domingo, 18 de noviembre de 2012

La violencia, factor determinante en el 8N


La violencia va más allá de la expresión física de la misma. Esto trasciende a esta altura de la civilización toda aclaración que pudiera hacerse al respecto. Hace tiempo que se han dejado de asociar una y otra como factor indispensable.
Lo que si es cierto, que la espiralización de la violencia termina de no ser trabajado su factor desencadenante en el hecho físico. En grado proporcional a como ella actúa internamente.
De no expresarse incluso en atacar al otro, de contenerse, lo hace somatizando; es decir, sobre uno mismo.

El 8N fue antes que nada una gran catarsis colectiva.
En un punto, esto es bastante favorable al conjunto social.
Los medios de comunicación están en el centro de esta problemática coyuntural y su irresponsable desatención en el fogoneo de la violencia que generan se vuelca en la habitual caracterización del violento, que coloca en el objeto de su ira la causa de su propia violencia.
Que establece al objeto de su odio como al provocador de su violencia.

El paisaje del 8N estuvo desbordado de violencia, más o menos contenida.
Los medios instalaron sin embargo, que la misma fue escasa  y focalizada en pocos lugares e individuos.
Se refieren claro, a los más desbordados, sobre los que todos solemos colocar el acento.
Pero la violencia se manifestó, pareja, a lo largo de toda la movida.

El violento se expresa desde su sufrimiento.
Y se sufre en función de experimentar la pérdida de lo que uno posee o cree poseer.
En este caso; el de un espacio concretamente físico y a la vez simbólico; el de la gobernabilidad.
El más preciado tesoro de toda corriente política.

La gente emite su voto antes que nada y con preeminencia a quien le garantiza gobernabilidad.

Sabedores de no contar con esa poderosa herramienta, la oposición intenta una y otra vez colocar en estado de fragilidad a la actual administración respecto a ese factor indispensable para intentar su arribo al poder político.
En tanto, disputan mano a mano la gobernabilidad del poder económico habida cuenta que sus usinas son más fuertes que las políticas tras largos períodos donde su acción desde ese lugar les resultara sumamente eficaz.
Lo curioso es que desde su decadencia, siguen detentando el disciplinamiento político, toda vez que las consignas e interpretaciones de la realidad manifestada por los ochoeneístas no son más que la repetición de sus bajadas de línea.
De ahí que solemos manifestar que el núcleo opositor tiene su cabeza hoy en sus medios de comunicación.
Y de ahí, la natural gravitación del 7D en la contienda.

A la raíz de la violencia está el deseo. Hay deseos más groseros y los hay más livianos.
El deseo que unifica a los más exaltados opositores a este proyecto es que desaparezca. Es poder enterrarlo.
El deseo más acabado de todo violento es que desaparezca el objeto de su ira. Es matarlo. O correrlo lo suficientemente como para desalojarlo del espacio que pretende ocupar.
Aquí la cosa no se establece por ir con un proyecto y ocuparlo tras convencer a las mayorías de que es el mejor de los posibles para su beneficio.
Acá la cosa es ocupar el lugar pretendiendo confundir a las mayorías de que serán beneficiadas por un proyecto que no existe como tal y cuyas expresiones aisladas de deseos insatisfechos serán saciadas por operadores que participaron activamente en todo desalojo de todo gobierno democrático a lo largo de nuestra historia.

Hay sin embargo un espacio intermedio. Su tibieza es la esperanza de aquellos y la desconfianza nuestra. Ese espacio no es futurible sino que gestiona hoy.
Ese espacio tiene posicionamientos ambiguos, indefinidos.
Los de allá esperan manipularlo para encarnarlo en su cara visible.
Los de acá esperamos una señal en unos dos años que indique que alguien que no lleve como elemental característica esa ambigüedad y esa indefinición en su impronta pueda continuar y profundizar este proyecto.

24 comentarios:

  1. Qué buen post, Daniel! Brillante, lo mejor que leí, lejos.

    abrazo grande

    ResponderEliminar
  2. Excelente cumpa, ahí está el carozo del asunto, sobre todo lo de las señales que esperamos de éste lado, claro que en ese plazo que señalás.

    ResponderEliminar
  3. Una lúcida pintura de trazo fino del panorama.Muy bueno.

