viernes, 24 de febrero de 2012

"Malvinas, una visión alternativa"; un engendro detestable


Aquí, la introducción que hace Dormi a la entrada:

CIPAYOS STAND UP
Yo sé que apareció en todos lados, pero, es un puema. Vale la pena volverla a leer para entender de qué son capaces algunas eminencias. ¿Intelectuales? No creo que tengan el tamaño que exige esa palabra:

Aquí, el engendro:

"Malvinas, una visión alternativa"
"A tres décadas de la trágica aventura militar de 1982 carecemos aún de una crítica pública del apoyo social que acompañó a la guerra de Malvinas y movilizó a casi todos los sectores de la sociedad argentina. Entre los motivos de aquel respaldo no fue menor la adhesión a la causa-Malvinas, que proclama que las Islas son un “territorio irredento”, hace de su “recuperación” una cuestión de identidad y la coloca al tope de nuestras prioridades nacionales y de la agenda internacional del país.
Un análisis mínimamente objetivo demuestra la brecha que existe entre la enormidad de estos actos y la importancia real de la cuestión-Malvinas, así como su escasa relación con los grandes problemas políticos, sociales y económicos que nos aquejan. Sin embargo, un clima de agitación nacionalista impulsado otra vez por ambos gobiernos parece afectar a gran parte de nuestros dirigentes, oficialistas y de la oposición, quienes se exhiben orgullosos de lo que califican de “política de estado”. Creemos que es hora de examinar a fondo esa política a partir de una convicción: la opinión pública argentina está madura para una estrategia que concilie los intereses nacionales legítimos con el principio de autodeterminación sobre el que ha sido fundado este país.
Una revisión crítica de la guerra de Malvinas debe incluir tanto el examen del vínculo entre nuestra sociedad y sus víctimas directas, los conscriptos combatientes, como la admisión de lo injustificable del uso de la fuerza en 1982 y la comprensión de que esa decisión y la derrota que la siguió tienen inevitables consecuencias de largo plazo. Es necesario poner fin hoy a la contradictoria exigencia del gobierno argentino de abrir una negociación bilateral que incluya el tema de la soberanía al mismo tiempo que se anuncia que la soberanía argentina es innegociable, y ofrecer instancias de diálogo real con los británicos y –en especial- con los malvinenses, con agenda abierta y ámbito regional. En honor de los tratados de derechos humanos incorporados a la Constitución de nuestro país en 1994, los habitantes de Malvinas deben ser reconocidos como sujeto de derecho. Respetar su modo de vida, como expresa su primera cláusula transitoria, implica abdicar de la intención de imponerles una soberanía, una ciudadanía y un gobierno que no desean. La afirmación obsesiva del principio “Las Malvinas son argentinas” y la ignorancia o desprecio del avasallamiento que éste supone debilitan el reclamo justo y pacífico de retirada del Reino Unido y su base militar, y hacen imposible avanzar hacia una gestión de los recursos naturales negociada entre argentinos e isleños.
La República Argentina ha sido fundada sobre el principio de autodeterminación de los pueblos y para todos los hombres del mundo. Como país cuyos antecedentes incluyen la conquista española, nuestra propia construcción como nación es tan imposible de desligar de episodios de ocupación colonial como la de Malvinas. La Historia, por otra parte, no es reversible, y el intento de devolver las fronteras nacionales a una situación existente hace casi dos siglos -es decir: anterior a nuestra unidad nacional y cuando la Patagonia no estaba aún bajo dominio argentino- abre una caja de Pandora que no conduce a la paz.
Como miembros de una sociedad plural y diversa que tiene en la inmigración su fuente principal de integración poblacional no consideramos tener derechos preferenciales que nos permitan avasallar los de quienes viven y trabajan en Malvinas desde hace varias generaciones, mucho antes de que llegaran al país algunos de nuestros ancestros. La sangre de los caídos en Malvinas exige, sobre todo, que no se incurra nuevamente en el patrioterismo que los llevó a la muerte ni se la use como elemento de sacralización de posiciones que en todo sistema democrático son opinables.
Necesitamos superar la agitación de la causa-Malvinas y elaborar una visión alternativa que deje atrás el conflicto y aporte soluciones. Los principales problemas nacionales y nuestras peores tragedias no han sido causados por la pérdida de territorios ni la escasez de recursos naturales, sino por nuestra falta de respeto a la vida, los derechos humanos, las instituciones democráticas y los valores fundacionales de la República Argentina, como la libertad, la igualdad y la autodeterminación. Ojalá que el dos de abril y el año 2012 no den lugar a la habitual escalada de declamaciones patrioteras sino que sirvan para que los argentinos -gobernantes, dirigentes y ciudadanos- reflexionemos juntos y sin prejuicios sobre la relación entre nuestros propios errores y los fracasos de nuestro país."
...
Emilio de Ípola, Pepe Eliaschev, Rafael Filippelli, Roberto Gargarella, Fernando Iglesias, Santiago Kovadloff, Jorge Lanata, Gustavo Noriega, Marcos Novaro, José Miguel Onaindia, Vicente Palermo, Eduardo Antin (Quintín), Luis Alberto Romero, Hilda Sabato, Daniel Sabsay, Beatriz Sarlo, Juan José Sebreli

