viernes, 18 de noviembre de 2011

Sobre la pena de muerte


En el anterior post se suscitó -como cada vez que la sociedad experimenta un crimen aberrante como el de Tomás- la crucial discusión sobre el tema de la pena de muerte.

El Estado chino envía a la familia del sentenciado a la pena de muerte, una factura donde debita la bala que fuera utilizada en la ejecución.
En Estados Unidos, los familiares de las víctimas del sentenciadoo tienen derecho a presenciar su ejecución en un pretendido acto cúlmine de reparación del hecho.
Si se asumiera qué emociones motivan estos episodios, podría decirse que en el primero prima la soberbia de arrogarse toda facultad de acción sobre una supuesta pertenencia de toda vida sobre su jurisdicción y control.
Y en el segundo; la venganza disfrazada de ropaje civilizado que afirma por igual esa pretendida pertenencia.

El Estado es una creación humana, donde aspiramos quienes creemos que ningún ser humano debe estar por encima de otro ser humano, se plasmen las mejores concepciones para su realización social.
No lo equiparemos entonces, a los peores móviles de la conducta humana, teniendo a mano la opción del debate y la racionalidad que conducen a legislar sobre esas conductas.
Esto es; la arrogancia y la venganza, en una mirada mezquina y retrógrada sobre el supuesto de "hacer justicia".

Llamémonos a superar la concepción prehistórica en la que aún estamos inmersos y empecemos a escribir la verdadera historia del ser humano.
Esa visión que nos condiciona a leyes de la naturaleza que supuéstamente nos gobiernan como si habitáramos una selva animal.
Esa que justifica nuestro comportamiento en función de esas leyes que desde los confines de los tiempos intentamos superar. Porque modificamos esa naturaleza en lo que nos caracteriza precisamente como humanos.

Albert Camus, desde su visión existencialista, es decir, la que postula:
-"que no hay una naturaleza humana que determine a los individuos, sino que son sus actos los que determinan quiénes son, así como el significado de sus vidas".

Desde esa visión que compartimos, decía:

"Una ejecución no es simplemente una muerte. Es tan diferente de la privación de la vida como un campo de concentración es diferente de una cárcel. Le añade una regla a la muerte, una premeditación pública conocida por la futura víctima, una organización que es en sí misma la fuente de sufrimientos morales más terribles que la muerte. La pena capital es el más premeditado de los asesinatos, al que ningún acto criminal, por deliberado que sea, puede compararse. Para que hubiera una equivalencia, la pena de muerte habría de castigar a un criminal que haya avisado a su víctima la fecha precisa en la que lo habría de matar horriblemente y que la haya confinado a su merced durante muchos meses. Un monstruo así no existe en la vida privada.
Las represalias están relacionadas a la naturaleza y al instinto, no a la ley. La ley, por definición, no puede obedecer las mismas reglas que la naturaleza".
.

26 comentarios:

  1. Esto de la pena de muerte es un caballito de batalla que los hijos de puta de siempre utilizan para manijear la opinión pública.
    Con cada crimen aberrante no va a faltar la voz que reclame esa "solución", amplificamos esa voz y armamos el "debate", donde por mágica casualidad lo que se termine debatiendo será el gobierno (el que sea, no sólo éste) el culpable, responsable, que "no hace nada" y, la sociedad, pobrecita, obligada a esconderse bajo la cama.
    A mí me parece bien la pena de muerte, aunque digamos que con ciertas condiciones, por ejemplo, yo incluiría a cierto roedor que con el cuentito de "ramal que cierra, ramal que para", condenó a muerte a un sinfín de pueblitos y a más de uno a la muerte, la de verdad, por anticipado.
    También se la extendería a algún pelado, cordobés y ex ministro, que también hizo su aporte al jolgorio de los cementerios.
    O sea, matemos a los delincuentes obvios, pero no nos quedemos ahí, lo hagamos extensivo a los que matan con la birome.
    No sé por qué pero sospecho que a mi propuesta, los mismos que piden la pena de muerte a gritos, la encontrarán "excesiva". ¿Será que todas las vidas que se perdieron gracias a esas bellas personas eran menos vidas que la de este pobre chiquito?.

