viernes, 27 de julio de 2012

El arte de hacerse los pelotudos

Siguiendo la línea de nuestro alcalde Mauricio, la cosa pasa en uno de los carriles tácticos por victimizarse y muy cerquita de ello; por hacerse los boludos.
No por casualidad supo el comando Pro empujar a la vice-jefatura de la Ciudad a Maruja Vidal, cuyo estereotipo da de lleno con la idea (en mi barrio les decían "mosquitas muertas").
Y dentro de los móviles más trillados está el de tirar un centro, como en este caso para que alguien venga a cabecear por el nuevo modismo de que la Afip te persigue cual Gestapo


Por aquí, un diario liberal que no juega la carrera del desgaste de Clarin/Nación, afirma que se trata de artilugios.
Es decir; alguien vio la veta y pasó en cadena la idea, pero bueno, se cortó muchachos. A inventar otra cosa.

6 comentarios:

  1. Cuando quiero conocer que pasa en la economía leo Ámbito, las colunas son muy buenas, explican, dan su opinión y no vernos condicionales e hipótesis locas como clarinete

    ResponderEliminar
  2. igual, todo con pinzas, no se le puede creer a ninguno...

    ResponderEliminar
  3. Hay algunas tapas de estos pasquines que deberían estar en el Louvre.

    ResponderEliminar
  4. A la cornetita le está faltando el epígrafe "siempre junto a los evasores"...

    ResponderEliminar
  5. Es que lo que mejor hacían era mentir y, ahora ¿qué harán?

    ResponderEliminar
  6. Seguirán mintiendo por donde puedan, siempre.

    ResponderEliminar