Y aquí, el comentario que hice en su blog:





Daniel dijo...


Me parece francamente detestable este texto.
Parece casi que dictado por Cameron.
La invocación al chauvinismo es una simple desviación.
Muchos “anti-nacionalistas declamados” son hoy los que suelen utilizar elementos de características abiertamente nazis en su accionar.
Es de un contenido entreguista alarmante esto; de pie a cabeza.

Los denominados kelpers son ocupas con quienes nada hay que consultar.
Y cuyos ancestros no dudaron en pasar a degüello a todo habitante originario para expulsarlo.
Ayer tratados como habitantes de segunda de la corona, hoy son enaltecidos en función de los recursos naturales y la posición estratégica que la corona pretende usufructuar.
La acción bélica fue emprendida hace 30 años por una dictadura de la que no podemos hacernos cargo, como pretende el documento invocando un apoyo de la ciudadanía como excusa.
Como no podemos hacer cargo a la Alemania de hoy de lo actuado por los nazis.
El llamado principio de autodeterminación es falso en este caso. No cabe para los ocupas.
Las Malvinas son argentinas y deben ser restituidas. No existe la menor duda al respecto.
Que se hagan cargo los británicos de sus ocupas si no quieren ellos atenerse a asumir la ciudadanía que les corresponde.


29 comentarios:

  1. Estos tipos recogen la cultura de esa Argentina vergonzante y tilinga, cipaya y sirviente.
    Aquella que afirmaba que "como colonia de Inglaterra nos hubiera ido mejor "
    No hay peor enfermo moral que se averguenza de si mismo y estos tipos rechazan la identidad nacional
    Ello no implica defender la guerra que fue una cagada, pero en su odio al gobierno buscan eco en el extranjero
    Dan asco

    ResponderEliminar
  2. Llamar a Noriega, ¡¡Quintin!!, Lanata, Iglesias, Eliaschev, por nombrar algunos, intelectuales, es demostrar el vacío de ideas en el que se mueven.
    Dan verguenza ajena.
    Me imagino el placer orgásmico que les habrá producido verse adulados en los diarios ingleses
    Pobre gente

    ResponderEliminar
  3. Rusia
    http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-188168-2012-02-23.html

    y España
    http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=625627

    Apooyan el diálogo. Tambien China y América toda. Estos 17 son una desgracia para ellos mismos, un papelón ambulante.

    ResponderEliminar
  4. Son de terror, pero ese mamarracho nació muerto. Por suerte

    ResponderEliminar
  5. Veo que la actitud de Uds es responder por contragolpe a lo que dicen otros. mi pregunta es para poder iniciar un debate si fuera posible.

    ¿que es lo que plantea el peronismo kirchnerista o sea Uds, en relacion a Malvinas? ¿cual seria la solucon a este conflicto? ¿como se llevaria a cabo?

    Algo concreto, y no solo decir que las Malvinas son argentinas.

    ResponderEliminar
  6. "Autodeterminación"...

