lunes, 25 de noviembre de 2013

Argentina, capítulo básico en la historia de la inflación. Y afines



Mas o menos cuando empezaba el gobierno de Alfonsín, escuchando a unos tipos que armaban un debate entre liberalismo monetarista contra ídem purista, me encuentro con que uno, en un costado y medio en desesperación aseguraba preferir que hubiera inflación pero que la cosa camine, porque la recesión -para ese momento- nos estaba matando.
Y es por allí mismo que escuché por primera vez ese concepto de estanflación que Cavallo habría de utilizar falsamente hace un par de años tipo último grito de la economic fashion.
En eso es donde incluía el hombre la inflación porque ven, igual había inflación hay que decirlo, pero el tipo hablaba de que hubiese más aún de ser necesario.

Después anduvo aquel gobierno entre manijear cierto crecimiento, luchar contra la inflación con esa especie de cruzada cuasi-popular que fue el plan Austral, una bonanza insospechada en el Plan Primavera, donde fue fácil por unos meses obtener significativas ganancias en cualquier emprendimiento que se acometiera y su desembocadura abrupta y crucial hacia la recontra hiper, para finalizar.

Ese gobierno, es curioso decirlo, hizo mucho de obra pública en silencio peleándola contra el desguace de la deuda externa.

Este, el actual gobierno, dejará una herencia de deuda externa casi que insólitamente despejada en el por tres décadas castigado impiadósamente panorama por ese factor crucial para la economía que los milicos generaron y nos endosaron graciosamente a todos nosotros, en representación del Estado.

Este gobierno dejará vencimientos aislados y reducidos de deuda y andan por allí anunciando sin embargo que la herencia será fatal. Casi que apocalíptica.
Esos medios y sus difusores que son una lisa y llana basofia, lo sabemos. Pero actúan y sabotean y lo hacen muy bien. Digamos que básicamente para eso están.

Hay mucha gente que arma un fuerte mar de fondo para instalar la lógica liberal conservadora y punto. Y es punto, dado que es esa lógica y no otra la que quieren instalar por más que se esfuercen con lágrimas de sensibilidad socializante.
Pueden disfrazar su discurso de preocupación por los pobres y la mar en coche pero no cierra más allá de eso. Para eso están La Nación y Cía.

El caso es que es tan fuerte la cultura inflacionaria en este país que los tipos hablan de desmedida emisión cuando es muy baja y está bastante a la baja, del 40 al 27 % de la masa monetaria en lo que va del año.
Siendo mucho más alta en otros tantísimos países que sin tener una oferta claramente más diversificada que éste, sin embargo no tienen inflación.

Claro, nadie señala en esos casos como están los salarios. Cuanto y bajo que marco aumentan o si directamente no lo hacen (y bajan aún en casos), como uno de los factores que moviliza los parámetros. Y digo solo uno.
Como también el caso que se encuentren por allí más baratos o accesibles ciertos alimentos o artículos de consumo asociados a alimentos que aquí, pero que sin embargo el acceso a la salud y educación publica sean remotos.
Y que tampoco resulten de tan buena calidad como sí resultan aquí, esos alimentos.

Es decir, nosotros contamos con lo que se denomina espantosamente "gasto" en esas áreas, imposible de encontrar en esos sacralizados países, donde si además se alienta una protesta social en función de ir por reivindicaciones en esas materias, se los caga lisa y llanamente a palos a quienes salen a manifestarse.

El tema es que hoy nos desayunamos con que YPF iría a aplicar aumentos en combustible. Y si hay una verdad más vieja que la humedad en economía es que todo aumento de combustible propicia inflación.
Con un agravante; nos quejamos de los formadores de precios aplicando aumentos y ampliando brecha de utilidades e YPF es un... formador de precios!
Pero bueno, Kicillof anuncia que otorgará al resto de las empresas del sector una liberalización de precios a cambio de un compromiso de productividad de parte. Mmm...

