miércoles, 9 de octubre de 2013

Se reclama que hagamos política desde donde no se la suele hacer



Uno debe enfocar, encuadrar el mundo.
Luego el continente.
El país.
La ciudad.
El barrio.
El vecindario.

El tema pasa indispensablemente por que cosa se puede hacer en conjunto con toda esa gente.
Los conjuntos son forzados, pero entienden la afinidad de los modos rutinarios. Por eso siempre se puede hacer algo con el medio inmediato.
A medida que nos alejamos, perdemos cada vez más la manera de metabolizar semejante complejidad.

Las costumbres se nos hacen demasiado extrañas por más globalización de los medios que nos ayude a comprenderlas.

Qué es hacer política entonces?
Como pretender modelos invocando gestiones en latitudes que nos son tan extrañas?

Digamos que hay Estado, hay este fenómeno que se produce en determinado momento de la civilización; la Nación-Estado. Y hay mercado.
El tema es que hacemos con esas dos herramientas.

Hay un pueblo sobre el que tendremos que hacernos cargo.
Cuyas relaciones sobrevienen cargadas de vicios.
Va uno al azar que no es menor y para nuestro caso;
sobre el meneado tema de la llamada inseguridad al tope, que dicen refleja toda encuesta; los accidentes automovilísticos la superan en cifras de a mil por ciento.
Y el tema jamás se propone como política sustentable en el tiempo. Nadie piensa en tomarlo en las manos. Ninguna administración; nacional, provincial, municipal muestra voluntad de poner las fichas que hay que poner para abordar en serio semejante tema.

O sea que hay una agenda que determina lo que será útil a determinadas piezas que se asocian en sacar rédito en el sistema, de una manera ajena a la ética y así la imponen.
Trabajan para imponerla.

Qué política entonces acometemos? La que nos imponen o la que la realidad exige?

Porqué si buscamos auxilio en gran parte de las organizaciones progresistas en busca de fórmulas y métodos para una mejor distribución de recursos según las necesidades, desde las más a las menos apremiantes, nos encontramos con el problema de como cada cual dispone el escenario del debate.
Donde se hace tan difícil sortear el escapismo de lo que se da como real, posible y concreto, hacia el dogma.
En confundir, por ejemplo; deuda externa con organismos privados con la sumatoria de esta más lo que no sale de los organismos de la administración pública, que se prestan uno a otro y de lo que nosotros mismos resultamos acreedores.
O confundir concesionarios a comisión del Estado que no todo lo puede, con beneficiarios de un esquema de entrega lisa y llana a las multinacionales.

Y si vamos al esquema a priori planteado, más sencillamente la cosa pasa por prestar oídos a las necesidades concretas del hombre de a pie, por encima de aspiraciones atemporales y aespaciales.

Es la demagogia, o el afrontar lo cotidiano y el mediano plazo sobrepensando consecuencias de lo hecho y lo dejado de hacer en gestión.
Pensar sobre lo posibilitario rompiendo la falsa creencia que lo ata a reñirse con los principios.

Y atender a la división de poderes. Lo que atañe a la justicia que se dirima allí.
Un nuevo procesado, periodista él se sumó anoche en debate televisivo, a los mencionados procesados del post anterior, para invalidar la legitimidad de un presidente hoy en ejercicio, en función de operar sobre la platea.

Definitivamente operar no es hacer política.
O si es, hacer política de la sucia.
No tiene la menor importancia si a mi no me cae bien un funcionario. Desde donde puedo arrogarme el poner en duda la legitimación que le otorgaron las urnas?

En la justicia también se hace política. Y mucha. Busquen en todo caso un foro para discutirlo allí.

Ahora, si tocar la guitarra es un cuestionamiento más de los que suelen hacer al oficialismo, estamos en un grave problema de comprensión y operatividad donde el que degrada se degrada.

Para mi, la cosa sigue siendo, encontrar o medir posibilidades.
Ayer un militante de izquierda me decía en la calle; -"Vos que sos kirchnerista..."
- En realidad", le dije, "yo tenía la misma perspectiva que hoy a los diecisiete años. El kirchnerismo vino a dar curso a unas cuantas aspiraciones que pensaba ya no podrían tener lugar".
Siempre dije desde este blog que ha sido, a mi modo de ver, una herramienta. Calificada sí, en función a los tiempos que transcurren.
Mañana podrá haber otra.

