miércoles, 21 de agosto de 2013

Los militantes



Esto de la autocrítica es necesario, suena muy lindo pero...
le dicen "media vida" al militante de La Cámpora.
Se imaginan porqué. Porque la media la ponen toda, sin pedir nada a cambio.
Y la otra media se les va en descanso y en lo cotidiano a lo que pueden.
A los que ocupan su media vida en acusar la que se llevan algunos,
qué se llevan estos pibes que siempre dejan más en el balance? Siempre más.

Qué tienen que criticarse? Qué hay que criticarles?
Y va más allá del movimiento lo suyo. Los pibes se forman, estudian la historia y la condiciones políticas.

Conozco a algunos de ellos.
Ponen el cuerpo, ponen el alma.
Han visto la luz para un proyecto de un país mejor y se la juegan.
No son los funcionarios, no son los dirigentes,
son ellos con sus ganas, con su fe, con su desapego.
Son ellos que la pelean para aportar a que se vaya dando la cosa.
Son ellos que miden que por otro lado no se puede.

Nosotros estamos en el llano,
igual que ellos. Por eso podemos comprenderlos.
Que tienen que ver con la superestructura?
Son los que ponen el corazón.

10 comentarios:

  1. ¿Estos morochos ponen el cuerpo a la militancia?
    Dentro de poco van a tener que poner el cuerpo... en alguna cola para buscar trabajo de verdad, por ejemplo agarrando una pala o el fratacho... se acabó la beca K, el sueño terminó y comienza la pesadilla, llegó la hora de labura. Lo siento mucho.

    ResponderEliminar
  2. Alcides, estos militantes le van a poner la pija en el culo a tu mujer y a tu hija.
    Pedazo de facho de mierda, hijo de puta, mal parido, te vas a tener que bancar unos cuantos años más de KKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK. Chau, cometronco.

    ResponderEliminar
  3. En el blog de Gerardo 'Tirando al medio' hice un comentario al respecto en medio de la calentura post PASO:
    "De arriba para abajo, en estos dos años se fue desmantelando "esmeradamente" las alianzas y el tejido político que es la cantera que brinda la materia prima que motoriza la instalación de un candidato en el territorio. De arriba para abajo te dejaron sin Moyano, sin los "suicidas saboteadores de trenes", sin los "maestros vagos que ganan fortunas", sin "los estúpidos que votan Lanata y Polka", sin "los estúpidos que siguen a Campanella en twitter", sin "los estúpidos que juntan dólares", sin los "abuelitos amarretes", sin los "diabéticos" y para completarla se dejó patas para arriba al Sciolismo.... digamos que el militante dispuesto a vender kirchnerismo la tenía "complicada" por decir algo suave... El tipo tenía que ser Copperfield y sacar de la galera lo que venga para ganar un votante que le reclamaba desde la Inflación, hasta "Harvard"... Nuestros militantes son pibes, ilusionados, con ganas, inocencia, NO SON MAGOS. No son "guerrilleros de Academia"... Esto vino de arriba hacia abajo, repito. ¿Porque no se la hicimos un poquito mas fácil a nuestros militantes?... UNIR es el objetivo de una conducción POLÍTICA, no, romper todo a diestra y siniestra, y después mandar chiquitos a las calles a que peguen los pedazos rotos con sus mocos."

    La autocrítica no es sobre estos pibes, no debe serlo. Sería sumar otro error mas, a la bola de nieve de errores que venimos cometiendo. A estos pibes se los dejó solos, por vedettismos emanados de todas partes, fuimos mal conducidos como fuerza toda. Les prometimos un "puente solo para vos" y los soltamos en paracaídas en un territorio entregado, quebrado en mil pedazos y con un electorado mostrando los dientes en los frentes de las casas. Me dá pena y bronca por estos pibes, PENA y BRONCA. Ojalá podamos redimirlos en estas semanas que vienen.

    ResponderEliminar
  4. ¿AUSTRALIA? ¿CANADA?

    ESTO YA NO ES SERIO.

    PERDON ME FUI DE TEMA, PERO CRISTINA TAMBIEN LO HIZO.

    ResponderEliminar
  5. Lindo anzuelo para tanto pescado racista esa foto.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena entrada. Coincido.

    ResponderEliminar
  7. El racismo y las derechas...
    Es más fuerte que ellos.

    ResponderEliminar
  8. Es relato autobiográfico, pero no es argumento, así que me permito la licencia.
    He visto con mis propios ojos, en La Matanza, a los pibes de La Cámpora realizando trabajos para mejorar una plaza (levantando la mugre que dejan lo buenos vecinos de Ramos Mejía) ser puteados por un pretendido cogotudo (medio pelo matancero clásico que detesta profundamente a sus coterráneos más humildes)desde un automóvil con similar argumento utilizado por Alcides. "al fin están laburando" vociferó en buen señor, (cincuentón largo, él) desde la comodidad brindada por su automóvil de alta gama ante la mirada atónita de quienes estaban laburando, efectivamente, y eran insultados por quien no lo estaba haciendo.

    Lamento que La Cámpora esté tan demonizada. Conozco gente que los detesta y ni siquiera sabe muy bien por qué.

    ResponderEliminar
  9. Desde ya hay que diferenciar a mucho puertomaderista de tanto pibe que le pone el cuerpo y el corazón, Cosme.

    ResponderEliminar