    ResponderEliminar
  2. Usted dice; que por ejemplo Mirtha Pérez pida la pena de muerte para Patti y Cecilia Pando para Videla; ya que viven pidiendo airadamente la pena capital para los delincuentes.
    Lo que pasa es que se olvidan las chicas, de tan emocionadas que están.

    ResponderEliminar
  3. Estoy en contra la pena de muerte, no soluciona nada y está comprobado en los países que la aplican.
    Sí estoy de acuerdo de incrementar los años de prisión, no puede ser que a un tipo pena perpetua le signifiquen 25 años y salgan por el dos por uno, buena conducta, etc. a los 10/12 años- Las penas deben ser mayores en los crímenes aberrantes, mínimo 50 años y a cumplir totalidad, las leyes deben ser revisadas y no dejar las actuales donde por un lado te condenan y por el otro te absuelven. Como se dice vulgarmente hecha la ley hecha la trampa. ¿Será que los que las hacen se las preparan para ellos, por si las moscas, viste?

    ResponderEliminar
  4. Está muy bien tu acotación, Roberto. Porque esa es una preocupación que transmitía un amigo en el post anterior y justamente, el que tipos que asesinan en forma aberrante salgan rápido, motiva a confusión y desagrado cuando siempre es mejor que estemos clarificados en semejantes temas.

    ResponderEliminar
  5. Sabíamos que iban a largar esta tremenda imbecilidad de la pena de muerte. Como tigres cebados, se aprestan a lanzarse sobre cualquiera con tal de saciar la sed de venganza.

    De todas maneras, tengo una visión crítica de absolutamente todo lo que gira alrededor de episodios como este.

    ResponderEliminar
  6. Está muy bien Ricardo, como decía, tener las cosas claras en estas cosas donde los reaccionarios que están agazapados aprovechan para lanzarse.

    ResponderEliminar
  7. Disculpe la reiteración, pero me parece que este post suyo se presta más para mi comentario anterior, que repito aqui. De todas maneras aclaro que no significa una defensa de la PDM, sino más bien una aplicación rigurosa de las leyes actuales : RIGUROSA ¿si?. Pego coment anterior

    No sé,...todo es muy confuso para mí con mi escaso entendimiento. Siempre defendí los derechos humanos, el derecho a juicio justo, aplicación de las leyes, etc. Ahora, cuando veo el grupo de tipos que están procesados por el caso Candela,por ejemplo, entre ellos uno que a los 19 años había matado a un policía y hoy con 31 está libre y sospechado de haber seguido matando..."ya pagó por lo que hizo", dicen ¿...?. Frondoso prontuario ¿qué es eso? ¿cómo un prontuario puede llegar a ser "frondoso"? ¿qué pasó? ¿mató, salió, volvió a robar, volvió a salir, traficó drogas y asi? ¿y qué hay que esperar, que ese tipo se recupere para la sociedad y pase a ser una carmelita descalza? ¿y los muertos que fue dejando en el camino qué?. Acá estamos, casi seguro, frente a un tipo que para "lastimar a la madre" porque no le daba más bola LE MATÓ A PALAZOS AL HIJO DE 9 AÑOS...¿qué hacer? ¿lo recuperamos para que en 10 ó 20 años sea un ciudadano respetable y camine por la calle, tenga una vida ¿normal?. No sé...me parece que nos estamos yendo muy a la mierda en la defensa de alguna gente con la sanata de los derechos humanos. Encima nos condenan a soportar un desfile de abogados en TV explicando como se cagan en la justicia y en el sentido común. Repito lo que le dije a un amigo, abogado él, hace unos días, conversando sobre estas cosas: "la justicia es un tema demasiado serio como para dejarlo en manos de abogados". Desde entonces no me habla.

