domingo, 16 de octubre de 2011

Madres


La de ayer fue una noche agradable.
En el barrio aumentaron de golpe los afiches de Cristina
Viéndolos, tuve la sensación de que ella era hoy como una madre para los argentinos.
Esto no tiene una explicación racional.
Es un registro. Aparece solito y vaya a saber porque, se representa el mensaje.
Al toque uno puede desmenuzar el caso, pero no tiene sentido ya que el registro existió y por algo, en algún lado de la interioridad pegó.
Se dice que un pueblo que caracteriza a sus líderes por su ascendencia es un pueblo inmaduro.
Pero no parecen ser muy maduros que digamos, los pueblos que carecen de líderes carismáticos.
Estas no son cosas estancas, ni tampoco se prolongan en su atmósfera.
Esto es un clima al que uno accede, de golpe y circunstancialmente.
Vaya a saber que evoca la conciencia en un rapto que nos conduce a esa sensación.
Y si se trata de una sensación placentera, agradable, cuál es el problema?
Lo que pueda interpretar o racionalizar un resentido?
Para qué? Uno vive con sus climas internos y finalmente va acudiendo a la cabeza para conducirse.
Uno no es un idiota tambaleando por la acción demagógica del populismo que lo atrapa en sus vaivenes.
Pero uno tiene que saber desde que emoción le hablan quienes critican.
Si lo hacen embargados por la negatividad, nada bueno puede salir de allí.

Resulta que Eva fue como una madre de los argentinos.
Cómo podía asumir semejante lugar una mujer tan joven?
Estas cosas funcionan a partir de lugares internos donde determinados resortes pegan en aquellas emociones que ayudan a la gente a movilizarse en función de sus mejores inquietudes.
No hay nada “peligroso” en ello como quieren vendernos los “analistas”; huérfanos de toda posibilidad de entender lo colectivo en la acción política y social.
El individualismo que toma absoluta distancia de estas cosas, no ha construido nada bueno en el mundo.
Qué nos pueden mostrar como ejemplo, montados en la crítica del hacer colectivo al que refieren despectivamente como populismo?
Qué mejor entienden la realidad? A que mal se han anticipado alguna vez, siendo que sistemáticamente son los pueblos víctimas de los males que origina su hacer político y económico?

El alma tiene sus leyes. Lo interior. El corazón. Y no son mejores ni peores que las de la razón.
Simplemente existen. Están ahí. Hablan con su idioma.
Y nos proporcionan un alimento único.
La Patria Madre.
La Tierra Madre.
La Líder Madre.
Si algunos se basaron en ellas para proyectar su odio. Para naturalizar la peor de las connotaciones que se les puedan dar, no es nuestra culpa. No nos sintamos afectados.
Cristina suele decir que hemos recuperado la palabra "Patria".
Y claro, nos habíamos creido que era propiedad de los fachos, de los milicos asesinos, conservadores y liberales. De la derecha.
Entre las últimas embestidas de esa derecha, está la que llevaron contra las Madres de la Plaza.
Lo que también es una pretensión de arrancárselas al Pueblo.
Arrancárselas de su alma cuando no saben como funciona ese alma.
Cuando desconocen como y porqué late su corazón.

He hablado con algunos funcionarios y referentes del Gobierno. Ahí, en la calle.
Fuera de las caracterizaciones que le hacen los medios, son tipos realmente comunes.
Algunos te tocan, te palmean, te saludan, conversan con la naturalidad de alguien que conocés de toda la vida. Te dan bola en lo que le planteás y sentís que lo hacen de verdad.
Cristina podría ser una amiga. Compartimos épocas, solo tengo unos años menos que ella.
Lo de la “Madre” no es específicamente para mi.
Pienso en los chicos y los jóvenes que van a crecer de otra manera.
Nosotros estuvimos embargados por muchas necesidades; de las del cuerpo y más que nada, de las del alma.
Posiblemente ellos la sientan como una madre. En eso pensé cuando racionalicé ese sentimiento que me tomó. Que en realidad no iba dirigido a nadie en especial.
Allí, donde se sienten esas cosas uno no tienen edad.
Si existe la trascendencia, que edad tiene uno de trascender?
Hay lugares del alma donde todos tenemos esa edad vaga y difusa, única, que nos ubica un poco fuera del tiempo. Lo que trasciende es lo que escapa al tiempo, justamente.

