domingo, 14 de octubre de 2012

Confirmado: La política de gobierno que más le jode a un enorme número de opositores es por lejos La Asignación Universal por Hijo


Comienzo y fin de toda discusión. Es lo que más los exaspera.
Una política que nos hemos cansado de celebrar como una alta conquista y que más de un opositor pretendió adjudicarse en su autoría, despierta tensiones y exabruptos a viva voz superando la indignación que dicen tener por cualquier otra acción o consecuencia de acción de gobierno.
Pretenden que con esto mantienen a través de sus impuestos a gente que se dedica lisa y llanamente a la vagancia.
La realidad indica que ese núcleo social suele madrugar y adelantarse en un par de horas a sus tareas laborales, desde ya más sacrificadas, a muchos de sus críticos.
La realidad es que ellos pagan impuestos aún en mayor porcentaje que quienes los desprecian ya que nada pueden evadir.
La realidad es que muchos de quienes los critican, cuando pueden -y ellos si pueden- evaden impuestos.
La realidad es que demuestran un desconocimiento rayano con la ignorancia. Cualquier chico demanda un gasto considerablemente mayor que cualquier ayuda recibida a través de la AUH.
La realidad es que esta política motoriza la economía lo que beneficia por consiguiente a todos quienes la critican.
La realidad es que toda persona más contenida recibe así un significativo aporte para alejarse del delito, otro tema que preocupa tanto a opositores y que es fogoneado y amplificado por los medios, todo lo que concluye en una estigmatización de clase.
La realidad es que es esta una muestra cabal del egoísmo que motoriza el afán opositor.
La realidad es que aquí corroboran una vez más que su lamento por la división que dicen sufre el país la alientan ellos, más que nadie.
La realidad es que su desprecio de clase es ilimitado.
La realidad es que el cinismo cunde.

Aquí lo significa sin vueltas en el nombre mismo de su página web, éste ciber-ridículo que ya hemos conocido en otro post


SOY DE LA MITAD DEL PAIS QUE MANTIENE A LA OTRA MITAD 

"SOY DE LA MITAD DEL PAIS QUE MANTIENE A LA OTRA MITAD"

13 comentarios:

  1. Yo los comentarios que escucho no son de ese tema. Se basan en el prejuicio de que existen personas que no quieren trabajar . Muestran mucho desconocimiento de la realidad y te hablan de los planes trabajar , que creo eran de la época anterior al 2001 ya que después se llamaba plan de jefas y jefes de hogar desocupados durante el Duhaldismo . La AUH por suerte fue tomada por el gobierno de Cristina tras las derrota electoral de 2009 , pero ella mismo dice que fue tomado por este gobierno , ya que antes existió el Frenapo y la CTA plnateando la AUH y también Carrío con Lovuólo cuando se suponía progre y hablaba del Incini . Después la hoguera de las vanidades la verdad que tiene poca importancia politica , lo importante es las medidas que se toman

    ResponderEliminar
  2. En principio es así sobre la temática que putean, tal como lo describís, pero enseguida la asimilan a la AUH. Hoy escuché que hay chicas que planifican nacimientos en cantidad porque así reciben más guita. Así de espantosa la forma de "razonar" de esta gente. Y todavía te lo afirman con que -"Conozco un caso...".

    ResponderEliminar
  3. Lo peor del caso es que ni siquiera muchos de los compañeros explican que la AUH es el Salario Familiar que cobran todos los trabajadores en relación de dependencia que, en este caso, cobran los trabajadores que están en negro o no tienen trabajo fijo o están desocupados.
    Nadie critica el Salario Familiar que seguro todos cobran y también paga el gobierno. La AUH es lo mismo. Además y esto les tapa la boca cuando dicen que tienen muchos hijos para cobrar más es que solo se paga hasta cinco hijos y tienen que ir a la escuela y seguir un plan sanitario ya que si no lo hacen se la retiran.

    ResponderEliminar
  4. Excelente tu explicación, Cecilia. Simple y contundente.

