sábado, 1 de septiembre de 2012

A propósito del tema del voto a los 16 años


Voy por el andarivel de razonamiento sintetizado en lo que opiné en el blog de Javier y en lo que el mismo me contesta con un par de conceptos que me parecen clave.
Incluido el hecho de que sea optativo, me da en este momento con oponerme.
De todas formas, antepongo la eventual decisión de las mayorías como sello de validez absoluta para el caso.
En este momento, el mismo Rouvier está afirmando en el programa de Aliverti que quien se opone a esto, más o menos está en contra de la modernidad, del factor progresista.
Teniendo como principio de mi parte, la superación de lo viejo por lo nuevo, incurriría entonces en contradicción. Sin embargo, lo que siento al respecto no me resulta así.




  • Comprendo y apoyo lo que comenta Rouvier. Sin embargo, no consigo estar de acuerdo con el caso. Pienso que un pibe de 16/17 no tiene la madurez suficiente.
    ResponderSuprimir
  • Coincido con vos Daniel , la verdad no me parece que sea un tema necesario . No me animaria a oponerme tampoco , pero no le veo sentido a esa reduccion , sino me pareceria logico que den la licencia de conducir a los 16 y se los considere penalmente como adultos desde los 16

  • 16 comentarios:

    1. Yo trabajo con adolescentes y un tipo de 16 años es, normalmente, un grandulon. Les digo más, si no maduraste a los 16 es probable que no madurez nunca más. En todo caso deberían quitarle el derecho al voto a los nenes que tienen 25 años y van de vacaciones con papá y mamá. Otra cosa más, el voto de los pibes no va a alterar significatívamente el resultado de las elecciones. No van a votar tantos pibes de 16 y no van a votar muy distinto de lo que votamos los grandulones. Lo mismo corre para los inmigrantes.

      ResponderEliminar
    2. Sí, el costado que pueden aprovechar desde la contra es el de la edad de imputabilidad.
      Pero bueh, eso siempre corre para los que tienen la billetera flaca, si hay que ser sinceros.

      ResponderEliminar
    3. Aparte de votar y de la imputabilidad, es legal que trabaje un pibe de 16?
      Hay ciertas cosas que se tiran sin pensar, puede votar pero no trabajar?
      porque no a los 14?
      Pueden votar, bien, pero puden ser electos para cargos publicos? A los 16?
      Sería bueno que dejemos de pensar en boludeces, y tratemos de ayudar a los menores, a estudiar, a conseguir trabajo, a tener una vida digna. Y eso es responsabilidad de los mayores, ésto es lavarse las manos.

      ResponderEliminar
    4. Hola!!!
      No sé si esto ya lo discutieron, estoy alejada desde hace varios días y me incorporo con mi opinión.
      Me pasa lo mismo que leo en esta entrada. No estoy de acuerdo aunque, previo debate, aceptaría la voluntad de las mayorías.
      Estoy en contacto con adolescentes y, si bien tenemos algunos jóvenes bastante bien formados pertenecientes a diversos grupos ideológicos, justamente llaman la atención porque no es lo habitual. Vimos en San Juan a Micaela discutir "su 24 de marzo" (Camila, en Chile, ya es más grande) también vimos algunos chicos con ideas claras en las tomas de colegios, pero todos sabemos que cada vez más se extiende el período de la adolescencia. Los chicos son "objeto de consumo" en esta sociedad que los tiene apartados porque las fuentes laborales están mal distribuidas. Los chicos son vulnerables y super influenciables. La expectativa de vida aumentó considerablemente ¿Cuál es la ventaja en comenzar a votar a los 16? Jugar a ser adultos??? Esa etapa sería desde los 16 hasta los 80 sin escalas previas?
      Sí creo que hay que formarlos lentamente durante todo el secundario. Deben conocer "de primera mano" propuestas políticas, discutirlas... Pero largarlos a votar, por más que no sea obligatorio, no me parece adecuado por una cuestión de madurez.

