lunes, 18 de junio de 2012

Milito, Milito !!!




Y ayer, en un paupérrimo partido fue el único que lució.
Un grande de verdad.
Te vamos a extrañar Mariscal. Sos el que todavía transmitía lo poquísimo que nos queda de aquella, nuestra vieja mística.

3 comentarios:

  1. Fue un enorme jugador.
    Pero en esta última etapa solo fue un problema para una defensa que era lo único pasable que el rojo tenía.
    Mucha grandeza al reconocer que su físico no le permite rendir.

    ResponderEliminar
  2. Se tuvo que ir un grande, porque su cuerpo no es capaz ya de seguir la pasión de su alma roja. No te vamos a olvidar, querido Mariscal.

    ResponderEliminar