    ResponderEliminar
  8. Esta bien Doguinerpe, yo comparto su indignación.
    Pero por ahí nos dividimos un poco en el caso de la confusión.
    Los derechos humanos corresponden como tales a la acción del Estado.
    Y es bueno -y mejor- que debatamos para llegar por lo menos a convenir básicamente que ningún ser humano puede estar encima del otro.
    Y que si en este caso lo estuvo, nada menos que usurpándole la vida (y ni hablemos de lo que ello resulta tratándose de una criatura), no nos podemos poner, desde el Estado a su altura de ruindad.
    Por otro lado, sabemos lo especuladores que resultan ciertos abogados, que con la elasticidad que supone toda interpretación te pueden hacer saltar de Alaska al Congo con cualquier artilugio verbal.
    Pero las cosas son así, pero lo que si, tenemos toda nuestra vida para mejorarlas.

    ResponderEliminar
  9. La pena de muerte es una aberración parida por la humanidad, una deformación de la vida y un lavado de manos para no hacerse cargo de nada.

    ResponderEliminar
  10. Completamente de acuerdo con las palabras de Daniel y Ricardo.
    La última vez que se trató de imponer este tema (que es imposible por mas que conocidos y constitucionales motivos) Dolina lo sintetizó impecablemente: Discutir hoy y acá la pena de muerte es como discutir la esclavitud.
    El manejo de estos casos (elevando un caso policial a la altura de problema de Estado y su política de seguridad) no es más que el fogoneo del odio, la intolerancia, y una irracionalidad que suele prender muy bien entre algunos de nuestros compatriotas. No la mayoría, y no creo que la nuestra sea una sociedad violenta.

    doguinerpe: "No sé...me parece que nos estamos yendo muy a la mierda en la defensa de alguna gente con la sanata de los derechos humanos"

    Ajá. Estado de derecho e igualdad ante la ley es sanata.
    Tenemos cárceles superpobladas y que son agujeros inmundos, la mayoría con reclusos con preventiva (o sea, inocentes sin siquiera haber sido acusados) y doguinerpe sale con el viejísimo cuento de los asesinos que salen enseguida y que la recuperacion del convicto es al pedo, como si eso existiera en el sistema penal argentino en general y las cárceles mendocinas y bonaerenses en particular. Y los derechos humanos (de cierta gente, esos delincuentes) es sanata.
    Ajá. Ya oímos eso y muchas veces, ¿no?.
    La inmensa mayoría de canas que caen por gatillo facil, homicidio o simple y pura mafia terminan con penas de pocos años gracias a jueces cómplices. No escuché a ningun familiar de sus victimas pedir pena de muerte. Por no mencionar al enorme colectivo de organizaciones de DDHH que solo pidió justicia y verdad para los genocidas torturadores de embarazadas. Ahí tenés a cierta gente.

    Abrazos

    PD: Y ya que estamos, ¿para que dejarle la justicia a abogados como Zaffaroni, siendo que tenemos a gente como el bañero desocupado que ya viene con el tema desde hace décadas? Tambien es abogado, si. Pero no se nota

    ResponderEliminar
  11. Dolina suele decir que cuanto mayor sea la posibilidad de error de un juez lo más razonable es minimizar las consecuencias de ese error.Así la pena de muerte debería evitarse porque supone la imposibilidad total de reparar el error. Un juez falible (todos lo son) no puede tener tanto poder (y dicho sea de paso esto también es un alegato contra los cargos vitalicios, la posibilidad de ser sometidos periódicamente a una elección sería una forma de corregir un nombramiento que resultó inadecuado porque el tipo no está a la altura del cargo, porque sus fallos son tendenciosos,etc).

    ResponderEliminar
  12. E vero, Iris. Y ese es uno de los argumentos de peso en paises donde la pena de muerte se aplica con saña: aunque más no sea, porque es un error irreparable (y que los avances en el uso del ADN en la evidencia hizo que varias condenas les explotaran en la cara a unos cuantos estados en USA). Que quede claro que ese argumento está último en mi lista, pero vale la pena mencionarlo.

    Pibe, usté es un master.

    ResponderEliminar
  13. Pibe;
    muy bien que lo definís.

    Luis;
    tu descripción es más que valorable y de enorme aporte. Así me llegó; pero Doguinerpe es una persona sensible que no está del lado de la gente despreciable que azuzan el tema desde el resentimiento de su status perdido.
    Y cuando le digo a él que lo comprendo, lo comprendo en serio.
    Casos como el de este nene te hacen querer acogotar al hijo de puta que hasta parece lo torturó antes de matarlo, pero bueno; tenemos que ser mejores que ellos y poner al Estado más arriba aún, por fuera de nuestras emociones.

