martes, 19 de junio de 2012

La otra cara del Pro.Cre.Ar (el llamado: círculo virtuoso)


Antes, en cualquier conversación, éstas cosas eran de rápida (automática?) asimilación.
Hoy se denuncian como un engorroso armado para hacer demagogia con plata ajena que sirve a los que usurparon el poder engañando incautos o comprando voluntades, para sostenerse allí y seguir haciendo caja que después se reparten en gran medida entre ellos y sus amigos.
Esto es como el catecismo para cualquier opositor. Y se recita rapidito y de memoria como cuando eran monaguillos de otro cura y recitaban esa cantidad de padrenuestros que les imponían de penitencia.
Hoy, el papado tiene sede en la intersección de Clarín y Nación.
Y estas tantas cosas que podemos enumerar como beneficios anexos de tan enorme plan social, digo; son detalles que... seguramente traerán inflacióoonnn !!!


- Fuerte movilización de la Construcción
.
- Incremento en las ventas en todos los rubros que la componen. Y de los que intervienen secundariamente
.
- Incremento en la producción de los materiales que conforman esos rubros
.
- Demanda laboral en el rubro de la construcción y en el de los comercios de los rubros satélites, así como en los productores de los bienes
.
- Incremento productivo en todos los rubros que atienden a los comercios y productores que asisten al rubro de la construcción
.
- Demanda laboral que trae aparejado en esos rubros de segundo círculo
.
- Aumento de cargas tributarias, producto del incremento de la facturación
.
- Descenso de la demanda de alquileres, complementada ésta con la creciente oferta agregada de aquellos que no quieren comercializar sus inmuebles en divisa nacional, los quitan de la venda y los colocan en alquiler. Correspondiente baja en los valores de las locaciones
.
- Opción de ahorro con contraprestación inmediata, atendiendo la segura suba en los ingresos contra la muy baja tasa que exige el plan
.
- Retroalimentación de los fondos del Ente promotor (Anses), en función de la captación de nuevos impuestos devenidos
.
- Engrosamiento del PBI para crecimiento de la actividad general y correspondiente descenso del ratio de deuda, con la aparejada baja de tasas de acceso al crédito en el comercio internacional para todo actor nacional
.
- Conceptualización de avanzada para una caja jubilatoria en permanente dinámica con la motorización de las actividades productivas en que se desarrolla como actor directo
(Esto no debería ser raro; se supone que los privados que manejaban las Afjp dirigían los fondos a la aplicación de inversiones rentables)
(Y rompe además con la idea de fondos estancos y separados en una caja completamente autónoma - que es lo que exige la oposición- y que de hecho no cubriría en lo más mínimo los pagos mensuales de rigor a los jubilados. Ninguna caja en el mundo es autosuficiente siendo la relación: activo-pasivo, más que descompensada en cualquier caso)
(Para quienes pretenden encontrarle una salida argumental a esto, en la vuelta a la capitalización individual; la respuesta es: -No se volverá de la situación de reparto. -Cualquiera puede armarse una cuenta común de ahorro de la que disponer al jubilarse. Más allá de los plazos fijos, hay fondos de inversión con altos rendimientos. Es individual -obviamente- la jugada)
.
- Eventual aplicación de terrenos fiscales improductivos en la construcción de nuevas viviendas -para una etapa posterior-, lo que rediseña nuevos barrios donde ingresarían nuevos comercios para suministro de sus necesidades


Esto es tan amplio, que hay rubros en los que a uno no se le ocurriría pensar de inmediato, como la jardinería, por ejemplo, y todo lo que conlleva, que seguramente tendrá un fuerte salto en la demanda de su necesaria aplicación

14 comentarios:

  1. También - todo hay que decirlo - afectará algo negativamente a nuestras exportaciones industriales, presionando al mismo tiempo, un poco más al alza de las importaciones.
    Paso a explicarme: la construcción al ser una actividad con un altísimo componente de mano de obra en su integración de costos paga salarios que no se traducen en la producción de bienes transables. Es decir, no aumenta el volumen de la oferta de bienes y servicios. En palabras de ciertos referentes políticos: se van por la canaleta de las 4 comidas diarias, las zapatillas y la cuota del ciclomotor. Si bien en el mediano plazo las inversiones en infraestructura deberían fructificar en una mejora de la competitividad sistémica, no es menos cierto que en la coyuntura conspiran contra la actual.
    Esto no implica que no hay que hacerlo, en efecto, en una sociedad con NBI en alto grado la construcción de viviendas populares es tan necesaria... como inflacionaria..
    Habrá que lidiar con esto, moviendo perillas y apretando resortes que compensen ciertos desequilibrios.
    Saludos !

