tuviera al propio Icaro retratado. Al terminar la charla un asistente le pide que vuelvan a poner la imagen nuevamente, y le indica que en un sector del cuadro se estaba ahogando el pobre Icaro, lo que a mi entender demostró cabalmente que la Sarlo mas que inteligente es chicata.
    Leo la cita de Kovadloff y tu traducción, y me prece que tradujiste el espíritu de la misma, pero si te atenés a lo escrito, en realidad no dice prácticamente nada. Como esta cita no se refiere a una producción artística sino intelectual, no creo que sea correcto interpretar lo que quiso expresar, sino analizar lo que efectivamente expresó, y por eso me hago eco de lo que dijo Jorge.

    ResponderEliminar
  16. Si; más que interpretación es una ironía, porque me tiene podrido esta raza de "pensadores".

    ResponderEliminar