viernes, 26 de julio de 2013

Los que siempre han persistido en someternos se apoyan fácilmente en la fobia, el desprecio y el racismo que saben que los puede a gran parte de nuestros sectores medios

Agresión al Monumento a Evita en San Justo
el pasado 10 de julio

“Una masa de carnes sudadas y de pelambres hirsutas, oscura como lo desconocido y negra como el terror. Y eso olía a transpiración, a suciedad, a alcohol, gritaba groserías, se reía muy fuerte, meaba contra las paredes, se lavaba los pies y las axilas en las fuentes de la histórica plaza. (…) bandas de atorrantes de rostros patibularios, obreros de los frigoríficos que tenían el olor a animal pegado a los cuerpos y parecían salidos de El Matadero de Echeverría. El diputado radical Ernesto Sanmartino no hizo sino expresar un disgusto compartido, cuando llamó ‘aluvión zoológico’ a ese pueblo que, al fin, el 17 de octubre, mostró su rostro verdadero”

Alicia Dujovne Ortiz
Eva Perón: la biografía.

“Alicia Dujovne Ortiz vino a pedirme información para luego tejer una serie de patrañas acerca del peronismo y el nazismo”

Norberto Galasso
Yo fui el confesor de Eva Perón (Padre Hernán Benítez).

“Estos libros no nacen por casualidad...
van clara y directamente dirigidos a demostrar que los trabajadores y el pueblo en general son rebaño ignorante incapaz de protagonizar ninguna gesta, ni llevar adelante la transformación de la Argentina. Y esto es lo grave, lo que otorga importancia a estos libros que, de otro modo, se reducirían a una mera tergiversación histórica.
Define una campaña concentrada sobre los sectores medios –principales consumidores de estos productos- dirigida a dominarlos ideológicamente

De este modo, estos científicos sociales reducen 40 años de vida política argentina a la ambición de ‘dos irresponsables’ –ella, ‘machona’ ; él, ‘maricón’- que lograron ‘conquistar al país’, siendo ambos extremadamente ‘conservadores’. Quedan sin explicar, solamente, bombardeos, fusilamientos, concentraciones multitudinarias, proscripción, veneración popular, odio oligárquico, y algunas pocas cosas más que carecen de significación para la filosofía de la historia practicada por ambos autores (A. Dujovne Ortiz y T. E. Martinez)

¡Pobre pueblo argentino! Tanta sangre derramada, tanta lucha, tantas esperanzas y sufrimientos depositados en un par de ‘trepadores’ y ‘ambiciosos’ que nadie explica porqué razón, siendo ‘conservadores’, no intentaron alcanzar sus proyectos poniéndose al servicio de la clase dominante –como lo hicieron Onganía, Videla y tantos otros-, logrando fama y afecto de esa clase, con sólo gobernar contra el pueblo y reprimirlo”

Norberto Galasso, 1996

7 comentarios:

  1. Su temor al pueblo se funda en el desprecio pero también en el temor de ser tan odiados como ellos odian.
    Curiosamente es "gente bian" que se cree ajena al odio (que considera indigno de ella) pero que lo posee en sumo grado.

    ResponderEliminar
  2. Pero no importan ese odio y ese desprecio: Juntos podemos ... basta de confrontación ... flower-power ... pero el amor es más fuerte ...

    Aunque, de todas formas y por si las moscas, NO a la re-reelección. PONGAMOS UN LÍMITE al Kirchnerismo. Ella Ó NOSOTROS, NO aguantamos más, Estamos HARTOS ...

    "... la oligarquía, los mediocres y los vendepatrias todavía no están derrotados. Desde sus guaridas asquerosas atentan contra el pueblo y contra la nacionalidad ..."
    Hoy hace 61 años que dejó el plano físico y siguió latiendo en millones de corazones pero, a pesar del más de medio siglo transcurrido, la claridad de su comprensión de la realidad argentina es asombrosa.

    Hoy, más que nunca, ETERNA EVITA y TODOS CON CRISTINA.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ortiz, más reciente, tiene mucho de quién heredar... y no será ni la primera ni la última.
    Hasta el día de hoy algunos sostienen la "lógica" o cosmovisión que se sostiene en la frase "alpargatas sí, libros no", del socialista (nort)Américo Ghioldi... Me acuerdo una vez discutiendo con una profesora en la facultad (hará 3 o 4 años) por este tema; algo que aún no deja de sorprenderme.