No se que pasó pero aquella sintonía fina prometida a comienzos del segundo período de Cristina nos sonaba precisa. Y nos comimos dos años porque la tragedia de Once suspendió de plano toda voluntad ajustadora. Cuando ese tipo de ajuste era necesario y sumamente equitativo.
Hoy parece que empezaría a aplicarse, pero son tantas las zonas de inequidad en su aplicación que uno piensa que por allí hubo una gran oportunidad perdida.

Sobre la rebeldía opositora, uno no deja de asombrarse por lo bizarro de la izquierda agitando con argumentos liberales y los macristas agitando con argumentos socialistas.
Luego, la materialización de sus propuestas resulta inviable toda vez que carecen dramáticamente de marco político donde aplicarse. Y es lógico en base a la razón descrita.

Venezuela sí lo logró. Presenta para el caso a un candidato golpista que ha conseguido agrupar a la derecha liberal y la conservadora con la socialdemocracia.
Es así que entonces Macri y Binner lo saludan con beneplácito.
Acá, da imposible que se junten en coalición los citados y muchísmo menos que Massa los convoque.

Resulta entonces que Maduro se hace de superpoderes para intentar combatir los abusos (que lo son y desmedidos) en los aumentos de precios de la canasta básica y electrodomésticos.
El tipo lanzó así una verdadera cruzada social.
No se sabe a ciencia cierta como le va a ir. Pero lo cierto es que el chavismo viene anunciando que lo suyo es sustantivamente un paso hacia el socialismo y esta medida se corresponde entonces con ello.

El experimento en cuestión les puede resultar de tal modo para la mierda porque el mercado, su propaganda y el discurrir en la población se lo pongan patas para arriba.
O muy bien, en tanto no les vaya quedando ya otro camino que cubanizarse paulatinamente, pero en serio.
Si logran fuera de esto sobrevivir y crecer en fuerza en el marco del sistema liberal democrático será digno lo suyo de un cerrado aplauso por lo insólito, más allá de lo que acomete Evo, quien para el caso tiene tanta o más deuda con un proceso industrializador y por paliar diferencias sociales que Venezuela.

Por aquí estamos en otra bien distinta.
Decimos que tenemos menos problemas de reservas que determinados países muy desarrollados y los medios tergiversan soberanamente los dichos. Repiten sin pausa mentira tras mentira. Y el gobierno intenta acomodar cuestiones como Club de París o Ciadi para ingreso al crédito -mucho más allá que para el Estado, para los privados- y que se acabe con la novela tremendista de que nos caemos al abismo porque las variables macroeconómicas son pretendidamente fatales, cosa que está a un año luz de ser cierta.

Se sigue confundiendo deuda con organismos privados con pases en pesos entre organismos estatales sabiendo perfectamente lo falaz del argumento, por ejemplo, para meter miedo.
Por lo que es atinado recordar que la cultura judeo-cristiana que habitamos está basada precisamente en el miedo y la culpa. De manera que siempre se cuenta con esas herramientas estampadas a fuego en nuestra conciencia histórica para amedrentar a las masas.

La inflación es un problema, quien lo duda, si tenemos que acudir a diario al supermercado a aprovisionarnos de artículos básicos de subsistencia que cada vez modifican sus numeritos de presentación en sociedad hacia arriba.
Lo que no nos comemos es el programa que nos tiran graciosamente desde los sectores opositores para superarla.

El de ellos no es el nuestro. Definitivamente.
Y ellos, están muy lejos aún de poder gobernar.
Demos suficiente bola entonces a aplicar de una vez la mentada sintonía fina como debe ser; hacia más equidad social. Pero también por la equidad que debe suponerse entre la favorecida Ciudad de Buenos Aires y las Provincias.
Y hagamos por propiciar una oferta más diversificada.

Otra vez, si los supermercadistas son los que más se han embolsado por recargas astronómicas para sus utilidades, porqué no hemos generado y subsidiado (en lugar de subsidiar tantas huevadas) la vuelta del Hogar Obrero? Y es solo un ejemplo al que solemos cada tanto volver.

Así de raro es este país donde en la mayor de sus crisis los ahorristas se desesperaban golpeando con sus cacerolas las puertas de los bancos que le habían birlado su dinero y hoy son esos mismos bancos, uno de los sectores que más guita ganan y no dejan de ganar.