    ResponderEliminar
  4. Tanto el 13S como el 8N fueron violentos, en el más cercano la idea es que fuera una violencia solapada y, si aparecía, negarla, relativizarla o, mejor, transferirla.
    Las caras, los gestos, las actitudes fueron violentas; peores en los fachos (al fin y al cabo son violentos de por sí) pero, el factor común fueron el odio y no cualquier odio, sino el odio violento, de suprimir, liquidar al "enemigo". Uno, en tanto K, ni comparte país, familia ni destino con esas gentes. Uno es otra cosa, externa, malsana, un tumor que hay que extirpar.
    A mí, que los desprecio profundamente (y desprecio no es para nada lo mismo que odio), su postura violenta me molesta, claro que sí, pero en el fondo se las agradezco porque es la medida del cagazo que tienen, el país que quieren que se les devuelva se les fue de las manos y no tienen la más puta idea de cómo recuperarlo, saben que se recupera de prepo pero, ay, no les dan las bolas y el personal les es escaso y, lo peor, son plenamente conscientes de que la negrada (y no solamente la negrada) no los faja porque no quiere fajarlos, no porque les tenga miedo ni el "respeto" de antes. Son más, más inteligentes y los quieren derrotados (como están) pero no disfrazados de mártires ("martirio" extraño el de estos hijos de puta, invariablemente prósperos).
    Sí, hay que conservar la paciencia, que lo violento les vuelva por sus propios hocicos... aunque, la verdad, haya tantas ganas (y lo insoportable que les debe resultar que ahora tanto K tenga el mismo juguete) de revolearle la sartén essen por el pico, digo, para ayudarles en el proceso de "recuperación" de buenos deseos.

    ResponderEliminar
  5. Muy humanista la aproximación. Bah, no muy: humanista. Excelente.

    Creo que, además, las manifestaciones explícitas de violencia contra los medios presentes tienen que ver con que fueron los medios los que mostraron cuán energúmenos son algunos...

    ResponderEliminar
  6. "Uno es otra cosa, externa, malsana, un tumor que hay que extirpar."
    Sabes quienes pensaban asi tambien? Las dictaduras. Si, tus odiadas dictaduras, que se enfrentaron con tus heroes Abal Medina y Firmenich. Ellos creian que el peronisma era un cancer, que la sociedad estaba enferma, y que debian extirparlo. ¿Que increible no?. Que increible que uno se convierta en lo que detesta.

    ResponderEliminar
  7. Me preocupan los que creen que la verdad es lo que leen en Clarín, La Nación, Perfil, o escuchan en TN.
    Y son muchos con el cerebro lavado.
    ¿Cambiará a partir del 7D?
    ¿En cuanto tiempo?

    ResponderEliminar
  8. De que estás hablando, Tábano? De qué héroes de quién?

    ResponderEliminar
  9. Ay, tabanito, una curiosidad, ¿vos fuiste a escuela pública o a una de ésas, privada, cara?. Te afanaron, che, si ni sabés leer, andá y pediles que te devuelvan la guita; no puede ser que hagan quedar como un pavote por ahí.
    Ah, y de paso, repasá Historia, que no es el cuento de hadas que te contaron, las dictaduras (empezaron en 1930, sabías?) entonces no habían "héroes" de excusa, había un peludo y un montón de civilachos solamente "armados" con la lengua, y votos, claro, la suprema herejía.
    Queda feo andar por ahí, "interpretando", desde la boludez, lo que dicen los demás, salir con una genialidad de este calibre. " Que increible que uno se convierta en lo que detesta." ¿De dónde la sacaste?, acaso te contó un pajarito que como detesto las dictaduras terminé "convertido" en adherente a la diktadura de la tirana de Tecnópolis?.
    Una maravilla lo tuyo, ni siquiera soy peronista y resulta que el marito firmenich es mi "héroe", ¿quién te escribe los libretos?, sofovich?
    Andá por la sombrita.

    ResponderEliminar
  10. A veces no se si no entienden un carajo o si se creen que esas ensaladas que arman se las van a tragar los demás porque son unos vivos bárbaros.

