miércoles, 29 de febrero de 2012

Si perdemos la batalla hay un solo enemigo que triunfa: El liberalismo. Los demás están pintados y trabajan para su circo


Conocí a Angeles en una reunión de Huinca, en la casa de Rick.
Coincido bastante con ella en la mirada de nuestro escenario político y sobre todo en la caracterización del peronismo.
Ayer dejó este comentario que quiero compartir, en uno de los post





Daniel, coincido con vos… pero por ahí escribieron: histeria destituyente? histeria urgente? No, nada que ver… para mí es cuestión de sentido común...Mario Wainfeld escribía: “En los estrados, la Justicia a veces llega y a menudo no, pero casi siempre tarda. En política las decisiones son más acuciantes. En algún sentido, el Gobierno parece haber elegido un rumbo contrario al de su ADN y de sus mejores iniciativas: judicializó la política”Ahora, Podemos decir que no se judicializó la política? relativamente… Y por otro lado por qué no se admite un saludable pensamiento crítico dentro de las huestes militantes? A qué le tienen miedo? decía Dardo Cabo: "Los leales pueden disentir, los obsecuentes siempre traicionan.. El problema está en establecer bien la diferencia que hay entre disentir y traicionar; o la obsecuencia y la lealtad.Quienes desde la lealtad se atreven a pensar y disentir, se diferencian en mucho de aquellos que ocultan con la obsecuencia la traición. Y también aquellos que con el cuento de la verticalidad ocultan tanto el oportunismo para sacar tajada personal como la mediocridad mental del que no se atreve a pensar... El líder, se alimenta de su pueblo." Es necesario un gesto como la renuncia de Schiavi? Seguro que sí, hace falta que salte un fusible y no necesariamente implica debilidad. Aliverti escribía "...entra en escena el secretario de Transporte y, en medio del horror, sin aceptarpreguntas, en actitud más propia de un canalla que de un pelotudo, dice que si la abuelita hubiera tenido pantalones habría sido el abuelito. ¿Qué iba a decir, justamente por estar tapado de muertos y angustias? ¿Que estaban evaluando sacarle la concesión a los Cirigliano? No, pero menos que menos faltarles el respeto al dolor, a la bronca, a la impresión. Es de esperar que Schiavi tenga los días contados en su puesto. Se requiere un gesto superior, capaz de mostrarle a la sociedad que no se tolera su dicho pornográfico. Cabe presumir que de chispas como la suya se nutren combustiones como las del viernes a la noche."
Gracias Daniel, te mando un beso. Angeles



Aquí, en su blog, da cuenta de su pensar y sentir frente a la tragedia de Once
y escribe cosas como éstas:
.
"…duele, duele mucho…
Reflexiono sobre le accidente, primero sobre las víctimas, me conduelo, me siento impotente, siento…  luego  miro a los responsables, escucho a Schiavi, me acuerdo de Cirigliano, Menem, evoco las privatizaciones… luego escucho a muchos de mis compañeros militantes pelear… esfuerzos denodados para enfrentar a  Clarín, los troskos y la oposición quienes quieren hacer leña del árbol caído… las operaciones que se vienen gestando se vuelven vigorosas y resistentes; el modo de enfrentarlo: la obsecuencia… un vano  querer “tapar el sol con las manos”… eso no puede ser así, no … instintiva y espontáneamente me aparto… me siento mal, me guardo, elijo el sobrecogimiento… no puedo acompañarlos… yo soy distinta, militante comprometida, desinteresada, leal, jamás obsecuente"

Reflexiono: muy triste... es tremendo lo que pasó, es como volver a vivir la tragedia cromañón... también los funcionarios que, como en ese entonces, no están a la altura de las circunstancias: se deshumanizan y dan vergüenza ajena... hablan porque tienen boca, sin sonrojarse (por no decir otra cosa)... ¿Cómo pude ocurrírsele a alguien decir en un momento así, donde hay tantas personas sufriendo, que fue :
"un accidente como vimos muchas veces en los diarios", que “Si el accidente hubiera ocurrido ayer (feriado) , no hubiera sido tan grave”, que "hay una cultura muy arraigada, bien argentina de viajar abarrotados en la punta del tren para no hacer cola al salir?"
Es muy agraviante e intolerable. Tiene razón Hebe de Bonafini. Creo que debería renunciar… Con sus dichos, Schiavi demostró que para él las personas son sólo un número…"

