viernes, 24 de agosto de 2012

También nos llaman discapacitados


Este tipo tiene un diario digital al que curiosamente llama:
La prensa popular

Se define de derecha y pro-mercado y dice expresar lo que "la gente" piensa.
O sea -por ejemplo- que nosotros somos todos discapacitados según afirma en su twitter

Nicolás Márquez 
¿Un votante kirchnerista es una persona que piensa diferente o una persona con capacidades diferentes?

Es bochornoso como se dejan sopapear los chicos del pro en la tele cuando discuten con los militantes de La Campora

Qué es mas peligroso para el progreso y la salud republicana: ¿el peronismo o el socialisno?


Luego habla, hablan siempre ellos, de republicanismo y esas cosas tan puras, porque nosotros somos los bárbaros, claro.
Pero resulta que ninguno de los nuestros se burlaría de Gabriela Michetti o Jorge Triaca por su discapacidad.
Ninguno lo haría. Ni siquiera lo hacen los opinadores anónimos que están de este lado, en los comentarios que las páginas web suelen desplegar. Y si lo hicieran, les caeríamos fuerte. Nosotros, mucho antes que ellos. Pero no lo harían, de seguro.
Y este hombre engloba nada menos que a un 54 y pico por ciento en esa categoría. Lo que es ser "popular".
.
Y es ahí donde nos diferenciamos primordialmente.
En el desprecio, en la burla expresada hacia una dificultad motriz o intelectual.
Los nuestros son "villeritos que van por el chori y el tinto", según no se cansan de repetir una y mil veces a diario.
Los nuestros son los "negros".
Y es claro que el racismo es intrínseco a la derecha.
.
Claro que Márquez es un cuidadoso al lado de ciertas páginas web venezolanas por las que he pasado donde Chávez es usualmente "el canceroso". O bolivianas, donde Evo es "el indio", o donde ambos son "el simio".
Pero lo sienten, poco o mucho. Sienten el degradar como tónica permanente.
Sucede que el que degrada se degrada. Y allí andan, navegando en su cloaca común.
.
Resulta entonces llamativo el observar que los chicos del Pro, tan superiores seguramente desde su óptica, por color y linaje, resulten sopapeados en debate por la turba K. Tan zoólogica seguramente desde su punto de observación, si es que hay algo parecido a ello en su óptica.
.
-"Qué es más peligroso" concluye, "peronismo o socialismo?", aquel que en la cúpula de su admiración sostiene ideológicamente lo que hoy constituye el verdadero y certero peligro para la humanidad toda.

18 comentarios:

  1. Y bue... Si mal no veo, a la siniestra (burla del destino) de este muchacho está el Vicente Massot...
    Parece bastante claro el cuadro.

    ResponderEliminar
  2. Vicente Massot le otorga a la foto su verdadera dimensión reaccionaria.

    ResponderEliminar
  3. esteeee, estos tipos, ¿tienen el lobulo frontal cagado o recagado?
    Son hdp o simplemente caníbales sociales???

    ResponderEliminar
  4. Para toda la gente de derecha, es bastante inconveniente que el vulgo, los otros, el morochaje, PIENSE, COMPARE, DECIDA, EXIJA.
    Son partidarios del voto calificado, de las proscripciones, las prohibiciones y, si llega a ser necesario, de la supresión directa del que piense distinto. Lo han demostrado a lo largo de dos siglos y ni se te ocurra que ahora estén dispuestos a cambiar.
    Como el escorpión, el veneno lo llevan consigo, es parte de su naturaleza.
    Difícil que el chancho chifle ...

    Faltan 105 dias para el 7 de diciembre.

    Saludos
    Tilo, 71 años

    ResponderEliminar
  5. Me asumo libre y conscientemente como un tipo con capacidades diferentes al Nicolás Marquez ese, un alienado que juega de derechista transfresor y provocador y escribe boludeses como "El Canalla - La verdadera historia del Che - hasta la derrota siempre" o hijaputeces como esta: "Durante el prolongado despotismo de Juan Perón (1946-55), el dictador de marras en aras de obtener la reelección indefinida modificó la Carta Magna de manera ilegal en 1949. Este atropello incluyó además cambiar la parte dogmática de la Constitución, la cual contemplaba los derechos individuales. Afortunadamente en la Convención Constituyente de 1957, a instancias de la Revolución Libertadora, se derogó esta normativa fascista sancionada ocho años atrás y se retomó a la versión 1853-60, aunque en esta ocasión se incluyó el artículo 14 bis, que fue un verdadero injerto demagógico que nada tenía que ver con el espíritu del articulado original". Un pelotudo con pretensiones de importancia.