Entonces me pidió que de lugar a la herramienta que sostienen ellos para que sumen su voz en el Parlamento.
A lo que contesté que exactamente ahí se torna directamente imposible "sortear el escapismo de lo que se da como real, posible y concreto, hacia el dogma".

Lo que se ha traducido en barbaridades como el abstenerse un diputado trotkista de votar por la derogación de las leyes de impunidad.
El jugar a todo o nada, en otras palabras, da siempre: nada.
Porque no se puede ir por el todo cuando la sociedad casi toda, no te acompaña.

Es imprescindible en política, medir de continuo ese acompañamiento o rechazo de la sociedad.
-"Fijate", le dije, "que estamos midiendo estas cosas en territorio donde la amplia mayoría acompañó al PRO. Aquí, donde hemos pegado cuatro saltos hacia atrás, me proponés entonces que pegue cuarenta hacia adelante. Cuando además descreo del escenario de ese adelante que vos mismo no podés alcanzar a diseñar"

Terminamos recreando entre los dos, la añoranza de muchos habitantes de la ex Unión Soviética luego del acto de mansedumbre de su entrega al capitalismo, por tantos beneficios sociales y laborales que les otorgaba el Estado. Para que sin embargo terminaran hartos del régimen y patearan el tablero.
Lo cual fue aprovechado por muchos ex funcionarios para conformar mafias y volverse súper millonarios.

Esto da con que el capitalismo sigue actuando aún en aquellos lugares donde se ha establecido un régimen socialista.
El hombre común no está preparado para escaparle al mecanismo del deseo, es eso, aún cuando comulga en la red de principios colectivistas.

Uno puede tener las aspiraciones que quiera pero es el deseo el que motoriza el sistema.
Y el deseo se riñe con lo que se lo saque a uno de su formación sistémica individualista.
El ser humano debería trabajar por la sutilización del deseo si pretende cambios sustantivos en el sistema social.

Eso se ve y trata en el humanismo. Que es otra herramienta más de comprensión de los fenómenos sociales.
Uno es uno y toma herramientas en tanto considera necesaria su utilización.
Yo al menos, procuro no ser dogmático.
Por supuesto que una cuota tendré de ello. Nadie escapa a las generales de la ley.
Pero para construir políticamente, se nos exige atender a los otros. No podemos contar con tanto tiempo en sortear los obstáculos que a nosostros mismos podemos ponernos para trabajar en ello.
Pero a la vez, no podemos permitirnos desatender que emociones nos empujan o boicotean para salirnos de nuestro propio eje, de nuestro particular centro de gravedad para lanzarnos como satélites de cualquier cosa que no alcanzamos a entender como podría establecer gobernabilidad y atención a las necesidades de las mayorías en una porción razonablemente indispensable.

21 comentarios:

  1. Extendiendo el análisis, le traigo esta encuesta:

    http://www.mdzol.com/nota/493696-temen-que-la-salud-de-cfk-sea-usada-electoralmente/

    Lo que Ud. llama operar. Observe cómo el titular indica "La sociedad teme..." cuando en realidad debería decir "Una parte de los encuestados teme..." que incluso reencuadre el comentario del encuestador cuando dice "la población teme" para referirse a una porción del universo de los encuestados.

    ResponderEliminar
  2. "Se nos reclama" es tan tendencioso como "la sociedad teme". Siguiendo el criterio de Dormidano, tenés que aclarar "una parte de los actores políticos nos reclama..."

    Pero fijate como a Dormidano se le escapa reclamarte eso y tildarte de operador. Significativo.

    ResponderEliminar
  3. Mamita... Boudou, Insaurralde, Massa ¿qué tienen en común?
    Son TODOS ex militantes furiosos del partido de Alsogaray... piénsenlo muchachos... dejen de comerse la galletita...

