jueves, 22 de marzo de 2012

Pobre, confundida, violada y desprotegida por la sociedad del País al que cada día le da su vida y su trabajo

Una chica pobre, violada, desprotegida debe recorrer todavía, luego de semejante humillación, los estrados de los tribunales donde jueces poco confiables la someterán a una amansadora que posiblemente termine con la negativa a permitirle abortar en un hospital público.
Así es la cosa?
Estas chicas corresponden muchas veces a familias donde sus mayores, confundidos, sin recursos, no saben que hacer.
El tiempo entonces empieza a correr entonces, en su desmedro.
La sociedad les pega un nuevo golpe. Tan duro como el que le propinó el violador.
Más lento, más largo... Pero igual de oscuro y violento.
Y todavía hay funcionarios y gobernantes que se esconden detrás de la biblia.

Alguien escuchó alguna vez la crónica de alguna mujer de buena posición económica o de alguna religiosa, en relación al aborto que pudiera haberse practicado?
Alguien vio a un juez preso por llevarse dinero al bolsillo en función a diversas atenciones con los jerarcas que tienen peso en su juridicción?
Por ser cómplice y hasta cliente de ciertos prostíbulos donde caen chicas pobres, ultrajadas, a las que se las termina vendiendo como una mera y clandestina mercadería a vaya a saber que destino incierto, desde donde seguramente no volverán.


Periódico ABC de Madrid - 2 de agosto de 1936..



6 comentarios:

  1. qué tema el de los prostíbulos con el juez, el intendente y el comisario tomando un whiscacho... después, ¿adóde vas a hacer la denuncia por trata de persona?
    estamo en el horno, para colmo, vas a la gobernación y te atiende su santidad Urtubey...

    ResponderEliminar
  2. Le pasó a una testigo en el juicio por Marita Verón, que dijo -"Como voy a declarar ante este juez si era cliente del prostíbulo".

    ResponderEliminar
  3. “¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad”.

    ResponderEliminar
  4. Son los eternos sin vergüenzas...
    Sinvergüenzas!!!!!
    Uniformes varios, leguleyos, juramentos hipocráticos... todos unidos en el rosario y en la palabra... Porque son los que tienen la palabra...
    Tienen en su puño la vida de miles de mujeres... Los cómplices de las muertes silenciadas que se horrorizan ante una muerte pública...
    Pobres y mujeres... sólo les cabe el espacio que "el poder" les asigna...

    ResponderEliminar