Por la mañana las certeras y conmovedoras declaraciones de Luis D´Elía en Radio Cooperativa AM 770:
"Me duele la clase obrera, los trabajadores y los niños muertos. Me duele la tragedia"… y fragoroso arremete con convicción y valentía:
“Hay que hacer una perestroika y una glasnot en el kirchnerismo, no solo hay que pegarle una patada en el culo a Cirigilano sino que se nos viene el estado neoliberal encima que implica sólo lucro y devastación. Me gustaría ver a Cristina terminado los peritajes y yendo a fondo con esto, abriéndoles causa penal a los responsables, terminando con la concesión de Cirigliano pero también convocando al pueblo argentino para que en 6 meses votemos constituyentes, terminemos con el estado neoliberal conservador consagrado en la constitución del 94. Si ella quiere tener un gesto de grandeza que se autoexcluya de cualquier debate reeleccionario, pero hay que modificar este estado. Petróleo, minería, trenes…hay que hacer bolsa al estado neoliberal. Algunos se niegan a los cambios porque está la puta corrupción. Ricardo Jaime que vaya en cana. Señal clara y de tiempo distinto. El estado neoliberal es una barrera infranqueable que no permite profundizar. Que vuelva el Estado Federal presente que impida la devastación minera: que el oro, el cobre… sean del conjunto de la nación. Que pelea desigual entre la Barrik Gold y Catamarca. Lo que nos pasó es terrible pero es una muy buena oportunidad para cambiar… Cirigilianos…Hijos de remilputa: compraban dólares en vez de arreglar las vías. Hay que echarlos.
Fin de las concesiones, juicio y castigo a los culpables, la corrupción mata, cárcel ejemplificador a Jaime. Detrás de todos estos accidentes está también la corrupción…”

Discuto y me pongo a mí misma a prueba,  tal vez yo estoy confundida y lo que siento no es genuino…digo: el gobierno votado por la mayoría tiene todo el poder y el consenso para evitar el desprestigio y el bochorno... el tiempo que se deja pasar conspira en contra el modelo, contra los esfuerzos de los militantes.

Un caldo de cultivo propicio para la oposición: la obsecuencia y el silencio trastocados en grave complicidad de algunos compañeros empecinados en hacernos creer que esta clase de activismo se llama militancia, un activismo que quiere tapar el sol con las manos, que antepone sus propios intereses, que confunde y enlutece aún más al pueblo, que carece de análisis crítico, de valores humanos... conocemos las ambivalencias de la oposición oportunista. Nos queda a los militantes que jamás cobramos por hacerlo sustentar la coherencia y la justicia…

DARDO CABO escribía en 1974, en la Revista El Descamisado lo siguiente:
"Los leales pueden disentir, los obsecuentes siempre traicionan"
"El problema está en establecer bien la diferencia que hay entre disentir y traicionar; o la obsecuencia y la lealtad. Quienes desde la lealtad se atreven a pensar y disentir, se diferencian en mucho de aquellos que ocultan con la obsecuencia la traición. Y también aquellos que con el cuento de la verticalidad ocultan tanto el oportunismo para sacar tajada personal como la mediocridad mental del que no se atreve a pensar...  El líder, se alimenta de su pueblo."
.

5 comentarios:

