jueves, 22 de noviembre de 2012

6D


Los políticos opositores se juegan a defender a Clarín por compromisos e intereses diversos y cruzados.
Que ya son muchos.
De ahí que sus legisladores que votaron a favor de la Ley de Medios no salen a defenderla.
Pero que de ahí un tipo aparentemente común, que supuestamente no tiene compromisos e intereses jugados en esta partida, salga a levantar semejante cartel, nos coloca en una situación, ésta, difícil de caracterizar.

Que pasa si alguno de nosotros sale, habiendo violado una ley, a pretender que se lo escuche, se lo defienda como a un héroe, no se levante voz alguna en su contra y se atienda su caso con premura en la Corte Suprema, dejando de lado la Corte, cualquier otro caso que estuviera en esos momentos en sus manos.

He leído vivas para el Juez Griesa, hoy.
Se viva a cualquier matón, entreguista, cometero, mafioso, extorsionador, difamador, estafador, en tanto se oponga al gobierno.
Y cuanto mayor es el peso de sus acciones en detrimento de éste, más se lo banca y sostiene. Así sea un grupo acabadamente mafioso como Clarín.

Los honestitas cabeza de cacerolos que suele diseccionar a diario el Pibe,/no son más que una banda de vagos ortibas que no tienen mucho más que hacer que estar todo el día sentados a una PC armando eventos Anti-K.
Ahora están dando vueltas a ver si el próximo lo largan o no el 6D, anunciando que no es por Clarín sino por la libertad de expresión y toda la sarta de pelotudeces con las que se suelen llenar la boca, justo un día antes de que se le acaben todas las excusas a su diario de cabecera.

Estos tipos que ni deben haber asomado la cabeza en alguna marcha contra los milicos, más que para hacerles el servicio de señalar a algún compañero, están claramente expuestos como partícipes de esas agrupaciones del orto que se asemejan a partidos políticos, tipo Unión por Todos o lo que queda de la Colisión Cínica.
Pero la mayoría está alineada al PRO, es claro.
Estos tipos hacen spots prolijitos y sensibleros para los que ahora se les da por la defensa inmaculada de la República. O sea, que aparte de disponer de mucho tiempo, disponen de mucha guita.

En realidad, este tipo de yuntas y acciones no ha dado más que para piantarle votos, pero porqué siguen entonces?
Porque van atrás de la desesperación del Grupo.
Ni siquiera se ocupan de defender una estrategia útil para su propio crecimiento.
Binner, antes de expresarse mínimamente contra Clarín, se corta la lengua.
Pino jamás iría contra el FAP hacia donde emigraron sus ex acólitos pero si insiste en embestir contra el gobierno, siendo que ese mismo accionar le costó una chorreada de votos.
A Ricardito no le bastó irse al pozo de sostener al Colorado que ahora pretende transar con Macri.
Macri va hacia su postulación y les va a restar más votos aún a los que comparten el habitáculo del 46 %.
Pero entre ellos no se cruzan. Entre bueyes no hay cornadas.
Solo lo hace la Gordis, pero para forrearlos, habida cuenta de su encaramada situación al frente de un reducto político semejante a las ruinas de Pompeya que ella sin embargo sospecha cómo sitial privilegiado para el despertar del nuevo Fénix de la política vernácula. 

Y después está Cobos, aquel buen campechano que amaga con volver y que es de esos tipos de los que se dice; -"vieron que está bien con todo el mundo"?
O sea, los primeros que te avisan que cuando los ves, salgas corriendo los cien metros llanos.

Y todo por qué? Porque hay una presidenta que no agachó la cabeza cuando esperaban todos sentaditos, pochoclos en mano que lo haga para descargar su éxtasis destructivo.

Nadie sabe que va a ocurrir en el 2015. Los saltimbanquis del "me rasco las pelotas todo el día a ver que onda en el 2013", yo creo, se van a llevar una sorpresa. En el salto uno y en el salto dos.
Un consejo; hagan algo productivo. Eso es siempre apreciado.
Conspirar a vuelo tan bajo es demasiado patético. Uno se indigna soberanamente ante los grandes conspiradores, esos que no le entra en la cabeza cómo pueden mover semejantes hilos.
Estos, los de acá y ahora, no son mas que una banda de vulgares payasos sin destino.

7 comentarios:

  1. Todo tiene que ver con lo mismo: la hipocresía y el individualismo insolidario extremos. Dos de los tantas cicatrices canallas que nos dejó el neoliberalismo que arrasó la patria. Hay que seguir laburando para que no haya más viejos de mierda reaccionarios con esos carteles...

    ResponderEliminar
  2. SIEMPRE FUERON IGUAL, NO QUIEREN NADA PARA EL PAIS ,SOLO PARA ELLOS,POR ESO NOS PASO EN 2001 Y OTRAS TANTAS COSAS MAS, PERO SI NO SABEMOS COMO CULTURALMENTE TERMINAR CON ESTA COLONIZACION VEREMOS A CRISTINA PONIENDOLE LA BANDA A SCIOLI Y ESO SERA EL FINAL DE TODO,Y YO NUNCA MAS CREERE EN NADA

    ResponderEliminar
  3. Qué propones Vicky? Para que no sea el final y vos no seas una descréida.
    Lu.

    ResponderEliminar
  4. Banco a los danieles (mancuso y populista), son lo más peronista que encontré por estos lares de deus.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Daniel: El señor fotografiado con esa pancarta tal vez nos señale algo a tener en cuenta. No levanta las banderas de una agrupación política sino que se declara partidario de una “comunidad” hostil al Gobierno: los consumidores de la comunicación dominante. Tal vez, podamos ponerlo en espejo con otra persona que levanta un cartel que dice: “6-7-8”, y podríamos discutir acerca del modo en que el periodismo construye identificaciones políticas. ¿Cuántos días faltan hasta el “7D”?

    ResponderEliminar
  6. Que armen un 6D. Van a perder número.
    Coincido con Sanín con que muchos caceroleros son partidarios de una comunidad hostil al gobierno, pero no todos los que salieron el 8 pondrían el cuerpo por Clarín.

    ResponderEliminar