sábado, 19 de noviembre de 2011

Gracias a que ella lo trajo al mundo, tuvimos tantos momentos de alegría los que amamos el fútbol



5 comentarios:

  1. Me entero por vos. Pobre Diego. Un bajón.

    ResponderEliminar
  2. Recién me entero...
    feo, feo... Lo quiero "al Diego" y me duele su dolor...

    ResponderEliminar
  3. No sé más que decir. Pobre Diego.

    ResponderEliminar
  4. Qué grande la Tota.
    Me acordé de esa historia de las milanesas que cuenta siempre el Diego.

    Si sieve para algo, gracias y fuerza también.

    ResponderEliminar