Hoy hay un tiempo concreto que quien sabe como se proyectará en un futuro.
Que quién sabe como se verá desde un futuro hacia acá.
Lo estamos haciendo y el que no hizo en este tiempo más que quejarse y reclamar por algo supuestamente mejor, advertirá en ese futuro, que solo fue un espectador de lo que una gran parte de este lugar en el Mundo supo construir.
Será una pena.
.

14 comentarios:

  1. mas que una madre, yo a cristina la veo como una hermana mayor.Son sentimientos,que se yo.

    ResponderEliminar
  2. Si. Yo la veo en realidad como una compañera.
    Ese sentimiento es un registro fugaz y como tal se puede aplicar mas bien a los pibes jóvenes.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Daniel, realmente me gustó el análisis, para los que estábamos medio huérfanos en el devenir político, Nestor y Cristina , en ese aspecto, cumplieron el rol a la perfección, no solo para los jòvenes Cristina tiene esa figura maternal, te reta y te abraza, te alienta y te acompaña, a recogido bajo su "protecciòn" a una variada gama de edades, condiciones sociales y pensamientos

    ResponderEliminar
  4. Supongo que sí, por una cuestión de edad en mi caso la siento un poco como una madre. Pero me parece que su figura abarca más que eso: ella es admirable como política y como mujer.Porque además de ser una líder política talentosa es una mujer inteligente, bella, y de un gran valor y fortaleza espiritual...
    Pero los liderazgos siempre tienen un componente emocional: no existe una identificación puramente racional, y los que predican el individualismo extremo incapaz de identificación alguna olvidan que esa fingida autosuficiencia tampoco es del todo racional y se basa en parte en un desprecio hacia el prójimo.

    ResponderEliminar
  5. Esa conclusión tuya, Iris, apunta justo a lo que quería transmitir, mas que bien. Lo complementa acertadamente.

    ResponderEliminar
  6. estemm, una madre...no, la verdad que no, puede que ver a una mujer diez años menos que yo como madre es un poco exagerado aunque tengo con la figura de Cristina un fuerte apego
    ¿hermana mayor ? tampoco.
    La prefiero como una compañera que la tiene más clara por muchas razones.
    Y aparte , Madre hay una sola caracho y la mia era de fierro
    Nadie se atreva a tocar a mi vieja

    ResponderEliminar
  7. Y Bilardo vendría a ser como el padre de todos los Pinchas, Nando (?).

    ResponderEliminar
  8. Yo la veo como compañera...
    Esas que en la escuela eran capaces de quedarse sin recreo para explicarte una subordinada pero, llegado el momento de la prueba, luego de preguntarte si la tenías clara, no te soplaba nada!!! Derecha la compañera!!!!
    Yo la votaría como mejor compañera.

    ResponderEliminar
  9. ¿Bilardo? ni en pedo, en principio tiene mas o menos mi misma edad,todos ellos, Malbernat era del barrio y alguna vez he coincido en algun bailongo con Pachame.
    Pero de ultima yo soy pincha desde antes del 65...bien sufrido

    ResponderEliminar
  10. Que cinco, Pachamé! de los que no quedan.

    ResponderEliminar
  11. Los que no comprenden el papel de la emoción en la política son los que quieren un pueblo manso, indiferente a los abusos porque desean mantener su dominación. La emoción, sin embargo, es como todo sentimiento, bastante poco selectivo, quiero decir que es un arma peligrosa en manos de un líder como Hitler, Mussolini o Franco. Pero en nuestros líderes, Perón y Evita, Néstor y Cristina, es el combustible, la energía, para el cambio, despiertan los mejores sentimientos. No llegué a sentir la emoción con Evita. Si pude vivirla con Perón y también con Néstor y ahora con Cristina. No lo(se) puedo explicar. Con los años uno, por lo menos yo, es más propenso a las lágrimas, no les puedo decir las veces que los Kirchner me han hecho llorar y por lo que pude ver no me ocurre a mí solo. Sin esa emoción que nace de ellos y te(nos) despierta no podría(mos) estar viviendo la increíble época que me(nos) ha regalado la vida.

    ResponderEliminar