    ResponderEliminar
  11. Alguien citó a Abal Medina y Firmenich y recordé algo de casi un siglo atrás.
    En la represión de los peones rurales patagónicos (1920/21), los estancieros ofrecieron a Zavala-Varela la formación de una “guardia blanca”. Ya tenían antecedentes con el otro gran conflicto social de la primera presidencia de Yrigoyen, “La semana trágica de 1919".

    ResponderEliminar
  12. Ha dicho una gran verdad, la violencia no es sólo física, es ante todo, simbólica.
    Y la sociedad capitalista ejerce esa violencia todos los días sobre los sujetos e intenta disciplinarlos luego de estimular sus deseos con el objeto de lograr el consumo pero no satisfacer el apetito que dará lugar a otro consumo.
    En eso consiste y la sociedad responde, con conciencia o no de ello, violentamente también.
    Una espiral, pero que no tiene salida al menos por estas puertas.

    Sobre lo del 8N creo que ya los hemos puesto al sol, para que se vean los trapitos.
    No buscan diálogo, otro proyecto o una alternativa: buscan venganza.

    Yo espero algunas señales, porque hay tipos que dicen estar conmigo pero con los que no me comería un asado. Yo y muchos.

    ResponderEliminar
  13. Brillante post, Daniel.
    A su violencia, a su odio, se opone nuestra esperanza.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno y también los comentarios, salvo el comentario de Tabano que le comentó a Ram que pareciera que no entendió nada o que está acostumbrado a editar como lo hace TN.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. ¿Me estas negando que el oficialismo exalsa las "proezas" conseguidas por los guerrilleros de los setenta? ¿La "generacion maravillosa?. Se perfectamente cuando empezaron las dictaduras, quienes las guiaron, quienes las apoyaron y quienes miraron a otro lado. Aun asi sos tan caradura de no admitir que soltaste una frase que ejemplifica la clasica doctrina de seguridad nacional, utilizada por la ultima dictadura, la del enemigo de adentro, que tiene que ser extirpado de la sociedad.
    Me rio cuando leo que detestas las manifestaciones violentas (¿Habras ido siquiera al 8n?), porque si mal no recuerdo los que cantan que son los soldados de Cristina son gente del bando con el que te identificas. Te pido que me des el nombre de una democracia solida que actue como la nuestra, promoviendo el culto a la personalidad y el fanatismo.

    ResponderEliminar
  16. Tabanito, no sólo lees como el orto, también sos mala leche.
    No solté ninguna frase ejemplo de nada. O sí, ejemplo de mala lectura y mala leche. Claro que es una frase de la dictadura, claro que es de enemigo interno. Precisamente esa lógica es la esencia del 8N y de una parte de la población que jamás podría admitirla sin deschavarse como la mierda que es.
    Y no detesto las marchas violentas; detesto a los violentos, que no es lo mismo y no tienen el mismo nivel de peligrosidad, la mayoría de esos "indignados" marchosos carece del imprescindible desarrollo hormonal para pasar a los hechos, no, necesitan mano de obra y como no hay tanta, jetonean y descalifican, ná más... ¿qué le vas a hacer?, los "soldados" de la reacción te salieron flojitos.
    "Culto a la personalidad", "fanatismo", de dónde sacaste esas ideas geniales?, de algún congreso del PC chino de los 60?, de una película de los hermanos marx?, de una sobredosis de perfil?
    ¿Cuándo vas a salir con lo del estalinismo hitleriano chauchechista, te falta mucho?, dale, no seás tímido.

    ResponderEliminar
  17. ¿10 días después se siguen revolcando y haciéndose la paja entre ustedes? Qué veneno que les quedó, por favor... Cómo se nota que cuando festejan la vuelta de la política y de la militancia, la única militancia que quieren es la propia.
    Viven en la burbuja de creer que los que tienen lavado el cerebro son los demás. Que el aparato anti-gobierno puede lobotomizar cabezas, pero el aparato pro-gobier no lobotomiza, sino que educa.
    Siguen dando vueltas en una calesita de fanatizados.
    Vayan a ver la peli del nestornauta, y cierren la puerta del microclima que les está entrando mucho frío.