    ResponderEliminar
  5. Se me ocurre que la AUH es el camino más fácil para demonizar una política social; convengamos que los demonizadores no son amigos del esfuerzo, la comprensión o, jamás, la simple prevención de no ser un loro repetidor.
    La AUH es sencilla, significa poner plata en el bolsillo de la madre - vaga - de 1 a 5 chicos pobres (eso de "trabajador en negro" o "desocupado" son exquisiteces filo marxistas que ni vale la pena considerar) y, ya se sabe, esa guita se va a tirar en cerveza, paco, quini6 y vaya uno a saber qué porquería le guste a los ociosos con plata de arriba que se comentan.
    Todo simple, todo fácil y los prejuicios a salvo de todo riesgo.
    Lo más desagradable de este asunto es que se trata de prejuiciosos blindados, a los que no les entra ningún argumento, las cosas son como dicen ellos y se acabó.
    Llegado el caso, uno elige como tratar a estos especímenes, la primera cuestión es si varón o mujer; al varón se lo puede mandar a la mierda sin culpas (y sin temores, no va a ser ni la primera ni la última vez) y hasta es posible que a la preguntita de ¿Y por qué carajo votaste a Cristina?, te contesten con otra pregunta: ¿Y a quién más querés que vote?. O sea, somos volubles los chicos.
    Las minas no, la contrera es fanática, imbancable y, lo mejor es evitarles el pico. De todos modos y sin intención de generalizar, me ha pasado que una respuesta funcional a tanto odio es, en tono tranquilo, la enumeración de cuestiones comprensibles para cualquier idiota, que hacen que una medida como la AUH, sea positiva, barata y útil a mediano plazo - no es urgente, es importante - y cómo todo lo positivo se ve dificultado por la estupidez enferma (de otras estúpidas, claro) de tantas mujeres que no entienden, por ignorantes y VAGAS. Y que se oponen mal.
    Digamos que cuando la estúpida "es" otra, alguna recupera una o dos neuronas o, también puede ser, que prefiera disimular, a ver si el bestia ése K, no la agarra del cogote (ganas hay, garantizadas)

    ResponderEliminar
  6. La metodología de respuesta que propone Ram, es más que recomendable.

    ResponderEliminar
  7. El eje del copoterazo,justo estaba por escribir sobre eso, es "somos la clase media que mantiene a los vagos". Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Y lo peor es que se lo creen en serio, Pibe.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Exactamente, la medida de indignación contra la AHU es el indicador más rápido del grado de irracionalidad y adhesión a prejuicios clasistas del interlocutor (opositor) de turno. Un argumento que intento, es el de demostrar como la entre las conveniencias elementales suyas es la de propiciar algo tan elemental como que no haya chicos argentinos sin la taza de leche necesaria para el desarrollo neuronal básico. Por ese lado los situás en el incomodo lugar de pensar con mayor responsabilidad la desnutrición, -generacionalmente irreversible - de chicos que son connacionales. Los que aún porfian en la crítica inmunes a esa reflexión son los gorilas más acérrimos.
    saludos,
    ignacio

    ResponderEliminar
  10. Hola Daniel
    Lindo asquito el de "soy...".
    A veces se me ocurre que los temas (por llamarlos de algún modo) del odio son como una placa giratoria, a la que los que manejan la usina van moviendo según la oportunidad, y que, finalmente, terminan haciendo confluir en el tema-madre: la famosa "libertad de prensa" (de la que, claro es, están libérrimos al punto
    de poner en la tapa una revista a Cristina golpeada o en otro ejemplar aludiendo a su supuesta bipolaridad). La excusa es que todas las aberraciones que hace este gobierno (AUH, Fútbol para Todos, el robo la plata de los jubilados, etc) tienen como última "línea de defensa" al "periodismo independiente". Sería interesante poder correlacionar (laburo para sociológos) qué de los mensajes que salen del Grupo Clarín es con más eficacia tomado por los impresentables como esta mina...
    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Racing y el Tío Cámpora15 de octubre de 2012, 12:52

    Daniel: una vecina, en el supermercado, me contó que su cuñada se enteró, a través de la mamá de un compañerito de su sobrino, que conoció el caso de una villera que tuvo cuatro partos, uno cada tres meses en el 2011. Ya no hay límites con esto de la AUH. ¡¡QUE VERGÜENZA!!

    ResponderEliminar
  12. Hola Daniel, sucede que son los mismos que se dicen Argentinos y solo miran para afuera, ésos que siguen llamando negros planeros a los que reciben una justa distribución, claro que a ellos no les toca, aunque siguen gritando desde Barrio Norte ¡tenemos hambre!, yo me pregunto, hambre de que?... de Dolares?. Que sigan golpeando las cacerolas total no las usan, compran en el delivery.

    ResponderEliminar
  13. Muy bueno el comentario, Ignacio.

    Sujeto; cada día, en la medida que crece la desesperación de Clarín, mas bizarros se hacen aullando resentimiento.

    Tio; mirá, no estás lejos de las cosas que suelen decir en la realidad. Así de retrógrados son.

    Roberto; tienen hambre de seguir haciendo como antes lo que se les cantaba el culo en perjuicio de las mayorías.

    ResponderEliminar