    ResponderEliminar
  4. Anónimo:
    "Se" no es tendencioso en este contexto, desde el punto de vista del análisis del discurso.
    Simplemente es deixis personal y temporal, usándose el "se" como dativo ético.
    El sintagma indica la existencia de un reclamo, pero el peso del predicado cae sobre el efector, indicando el mismo que le hacen un reclamo. La no especificación de los reclamantes no postula un universo reclamante homogéneo o extendido, sino simplemente recalca su existencia.
    Por el contrario, el sintagma "la sociedad teme" coloca el peso del predicado en un tercero aludido desde la 1ra. o 2da.persona, un tercero que se conjetura un todo homogéneo y contingente punto a punto con lo enunciado.
    En "se nos reclama" la responsabilidad de la respuesta, en caso de tenerla, recae sobre el interpelado. En cambio en "la sociedad teme" tenemos un enunciado que descarta cualquier respuesta dado que recubrir lo heterogéneo mediante una operación retórica asignándole un significado unívoco equivale a silenciar o presuponer acuerdos absolutos.
    Algo así.

    ResponderEliminar
  5. Mister alpedo, digo, acevedo, un honor su visita pero, acá el único furioso es usted; comprendemos su estado alterado, la doña que de perversa que es, no estiró la pata, su paquidermo mediático debatiéndose entre diálisis , enemas y la custodia de Eeeeeelllllaaaa!!, pone mal a cualquiera, pero cálmese, de un paseíto, una enemita así le sacan impurezas y, si no vuelve, mejor. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. Alcidez. Le agrego a Macri, le agrego Cavallo, a de la Sota, a Cobos, le agrego a cada votante del Menemismo, de Angeloz y de la Alianza.

    El problema no es haber sido algo. En todo caso, todos estamos expuestos al error y en cuestiones políticas es la historia la que termina sentenciando. El problema es persistir aún sabiendo el daño social que causó dicha teoría política. Creo que Boudou, desde su actuación en el ANSES y en el ministerio de económía y sobre todo con el asunto de las AFJP e Insaurralde desde su intendencia lejos están de ese "sambenito" que inquisidoramente les quiere colgar. Con Massa lo podemos discutir un buen rato...

    ResponderEliminar
  7. Impresionante Dormi; usted es un capo.

    ResponderEliminar
  8. "En "se nos reclama" la responsabilidad de la respuesta, en caso de tenerla, recae sobre el interpelado."

    Erróneo, pero siga intentando, que va a convencer a los ya convencidos. Me hace acordar a otro comentarista menos habitual, que ofrece una y otra vez mecanismos similares para acomodar las justificaciones de sus prejuicios a formalidades para revestirlas de un falso aura de autoridad. Es, como bien dice Daniel, impresionante, pero por motivos opuestos.

    ResponderEliminar
  9. A todos los interesados:

    acabo de importar varas para mediciones èticas, polìticas, morales e històricas; gran variedad de medidas.

    Se trata de varas telescòpicas, adaptables a su conveniencia. Usted decide el largo que desea aplicar. Por unos pocos pesos puede quedar como un capo en cualquier discusiòn mostrando su vara nuevecita y lustrosa.

    Tèngala en sus manos y exhìbala contento y sin complejos antes que los demàs sin importar qué blog se visite!

    .Se adaptan a todos los posteos

    .Faciles de esconder, a menos que de ellas haga un uso abusivo

    .Cualquier zapallo se sentirà intimidado

    .Quede como la referencia obligada de los "del palo"


    Su consulta no molesta.

    ADVERTENCIA: estas varas caducan indefectiblemente el 27 de Octubre del corriente año. La empresa no toma responsabilidades por su uso posterior a la fecha de vencimiento.
    Aplicar-varas-de-distinto-calibre-es-perjudicial-para-la-salud-de-la-democracia.

    ResponderEliminar
  10. Bueno Anónimo de las 19:20; si no recae en el interpelado, en quién recae?
    Ante semejante respuesta anteponés tu soberbia? Tu necedad? Y no lo digo en absoluto por lo que escribí. Por supuesto que puedo equivocarme o estar fuera de lugar. Y cuando me lo apuntan debidamente lo admito. Suelo hacer entradas para exponer mis errores a la luz.