    Iris;
    muy cierto lo que decís. Cómo dejar todo el poder de decisión en una persona, por más probada que sea su idoneidad.

    ResponderEliminar
  14. En ese caso, mis disculpas. Pero alguien que se queja de la sanata de los derechos humanos... bueno, los ecos son obvios.

    Cuando pasan cosas asi uno se puede horrorizar o indignar o enojar... pero pedir justicia no es pedir venganza a balazos, con la idea que "asi no vuelve a pasar".
    No leí a ninguno de los compañeros que postearon decir: "a mi me pasó, sé como se siente y por eso los quiero muertos". Si no se sufrió un horror semejante, y aún asi se habla de limpiar a estos tipos como solución mágica... ¿que nos queda?

    ResponderEliminar
  15. Y para eso tenemos ejemplo como el las Madres y Abuelas, Luis; que bien podrían haber tomado alguna vez justicia por mano propia y jamás si quiera se acercaron a ello.

    ResponderEliminar
  16. TN y Clarín no marcan MI agenda.
    La cuestión generada por alguien con fallas psíquicas, no debe apartarnos del rumbo común.
    Disculpen, pero en un tema menor, no opino.
    DISIDENTES, comunicarse al 0800 - 2487252 (0800-CHUPALA).
    Aclaro: Menor en tanto y en cuanto es puntual y no general.

    ResponderEliminar
  17. Muy buen post y muy buenos comentarios,la pena de muerte es legal y legítimamente una aberración;ahora si me tronchan la inocencia de un hijo de diez años no se si tendré la templanza necesaria para dejar el asunto en manos de las autoridades.
    Coincido con ram,eso de"ojos que no ven corazón que no siente",la chusma se escandaliza cuando alguna ratita mata una vieja para afanarle 20 mangos,y se olvidan cuantos ancianos matan de manera silente los responsables del PAMI por pura desidia y chanchullos varios.

    ResponderEliminar
  18. ¿No acaban de morir 6 ancianos porque a alguien se le ocurrió "vengarse" quemando el geriátrico?, ¿6 penas de muerte 6 para esas malas gentes?
    La pena de muerte no sirve y no sirve sólo por causas humanitarias, no sirve por inútil, jamás un asesino va a detenerse por miedo al castigo.
    Alguien, sensatamente, puede creer que el hijo de puta que mató a este chico no lo hubiera matado igual?.
    Donde sí puede servir una pena de muerte, Daniel, simbólicamente si quiere, es el caso de un videla, un massera, que no son criminales comunes, son tipos que cometieron crímenes violando juramentos y reglamentos que rigen su actividad y el sentido de esa actividad. La defensa del país.
    El poner el pellejo es inherente a la condición de militar y está muy clarito y reglamentado. El que se aparta no puede alegar ni error ni inocencia, el delito es flagrante y evidente. La pena de muerte ahí no necesariamente es "injusta".
    En el comentario anterior no hablaba de videla, pero ya que lo mencionó, no digo que haya que aplicarle la pena de muerte, pero sí digo que corresponde otro enfoque del tema. Obvio, el cardumen derechoso no habla de esos casos que les cabe a sus "próceres".

    ResponderEliminar
  19. quieren pena de muerte?? perfecto se les da, peeeeeeero con una condicion: la vi ctima o el familiar de la victima debera ejecutar a sangre fria al culpable
    Vamos a ver cuantos tienen los huevos suficientes para apretar el gatillo y no solo para cacarear
    Pretenden que el Estado haga el trabajo sucio que ellos no se animan a hacer