    ResponderEliminar
  6. Qué bien le haría a este muchacho sentarse arriba del pinocho, y lo digo con amor, con la esperanza de verlo feliz

    ResponderEliminar
  7. lo mas peligroso es...
    el social-peronismo... sin dudas.

    'gracias a la vida q nos ha dado a estos opos, nos ha dado a macri, nos ha dado a carrio. Perfecto distingo lo negro del blanco. Y en las multitudes la Cristi q yo amo"

    ResponderEliminar
  8. y esos dos le dan importancia a este infeliz, bochornoso.

    ResponderEliminar
  9. Como todo cobarde no se anima a decir lo que piensa, y pone la escusa que lo hace por la gente.
    Un verdadero egendro de derecha ignorante y estúpido.

    ResponderEliminar
  10. Me sonaba el mocito éste.
    El citado es autor de un líbelo en forma de libro llamado "La Otra parte de la verdad" que, dado el nombre, se puede deducir a qué lado apunta.
    Lo tengo al libro, lo leí.
    Y si hay algo que no tiene en ninguna de sus páginas es alguna verdad. Ni siquiera son hechos interpretados desde un ángulo distinto. Son una sarta de lugares comunes sin datos para defenderlos, sin argumentos, sin asidero.
    Lo que sí tiene este pibe, y se le nota en la comisura de los labios, es sed de venganza.
    Acoto algo: resulta que nosotros, buscando la verdad, nunca pedimos venganza. Jamás, pese a tener a los militares a mano, nadie levantó un dedo para hacer justicia por mano propia.
    Solo pedimos y seguimos pidiendo justicia.
    Qué lejos están de nosotros ¿no?

    ResponderEliminar
  11. Dani, creo que no hay que darles ni bola a esos tipos, son dos boludos que se encargan de escribir y autoleerse constantemente en un círculo de facho-adulación....
    Qué personajes que encontrás eh?

    ResponderEliminar
  12. Qué importante también lo que dice Dormi.
    Qué diferencia entre los que han torturado, asesinado y desaparecido compañeros de la forma más ruin, cobarde y siniestra y quienes se han sometido a la justicia, transcurriendo años en que ésta y todo poder del Estado estaban lejísimo de satisfacer sus demandas. Más bien, todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  13. Si no recuerdo mal, esta joya de la literatura de política-ficción reaccionaria, anduvo por Tucumán presentando el engendro sobre el Che, auspiciado por otro engendro, el partido de bussi. Una delicia.
    También, por esas épocas trascendieron algunas perlas del muchacho, por ejemplo, que la mujer se separó aduciendo entre otras cosas, abuso sexual sobre la hija de ambos.
    Sí, ya sé, queda feo feo escrachar a un tipo, como sorete de entrecasa, cuando lo que debiera contar es su posición política, pero sucede que también es justamente de aquellos que hablan de política desde la moral, las buenas costumbres y los valores; todas cosas de las que, precisamente y en concreto. carecen.

    ResponderEliminar
  14. Ciertamente con preguntas como las que hace ese tipo sólo corresponde rechazar los términos en que han sido formuladas: no son preguntas son agresiones sin más fundamento que el odio.

    ResponderEliminar
  15. En la foto se parece a Klaus Kinski cuando interpretara "Aguirre, la ira de Dios".
    Y, más o menos, el derrotero y el final que tiene el personaje de esa película es asimilable al de muchos de estos.

    ResponderEliminar
  16. Ya que estamos, un servicio a la comunidad de amigos. Aquí la tienen completa en castellano por si la quieren ver:

    http://www.youtube.com/watch?v=pVrD-jfpRzU

    ResponderEliminar
  17. Y... un poco locos estamos... nos fuimos de los gorilas al cine de Herzog... demasiado para una sociedad tilinga que se ilustra con revista "Noticias"

    ResponderEliminar
  18. Pero viste que Aguirre termina lleno de monos? De ahí a los gorilas, juaaa!

    ResponderEliminar