lunes, 9 de septiembre de 2013

Hoy Siria, mañana...



O sea, los cagones que abundan en toda la plana política no se atreven a llamar al sionismo, o derecha en el gobierno de Israel o como quieran llamarla, por su nombre. Por eso, entre otra cosas Embajada y AMIA seguirán sin resolverse.
Porque entre otras cosas, les hacen sentir el cagazo hasta las patas.

Aquí decía:


AJN.- En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, el presidente de la Organización Sionista Argentina (OSA), Carlos Frauman, estimó que el ministro de Relaciones Exteriores traerá “el pensamiento del gobierno israelí respecto de la iranización en la región”. En tanto, el titular de la AMIA, Guillermo Borger, estimó que la visita de Lieberman, refleja “la preocupación de Israel por la presencia de Irán en el continente”. El canciller será recibido por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, su par argentino, Jorge Taiana, y el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

“La visita del canciller israelí no es casual. Está visitando países como Brasil, Argentina, Perú y Colombia, y considero que pretende hacer conocer el pensamiento del gobierno israelí respecto de la iranización en la región”.

“La visita canciller, al poco tiempo de haber asumido, y la posibilidad de visitar por primera vez nuestro país y su interés por conocer la AMIA muestra su sensibilidad a pocos días de un nuevo aniversario del atentado”.


Es entonces que el canciller daba claras muestras de su sensibilidad tan especial con estas declaraciones:

 “Hay que ahogar a los palestinos en el Mar Muerto que es el punto más bajo del planeta. Nuestros soldados están haciendo bien el trabajo en Gaza, pero la solución no es la invasión, la solución es como la que EE.UU adoptó con Japón, sin ensuciarse las manos”


Como desde hace años ya veíamos que Siria era el nuevo foco de ataque del conglomerado financiero-militar imperial, mañana lo será Irán, y todo el que siga, siempre claro en el Oriente Medio.

4 comentarios:

  1. Y después de Medio Oriente, que se agarren los negritos africanos... ¡¡les van a llevar la mejor democracia del mundo!!

    ResponderEliminar
  2. Ricardo, papá; los que nos vamos a tener que agarrar somos nosotros (dependiendo del grado de nuestra integración, de nuestro compromiso con UNASUR, CELAC, MERCOSUR, etcétera); Africa está verdaderamente aplastada (todos los días les dragan las proteínas para llevarlas al mundo "civilizado", dejándole al continente un saldo de trabajos miserablemente pagados, desocupación, alcoholismo, prostitución, altos porcentajes de HIV y SIDA, etcétera). Todo por un sistema económico que distribuye desigualmente los bienes, que es el mismo que la derecha quiere venir a imponer en Latinoamérica (los Macri, los Capriles, etcétera). En la película "la pesadilla de Darwin" está bien clarito lo que te digo de Africa; y la cuestión del desarrollo también está estudiada (por gente como Eduardo Gudynas), y está relacionada con estas desigualdades diseñadas por el Occidente que estoy señalando...

    ResponderEliminar
  3. A la hora de acordarse de África no hay que olvidar que Túnez, Libia, Sudán, son África y buenas muestras de un escenario que no viene, sino que ya está presente - como está presente la intervención china, menos criminal y atractiva para los negritos - y certificando que es un territorio (y recursos) en disputa y que esa disputa es creciente, entre os nuevos y los dueños de siempre, con los negritos, de testigos y carne de cañón, como corresponde.
    El escenario latinoamericano puede ser similar pero, las miradas debieran ser un poco más sofisticadas. Hay muchos matices.

    ResponderEliminar