jueves, 6 de junio de 2013

Mauri saca sus jugadores a la cancha y Arnold Sturzenegger pica en punta


Arnold Sturzenegger está muy activo en estos últimos tiempos. Como tiene endeudado al Ciudad sin razón alguna, parece que le sobra el tiempo y entonces se dedica por consejo seguramente de Durán Durán, en caracterizar a las milicias nazi-camporistas. Para luego explicar en The Nation como vencer la pobreza, más o menos con el asunto de compararnos con Chile y Brasil y demás lugares comunes que particularmente me tiene harto podrido, expresando una cantidad de items a aplicar que jamás va a aplicar en caso de ser gobierno. Que nunca va a serlo porque los astros están de nuestro lado. En realidad, porque la gente tan pelotuda no es.

Nosotros, nos tragaremos consecuentes a los cazafortuna de la política pero a estos pálidos sin destino no le vemos la mas pálida posibilidad.
Porque un cazafortunas no nos hace pelota a nosotros, a quienes los astros nos ofrecieron la posibilidad de expresar tres o cuatro cosas que se ve tenemos mucha gana de expresar. Pero que no podemos modificar condiciones sustanciales del quehacer cotidiano en lo personal de quienes gestionan, más que esperar que por lo menos y que bueno que haya ocurrido, no agachasen su cabeza resignados y le hayan dado en cambio en donde más les duele a estos garcas como Arnold Sturzenegger que está ahí, ahí mismo, para cagarnos sin anestesia.


El tipo se cree tan vivo que escribió un tratado o vaya a saber que especie que estampa como fondo de su espacio twitter denominado "Yo no me voy a ir".
Parece que como después de todo Durán Durán tiene que justificar la que se lleva, anduvo con el asunto de que Lorenzino soltó la famosa: -"Me quiero ir" y lo colocó a Stiurzenegger como antítesis; héroe amarillo del antihéroe fatigoso de Economía.

Porque a esta altura, el tipo se da cuenta según se lo van marcando las leyes del marketing que más allá de Mauricio, es hora de ir manijeando algún que otro muñeco.
Pero si Laura Alonso es despreciable, Ritondo un gángster de barrio bajo y Larreta, el guasón con la gracia de un canguro; Arnold Stuzenegger es un pálido que se hace el duro y el interesante de puro aburrido nomás.
A quien puede arrimar este nuevo prócer de billete falso Pro que se anda haciendo el valiente prometiendo su estelar arribo a 6, 7, 8?

Esto está aburrido con desmotivadores como estos y el nuevo álbum de los Queens of The Stone Age me defraudó como el mejor. Igual los subí a ambos, a los Queens que por lo menos conservan algún brillo stone con esas disonacias que bien manejan y a Arnold, que conlleva el vacío que guarda la esperanza de algún agujero negro que quien sabe donde nos podría conducir, de generoso que soy.

9 comentarios:

  1. A mí, el que me gusta es QUATTROMANO. Te la deja picando, ¿cómo no patearla? O sea, ¿irá a afanar a cuatro manos?

    ResponderEliminar
  2. Un argentino del medio6 de junio de 2013, 20:56

    Si el apellido de un funcionario es un indicador de cuanto dicho funcionario robaria en el futuro entonces yo creo que habria que tener mucho cuidado con los Fernandez!

    Entre CFK, Animal Fernandez, Alberto Fernandez (del cual ustedes reniagan ahora pero bien que lo tuvieron edentro durante VARIOS anios).

    Con respecto a Mauri y sus posibilidades de ganar las elecciones en 2015 (que son las que le interesan)... En la medida en que ustedes los K sigan hablando de el (dandole entidad) mas crecen sus chances.
    Si lo dejeran en paz, no hablaran del tipo y no se la dejaran picando cada dos minutos el tipo naufragaria en su propia intracendencia.
    Al final del dias el tipo no es mas que un intendente de un partido sin representacion nacional. Tuvo mucha suerte en Santa Fe juntando algunos votos con Del Sel, pero de ahi no pasa...