  1. che en misiones hay un golpe de los canas y mano de obra desocupada,tienen arrinconado al gobernador,hay quienes pretenden que no haya juicios de lesa humanidad,para los troscos,NO ES LA REVOLUCIÓN DE LOS TRABAJADORES Y LA CREACIÓN DEL EJÉRCITO ROJO,NO VAYAN A BANCARLOS..EL GOBERNADOR GANÓ POR 80%.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, como vengo a ser el "por ahí" que mandó eso de "histeria destituyente, histeria urgente"; tengo la "obligación" de defender mi engendro.
    Pudo ser mal leído o mal escrito, pero sí tiene que ver y también por sentido común.
    A partir del accidente, hay una histeria desatada que es destituyente, se apoya en el desastre, en las víctimas, pero su fin último es la erosión y destrucción de este gobierno; los modos y el ruido generados son histeria (pero fríamente calculada para generar miedos, desazón, desánimo y destitución).
    Frente a eso, otra histeria, usé la palabra "urgente" a falta de otra mejor, lo cierto es que para muchos "había que responder" ya, de inmediato, con la urgencia puesta en escena y exigida por la otra histeria.
    Mi sentido común me decía y dice que era una trampa caza bobos, y funcionó, la urgencia trajo las respuestas acríticas, las autocríticas y las tan autocríticas que sonaban más a "se pudrió todo, rajemos mientras se pueda" que a otra cosa.
    Me pregunto sobre el por qué y la necesidad de entrar en esa urgencia. Lo que pasó en Once no fue sorpresa, se sabía que podía pasar algo así; se podrá decir con razón que no se esperaban tantas víctimas pero, insisto, sorpresa no había.
    Tampoco puede sorprender el efecto, el maravilloso estímulo que para los enemigos (opositores es muy poquito) de este gobierno K significaría, la fiesta, histérica, gozoza, implícita en el montón de muertos, que se desataría.
    Hasta el martes de la semana pasada, los trenes eran una porquería, viejos, mal mantenidos, peor gerenciados, un barril sin fondo en subsidios y una tortura para los pasajeros, pero que venía "tirando" y la divina providencia jugaba a favor - bueno, doña providencia se tomó un feriado, pasó lo que pasó y aquello que se sabía, lo que hubo y había que hacer, se volvió el eje central, desde ese día en más.
    Pero, si ya se sabía, ¿por qué hay que exagerar "la sorpresa"?, ¿por qué la autocrítica debe pasar tan rápido de postergada a feroz?, ¿por qué tiene que darse por válida la histeria de la contra?, por qué hay que entrar en la histeria sin un mínimo de reflexión previa? o, también, ¿por qué la "defensa" debe incluir primero un ataque a las posiciones propias - o mejor dicho, las propias hasta el martes de la semana pasada - por qué?
    ¿Por qué la insistencia en "que hable Cristina", así tenemos consuelo?. Si uno es más o menos adulto, suele tener más entereza, o sentido práctico, que nunca viene mal. No habla porque no quiere que la hagan hablar de prepo, ¿o es una desconocida y no se saben sus reacciones?
    Había un situación sabida - y tolerada y con argumentos para explicar esa tolerancia - bueno, ahora cambió, el precio pagado por esa tolerancia es intolerable y la respuesta no puede, ni debe, quedarse en lo simplemente emocional (ámbito en el que, no casualmente, se apoya la ofensiva contrera)
    ¿Lealtad?, puede ser, pero capaz que haga más falta inteligencia, discusiones más amplias, sentido práctico y olfato para que lo emocional no anule lo importante.
    No se trata de "no sentir", no, se trata de pensar, discutir y diseñar otro esquema de transporte; mercaderías, personas, economías regionales, etc., etc.. Apenas una parva de laburo y de guita (para pedirle al único gobierno con la "sensibilidad" para ponerla, que a cualquiera de los otros comedidos, no le saca ni con cesárea, vea..)

    ResponderEliminar
  3. Tengo la misma sensación de irrealidad, como si estuviese discutiendo sobre El Corán con un montón de wahabistas integristas.
    Eso me molesta mucho, porque sé que este movimiento no surgió de esa irrealidad.
    Cordialmente,
    Yo.

    ResponderEliminar
  4. gracias Daniel por haber replicado mi post,a veces se siente la soledad en la lucha, pero en el fondo se que muchos piensan como yo... sos muy generoso y gentil. Ram: es cierto, la histeria... tal vez fue mal leído, sólo que pareciera que no sólo abrca a la oposición. Frente al hecho trágico, para mí son innumerables las perspectivas para un análisis, no sólo el que pretende imponer la oposición y los medios hegemónicos ... y es tan genial como elocuente tu frase: " doña providencia se tomó un feriado". Gracias a todos

    ResponderEliminar
  5. Sentí la emoción que pusiste, Angeles.
    Y ahí también nos encontramos, fundamentalmente.
    Gracias a vos.

    ResponderEliminar