    Si los habitantes de Malvinas lucharan por ser un país, con bandera propia, leyes propias, soberanía propia, ejército propio, y demás, otra podría ser la discusión.
    Pero no.
    Ellos ya eligieron ser ciudadanos británicos(de segunda, pero ciudadanos al fin), ciudadanos de un país que está a miles de kilómetros de distancia y que fué el responsable del despojo oficiado implantando una población en un lugar ajeno. Y por causa de esta elección, sólo son colonia y, como tal, están ocupando un suelo que no les pertenece, ni siquiera por derecho consuetudinario, mucho menos por derechos geográficos y/o históricos.

    Es cierto que la gente que nació en Malvinas no tiene por qué pagar la culpa de sus ancestros, pero sucede que ellos quieren hacerse cargo de dichas culpas.
    Entonces, si ya eligieron, que se hagan cargo, nomás.

    A otro perro con este hueso, Sarlo & Cía.
    No se lo morfan ni ustedes, dejémonos de joder.

    ResponderEliminar
  7. Oscar: Estás pidiendo algo que vos nunca hacés (propuestas concretas)
    No soy quien para decirte lo que tenés que hacer o dejar de hacer, cosa que no obsta para recordarte que lo más conveniente, para que las propias palabras tengan cierto espesor, suele ser predicar (o intentarlo, al menos) con el ejemplo.
    Digo...
    Si le pedís al prójimo "A", pero vos mismo no podés -o ni siquiera intentás- hacer "A" .

    ¿Qué querés que te diga?

    ResponderEliminar
  8. Bueno, soleritas, mi primera propuesta concreta respecto a Malvinas sería;
    1) cagarme de risa de soleras
    2) esperar sentado (mejor acostado o laburando) unos años hasta que soleras proponga algo
    3) el mundo sigue girando y soleras boludeando...

    ResponderEliminar
  9. La verdad que el intento cipayo es de una factura tan débil y atada con alambre que desconcierta.Uno espera un discurso con un mínimo de solidez al momento de esgrimir posturas que se encuentren mínimamente a la altura de las circunstancias.SOBRE TODO SI SON ARGENTINOS.Son tan agarradas de los pelos de principios tan líricos y etéreos QUE NI EL GUIONISTA MAS DELIRANTE DE LOS ESTUDIOS DISNEY se hubiera atrevido a plantearlos como defensa del ogro.
    La subestimación que vomitan al resto del colectivo nacional ni siquiera apesta,da lástima.
    Ni argentina es Francia,ni Malvinas Argelia,y no vamos a comparar a De Gaulle con Cristina(en una isla desierta tras un naufragio prefiero a Cristina).
    Los quiero ver ahora a esta sarta de papanatas cuando vayan a buscar el cheque a la embajada británica y le corten el rostro porque no sirven ni pa´traidores,pensando ¿y ahora,como volvemos,que hacemos?.

    Se aceptan sugerencias en este blog.

    ResponderEliminar
  10. Como todo conflicto, Oscar, lleva tiempo solucionarlo.
    No hay soluciones mágicas y menos en semejante empresa.
    El gobierno argentino decidió el camino de la reincorporación del territorio arrebatado.
    Ni más ni menos.
    Para el caso, hace público y extensivo el reclamo buscando sumar posiciones.
    En lo interno consiguió sumar a gran parte de la oposición.
    En lo externo, a casi toda Latinoamérica.
    Ahí posteó Diego el apoyo que van haciendo llegar otros países importantes.
    El planteo es intransigente y el camino el de la solución diplomática.
    El peso en el sector propio de la balanza se va incrementando y eso se habrá de hacer sentir una y otra vez a los organismos internacionales de decisión.
    Con un respaldo in crescendo.
    Seguramente aunado a una estrategia, claro.

    ResponderEliminar
  11. Oscar S, me parece sensata la postura que tuvo un periodista inglés que siguió esta guerra de cerca, y que es la misma solución que se implementó en Hong Kong. SEría así, la soberanía vuelve al país, pero durante cien años a los isleños se le respeta su forma de vida y sus costumbres, el manejar por la izquierda, el five o clock tea, los nombres de las calles, etc. Pero el territorio es nuestro y los recursos también
    fernando bbca

    ResponderEliminar
  12. Cosmocosme, ¿ud que haría si fuese hijo y nieto de ingleses y le tocase nacer en una colonia? ¿Dejaría la tierra conocida y seguramente amada, dejaría a su familia para irse a vivir a Inglaterra? Yo creo que seguramente elegiría quedarse donde está. No por jodido ni pirata, sino porque sería lo más natural.

