miércoles, 27 de febrero de 2013

Laura Alonso prueba que no es ninguna atorranta y solo se desnuda para subir ágilmente la escalera a buscar libros, ya que sería una notoria intelectual Pro



Cómo que Valeria Schapira? Una vez que veo a Laurita contenta me dicen que ésta no es?
Más pinta de chapita que pira tiene ésta, no me digan


Pero de qué se ríe esa gente a su alrededor? Esto es joda acaso?

Soltate Laurita, y hacé como Vale, que es una periodista que sale al mundo como Dios la trajo y se la banca




7 comentarios:

  1. No, Daniel, no, la feúcha alonso da para una cachavacha, para escaparle.
    Mírela bien, imaginarla en la escalera, produce caspa, insanía, mínimo.

    ResponderEliminar
  2. uuufff, un zapatillazo para aplastar a esa cucaracha

    ResponderEliminar
  3. Daniel, nada que ver con este tema, justo que ayer hablabamos de la desproporcion y de las oposiciones burdas, parece que de nuestro lado tambien se consiguen. Maria eugenia bielsa, ganadora en las elecciones de santa fe en la lista de diputados en la ultima eleccion, renuncio a su banca. Por que? simple: esta enojada porque dice que el sector de Rossi "le voto todas las leyes al socialismo".
    Parece que esta muchacha cree que lo correcto seria hacer como la oposicion a nivel nacional, incendiar todo, no votarle nada y que no pueda gobernar. Maravilloso! Como hacemos para luchar contra esta cultura antipolitica? como hacemos para que las fuerzas politicas entiendan que el poder legislativo es otro de los poderes del estado y que por lo tanto como legisladores CO GOBIERNAN y son responsables del bienestar de sus ciudadanos, tanto como los del ejecutivo? como hacemos para que entiendan de una vez que el que gana gobierna y el que pierde acompaña?

    En fin, me dio mucha bronca la pelotuda esta, sabras disculpar.

    ResponderEliminar
  4. Al contrario Leandro; es un aporte directo al tema y de este lado por supuesto que hay desproporciones y tenemos que hacernos cargo (dónde no las hay?).
    Este ejemplo que traés, viene al caso de lo que poníamos en el tapete ayer; la magnitud de esas desproporciones.
    A mi también me embola esto de hacer política extrema porque la realidad te hace golpear en una pared a cada rato.
    El viejo truco de no cambiar nada por pretender cambiar todo cuando lo imprescindible es valorar cada avance por más peqoeño que parezca.

    ResponderEliminar
  5. prefiero a la Alonso vestida en la escalera que gritando en el Congreso, los anteojos la tornan muy voluptuosa...

    ResponderEliminar