      ResponderEliminar
    5. Yo disiento completamente con las posiciones mostradas hasta ahora aquí. En primer lugar y aunque la ley lo prohíba hay muchos adolescentes de 16 años que trabajan, no debería ser, pero así es. En los años setenta la militancia estudiantil comenzaba en las escuelas, entre los pibes masacrados por la dictadura hubo muchos menores de 18 años. No soy un experto en el tema, pero justamente los 16 significan desde el punto de vista legal un cambio, a un pibe de entre 16 y 18 lo pueden internar en un instituto de menores de máxima seguridad que es desde todo punto de vista una cárcel, su inimputabilidad es teórica, en la realidad está morigerada. Pero yendo al tema de fondo, si de hecho deben trabajar sin protección legal de ningún tipo y muchos deben ganarse la vida no corresponde que, por lo menos, se les niegue también el derecho a votar. Si aceptamos que personajes como Macri intenten reproducir en las escuelas los manejos persecutorios ideológicos de la dictadura, luego de que, como sociedad los hemos convocado a participar en la vida política y sostenemos que hay que apoyar el desarrollo de su conciencia crítica. Y digo apoyar y no instruirlos, porque eso además de autoritario sería imposible. Ni los jóvenes de hoy ni los de ayer son tablas rasas, influenciables, a los que se les puede hacer pensar como uno quiera, observan, detectan las maniobras y la falsedad, detectan el engaño y valoran, quizás más que nadie, la honestidad, el verdadero afecto, que voten, si pueden ser elegidos como consumidores preferenciales, tienen derecho a decir esto me gusta y esto no me gusta y oficialmente expresarlo. Un abrazo a tutti cuanti.

      ResponderEliminar
    6. Es un enorme logro imponer este tema en la agenda actual.
      A ver si algunos "progres" o "nacandpops" se miran un poquito a sí mismos cuando dicen "no están maduros, no están capacitados" y se posicionan criticamente contra su propio discurso.
      Los conceptos de juventud y adolescencia son históricos, especialmente el de adolescencia. La idea de la "falta", del la "incompletud" es histórica y gira alrededor de una mirada con centro en el adulto como ser "ideal", ni viejo, ni joven. Cargando al joven con cierta irracionalidad, pasión, rebeldía que luego aquietaría. Como si los adultos no fuesemos violentos. El tema es que cargamos la violencia con sutileza.
      Acaso estamos en el máximo estadio de nuestras "facultades"?
      Celebro la aparición del tema y deconstruyan su propio discurso para comprender que opinan desde la estigmatización, reproducen, inocentemente, aquello que la derecha (mucho más viva) lo hace concientemente.

      ResponderEliminar
    7. Como contribución al debate. Esto escribe Wainfeld en P12 hoy:

      Contra lo que se clama en muchos medios, los 16 años son el parteaguas más significativo para la imputabilidad penal. Los menores de 16 años no son punibles en ningún caso. Entre 16 y 18 años son punibles respecto de los delitos más graves. Sólo tienen alguna diferencia en delitos de acción privada o que, dando lugar a acción pública, estén castigados con pena privativa de libertad que no exceda de dos años, multa e inhabilitación. O sea, la diferencia es respecto de delitos relativamente leves.

      ResponderEliminar
    8. A veces cuando no tengo claro que opino sobre un tema determinado, me gusta observar cuales han sido los antecedentes y como se han resuelto los mismos a través del tiempo. En este caso en particular, me resulta significativo que las razones que desde todos lados se esgrimen para rechazar esta propuesta, son las mismas que se utilizaron para oponerse a la Ley Saenz Peña y a la ley de voto femenino.
      Por otra parte, desde lo personal,no veo que hoy a los 45 años, esté mas capacitado para votar que a los 16, considerando que por aquellos tiempos militaba políticamente, era un ávido lector de libros sobre política, y tenía muchísima mas información sobre las propuestas y plataformas de los partidos políticos de la época que la que poseo hoy de los actuales (Como descargo, creo que la existencia de tales programas es improbable o al menos discutible en muchos casos). Por lo tanto no sé si considerar que tenía mucha aptitud para votar en aquella época, o poca en esta, eso queda abierto a debate.
      Un abrazo.