    ResponderEliminar
  3. Tiene razón el del medio, Daniel: el apellido de un funcionario es un indicador. No sólo de lo que robaría, etc.
    Federico Sturzenegger es funcionario. Presidente del Banco Ciudad, para ser más exactos. El apellido es por demás indicativo: Hueverocaído, en buen criollo traducido del alemán.
    ¿Hacen falta más aclaraciones? Por si las moscas: si el huevero se cae, se rompen los huevos. Este muchacho, por si alguno no se acuerda, fue protagonista principal del desastre de 2001. O sea: no sólo nos rompió los huevos. También el c...
    La memoria no es sólo opositora, caramba.
    ¡Y aguante el rojo, caracho! (Aunque la verdad, Daniel... la historia de Miguelito -tal vez el mejor 8 que ví en mi vida después de Marcelito Trobbiani, que era 5 pero Bilardo lo hizo jugar de 8 y la verdad es que... bueno, las pisadas y gambetas de Trobbiani provocaban orgasmos (futboleros, se entiende) múltiples en la parcialidad pincha cada vez que Marcelito se ponía la gloriosa albirroja)- en el Monumental no los favorece... (para ser francos... la del equipo de sus amores en el gallinero tampoco) pero en fin: ¡vamos rojo!. Aparte: Ramón no me simpatiza.

    ResponderEliminar
  4. No solo él, mi estimado Tigre Malayo, también sus cómplices, Ud habrá escuchado que el mejor representante de eso que es el antikirchnerismo en economía es Levy Yeyati, y mire que casualidad, junto con el Termitator Sturzenegger, sin pelo ni músculo, a fines del siglo pasado escribieron Dollarization, defendiendo la pérdida total de la soberanía monetaria, es interesante saber que en caso de haber ganado Litle Richard, nunca mejor empleado lo de litle, el aspirante a manejar la economía del país era el compinche en esa escritura a cuatro manos, digo, por lo gorila de ambos.
    Nunca menos y abrazos

    ResponderEliminar
  5. Y el narigón Bilardo, Capitán? Ese si que era un ocho bravo.
    Ni se lo nombremos al Pibe Calamar, que cuando pudieron salir campeones en el '67, el nariga se mandó una de aquellas con aquel arquero inexperto; Hurst!

    La verdad, usted si que vino a alentarme en estos momentos tan duros, Capitán y lo tengo siempre presente, pero ya no hay nada que hacer, nos vamossss..

    ResponderEliminar
  6. Que mal el pelado este tildando de nazis a los camporitas, ¿no? Casi casi como cierto pseudobloguero fanatizado photoshopeando a Macri como Hitler.

    ResponderEliminar
  7. Argentino del Mediopelo. Gracias a los consejos de opositores desprendidos como vos es que el kirchnerismo a logrado, a duras penas, ganar alguna elección en la vida. ¿No querés un cargo de asesor?

    ResponderEliminar
  8. Y sí, mister anónimo, ese pelado estuvo mal, entre otras porque por portación de apellidos hay cuestiones en las que no puede aparecer mal, y menos como burro, que es lo que en definitiva demuestra.
    Ningún "juventud hitleriana" pensaría parar un tren a gritos, sería un idiota, si el tío adolfo desde 1943 a los 16 y 1944/45 a los 15, les daba algo muuuuucho más efectivo - Un "Panzerfaust" - el papá de todos los misiles anti-tanque que existen, juguete que, sí, "paraba" (para siempre) a cualquier tanque - cualquiera, eh! - así que esos jovencitos se sentirían muy avergonzados de que un ario presunto sea tan raza inferior como para suponerlos tan poquita cosa... parar un tren a los gritos, si será!. En Dachau la hubiera terminado lindo el peladito...
    Y tiene razón también con lo del mauricio y el bigotito del adolfo, al diferencial que los porteños tienen de alcalde, le hubiera encantado un bigote taaaaaan famoso pero, ¿sabe lo que pasa?, para nazi no sólo tenés que tener ganas, tenés que tener pelotas para ser un hijo de puta de ese calibre y el mauri, pobrecito, no las tiene ni tendrá y sus compinches, menos todavía, cómo será de inútil como facho que su idea es matar locos y enfermos a garrotazos, habiendo tantos lindos venenos y gases disponibles.... un bochorno el infeliz, degustador de mostachos postizos.
    En desagravio, herr anónimo, ya que camporistas y photoshopero le ofendieron tan malamente, puede encargarse una misita en Berlín, déle, anímese.... a lo mejor tiene mejor suerte que biondini y no lo sacan cagando.

    ResponderEliminar
  9. Esto es exactamente lo que hubiese querido decir, pero nadie lo dijo mejor que usted.

    ResponderEliminar