jueves, 8 de agosto de 2013

Hacemos el cacerolazo o no lo hacemos, Chechu?


-"No más muertes inútiles" es la consigna que agregan los caceroleros hoy de la mano de Mariano Obarrio, un operador poco lúcido pero movilizado de The Nation".

Aquí
debaten caceroleros consternados que no se deciden a si sí o si no esta noche por causa de la tragedia de Rosario.

En verdad evalúan si dar lugar o no al elemento más fuerte que poseen para descargar tanta tensión acumulada.

En ese sentido es más válido el fracacerolazo que algún que otro ataque individual que podría dar con que alguno de ellos se conduzca a hacer alguna cagada.

El componente mayoritario de estas movidas es el Pro. Simpatizantes del Pro, votantes del Pro, donde hay que hacer notar que comulga casi que todo aquel que añora el Proceso o fue componente de éste.

No casualmente Lanata recibió públicamente la felicitación de uno de ellos que no dejó se recordarle su pasado inclinado hacia la izquierda.
No casualmente Cecilia Pando se declara fan incondicional del francotirador de Clarín.

Si alguien que marcha junto a esta gente no está enterada o no le importa ser de su compañía parecería responder a la lógica de un Fernando Iglesias que se desliga por que: "-Que culpa tengo?".
O por la de Luis Brandoni que asocia la marcha a la gente decente.
Brandoni no ha tomado cuenta acaso de esa franja muy amplia de quienes marchan con él que citábamos más arriba? A tal punto puede ser indiferente Iglesias?

Es la lógica del progresismo asociado a la Fusiladora, no hay mucho más como para darle vuelta a la cuestión.
Luego, si pueden llegar, los usan y se los terminan cargando con bastante facilidad. No hay mucho más para reflexionar.

Les cabe entonces el sayo de futuros mártires de la travesía de la inutilidad pre-asumida.

-"Cuanto más violento es un hombre más groseros son sus deseos" (Silo).
Esto es dos mas dos y ni siquiera hace falta que me extienda en ello. A lo largo de la década kirchnerista tenemos sobrada muestra de ello.

Pero es la oposición del Pro-ceso la más violenta, que exhibe la oferta del cambio en paz y se conduce -tapado por una cacerola- tras sus más jodidos deseos.
  Cuando no se tienen deseos tan groseros no se comprende hasta que punto las tensiones en el cuerpo que los guarda anhelan desbordar.
No se aguantan.
El cacerolazo entiende una lógica implacable.
Reconoce su gesta como el hecho político más encumbrado y porque no habría de serlo?
Si se trata del orgasmos que libera sus tensiones.
Lo va amasando, lo va fogoneando y lo vive con pasión.

Desde donde pedimos nosotros algo asociado con proyecto? Con elaboración de contenidos?
  El cacerolazo es un fin en si mismo, no hay después.

Es la apuesta a que si pudiera contar con millones, desbordaría al gobierno y el gobierno partiría humillado.
  Es ese el fin único y máximo. Para qué proyecto si el después no está en los planes?

Sobre ello hubo ya más que claras expresiones, resumidas todas en el:
-"Que venga lo que sea con tal que se vayan estos".

Los caceroleros no sienten las consignas. Usufructúan de los contenidos que guardan.
Para la que hoy agregaron expresan que Litoral Gas depende de Enargas y que por lo tanto... nunca se vio tan desenfrenada búsqueda de culpables, de parte de aquellos claro que jamás culparon al Pro de haber armado la Ucep.

Salvo la que atañe a la inseguridad. En esa se basan en verdad.
Un gueto para los indeseables y bien custodiado es un paisaje apetecible para el cacerolero.

No importa que denunciemos que la justicia es espantosamente desgraciada en atender el problema, el foco de ellos se sitúa en un armado parapolicial en dirección a la provisión de la tolerancia cero para el cuerpo policial mismo.
Y no importa entonces que el cuerpo policial sea corrupto o esté asociado al delito en tanto se ajusten las cuentas en ese marco, de manera que la carga no caiga sobre las zonas más blancas de la urbanidad.

Si tampoco cierra esto por lógica, la dirección del discurso cacerolero apunta hacia allí, de modo que deberá contar el político que lo gestione con la habilidad suficiente para ponerlo en práctica barriendo toda la mugre que de seguro va a provocar debajo de la alfombra. Para ello cuenta con el guiño de los medios que lo apuntalan.

Hay un punto básico donde debe distinguirse que por más autocrítica se haga un pro-oficialista nunca va a caminar con esa gente.
De modo tal que la "división de los argentinos" no es ni una novedad ni un negocio del gobierno.
Cuando la 125 muchos se pusieron solitos de este lado. Y acudió a ellos, nada menos que la memoria histórica. Nadie los convocó.
Si suponen que Cristina basa su liderazgo parada en ese paradigma olvidan que accedió a gobierno en el 2007 muy por fuera de el.

Solo hay que pensar un minuto. Quien quiere trabajar con semejante contrapeso las 24 horas del día? No da, no hay calculo que apuntale esa suposición.
Cualquiera de nosotros prefiere y necesita un campo más o menos despejado para desarrollar trabajo.
Nadie necesita armar enemigos. Tampoco nadie te vota porque sos más o menos enemigo de la Sociedad Rural.

Realmente hay cada personaje sosteniendo esta movida. El Pibe nos tiene siempre al tanto.
Y no pasa de tomarlo como muy poco serio.
Tan poco serio como la diferencia entre los dichos y los hechos en la cacerolera Mariana Torres.

La solemnidad de los radicales denunciando en afiches de campaña que el gobierno no los escucha (a los cacerolazos) es otra muestra más de su cristalización en el tiempo. Un partido que carece de juventud.
La otra juventud la tiene sí el Pro.
En los '70 se solía utilzar la frase: -"El que nace comunista muere conservador". Pobres de estos pibes que tan chicos ya defienden posiciones tan conservadoras. Qué destino!

6 comentarios:

  1. Es indecente que salgan a la calle cuando el luto ensombrece el horizonte.
    Lo hacen, salen, porque lo único que les interesa es su propia y mezquina voz que les susurra a la oreja que son más importantes que la inmoralidad que cargan en sus espaldas.
    ¿No les queda un poco de humanidad?

    ResponderEliminar
  2. Miserables. Quedense con sus dolares y su cochina conciencia

    ResponderEliminar
  3. Y buehh estimado quizás, tras el llamado de Urbano II y conducidos magistralmente por Pedro el Ermitaño y Walter el Indigente, tras el saqueo de la Europa del este, ya sufrieron las bajas y quien te dice que cruzaron el Bósforo. Y en territorio selyúcida...

    Cruzada de los pobres

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. que quieren estos tipos cuando dentro de dos dias hay elecciones ? QUE BUSCAN UN GOLPE?? MISERABLES GOLPISTAS TODOS !!!

    ResponderEliminar
  5. Daniel, no son caceroleros son golpistas, resentidos, avaros, resentidos. Golpear cacerolas es señal de hambre y éstos lo que menos tienen es hambre.

    ResponderEliminar