martes, 5 de junio de 2012

Todo lo que decimos en este post es trucho, como los manejos de Moreno y el Indec y los obreros sonríen porque están acostumbrados a hacerlo para las fotos

En la foto, obreros argentinos que deberían estar con el partido obrero,
pero permanecen cooptados por el gobierno K, que seguramente les tiró algún plan
y ordenó almuercen con chori y tinto aunque deban retomar luego sus tareas
.
.
Más o menos, ésto es lo que decía el hombre -con otras palabras-;
-Quizás se está apreciando que en los más destacados países vecinos crecen más las reservas que en el nuestro. Pero esto hay que medirlo en tanto el ratio de deuda externa del país con los privados -para darle coherencia al marco de referencia-, donde podemos observar una calidad de desendeudamiento notable para la Argentina.
.
El hombre no era Axel Kicillof. Ni Hernán Lorenzino. Ni tampoco Roberto Feletti. El hombre era Javier González Fraga. Aquel que fuera candidato a vicepresidente de la Nación por la Unión Cívica Radical en las últimas elecciones
.
Así dicho, considero entonces que habría que agregar en este marco, la evaluación de la balanza comercial y su perspectiva de aplicación.
El superávit obtenido en abril (el último de los enunciados - hoy se anunciará la recaudación de mayo), fue anunciado por Ambito como de fuerte contracción. Sin embargo, en el correspondiente artículo, no se habla de un aumento tarifario pronosticado en falso hace mucho tiempo ya y que sigue sostenido en subsidios.
Y si se hizo eco y esto hay que considerarlo, al comunicado ministerial que habla de su derivación constante hacia "la aplicación de políticas para el desarrollo económico con inclusión social; siendo notable herramienta de fortalecimiento del mercado interno, sostenimiento de logros sociales, niveles de empleo y de producción, contrarrestando así el volátil contexto económico-financiero internacional" (lo que es mucho decir).
.
Destacándose la inversión en obras públicas, centrales de energía y atención social.
Esto, que implica una contundente apreciación de la economía y más que nada, de su aplicación en políticas sociales e inversión pública, se desliza en un clima de cuasi-espanto a través de los diarios opositores.
Casi como si la realidad fuese la contraria. Casi, como que si tuviéramos un tropiezo, lo cual sería más que entendible en medio de semejante situación mundial, sería pronosticado sin más, como el fin de todos los fines para el gobierno.
Es muy esquizoide esto de trazar un mundo paralelo y atentar contra el umbral mismo de aceptación de sus ávidos receptores de catástrofes. Están alimentando tensiones que después desconocen en la propia reacción violenta que originan.
Y no están dispuestos a detenerse.
.
Mientras tanto, sitios como Ambito Financiero, que oscilan en posicionarse de un lado y otro de la vereda, no escapan a su raíz ideológica e insisten en llamar "gasto", lo que para nosotros es inversión en infraestructura y en sostenimiento y apoyo para los sectores más débiles de nuestra sociedad.
Hay que preguntarse entonces, cuanto hay de humano en cada acción ejecutiva y cuanto de insensibilidad en la actitud destructiva que se opone.
Están a tal punto jugadas las cosas que me sorprendió el nivel de honestidad de un economista de la vereda de enfrente.
.

9 comentarios:

  1. No hay que creernos nada Daniel, somos tan falsos que seguro venimos de un planeta falso :-)
    La negación de la realidad a la que llegan estos tipos es monumental. Aunque de vez en cuando alguno comete sincericidio...

    ResponderEliminar
  2. La verdad que me asombró el tipo, Iris.

    ResponderEliminar
  3. No es tan extraño, se trata de posicionamientos políticos, en la oposición cerrada que no permite ningún tipo de concesión se ubican claramente Macri y los medios Clarín, Nación y -por ahora- Perfil. Principalmente.
    El resto comparte la misma ambigüedad de la UCR o del FAP que en la actual situación de polarización puede confundirse con la famosa "objetividad" añorada. No es necesario, incluso es inconveniente, hasta desde una postura "liberal" no aceptar que algunos de los indicadores macroeconómicos y sociales que puede exhibir este gobierno son logros innegables. Los unos intentan desestabilizar, "jugarla con la mano, tirar planchas", los otros pretenden hacer política, quizás porque piensan en recomponerse de cara al 2013 al que consideran -con razón- una cita inevitable y decisiva. Admito que todo parece confundirse, pero en el medio del gran ruido de fondo, se pueden escuchar algunas vocecitas tenues pero que de alguna manera intentan afinar. El cacareo excesivo tampoco les conviene, los deja fuera confundidos con el ruido general. Lástima que les faltan inteligencia y huevos, como para hablar más fuerte y hacerse escuchar.

    ResponderEliminar
  4. Algo de eso tiene que haber, Profe; habida cuenta que cierta lectura con algo de sesos tienen que hacer de lo que fueron las últimas elecciones.

    ResponderEliminar
  5. ahora anda Larrata todos los porgramas mostrando "evidencia" de que todo es trucho, cuando la mayor evidencia de truchedad es él mismo

    ResponderEliminar
  6. Lo que indican los números es que el pronóstico del gobierno en el presupuesto, respecto al crecimiento para este año (menor al del año pasado, la mitad casi) es coherente con lo que viene ocurriendo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. ¿Cómo dijo Heller de G. Fraga? Su único antecedente de gestión es fundir empresas.
    Oh, y a no dejar de lado a Tabaré Binner denunciando la mentira oficial de que hay grupos económicos que especulan con el dólar. El FAP no es ambiguo, profe, y menos con sus Lozanitos, y sus Stolbizers Lobberas.

    ResponderEliminar
  8. No se puede creer Daniel, dan verguenza

    ResponderEliminar