martes, 10 de enero de 2012

El costado racista de la oposición


Cierta vez, en una marcha contra Hugo Chávez en Venezuela pude ver la síntesis de lo que expresaba la oposición en un tipo que subido a un parante gritaba:
-"A ver si venís negro de mierda a sacarme lo que tengo!"
Perfecta síntesis que aunaba racismo e individualismo por la negativa a toda política distribucionista.

Para la media del opositor de a pie, cualquier crítica a la clase dominante y su expresión corporativa no solo es secundaria, sino que guarda un costado de admiración por "qué bien que la hicieron".
Pero el tema mortificante antes y como conclusión de cada intercambio es generalmente la alusión a los "negros de mierda". Y como los tienen para si, los gobiernos populistas.

Los "negros" tienen beneficios que "yo tengo que pagar con mi laburo y mis impuestos"
Las "negras" quedan embarazadas para que "las mantengamos".

Los bolitas y los paraguas vienen a sacarnos el laburo.
El gobierno hace "clientelismo" con la negrada.

-"A los negros hay que educarlos".
Pero quién?
La clase que les tiene fobia. Que los aborrece. Que quisiera borrarlos. Que huyen de donde están ellos para arruinarles el paisaje?
Aquel blog a que hacía alusión en el post anterior y de donde extraigo estos comentarios:



Laura dijo...


...Cómo puede ser que se beneficie a un conjunto de personas que no se "esfuerzan como ellos"con un subsudio como la AUH, por ejemplo? Por qué sacar plata de sus impuestos para los vagos?...



Daniel dijo...


...Es increíble pero absolutamente cierto que la cosa más mortificante para el tipo de a pie que está en oposición pase exactamente por lo que describís. Yo los escucho una y otra vez y no lo puedo creer.

lo llevaba adelante un confeso admirador de Sarmiento (el más grande declarado racista de nuestra historia) y reclamaba "educación" en medio de las interminables puteadas que le dedicaban a Cristina sus lectores.
Quienes han sembrado el desprecio racial son los que pretenden "educarnos".
Quienes han encarado verdaderos genocidios contra indios y habitantes de aquella nación paraguaya que luchaba por su emancipación, son los que nos han regalado sus libros de buena educación cívica. Son aquellos que nos "educaron en sus valores".

Nuestra oposición, de acento eurocéntrico por lo general conserva sus raíces históricas en la pretensión de levantar barricadas contra el aluvión zoológico que asolaba el país a mediados del siglo pasado de la mano del más alto referente de nuestro "populismo".

La derecha, aquí y en todas partes guarda para si con soberbia exclusividad, su arrogancia racista.
Esa arremetida contra el inferior al blanco puro que debe -porque es "natural"-, gozar de los beneficios de los estratos superiores de la pirámide social.

.

23 comentarios:

  1. Pase un mes en Venezuela, alla por los 80
    Si nosotros somos racistas ellos son diez veces mas
    El racismo de los " blancos " bolivianos puede ser uno de los mas fuertes del mundo.
    En Chile es tambien muy fuerte
    Los yoruguas creo que zafan

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post Daniel. En Perú el racismo de los blancos que se concentran en Lima es también impresionante. Seguramente lo es también en Brasil, aunque tenga fama de país multiétnico.

    Lo europeos son, en general, racistas, como habrían sido sino colonialistas.

    Los japoneses son racistas.

    Los yankees son racistas.

    ResponderEliminar
  3. el costado racista brota tambien al acceder a una situaciòn economica mejor, por ejemplo al irse a vivir a un barrio y dejar la villa, referirse a los que hasta ese momento habìan sido sus vecinos como esos negros de tal lado, pasa tambièn por una cuestiòn cultural.

    ResponderEliminar
  4. Llámelos por su nombre, amigo Daniel: GORILAS, de gran envergadura!

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Educarlos para doblegarlos. Educarlos para que acepten las reglas. Educarlos para que se les calque en la cabeza cuál es el lugar en el mundo que les han dado sin chistar, ¡y ojo con soñar con otra cosa!. Educarlos para reforzar la exclusión,para que sigan mirando al suelo, para que digan "si señor..." Esa es la educación que reclaman a gritos. "Mi sirvienta paraguaya es muy educadita, come en la cocina cuando todos nos retiramos, nunca me contesta, ni levanta la voz, nunca mira a los ojos, nunca se queja..." Ay, Paulo Freire!

    ResponderEliminar
  6. Diego de Laurentis11 de enero de 2012, 4:00

    Si les gustan tanto los negros váyanse a vivir a Bolivia o Paraguay y déjenos tranquilos.
    De haber sido por la negrada Argentina no pesentaría diferencias con cualquier otro país miserable de la América Latina. Entiendanlo.