    ResponderEliminar
  2. El caso es que, en función de atender necesidades, habría que construir muchísimo más (8 veces más?).
    Fijate entonces que resultando -por todas las variables que desencadena-, tan ambicioso este emprendimiento, cómo/cuando? podríamos abordar el resto? Lo que da una pauta del atraso del que venimos.

    ResponderEliminar
  3. Y a propósito de una de tus enunciaciones, aquí había escrito un post sobre el tema salarial en la construcción (hay que situarse siete meses atrás):
    http://elaguantepopulista.blogspot.com.ar/2011/11/el-cinico-universo-de-la-construccion.html

    Lo que hace la cosa más jodida de elaborar, todavía.

    ResponderEliminar
  4. Sigan soñando, populistas. Todo con la plata de los jubilados y los enfermos terminales, ya lo dijo hoy Osvaldo (Ea Ea) Pepe en Cornetita. No falta mucho para que empiecen a usar la plata de las pensiones por invalidez!

    ResponderEliminar
  5. Va a haber que bancar días y días de llanto por TN "porque el gobierno le quita plata a los jubilados". Y no hay forma de huir de TN,está en todas partes (salvo en la casa propia donde se puede cambiar de canal).
    Espero que junto con la construcción de viviendas haya expansión de los servicios de agua, luz, gas, cloacas y transporte que proporcionen habitabilidad a los nuevos asentamientos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Que dificil es mantener un diálogo sobre estos temas, con gente que solo habla de relojes, carteras y zapatos, de aviones, de agua mineral y edulcorante, y el costo de una habitación de un hotel... Realmente el diálogo político a veces es desmoralizante.

    ResponderEliminar
  7. Eso siento también Antonio, en algunos intercambios. Es desmoralizante la cosa -esa es la palabra- y uno se corre. Entonces, después dicen "que no se puede dialogar". Pero es que al toque salen con barbaridades e insultos.

    ResponderEliminar
  8. A mí no me engañan, tomando en cuenta el agudo comentario de Udi (en estrecha sintonía con las sabias predicciones de la lanata platinada), toda esta puesta en escena de las casas y que patatín, patatán, la posta es que "...se van por la canaleta de las 4 comidas diarias, las zapatillas y la cuota del ciclomotor." -
    ¿Y quién hace las zapatillas y el ciclomotor? - aítá, la mamita del borrego, lo chino son, lo chino...
    Udi, considéreme sumado a su campaña esclarecedora, no solo se hacen las cosas tarde, encima para favorecer a los chinos...

    ResponderEliminar
  9. muy buen informe, gran análisis, sutil, esperanzador... bravo

    ResponderEliminar
  10. Yo espero que nos toque en suerte al menos la posibilidad de tener la casa propia.
    Es bueno que se haga, y coincido en que deberìa ser màs amplio.
    Y ademàs, calculo, se podrìa obtener un màs dinero para la construcciòn del sector financiero, gravando las ganancias fabulosas de esos señores.
    Como propuesta lo tiro, obviamente.

    ResponderEliminar
  11. En principio hay que tener el terreno (o llegar a la escritura a la hora del desembolso). En otra etapa parece que se van a facilitar terrenos fiscales.

    ResponderEliminar
  12. Entonces cagamos nomàs.
    Tendrè que seguir alguilando.

    ResponderEliminar
  13. Hay que ver, Dormi. Puede ir pagándolo en cuotas y cuando llegue el momento conseguir algún auxilio.

    ResponderEliminar
  14. La verdad, no es viable ese curso de acción.
    Si se me permite una opini{on sobre los planes de vivienda que andan por ahí (el del Banco Nación, otro que es para construir del Hipotecario creo y éste plan nuevo) diré que no están pensados para tipos como yo y para familias como la mía.
    Y ya que estamos: como el mítico jamón del sánguche, estamos al medio (no confundir con clase media que ahora es nada más que un estamento con consumos culturales diferenciados), como no estamos en indigencia no tenemos apoyo (y eso está bien) pero como tampoco somos potentados nuestras propias patas no sirven para algunos esfuerzos.
    Eso sí, cualquier retoque de precios nos hace bolsa y fortalece esa falsa conciencia que se le sube a la espalda a tipos que no terminan de entender el cómo y el porqué. Si uno rebusca con cuidado verá en estos asuntos el huevo de la serpiente.
    Yo no soy un caso clásico de "sentido común" pero abunda, le puedo decir.

    ResponderEliminar