miércoles, 11 de julio de 2012

El hijo menor de Clarin

Por supuesto que a semejante pasquín, hijo menor de Clarín -de reparto gratuito especialmente en bocas de subtes- no le creo nada. Habría que chequear la fuente.
De todas maneras, es muy probable que en este caso la cosa sea así.
La construcción en la CABA es mayormente suntuaria y especulativa.
La demanda se ha basado, por un lado, en ubicar un objeto de depósito de capitales con promesa de jugosa renta.
Y por el otro, en espacio de arribo para el retorno de mucha población que gustaba en los '90 de vivir en los countries. Hasta que se le vino encima el fantasma de la inseguridad.
Se produjo así un verdadero recambio ya que en tanto este sector retornaba, partían hacia la provincia aquellos que no podían bancar los costos de la city. Lo que apuró fenómenos como; "Macri al poder", entre otras delicias.
Una nueva clase se dio paso ostentando número y ocupó reductos reservados antes para una clase media hacia abajo, como Las Cañitas y Palermo Viejo -que tomó en distintas franjas de su perimetraje, denominaciones tales como "Soho", "Hollywood", etc. 
Allí, en lo que eran barriadas de casas bajas, se barrió con las mismas adquiriendo como chiquetazo terrenos en cantidad para levantar colosos de cemento, uno al lado de otro, atentando de hecho contra todo el sistema de infraestructura de servicios que podrían soportalo.
Tal fue la fiebre expansiva que no es mucho más lo que hay disponible. Y allí se puede leer también parte de esta merma en la construcción.
Contando además que otros barrios, tradicionalmente ocupados por sectores pudientes como Villa Devoto y Villa del Parque no admiten este tipo de edificaciones.
Tampoco lo admitían los antes citados, pero fueron literalmente avasalladas en sus reclamos, asociaciones enteras de vecinos que se deglutió la codicia inmobiliaria bajo el amparo de la administración vigente.
Esa misma que es protegida consecuentemente por estos medios en guerra declarada y abierta con el ejecutivo nacional.
.
Y es que a Mauri se le han caído ya unos cuarenta edificios que vieron socavados sus cimientos por estas construcciones express, sobre las que se han presentado escasos o nulos controles.
Imaginen si esto hubiera sido obra del gobierno nacional.
40 sucesos semejantes extendidos en encadenar el tema a través de los días hubieran facilitado no menos de 100 tapas de Clarín, más su segura repercusión en La Nación, en título catástrofe. Y hoy sería éste un tema de angustia y reclamo nacional al tope de toda encuesta llevada a cabo por sus consultoras apéndice.
Pero Mauri goza de un bruto paraguas que le extienden generosamente quienes comparten con él suculentos negocios en esta ciudad. Los mismos que se llenan la boca a través de sus comunicadores "estrella" con la palabra corrupción.

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo con tu entrada. Además hay que tener en cuenta que los "dueños del capital" andan especulando dónde invertir ya que no quieren largar sus dólares o quieren que les "rindan".
    Nos encontramos ante especulaciones increíbles, por un departamento tasado en 100 mil dólares, por poner un ejemplo, te ofrecen 70 diciendo muchas veces "es en dólares, y los tengo"

    ResponderEliminar
  2. No le quepa duda: "construcción" es un eufemismo por "construcción suntuaria" o "especulativa". Yo siempre lamento la expresión "invertir en ladrillos" porque es como una invitación a especular con la necesidad de vivienda de la gente.

    Sobre los edificios derrumbados o en proceso de derrumbe, sobre la destrucción del patrimonio arquitectónico de CABA es interesante leer la página de Basta de Demoler. Claro que luego uno quiere llorar a gritos y matarlo a Macri. Sentimiento que no comparten muchos porteños aspirantes a una ciudad sin memoria.

    ResponderEliminar
  3. Bernini decía que la arquitectura debía lograr que la gente amara a su país. Los arquitectos actuales ni siquiera lograr ver la función social de la misma, aunque claro, en el laberinto de contratistas y sin una planificación urbana clara (que garantice que cuando se construyan edificios de viviendas al mismo tiempo se le suministre agua, luz , transporte, cloacas, etc) ,tienen muy poco para hacer.

    ResponderEliminar
  4. Negocios Pro = cemento.
    Cara de Mauricio = cemento.

    ResponderEliminar