    Déjen de odiar a la Argentina, dejen de odiar al más grande de los argentinos: Sarmiento.

    El sabía muy bien lo que puede verse en la calle TODOS los santos días: los negros no sirven para una mierda, su función se reduce a votar cada dos años al peronismo y nada más.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno Daniel!!!!
    Comparto totalmente lo que decís Laura. (Bueno, comparto los comentarios que me preceden menos uno)

    No sé que les hace pensar -a algunos- que con Sarmiento “estarían ocupando el lugar adecuado” (sólo la ignorancia infinita puede creerlo y, los "dominadores" aceptarlo)…
    Siempre “por derechos de color” se piensan que serán los elegidos…
    Hitler eligió por “otros derechos”, formas de cráneo por ejemplo…
    Unas frases del “Padre del aula”
    Pbservar que en el segundo párrafo seleccionado también habla de los españoles que se “degeneran”

    …los gauchos
    “Tengo odio a la barbarie popular… La chusma y el pueblo gaucho nos es hostil… Mientras haya un chiripá no habrá ciudadanos, ¿son acaso las masas la única fuente de poder y legitimidad? El poncho, el chiripá y el rancho son de origen salvaje y forman una división entre la ciudad culta y el pueblo, haciendo que los cristianos se degraden… (Carta a Bartolomé Mitre, del 24 de septiembre de 1861)
    “En las provincias viven animales bípedos de tan perversa condición que no sé qué se obtenga con tratarlos mejor”.
    (Informe enviado a Mitre en el año 1863)

    ...los paraguayos
    “Estamos por dudar de que exista el Paraguay. Descendientes de razas guaraníes, indios salvajes y esclavos que obran por instinto a falta de razón. En ellos se perpetúa la barbarie primitiva y colonial. Son unos perros ignorantes de los cuales ya han muerto ciento cincuenta mil. Su avance, capitaneados por descendientes degenerados de españoles, traería la detención de todo progreso y un retroceso a la barbarie… Al frenético, idiota, bruto y feroz borracho Solano López lo acompañan miles de animales que le obedecen y mueren de miedo. Es providencial que un tirano haya hecho morir a todo ese pueblo guaraní­. Era preciso purgar la tierra de toda esa excrescencia humana: raza perdida de cuyo contagio hay que librarse”.
    (Carta a Mitre, año 1872)

    …los argentinos
    “(son) una dañosa amalgama de razas incapaces e inadecuada para la civilización”.
    “Los argentinos somos pobres hombres llenos de pretensiones y de inepcia, miserables pueblos, ignorantes, inmorales y apenas en la infancia. Somos una raza bastarda que no ocupa, sino que embaraza la tierra”.
    “Nuestro pueblo no está preparado sino para degollar, robar, haraganear, desbastar y destruir”.

    Esto pasa en México:
    http://www.youtube.com/watch?v=oOZmtcv9WR0&feature=share

    ResponderEliminar
  8. diego de laurentis no puede ser que exista! es el caldo knorsuiza de lo miki vainilla!
    Laura nombro a Paulo Freire, sip, la educacion para la liberacion o la educacion para la sumision, de eso se trata.

    ResponderEliminar
  9. El racismo impregna toda la sociedad sean gorilas o no.
    El antisemitismo es una caracteristica muy inmersa en muchos sectores peronistas que supuestamente no son gorilas, los grupos nacionalistas (de los cuales luego salen los dirigentes Montoneros) alentados por Peron en los 50 dan una muestra original de aquello, pero el corte sesgado y maniqueo que Uds le dan a la sociedad, hace que ser racista ya es ser gorila. Que reduccionismo patetico.
    La debilidad de sus argumentos los hace reforzarse continuamente en un discurso hegemonico. Es por eso que otras voces en disidencia los ponen tan crispados. Y cada vez utiizan mas adjetivos, es patetico.

    ResponderEliminar
  10. Este De Laurentis vino a confirmar lo que planteo, por si alguien tenía alguna mínima duda.
    Donde dice:
    -"Dejen de odiar a la Argentina"
    Léase:
    -"Dejen de odiar a la Argentina blanca".

    Educación De Laurentis, educación!
    -"Las palabras graves terminadas en n, s o vocal no llevan acento"
    (salvo excepciones como fútbol, bah).
    Pero ese es "Fútbol para todos", De Laurentis, para alegría de los "negros peronistas".
    Es un sentimiento, no puedo paraaaaar...

    Buenísimos los comentarios.