    ResponderEliminar
  20. <<“Por cada seis personas que hemos ejecutado en 20 años, descubrimos una que es completamente inocente”, explicó Richard Dietes, director del Centro de Información sobre la Pena de Muerte y autor del informe Inocencia y pena de muerte: el peligro de ejecutar a inocentes.
    Este trabajo refleja que 69 condenados a muerte han tenido que ser puestos en libertad, ya que las pruebas genéticas del ADN demostraron que se cometieron errores al atribuirles un crimen.
    Al menos el uno por ciento de los condenados es inocente, indica el informe. «El sistema está seriamente agrietado», afirma Richard Dietes «y debe ser profundamente revisado antes de que se cometan errores irrevocables».
    También el documento hace mención a otro aspecto controvertido, el de la utilización política de la pena de muerte en los procesos electorales, e indica que muchos legisladores, fiscales y jueces promueven la implantación de la pena máxima en sus campañas.
    El informe no incluye a las personas inocentes que han sido ya ejecutadas, pero cita una investigación de dos profesores norteamericanos que aseguran que se ha quitado la vida a 23 inocentes en Estados Unidos en los últimos 100 años.>>

    No entiendo el pedido de pena de muerte, este pedido se da precisamente en grupos ultracatólicos para los cuales la vida es "un don de dios"
    ¿No es que sólo dios puede quitarla?
    Son incoherentes hasta la médula!!!

    ResponderEliminar
  21. al contrario Hilda, al contrario
    Se olvida de las cruzadas??
    Se olvida de la Inquisicion?
    Se olvida de Juana de Arco?
    Se olvida de todos los curas que bendicen las armas para matar a los enemigos??
    en eso la iglesia es coherente, hay que ser piadoso y bueno pero con la gente como uno. A los judios piojosos, a los sucios musulmanes y a todo aquel que ose desdecir a la iglesia, muerte!
    Y llevan 2000 años haciendolo, y no creo que cambien algo que les dio resultado durante tantos años

    ResponderEliminar
  22. Uhh; la de "herejes" que habrán matado en sus hogueras "divinas".

    ResponderEliminar
  23. Sí Angel, es que a pesar de todo quiero creer en la gente... pensar que eso es pasado... pero se mete en el futuro ¿no?

    Daniel... cuántos no estaríamos por "viajar en escoba"

    ResponderEliminar
  24. Luis, no había leído su comentario hasta ahora, y no sé si valió la pena. A ver, déjeme adivinar: por su enorme capacidad para no entender nada y su talento para enredar las cosas y hacer difícil lo fácil usted debe ser abogado ¿me equivoco?

    ResponderEliminar
  25. Hilda trae al debate un buen punto respecto a la incoherencia de algunos católicos fanáticos. Repito el texto de Hilda:
    "No entiendo el pedido de pena de muerte, este pedido se da precisamente en grupos ultracatólicos para los cuales la vida es "un don de dios"
    ¿No es que sólo dios puede quitarla?
    Son incoherentes hasta la médula!!!"
    Ahora del otro lado la incoherencia también abunda. Me imagino que la mayor parte de los que escribieron en este foro en contra de la pena de muerte estarán también a favor de la ley de aborto legal que promueve el gobierno nacional.
    En otras palabras los ultracatolicos se presentan como defensores de la vida en todas sus formas pero no tienen mayor empacho en condenar a alguien a morir.
    Del otro lado los progresistas/izquierdistas argentinos nos presentamos como grandes defensores de los derechos humanos y de la vida en todas sus formas pero reclamamos el derecho a abortar.
    Más claro aún, no queremos matar a un adulto/delincuente que cometió un crimen aberrante, pero reclamamos el derecho a matar a un inocente...
    Adelanto que no sé cuál es la respuesta solo quiero saber que piensan ustedes.
    Como muchos adelantaron en este y otros blogs estoy filosóficamente en contra de la pena de muerte. Pero para ser absolutamente honesto ante actos aberrantes (sobre todo contra chicos) me cuesta mucho sostener mi opinión en contra de la pena de muerte y ni que hablar si se tratara de uno de MIS chicos.
    Por otro lado cada vez que veo el caso de alguna pobre chica violada que no se le permite abortar o el caso de alguna chica que muere por un aborto ilegal me enfurezco. Pero también es cierto que en todos los abortos el bebe es siempre una víctima inocente que no cometió ningún tipo de delito.. Con que criterio se racionaliza el aborto sin tomar en cuenta la posición del bebe que paga con su vida por los delitos o errores de otros?
    Como dije antes no se cuál es la respuesta. Me gustaría conocer sus opiniones.

    ResponderEliminar