Ah!, de paso, este post de Rick está muy bueno para meditar sobre como procurar cambios interesantes en la matriz productiva.

24 comentarios:

  1. Lo que pasa es que los problemas han cambiado, si bien no se puede decir que la cuestión relativo al trabajo por ej. entre otras, está solucionada o muchos menos teniendo encima, y como agravente, a los entongadores a tiro de try, la cuestión pasa sobre cómo hacer que las mejoras obtenidas -sin ánimo de discutir su grado- se mantengan y, más importante aún, se amplíen.

    Y no existe otra para conseguir esto que no sea a través de la re industrialización. Entonces la agenda si o si debería ser cómo profundizarla. Y en buena hora por que a mi entender venimos retrasados.

    Me parece importante el salto de los problemas a abordar y que no quepa duda, la industrialización será de acuerdo a nuestras posibilidades y costará sudor y lágrimas, por ahora zafamos de la sangre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hace ya un tiempo que conversaba con un par de tipos sobre inflación, puja distributiva
    y precios relativos. Yo trataba de explicarles que la inflación no siempre es culpa de
    la administración del estado, que los mismos actores del mercado generan inflación y que
    la mayoría de las veces aquellos que tienen posición dominante simplemente inflan los
    precios para demostrar su poder para generar descontento.
    Bueno... que decir de las respuesta que yo recibía? desde “estos kerneristas tienen repuestas
    para todo” y otras menos agradables. Curioso, aunque les pregunto que son ellos, todavía no
    obtengo respuestas. También les he preguntado si están convencidos de aceptar las consecuencias
    de tener una economía de libre mercado y la respuesta es:”cualquier cosa es mejor que esto”
    Ja! pero bueno... si se quiere tener relaciones cordiales con más o menos toda las personas
    que uno se cruza todos los días no es cuestión de andar escupiéndoles sus contradicciones a
    la cara.

    La anécdota:

    Ellos se conocen porque sus hijos van al mismo colegio yo los conozco de otro ámbito.
    En ese ámbito conversamos de cosas varias. Entre los temas que conversábamos estaba el
    tema del uso de los celulares en el colegio y de que en cualquier colegio que se precie
    de mantener orden está prohibido el uso mientras se dicta clase. Pero la preocupación
    era que al salir al recreo en donde si se podían usar, se establecía una suerte de
    individualismo en donde los pibes no mantenían actividad de grupo, cada uno atendía su
    red social.
    Para cambiar esta situación y fomentar actividad recreativa de grupo, la dirección del colegio
    y los padres, tal vez atendiendo a recuerdos de su infancia, decidieron poner mesas de metegol
    provistas y administradas por un concesionario.
    La dirección y los padres estaban contentos con la decisión. Introducían un deporte popular
    como juego de mesa, algo que los alejaba un poco de todos los divertimentos por software y
    los ponía a resguardo de guardapolvos sucios o rotos por jugar con una pelota de verdad.
    El colegio que se precia por el orden y de impartir ideología liberal no administra la cantina,
    tiene concesionario. Sucedió que el concesionario de la cantina comenzó a quejarse porque
    los pibes gastaban en fichas de metegol parte del dinero que antes gastaban en la cantina.
    El concesionario del metegol, contento, el concesionario de la cantina crispado.
    El tipo planteaba que sino cambiaba la situación el debería aumentar los precios para compensar
    su perdida.
    Los padres no querían poner más dinero en las manos de los pibes pero sacarles el metegol...
    viste... no era la solución.
    La solución fue un nuevo concesionario dispuesto a ofrecer el mismo servicio, pero también
    dispuesto a obtener margenes de ganancia menores. El concesionario saliente vendió el nuevo
    invirtió y yo tuve un día de revancha cuando ante el relato les hice recordar aquello que yo
    trataba de explicarles sobre este asunto de inflación, puja distributiva y precios relativos.

    ResponderEliminar
  3. LA VIEJA HISTORIA REFORMISTA, SE HIZO "MUCHISIMO" PERO AUN QUEDA MUCHO POR HACER, SE HACE LO QUE SE PUEDE.