    Pero esta actitud tuya, de la descalificación por la descalificación misma? Para que te avenís a debate si no salís de tu pretendida razón. Si no vas a dar lugar al otro? Para joder, nomás. De jodido que estás.

    Mañana posteo la foto de un gato; fijate que hay un pelo en el costado derecho de la pata izquierda pero bastante escondido que rompe toda armonía que pueda expresar el felino.

    Cuando abras un blog avisame, así me mando a postear comentarios del tipo de:
    -"No se de que se trata pero me opongo".
    Ni sueñes que voy a leer los post, desde ya.

    ResponderEliminar
  11. "Pero esta actitud tuya, de la descalificación por la descalificación misma?"

    ¿Yo te descalifiqué? ¿De qué manera? Señalé que Dormidano no te mide con la misma vara que mide lo que él interpreta como operaciones de los medios. ¡Mis sinceras disculpas si se sentiste descalificado! Quizás fue por lo de "fanático". Ya expliqué que para mi es una descripción, no un insulto, aunque entiendo que puedan ofenderse por esa descripción. Me tiene sin cuidado que se ofendan. Es lo que sinceramente creo, como vos sinceramente creés que hay gente que "viene con el Clarín bajo el brazo".

    "Mañana posteo la foto de un gato; fijate que hay un pelo en el costado derecho de la pata izquierda pero bastante escondido que rompe toda armonía que pueda expresar el felino."

    Cuando posteás nimiedades ni me molesto. Lo cual implica que me molesto mucho menos de lo que pensás.

    "-"No se de que se trata pero me opongo".
    Ni sueñes que voy a leer los post, desde ya."

    Yo sí se de que se trata, y por eso me opongo. Pero ojo, me estoy expresando mediante una parábola, no literalmente. No sea cosa que me señalen el pelo de la pata izquierda del gato semántico.

    ResponderEliminar
  12. Dejé bien claro que no es a mi la cuestión. Ni siquiera me juega que me descalifiquen.

    Me refiero (pensé que quedaba claro) a la completa descalificación que le hiciste a lo dicho por Dormidano (salteemos lo de la vara) en éste párrafo:

    -"Erróneo, pero siga intentando, que va a convencer a los ya convencidos. Me hace acordar a otro comentarista menos habitual, que ofrece una y otra vez mecanismos similares para acomodar las justificaciones de sus prejuicios a formalidades para revestirlas de un falso aura de autoridad. Es, como bien dice Daniel, impresionante, pero por motivos opuestos".

    ResponderEliminar
  13. Impecable, amigo. Un enfoque muy claro. Al leer el posteo sentí esa agradable sensación de compartir el eje de una cosmovisión posible. Abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hace poco tiempo, había personas en este país, sin trabajo ni edad para trabajar y, de pasadita, tampoco ingresos ni obra social, un panorama tan maravilloso que, no tengo dudas, si el anónimo éste con veleidades de maestro ciruela del idioma, se les presentaba con el "gato semántico", estos argentinos tirados a la bartola y a la miseria final, sencillamente, al minino se lo comían y a "semántico" también.
    Es tan llamativa como desagradable esta pretensión del anómino, ante una política que no le gusta, buscar coartadas y rebusques de estilo, de gramática, de semántica y toda la sarta de boludeces que enumera y viene enumerando, con el "no descalificador" objetivo de presentar lo K como un porquería, mala, malísima y propia de bestias que ni hablar saben.
    Sí, ya sé, un K básico va a decir "qué pajero el coso éste" - error, horrible error, según la RAE (la del "detective" Torrente) corresponde decir: "¡qué tío puñetero!". Ya sabéis, esbirros K, ¡escribid bien!.
    Lo mejor es que a la total ausencia de cualquier cosa parecida a una propuesta, de cualquier cosa parecida a la simple lectura de los argumentos K, nada, la naricita parada, la soberbia refugiada en el supuesto "saber" del bruto que no sabe qué mierda decir, que tenga la mínima entidad de una idea, un razonamiento, una ideología, nada, sólo la nube de pedos del mono fatuo y el menosprecio del gunga din criollo...
    A Esther no le gusta que por acá parezca que no nos importa el buen uso del idioma.... y la verdad es que sí, importa, pero si el idioma se degrada a mala herramienta para el menosprecio al prójimo, no sirve para nada y mejor que todos estos "virtuosos" se lo pierdan por el culo.