      ResponderEliminar
    9. Sinceramente, mi opinión es por registro, sensación de la cosa.
      Veo, por opiniones tan bien desarrolladas que perdería en un debate y no dudaría en acompañar al conjunto mayoritario en el proyecto.
      Uno no puede ir contra sus registros, contra lo que siente, en tanto entienda que eso no provoca sufrimiento en los demás.
      Sin embargo, quienes están a favor del proyecto han dado cantidad de razones válidas en sustentarlo. Y está muy bien.
      Abrazos.

      ResponderEliminar
    10. A veces, y particularmente en nuestro país, una buena forma de medir la "bondad" de alguna cosa, es ver a quiénes tal cosa los descontrola, los irrita.
      Y suele no fallar, si uno ve que los mismos que mandarían a cadena perpetua a un chico de 12, 14 años; son precisamente los más paspados con que chicos de 16 años puedan votar (y optativamente, sin obligación de votar). Ahí hay toda una definición y una razón válida para encontrar buena esa opción. Claro, es ideológico y además, copiando a Serrat; "entre esos tipos y yo, hay algo personal".
      Después están los otros, los que hablan de oportunismo electoral (qué pícaros, se vota cada dos años y entonces siempre cualquier medida puede ser "oportunista") y, linda casualidad, abusan del oportuno recurso de hacerse los boludos acerca de su real cagazo, digo, problema. Están convencidos de que ese voto juvenil va a ser un voto K y, obvio les pone a sangrar los hemorroides.
      Tampoco y ni por casualidad, se les ocurre aprovechar la oportunidad (sí, ser oportunistas, que no es malo siempre) y generar política, movidas para atraer para ellos ese mismo voto juvenil que dan por perdido desde el comienzo.
      O sea, un dilema insoluble para políticos auto renunciantes a hacer política. Y esos tipos son , uy, adultos, serios, formales y más bien viejardos; lástima que se les noten tan poco los méritos, no?.
      Nada cambiará demasiado con ese voto juvenil, el asunto es sacar a pasear cucos y asustar comadres sensibles, lo de siempre, bah!.

      ResponderEliminar
    11. Es que viven de susto en susto como nunca las comadres y los comadrones que en la época de los milicos, por ejemplo, no se asustaban con nada porque, oh cosa curiosa, nunca se enteraban de lo que sucedía.

      ResponderEliminar
    12. Muy interesantes los comentarios de los cumpas, voy a dar una opinión muy personal mirá en el 2001 tenía 13 años asi que la primera vez que voté para presidente fue a Cristina y antes de mis 18 ya tenía una opinión formada es más fui quien peronizó a la familia quienes no hablaban de política ahora lo hacen todos los fines de semana que nos reunimos en la mesa para comer jaja, creo que hay un poco de prejuicio con que no les da la cabeza a los adolescentes cuando hay cada pelotudo mayor de edad que para ejemplos sobran, y cuando veo quienes son los que se oponen a este proyecto mamita creo que no la estoy pifiando, lo veo positivo como una forma en la que los pibes sean partícipes socialmente sin tener miedo a la palabra política y hasta quizás se animen a militar ya sea en cualquier partido, asi que darle ese espacio a los pibes que vienen con fuerza, alegría y frescura puede ser muy interesante y no va a faltar el soleras que diga que la montonera lo tenía todo planeado como gran estratega que es entregando hace rato las netbooks! ya me estoy riendo...
      Abrazo

      ResponderEliminar
    13. Agrego que es importante que esto no sea aprobado solo con los votos kirchneristas del congreso , sino va a poner en riezgo la legitimidad de las futuras elecciones ya que la ooposicion terminara invalidando los procesos , la verdad no quiero ser Mexico donde cada eleccion se pone en duda , eso mas alla de que creo que el sistema no funciona bien en contextos electorales muy cerrados siempre el perdedor denuncia fraude , paso con Bush y Al Gore , paso con Schiaretti y Juez .

      ResponderEliminar
    14. Bueno, parece que en esto al menos hay cierta horizontalidad.

      ResponderEliminar
    15. Daniel, es válida tu opinión, y la respeto.

      ResponderEliminar