lunes, 29 de octubre de 2012

El que ordenaba el rechazo de todos los Hábeas Corpus. El que se jactaba de tener las listas de los desaparecidos. Murió por segunda vez, porque siempre estuvo muerto en vida


Murió Harguindeguy; un carnicero orgulloso de reventar compañeros. Una bestia que tuvo un poder que padecimos, hasta que supimos ponerlo en cana, donde siempre debió estar


Aquí

7 comentarios:

  1. Murió preso, ni libre ni impune como unos cuantos. Eso es lo que importa. Y no será el último.

    ResponderEliminar
  2. me da un regusto amargo porque se murio sin dar la informacion que tenia.

    ResponderEliminar
  3. que lo persigan por siempre los elefantes
    que lo tape la mierda de rinocerontes
    y jabalíes que cazaba con Joe,
    que su mujer siga tirando su ropa por la ventana
    demasiado tiempo libre este espantajo miserable

    ResponderEliminar
  4. Ni al cielo ni al inferno, a la cloaca con las ratas!

    ResponderEliminar
  5. No soporto el exceso de pensamiento en nuestra sociedad

    ResponderEliminar
  6. .... pero los dinosaurios van a desaparecer...
    uno menos.

    ResponderEliminar