martes, 29 de enero de 2013

Si Máxima reina no fuera, sería cacerolera


Para informarse de vicisitudes varias sobre "Su Alteza", de la cual he leído (créame; lo he leído!) a muchos argentinos decir que están orgullosos, vaya a éste post de Jorge.

8 comentarios:

  1. 1. A mí, ¿qué me refresca el ascenso social de una decadente monarquía?
    2. La señora es holandesa, ya no argentina.
    3. ¿Por qué habría que enorgullecerse de este suceso?

    ResponderEliminar
  2. No estoy de acuerdo, es una oportunidad histórica, ahora la Argentina toda va a tener, en el exterior, la imagen que se merece, una auténtica y rubia alteza argie en la revista Hola.
    Vamos, ¿es o no es una paquetería?, un desastre estos plebeyos populistas, caídos del mundo "real".

    ResponderEliminar
  3. Farandulesca opereta de decadencia de otrora época.

    ResponderEliminar
  4. Estuve muy a punto de subir la nota de Página 12, pero como la monarca no modifica mi vida, seguí de largo.
    Lo curioso es que el diario hacía referencia a "...la biografía de la princesa holando-argentina..." inmediatamente me acordé de las vaquitas.

    ResponderEliminar
  5. Una vez que una argentina triunfa en un país serio y festeja los goles de Holanda en un Mundial, se le falta el respeto por ignorancia. Lástima que Holanda es eternamente gallina y en su puta vida va a ganar un mundial, pero son detalles populistas que en absoluto salpican el linaje de nuestra monarca/gatodeluxe

    ResponderEliminar