    Entre nosotros, ¿cuántos querríamos vivir en Malvinas? Estamos todos apiñados en Capital, ni hablar siquiera de mudarnos a las provincias.

    ResponderEliminar
  13. Maia: Supongo que haría lo mismo que hicieron los hijos y nietos de ingleses que se rebelaron en contra de los ingleses, en tierras norteamericanas, allá por el año 1775.
    O lo mismo que hicieron la mayoría de hijos y nietos de portugueses y españoles en Brasil y en otras latitudes americanas(los ejemplos sobran, pero con estos, creo que basta...)...

    Como vé, Maia, para ellos lo "natural" fué algo completamente diferente a lo que Ud. concibe como tal.

    De hecho, si echamos una retrospectiva sobre la historia de las colonias y del coloniaje, parecería que lo "natural" es justamente todo lo contrario a lo que Ud. comprende como tal.

    ResponderEliminar
  14. Y siguiendo la lógica de su pregunta retórica, algún pícaro bien podría retrucarle, Maia:
    "...Entre nosotros, ¿cuántos querríamos vivir en la meseta patagónica? Estamos todos apiñados en Capital, mejor desistimos de nuestra soberanía sobre esas tierras yermas y listo, total, casi nadie quiere ir a vivir ahí..."

    ResponderEliminar
  15. Touché, muy bueno.

    Mire, será la inercia, pero si yo nazco en algún lado, agarro y me quedo. Para cuando tomo conciencia de que soy una ocupa, me da una fiaca irme...

    ResponderEliminar
  16. Yo también, Maia. El problema con esta gente es que al parecer siente que nació a miles de kilómetros.

    ResponderEliminar
  17. Totalmente de acuerdo Daniel. Soleritas si no te das cuenta de lo que plantea el gobierno, de lo que hace y de lo que logra con esas acciones te aconsejo que te sumes a la lista y te transformes en el miembro 18 de los probritánicos, el mail para adherir lo ponen en LN.
    Daniel postee el mismo tema. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Maia valoro mucho tu actitud la de ponerte en el lugar del otro y exponerte a imaginar como ven la situación, pero a la vez sabés aceptar otro punto de vista, cambiar es una de las posibilidades de un debate abierto, despojado.

    ResponderEliminar
  19. Dentro del pobrerìo argumental que largan estos "intelectuales", hay algo que omiten y que me parece se omite tambièn a la hora de mandarlos a freír churros (forma educada de decir acerca de mandarlos a otros lados, su mamà, su anatomìa, etc.)
    Y es que los pobrecitos kelpers, no solamente son un injerto inglès luego de rajar a la poblaciòn argentina, son ademàs un injerto DE SEGUNDA, y no precisamente selección, peonada para cuidar ovejas y poco más. Y asì fueron tratados y así le interesaron a la rubia albiòn, tanto que cuando a los odiosos argies le empezaron a dar bola en la ONU, necesidades bàsicas de esos ingleses - insisto, de segunda - se satisfacìan desde el continente, ¿europeo?, no; desde el "mar de la Mierda", Argentina.
    O sea que hay experiencias de que tan mal no se los trataba y, por supuesto, tan mal no se los tratarìa en el hipotètico caso de terminar "perteneciendo" a este paìs.
    No hubo, hay ni habrà, NINGUNA negociaciòn de soberanìa que involucre a los kelpers - habla Inglaterra y ellos son la coartada/excusa para sostener el verbo de la "autodeterminaciòn" (que no la tuvieron, tienen ni tendràn).
    Por la guerra, son britànicos de Primera, pero habrìa què tan de primera son; porque una cosa es la papelerìa y la imagen - ¿una guerra para defender ciudadanos "incompletos"?, serìa una joda impresentable, de ahí el ascenso para los pobrecitos kelpers. De prepo y de pedo, ¿la gran democracia inglesa? bien, pirata y falluta como siempre. Raro que la sarlo, tan adicta a la BBC no se haya percatado del detalle.
    Tambièn se habla del "bienestar" económico de estos kelpers - otra joda - criaràn menos ovejas, usaràn mejores electrodomèsticos y tendrán wi-fi pero, la guita rapiñada y por rapiñar de ahí, no es de ni para ellos, siguen siendo de segunda, tercera, etc. No estaría mal conocer la estructura de ingresos por ahí y si los mejores sueldos no se lo llevan laburantes "importados". Para los pobrecitos kelpers, una propina, ná más.
    Es muy probable que como una hipotètica provincia argie tuvieran un mejor status jurídico - nadie, ni los chiflados como soleras proponen nada contra los pobrecitos kelpers, y sus intereses fundamentales; se sabe que se originan en excedentes ingleses, pero precisamente como los genes argentinos saben de esa cosa del exilio, el desarraigo y las europas expulsadoras, es que a nadie se les ocurrirìa "avasallarlos" (no lo hicieron los milicos, que sì estropearon a muchos soldados propios, ¿lo vamos a hacer los "yegua boys?) ni menos, violentarle sus derechos elementales (que no son sus "deseos" - deseos que se traducen en un solo deseo; seguir siendo ingleses, si para lo demàs no les dan la más mìnima bola).