    ResponderEliminar
  11. Oscar;
    el racismo no impregna a toda la sociedad.
    La izquierda no es racista.
    Lo que apuntás es cierto pero de ninguna manera se ha arrastrado en el tiempo.
    El peronismo hoy en día no guarda rémoras antisemitas.
    Si leés bien el post; estamos hablando y coincidiendo en lo que suele darse en conversaciones habituales, cotidianas que tenemos o escuchamos. En el presente, Oscar.

    ResponderEliminar
  12. Supongo que algunos interpretan la educación como otra forma de "dar goma" de manera "proactiva".

    En fin, que de tanta discusión uno parece condenado a la inmovilidad absoluta.

    Cordialmente,
    Yo.

    ResponderEliminar
  13. Otra cosa: el racismo en Bolivia se da entre la población rural y la que vive en las ciudades.
    Étnicamente son iguales, pero unos llaman "llamas" a los otros.
    Increíble, ¿No?
    Cordialmente,
    Yo.

    ResponderEliminar
  14. De lo que mas llama la atención, increíble, verdad, Pero cierto.
    Aquí pasó algo similar cuando se dio el caso en épocas de represión, de quienes se hicieron policías para reventar a quienes tenían su mismo color de piel, a quienes llamaban "negros de mierda" cuando les pegaban.

    ResponderEliminar
  15. Tengo otra vez que contestarle a OscarS, el racismo antisemita no es lo sustancial en el racismo latinoameticano.
    Como el bien sabe el racismo es una manifestacion mas de la sociedad clasista.
    Por tanto el racismo se vuelca con toda su fuerza contra los excluidos del continente, a saber los portadores de pobreza y tez cobriza, los indios de pata en el suelo y los descendientes de los negros importados del Africa.
    Siempre y cuando permanezcan en posicion de pobreza que en cuanto se alcanza el poder pasan a ser nórdicos descendientes de vikingos
    Ahora bien, la comunidad judia en estos pagos desde siempre en general a ocupado posiciones de privilegio, salvando los momentos iniciales de la inmigración europea cuando poblaban conventillos en compañia de turcos ,tanos y gaitas,y el racismo antisemita se diluye entonces en posiciones ridiculas reducidas a alguna franja
    si se puede hablar de algun prejuicio
    Lo que si tambien se puede afirmar que la colectividad judia es a su vez tan racista frente a los boliparaguas y cabecitas negras como el que mas.

    ResponderEliminar
  16. Pequeña anécdota.Dos abogadas en un estudio.Las conocí hace mucho tiempo cuando me llevaron adelante un juicio por un cobro de pesos.
    Los abogados siempre se quejan de los jueces.
    Hace poco volví a encontrarme con las dos,pero una de ellas hacía días que era jueza por lo cual la felicito,y me comenta"Gracias,pero vos no sabés como me rompen las pelotas los abogados,parecen calcados,ya me tienen enferma".
    Me salió del alma:"¡Que pedazo de turra!¿Se te perdió la memoria?"
    Juro que esto que relato es verdad.
    Conclusión,a grandes razgos en nuestro país no hay un racismo étnico,sinó mas bien de carácter clasista que abarca al étnico y con un dejo placentero de sentirse acosado/a al castillito con tanto esfuerzo logrado,heredado,regalado o choreado.
    Pura inercia feudal.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo en el acento que ambos le ponen al carácter clasista de la cuestión. Pero eso no invalida que siga siendo étnica la cuestión;
    -"Tiene plata, pero es un negro igual...", etc.
    En cuanto a la comunidad judía; los hay quienes denuncian airadamente el racismo genocida contra el pueblo palestino, como Pedro Brieger (que ahora se me viene a la cabeza), pero los hay que son cómplices en su silencio y hasta apoyo.

    ResponderEliminar
  18. Eso de "lo que hace falta es educación" no faltaba nunca en los discursos de Blumberg. Claro que allá lejos...en el gueto.
    De todos modos me crié en una provincia donde habían separadas escuelas aborígenes y escuelas para criollos. Incluso conocí a una futura docente que planteaba que "los indios no eran humanos".

    ResponderEliminar
  19. Te juro que me acordé de ese tipo cuando estaba haciendo el blog. Con su célebre recurrencia de que el chico secuestrado en Mendoza -en momentos del secuestro de su hijo-, era distinto a este y de ahí que no había comparación para tenerlo en cuenta.
    Con semejante declaración racista (claro era un chico "oscurito"), la sociedad no le dio la espalda. Se la dio cuando se enteraron que no era ingeniero. O sea, una cuestión de prestigio fue infinitamente más valorada que semejante despacho racista.

    ResponderEliminar
  20. De eso ya hababa jauretche hace unos 60 años atrás

    ResponderEliminar
  21. Impecable, Daniel. Y muy buenos comentarios. Mal que les pese a los "elegidos" que solamente se regocijan en placeres exclusivos. Abrazo.

    ResponderEliminar