    ResponderEliminar
  15. El Sr. Ram, tal parece, le quiere usurpar el puesto de Odiador Profesional al Sr. Luis D Elía.
    Aunque deberá poner mayor empeño en suplantarlo, no en cuestiones psicológicas, pues parece estar a la par: el frecuentador de este blog es infinitamente menos pícaro, menos carismático, más innecesariamente guarango y muchísimo más aburridor que el tristemente célebre capanga de Miles.

    ResponderEliminar
  16. Sí, virgencita impoluta, con decir "guarango" ya está, al final resultaste una suegra cualunque, tanta "academia" y del puterío y los deditos señaladores no pasás - dale, eminencia, contanos del mundo feliz que proponés, la guarangada ansiosa por conocerlo...

    ResponderEliminar
  17. Desde El Lugar Común10 de octubre de 2013, 2:02

    Pido un minuto de silencio por el fallecimiento del cerebro del Sr. Ram.
    Otrora, seguramente supo brindarle momentos de lucidez y acabadas muestras de razonamiento.
    No en este blog, por supuesto.
    Una verdadera pena que asumimos con la valentía del caso. Cruel, la arenita política de los blogs nos depara estas vicisitudes.

    En fin, nunca menos.
    O últimamente, masomenos.

    ResponderEliminar
  18. Bueno, es muy interesante ésto, a primera vista se confirma el dato de que los visitantes opo opa nunca, pero nunca, eh!, insultan, descalifican y el resto de linduras que, pobres, los perversos K les restregamos por los hociquitos... en fin, el lugar común del trucho que pretende pontificar desde una atalaya tan "moral" como inexplicable.
    La verdad, para tener el cerebro difunto no está tan mal la cosa; a mí me alcanza para contestarle a cualquiera de los subnormales éstos, a veces mejor, a veces peor, pero siempre sin coartadas, sin rebusques "semánticos", ni chamuyos de pobrecita víctima maltratada.
    Mientras, en ausencia de cerebro, puedo recurrir a la presencia de más de 2 millones de jubilados que, si no fuera por los gobiernos K, estarían tirados a la caridad y/o la indiferencia general... ¿a qué recurren las eminencias visitantes en sus "respuestas"?.
    Uno me "convierte" a D'elía, el cuco de sus pesadillas de cotillón, una víctima de los K, le estropean la sacrosanta gramática y si levanta la voz, viene el negro y lo sodomiza.
    Pobre, el terror no lo deja decir (lo que no puede decir para no deschavarse) lo que piensa, que esos viejos se jodan, que lo "bueno" es la timba de las AFJP y el aquelarre de brujas elegantes (pero tan grasas como brillosas) de los 90. Y podríamos seguir, hay mucho de lo que este coro de ángeles no dice nada - mejor boludear, gramática, cerebros fallecidos, su ruta.
    Su impotencia, también.

    ResponderEliminar
  19. Estoy vendiendo buzones a un muy buen precio. Vienen con la carita de Boudou en fileteado porteño.
    Por cada buzón que los amigos K compren les regalo un kilo de sapos recien cazados.

    A RAM lo veia en el blog de Barone, se acuerdan? Haciendo el mismo laburo mugroso que hace en este blog:-)

    Chicos, ojo que defender a ladrones ucedeistas en un viaje de ida, lo mismo que a tipos como Anibal Bigote Fernandez.

    Menem ya es un enano

    ResponderEliminar
  20. Anónimo del 9 de octubre de 2013 19:20:
    No es "erróneo", aunque sospecho que las razones técnicas no le simpatizan.
    "Se nos reclama" implica, desde el punto de vista semántico, reconocer la interpelación, más allá de la posibilidad o decisión de responder.
    Decir "erróneo" sin brindar explicaciones es, además, una petición de principio.
    ¿"Erróneo" por qué?
    Razones teóricas amigo, no bravuconadas.

    ResponderEliminar