    ResponderEliminar
  18. "Uno es otra cosa, externa, malsana, un tumor que hay que extirpar." Te vuelvo a publicar la frase, ram querido, para que te acuerdes que no hay diferencia entre los energumenos que hicieron cosas inhumanas, y la gente como vos.
    No haces mas que descalificar y agredir al que piensa diferente, lo cual es una corriente de pensamiento demasiado peligrosa para ser tolerada.
    La verdad que se te cae la cara a pedazos al no reconecer el fanatismo que impera en las filas del kirchenerismo, especificamente en sus grupos militantes.
    ¿No hay culto a la personalidad?¿No te parece extraño que solo a un año de la muerte de Nestor hagan una pelicula suya conmemorativa, de tono epico?¿Que mas y mas obras publicas lleven su nombre?¿Referirse a su persona como El, como si fuese una especie de ente ideal? Hijo mio, si pensas que eso no es culto a la personalidad, entonces no tiene sentido seguir discutiendo. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

    ResponderEliminar
  19. Muy buen post, Daniel. Lo único que agregaria es en relación a los comentarios. Está muy bien, más allá de que acuerde o no, con que los que se movilizaron el 13S y el 8N estén felices y entusiasmados con su éxito. Sin embargo esto no impide que sean analizados y criticados por los que no coincidimos, digamos que lo que vale para nosotros debe valer también para ustedes. Una de las características que me parecen menos discutible de esas marchas, incluidas las expresiones de odio, es su carácter de rechazo. Es notable que no se reclamen cosas concretas, no se acepte que del 2003 para acá hubo progreso en términos objetivos y no se insista por la positiva. De ser así seguramente tendría mucha más fuerza el reclamo. La cuestión es ¿por qué?. La respuesta que tenemos es que el clima de la protesta está marcado por dos elementos: uno, los medios dominantes, que tienen una postura de no reconocer nada positivo y dos, los partidos de la oposición que no logran no ya estructurar una propuesta medianamente creíble, sino que van colgados de las faldas de los medios. Yo entiendo que en ese panorama es muy difícil, sino imposible, que simples ciudadanos puedan mirar la realidad con una mirada más elaborada, pero eso no es una disculpa, sino que señala un problema, que los que no están conformes van a tener que resolver, si es que quieren que ésta, como dicen, diktadura, termine. Abrazos. Ah! el que se calienta, pierde.

    ResponderEliminar
  20. Sí, tabanito, me rindo, vos seguí con tu lectura creativa y sé feliz.

    ResponderEliminar
  21. Profquesada, si tanto le preocupa su derecho de analizar y criticar independientemente del éxito de las marchas, no apoye - o critique decididamente - a quienes (como el autor de esta nota y la mayoría de los comentaristas) pretenden tirarle con el 54% de hace un año a los que no concuerdan con ellos.
    O ambas cosas, o ninguna. Lo demás es hipocresía, de la que abunda en este blog.

    ResponderEliminar
  22. Voy a intervenir solo para que Tabano abandone la lectura infantil y malintencionada, repase sus clases de interpretacion de texto, relea, y entienda.

    Ram, cuando dice la dichosa frase "Uno es otra cosa, externa, malsana, un tumor que hay que extirpar.", esta CLARAMENTE (entendio tabano, claramente para todo aquel que sepa leer e interpretar un texto) hablando de sí mismo. Él(como lo indica es "Uno" que usa en la frase) siente que para los que se movilizaron el 8N, él es una cosa malsana, un tumor, que los movilizados el 8N quisieran remover. Lo entendió ahora?

    Entiende, amigo? El sentido de lo que escribio ram es exactamente el contrario al que usted, sea por su supina ignorancia, o sea por su profunda mala leche, le pretende dar. Son los seguidores del 8N los que nos odian, los que nos quisieran extirpar, y los que personifican todo eso que usted expreso que le parece mal, creyendo que hablaba de ram, cuando hablaba ni mas ni menos de usted mismo.

    Un consejo para la proxima. Tomese el laburo de leer lo que se dice en lugar de salir como leche hervida a contestar pelotudeces sin siquiera tener en clar ode que se trata. Sino queda como un pelotudo, encima terco y necio que insiste en discutir con un fantasma que se invento a medida para poder pelearse con el.

    ResponderEliminar
  23. Leandro; está tan claro eso. Pero esta gente no lee, están desbordados por la compulsión.

    ResponderEliminar