    Uno de tantos predecesores de Ortiz (los ideólogos setembrinos), Ezequiel Martínez Estrada, fervoroso castrista, quién sufrió de "peronitis" (según J.P. Feinmann) durante los gobiernos de Perón (por lo que estuvo postrado), nos dejó unos pasajes memorables:

    “El 17 de octubre Perón volcó en las calles céntricas de Buenos Aires un sedimento social que nadie había reconocido. Parecía una invasión de gentes de otro país, hablando otro idioma, vistiendo trajes exóticos”

    Refiriéndose a Perón:
    “la habilidad de sacarlo (al pueblo) a la superficie y de exhibirlo sin avergonzarse de él.”

    “Era asimismo la Mazorca, pues salió de los frigoríficos como la otra salió de los saladeros. Eran las misma huestes de Rosas, ahora enroladas en la bandera de Perón, que a su vez era el sucesor de aquel tirano”

    Sentimos escalofríos viéndolos desfilar”

    “un ingrediente demoníaco hizo posible el milagro peronista”

    Nos dice de Perón y Evita: “No es que podamos decir que ella era el mal y él el bien, pues los dos eran aspectos alotrópicos de Satanás”

    Sobre Evita:
    “Ella era una sublimación de lo torpe, ruin, abyecto, infame, vengativo, ofídico y el pueblo vio que encarnaba atributos de los dioses infernales”

    “Su resentimiento contra el género humano, propio de la actriz de terceros papeles, se conformó con descargarse contra un objeto concreto: la oligarquía o el público de los teatros céntricos”

    ¿"público de teatros céntricos"?" jajajaja!!! (realmente me pareció gracioso)

    Bueh!, supongo que podríamos seguir. Una muestra nomás. Pequeñísima.saludos

    ResponderEliminar
  4. Esto se lo comentaría a su querido amigo Manucho en la quinta de las Ocampo mientras Geogie llegaba con sus nuevos poemas at tea time, che.

    ResponderEliminar
  5. Es una vieja y, seguramente, difícil sino imposible de erradicar, mirada de los que se sienten superiores sobre aquellos inferiores que les sirven. Discrepo en que ese desprecio, incluso odio manifiesto, tenga su raíz en el temor hacia los siervos. Lo que les sucede es que no soportan verlos abandonar, salirse de esa categoría creada por su universo natural de "clase" y aún menos soportan a aquél o aquella que saliendo de su propia "clase" colabora a este "desorden", Evita, Perón, los Kirchner son por eso objetos especiales de sus odios, que son mayores si se trata de mujeres porque a los prejuicios de clase se suman los de género.
    Esta naturaleza subversiva de lo que llaman populismo es lo que puesto en términos intelectuales odian porque cuestiona su lugar de superioridad. Por eso se oponen a la universidad gratuita, a la ampliación de derechos, a los planes sociales, en resumen, a todo lo que signifique quitarles a ellos para dárselos a esos negros y negras de m.
    Lo notable es que cuando los individuos en virtud de ese populismo (o estado de bienestar)logran despegar de la "masa servil" y se incorporan a la "clase", suelen adquirir rápidamente su forma de ver el mundo falsa y distorsionada, junto con todos sus prejuicios, muchas veces a pesar de su aspecto o el color de su piel. Ya lo decía C.Marx, no es nuevo, ni aquí, ni allá.
    Tal vez sea un costo inevitable de la inclusión social en democracia realizada sin cambiar las estructuras capitalistas.
    La batalla cultural tiene sus claros límites materiales.

    Igual, que se pudran y cocinen en su propio odio, que se sabe enferma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. SE LLENO DE PERONOLOGOS EL RANCHO. PORQUE NO SIGUEN CON LA ROBOLUCION Y DEJAN TRANQUILOS A LOS MUERTOS.

    ¿ANIBAL FERNANDEZ DIJO QUE HABIA QUE METERSE EL BOMBO Y LA MARCHITA EN EL CULO?


    ResponderEliminar
  7. Suscribo lo dicho por el Profe.
    El dato central de este odio es la lucha de clases. Y la tan mentada reproducción social de los mismos términos excluyentes.
    Sarlo escribió en Noticias un muy mal artículo en donde intenta utilzar conceptos traidos de los pelos para fundar el odio en el resentimiento del pobrerío.
    A esta altura el resentimiento está justo del otro lado.

    ResponderEliminar