    ResponderEliminar
  20. Estos 17 soplagaitas andan jugando al borde del reglamento. Orillando la Traición a la Patria.

    ResponderEliminar
  21. Entiendo que el tema de Malvinas despierte sentimientos fuertes, pero calificar de "ocupas" a los kelpers es de un resentimiento que no aporta a resolver la cuestión. Creer que no hay nada para debatir, tampoco y pretender denostrar a quien opine distinto, mucho menos. Sin tan equivocados están, hay que demostrarlo argumentanto, y no calificando al interlocutor.

    Ocupas habrán sido los primeros ingleses que se instalaron en las Malvinas. Los que están ahora, nacieron ahí. Si las malvinas son efectivamente argentinas (yo lo creo así), hay que tratarlos como ciudadanos argentinos, no como ocupas a los que hay que rajar a las patadas. Si viene una inglesa embarazada y da a luz a su crío en Buenos Aires, ese hijo es argentino. ¿Por qué la doble moral con los kelpers?

    De todas formas, la "visión alternativa" que se propone en el texto que citás, poniendo la autodeterminación como factor fundamental, es una boludez enorme. La situación del mundo hoy no es la misma que la de hace 200 años, y no se puede equiparar los deseos de los kelpers de ser británicos con la revolución de mayo. Siguiendo ese criterio, como bien leí por ahí, los ciudadanos de Misiones podrían decir que quieren ser ciudadanos de Brasil y también tendríamos que aceptarlo, lo cual sería una locura.

    No estoy de acuerdo en este tema con Sarlo, Lanata y los demás que adhirieron a este texto. Si, como dijo Sarlo el otro día en televisión después de publicar esto, ellos sólo quisieron decir que no se podía excluir a los isleños (como los llama ella) de la discusión, equivocaron completamente la forma de transmitir el mensaje. Sin embargo, no creo que sean ni cipayos, ni vendepatrias, ni tilingos. Simplemente, opinan distinto que yo sobre este tema.

    ResponderEliminar
  22. Buena tu opinión, Martín.
    El tema es que los isleños se consideran británicos.
    Y si alguien insiste en un territorio ajeno con asirse con uñas y dientes al marco político de otro Estado, es irremediablemente parte constitutiva de una ocupación.

