domingo, 17 de marzo de 2013

Que lo parió, vivo en un mundo de bondad y maravillas y no me doy cuenta




2 comentarios:

  1. Es Lector de la Nación, que podemos esperar. Acaso se la creyeron éso de que la pobreza es lo primero de su agenda, en los últimos tiempos estuvo lavando su imagen, porque sabía éste entramado político del Vaticano, ahí no se hace nada sin premeditación, hasta lo de elegir Papa. Hay algunos creyentes que piensan que los Cardenales lo eligen porque Dios se los indica. Que linda que es la vida, no podrán jamás robarnos la alegría.

    ResponderEliminar
  2. Por suerte, ahora hay dos grandes formas de pararse frente a los poderosísimos medios de comunicación:

    1. Tener una postura genuflexa, donde se los ve desde abajo y es requisito fundamental conciliar.

    2. Pararse erguido, mirarlos desde arriba, desde la política empoderada por el pueblo y acomodarles las antidemocráticas ideas que profesan.

    Cada uno elige, y a la vista de todos. (Me estoy refiriendo a los dirigentes)

    ResponderEliminar