sábado, 21 de julio de 2012

Los "sofismas coparticipables", por la "Corriente kirchnerista de Santa Fe"



Nestornautas, y un post de lujo

Sofisma Nº 1:
Lluego de reconocer que los ingresos coparticipados a las provincias crecieron en forma nominal desde el 2003, no puntualizar que también crecieron medidos en términos de participación porcentual en el PBI (del 3,4 al 5,6 % desde entonces al 2011).

Sofisma Nº 2:
Decir que la Nación se queda con la mayor tajada del crecimiento de la recaudación en desmedro de las provincias, aclarando más adelante y casi en letra chica, que eso obedece al crecimiento de los ingresos que no son coparticipables por mandato constitucional, como los derechos de exportación (las famosas retenciones): decir que la coparticipación representaba el 50 % de los ingresos tributarios nacionales en 1993, para pasar a un 34 % en el 2009 es encubrir este factor sustancial.

Sofisma Nº 3:
Vinculada a la anterior, comparar la participación de los impuestos coparticipables en la recaudación tributaria nacional con la Convertibilidad, sin apuntar que entonces existía un tipo de cambio sobrevaluado (el famoso uno a uno), que hacía innecesarias las retenciones, por ende son situaciones absolutamente incomparables.

Sofisma Nº 4:
Plantear que la provincia de Buenos Aires es la más perjudicada como si eso fuera culpa del kirchnerismo, siendo que el perjuicio de la PBA viene del acuerdo transitorio sancionado por la Ley 23.548 en el gobierno de Alfonsín, el kirchnerismo no introdujo ninguna reforma al respecto en estos nueve años, y modificar el régimen de coparticipación exige el acuerdo de la Nación y las 24 jurisdicciones provinciales (incluyendo la CABA), de acuerdo con la Constitución.

Sofisma Nº 5:
Vnculada a la anterior, plantear la comparación en el caso de la provincia de Buenos Aires con el régimen imperante en 1973 (Ley 20.221 de Lanusse), cuando además no ingresaban al reparto ni Tierra del Fuego ni la CABA; situaciones todas con las que nada tiene que ver el ciclo político iniciado en el 2003.

Sofisma Nº 6:
Cuestionar los porcentajes de coparticipación asignados a Buenos Aires sólo en base a lo que esa jurisdicción aporta en términos económicos (que es ciertamente importante), omitiendo el aspecto redistributivo del régimen de coparticipación (por el cual muchas provincias chicas reciben más de lo que aportan), que está establecido en la propia Constitución en el artículo 75 inciso 2) cuando dice que el reparto de los fondos coparticipables "será equitativa, solidaria y dará prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional".

Sofisma Nº 7:
Plantear el congelamiento del llamado Fondo del Conurbano (creado en base a un porcentaje de la recaudación de Ganancias) desde 1991, omitiendo la afectación de parte de ese mismo impuesto a la financiación de la seguridad social desde 1992 (Ley 24.130), en el mismo contexto en el que se reclama la elevación del mínimo no imponible para la cuarta categoría, o la eliminación del tributo para el trabajo personal en relación de dependencia.

Sofisma Nº 8:
Vinculado al anterior, comparar la distribución de la coparticipación del año pasado con la que hubiera correspondido de acuerdo con las pautas de fines de los 90' (se equivoca Argañaraz del IARAF: está hablando del 15 % que va a la ANSES, que se estableció en 1992, a menos que refiera al régimen de la Ley 23.548 que es de 1988); omitiendo que la afectación del 15 % que va a la seguridad social también afecta la parte que le correspondería a la Nación, y las afectaciones específicas (de acuerdo a la misma Constitución Nacional, en el mismo artículo 75 inciso 2.) se deben descontar de la masa coparticipable.

Sofisma Nº 9:
Omitir que el Estado nacional viene coparticipando desde el 2009 el 30 % del producido de las retenciones a las exportaciones de soja, y que por la Ley 26.075 de financiamiento educativo aporta el 40 % del esfuerzo financiero para cumplir la meta del 6 % del PBI en educación (hoy 6,47 %), cuando tiene la responsabilidad de gestionar menos del 22 % de la matrícula educativa total, revirtiendo el proceso de transferencia de responsabilidades operado con la Ley Federal de Educación.        

11 comentarios:

  1. Mientras no haya una ley clara al respecto (reforma constitucional mediante, porque la unanimidad no se alcanza ni en sueños) la coparticipación será siempre un campo libre para mandar fruta podrida.
    Y con el concepto que tienen del federalismo (aportar lo mismo, recibir más quienes más aportan, una receta para la desigualdad, dicho sea de paso) nunca van a estar de acuerdo con reformas que tiendan a redistribuir...

    ResponderEliminar
  2. Excelente trabajo el suyo amigo, uno no puede hacer menos que difundirlo. Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Iris;
    Bueno, el caso de no estar de acuerdo nunca con reformas para redistribuir lleva consigo mucho reflejo social, entre otras cosas.
    Hablaré de ello en un futuro post, pero es posible que toda conclusión de "la gente" opositora concluya invariablemente en "los planes sociales" como lo pior de lo pior?
    Lo que planteás como solución es saludable y necesario y tiene que ver además con la racionalidad. Y este hacer política desde las tripas tan irracional, discutiendo desde allí: -"Esto es mio, pero mio, mio, eh", es como agotador.

    ResponderEliminar
  4. A la mierda, muy bien los santafesinos

    ResponderEliminar
  5. Pasé, leí y me informé.
    Opinar no puedo porque prefiero parecer un ignorante, que usar el teclado y demostrarlo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Por si no leyeron esta nota la recomiendo porque hay que pensar que los poblemas argentinos se repiten a lo largo de la historia mas alla de quien desempeña los diferentes roles en cada momento

    http://www.propuestasviables.com.ar/index.php/2012/07/12/la-categoria-nacion/

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. No es raro que no se hable de reforma constituicional para definir si vamos a ser un pais unitario o uno federal ?

    ResponderEliminar
  8. Está muy bien, salvo que suena determinista. Muchas veces, el llamado "más débil" es absolutamente responsable de sus falencias, o no?

    ResponderEliminar
  9. Es dificil decir que sea responsable el debil , seria similar a pensar que esxisten Areas economicas inviables como se decia en los 90 para justificar la regionalizacion

    ResponderEliminar