    ResponderEliminar
  23. Todo muy bonito, Martín, pero hay un pecado original, Inglaterra es OCUPANTE de una tierra ajena (nuestra); los kelpers NO SON ARGENTINOS, aunque hayan nacido ahí, son el símbolo humano de esa ocupación. Tampoco quieren ser argentinos.
    El mundo cambió, claro que sí, pero eso no cambió y menos va a cambiar si depende de los "deseos" de, precisamente, los ocupantes de lo ajeno.
    Nadie, incluídas esas lacras "intelectuales", ignora que la discusión de Argentina no es con , ni por, los pobrecitos kelpers. Es por la ocupación y el despojo de los recursos naturales por parte de Inglaterra, que usa a esos kelpers de excusa para el cuento de la "autodeterminación" (un "pueblo autodeterminado" que no corta ni pincha en ninguna de las negociaciones, ni antes, ni ahora y seguro tampoco mañana).
    Las susodichas lacras mienten cuando sugieren esa "desconsideración" argentina hacia los pobrecitos kelpers; omitiendo el pequeñísimo detalle de los 150 años en que fueron, además de un injerto, un injerto DE SEGUNDA, un descarte inglés antes que una "comunidad" definible como tal. Peones de una única compañía y chau, las ovejas que cuidaban valían más (tenían precio de mercado, ellos ni eso)
    Son los horribles argies los que causan que la rubia albión los disfrace de británicos de primera, una guerra para defender ciudadanos de segunda, suena a motivo impresentable, no?. O sea, son británicos entre de pedo y de prepo, digamos.
    Ninguna de las lacras es idiota, apenas mal paridos, y SABE que esos pobrecitos kelpers, en el hipotético caso de pasar a ser parte del "mar de la mierda" (mi país, el suyo, pero no el de ellos), tendrían un mejor status jurídico que el que tienen ahora y nadie absolutamente, está proponiendo campos de concentración, fusilamientos o deportaciones en masa de los pobrecitos kelpers. No lo hizo la dictadura maldita en 1982 (la que torturaba a su propios soldados), ¿lo vamos a hacer ahora los yegua boys?. Sospecho que no, o usted sospecha que sí?.
    Es ingenuo (en el mejor de los casos) decir que los kelpers son argentinos; no lo son y no tienen interés en serlo, hay un conflicto obviamente pero no es nada del otro mundo, comparado con las tragedias que a lo largo de su historia legara la simpática corona inglesa.
    El tema por acá son las lacras mentirosas, tergiversadoras y vendidas por 30 monedas de lata (porque no les da para las de plata) que sí son argentinos y juegan para otro lado. Ellos y su miserabilidad son el tema, no los kelpers.

    ResponderEliminar
  24. ram, no entiendo por qué, si nacieron en territorio argentino, no son argentinos. ¿Me lo explicás usando solamente argumentos?

    Dijiste que "no quieren ser argentinos". ¿Qué tiene que ver? ¿No era que la autodeterminación es una excusa? Ahora no podés usarla para argumentar lo contrario.

    Lo de tratarlos como argentinos tendría que ser para mostrar al mundo que no somos xenófobos. No veo nada malo en eso. ¿No sería maravilloso que Timerman vaya puerta a puerta a entregarles DNIs emitidos por Randazzo, por ejemplo?

    Comentarios como los tuyos son los que propician reacciones como las de este texto sobre el que trata el post. Te expresás con un odio que no sé de dónde sale. Quizás si te conociera, lo entendería. Vi más de un comentario diciendo que son ocupas y que hay si no les gusta que están en territorio argentino que se vayan. Yo no hablé de campos de concentración - eso lo agregaste vos - sólo de que se los quiere rajar.

    ¿Qué proponés vos que pase con esa gente si mañana Cameron se despierta después de un ACV y entrega la soberanía de las islas? Insisto, yo voto por que se los trate como argentinos.

    El odio por algo ocurrido, como decís vos, 150 años atrás, tiene que terminar en algún momento. ¿O tengo que decirle a mi abuela que se vuelva a España, porque la corona española nos colonizó durante 300 años?

    La ingenuidad mayor consiste en permanecer en actitudes como la tuya. La palabra "patrioterismo" que se usa en el texto describe tu comentario exactamente. No veo un solo argumento en todo tu comentario, solamente descalificaciones. Tratás de "lacras" y "malparidos" a personas que no piensan como vos (y solamente porque sabés que son Sarlo y Lanata, blancos preferidos hoy por hoy), ironizás sobre los "pobrecitos kelpers", me tildás a mi de "ingenuo en el mejor de los casos". Pero no veo ningún argumento.

    El post habla sobre las personas que firmaron ese texto. Leí los comentarios y como me pareció notorio el desprecio a los kelpers, me pareció oportuno opinar al respecto. ¿Sólo tengo que opinar respecto a lo que a vos te parece? ¿No puedo opinar sobre lo que se opina?

    Todos acá estamos de acuerdo en que las Malvinas son argentinas de hecho y por derecho. ¿Es lo único que hay que discutir? ¿No podemos extender el alcance de la discusión y tratar temas tangenciales como, por ejemplo, la relación con los kelpers? A vos te parece "todo bonito" e intrascendete, ¿entonces todos debemos callarnos la boca so pena que nos tilden de ingenuos?

    ResponderEliminar
  25. Mire, Martín, ¿desde cuándo un territorio OCUPADO por una potencia extranjera es "nacional"? - Y no sólo es territorio usurpado y ocupado, además la población argentina fue expulsada y reemplazada por estos kelpers. ¿Qué tienen de "argentinos" si ni siquiera se sabe cuántos nacieron ahí? -la "administración" es inglesa o acaso quiere proponer la ciudadanía simbólica para estos ingleses ex-de segunda?
    La argentinidad es como el embarazo, no hay casi argentnos, es pleno o no es y ahí, para que puedan serlo, deben devolver las islas a quien se la usurparon.
    La autodeterminación es excusa inglesa y los kelpers no quieren ser argentinos. ¿Tiene problemas con la compresión de textos?
    Ah!, y ambas cosas tienen todo que ver si son el eje del chamuyo oficial inglés.
    "Mostrarle al mundo que no somos xenófobos" - ¿lo dice en serio?, a qué mundo?, xenofobia en uno de los escasísimos lugares del mundo dónde árabes y judíos, por ejemplo, se llevan bien?, buenísimo!,asumir que los tipos no quieren ser argentinos (dicho opor ellos, no por mí) es "xenofobia".
    Y qué linda imagen, Timmerman tocando timbres y repartiendo DNI ¿en blanco y los llenan ahí?,viene un kelper y lo putea, ¿qué hacemos?
    lo denunciamos a la mamá?, queja a la ONU, o invadimos por la "xenofobia" kelper?
    Para usted será lindo pero medio pava la situación, no?
    Si mr. thatcher (de 2da., versión farsa) tiene un ACV, no nos devuelve las islas, ponen al suplente, ahí sí puede ser que le toque a un inglesito de mejor calidad y se pueda charlar, más de eso....
    "Desprecio a los kelpers", error, ni eso justifican los pobrecitos kelpers, no cuentan ni para los ingleses (salvo como excusa) y ¿vamos a perder el tiempo despreciándolos?. Son como esos enanitos de jardín, los pusieron y los mantienen, si devuelven las islas alguno quedará, a otros se los llevarán de souvenir y no pasará nada; o sí, se les normalizará el suministro de bananas.
    Y respecto a las lacras "intelectuales", parafraseando a Roosevelt podría decir que "lanata es un hijo de puta, pero nuestro hijo de puta".... y no, es un hijo de puta pero no nuestro, sino ajeno, y con él, los otros 16 próceres al servicio de la rubia albión comparten el honor.
    De todos modos, por acá los descalificamos, si fueran ingleses no la pasarían bien y sería justicia.
    Y ya que no encuentra argumentos en lo que uno pone, ¿es un argumento toda esa gelatina "seductora" con los kelpers que usted propone?, sabe cómo le resultó a ditella?

    ResponderEliminar
  26. Perdón que me meta, Martin.
    En mi caso no es desprecio. Para nada.
    Digo simplemente que es desubicación. Considero que no están ubicados acerca de que territorio están pisando para construir su porvenir.
    Es como si vos tuvieras una casa con fondo, te vas de vacaciones y al volver te encontrás con que allí están armando una edificación, protegidos por algún pope poderoso de la zona.
    Protestás, te mandan un grupo de abogados, y así siguiendo.

    Yo entiendo el caso de gentes que por necesidad ha ocupado espacios públicos o privados en estado de abandono pero aquí juega una cosa, para mi importante.
    Los kelpers tienen problemas? Porqué con el bruto problema que tenemos nosotros que consiste en haber sido víctimas de una usurpación de una porción de territorio, también nos tenemos que hacer cargo de los problemas de ellos?
    No es que yo los eche. Ellos se sienten británicos. Pues que vayan a la Gran Bretaña con sus cuestiones.
    Están en la Argentina. Y no podemos imponerle una ciudadanía de la que reniegan.
    -"Tome señor; aquí tiene su D.N.I." y el tipo me putea y me lo tira por la cabeza.

    ResponderEliminar
  27. I truly appreciate this post. I have been looking all over for this! Thank goodness I found it on Bing. You've made my day! Thx again
    More

    ResponderEliminar
  28. Thank you for commenting, brother.

    ResponderEliminar