    NO HAY CRECIMIENTO, LA INFLACION ES LA MAYOR DE LA ZONA, EL TRABAJO EN NEGRO HA CRECIDO DE MANERA ALARMANTE, EL SALARIO ESTA POR DEBAJO DE LA MEDIA NECESARIA, LA ENTREGA DE LOS RECURSOS NATURALES ES UN HECHO AHORA VISIBLE CON EL ACUERDO CON REPSOL , Y LA INSOSTENIBLE ENTREGA A LAS MULTINACIONALES ES OTRO OPROBIO A LA SOBERANIA. LA EDUCACION ES UN DESASTRE, EN ENERGIA SE HA RETROCEDIDO ENORMEMENTE. EN CUANTO A SALUD SOLO ALCANZA CON IR A CUALQUIER HOSPITAL.

    PERO VAMOS BIEN. SOLO QUE FALTA MUCHO POR HACER, NO ME JODAS.

    ResponderEliminar
  4. RT:
    Ahí además nos deslizamos a un tema inquietante.
    Si llegamos a coincidir en que todo tema comienza a resolverse con la comunicación, estamos listos por lo que contás.
    Cuando hablo de trasvasamiento de concepciones y ejemplifico en como la izquierda abreva en fuentes de derecha y viceversa para atrincherarse, aquí encontramos el caso en que por no prohibir lisa y llanamente que se lleven los celulares a recreo, se atenta contra la comunicación empírica entre compañeros, la camaradería.
    A esto se agrega que algún chico no cuente con celular y entonces la situación es equiparable al no permitir viandas en los colegios públicos ya que marcan diferencias.

    La tendencia en este sistema liberal al aislamiento depara consecuencias jodidas y está en nosotros abordar el tema o que nos pase por encima.

    ResponderEliminar
  5. Bueh, relacionado con el post anterior, no me gusta resaltar que algunas veces acierto, pero esta es una de ellas

    http://www.telam.com.ar/notas/201311/42189-principio-de-acuerdo-con-espana-por-la-compensacion-de-la-expropiacion-del-51-de-ypf.html

    recuerdo hab er escrito que era interés de Pemex no quedar excluida de VM, y que los españoles, salvo Brufau, estaban de acuerdo con los mexicanos, y como vemos es lo que parece ha sucedido, afortunadamente para todos.
    Nunca menos y abrazos

    ResponderEliminar
  6. A la sangría sistémica le podés poner cualquier nombre, maquillar arrugas o remendar remiendos no van a terminar con el generador del robo que desde que me acuerdo sucede, ¿te acordás de la ley 18188?
    Ante el frustrado segundo intento de invasión, John William Whitelock recomendó en el juicio ante el almirantazgo británico "independizar" la colonia de España para luego controlar el comercio y la economía.
    Se cumple a rajatabla el tributo al imperio aunque haya cambiado de manos y muchas sean argentinas.
    Dos siglos ininterrumpidos de sangría a todo el país a través de Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  7. Acá el origen del signo $:

    http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/10952460/Origen-de-signo.html

    ResponderEliminar
  8. Daniel,

    Aunque del texto se pueden extraer otras conclusiones no fue mi intención abordar
    el tema de la comunicación desde ningún ángulo.
    Quizá por eso no entiendo a que te referís cuando decís:"Si llegamos a coincidir
    en que todo tema comienza a resolverse con la comunicación, estamos listos por
    lo que contás."
    Yo creo que el principio de la solución entre los humanos es poder comunicarse y
    me refiero al lenguaje y los códigos que es en donde está el contenido de lo que
    piensa el otro.
    El hecho que describí, aunque sin detalles, es real y es un ejemplo de como la
    economía que prioriza el interés del mercado opera incluso en pequeños entornos.
    Veo que captaste la esencia del texto cuando la derecha se vuelve contradictoria
    y es cuando son sus billeteras las que suenan.
    El concesionario de la cantina era un tipo difícil en varios aspectos, fue la puja
    distributiva y la inflación que el tipo quería provocar la gota que lleno el vaso.
    Fijate que a pesar de su liberalismo la dirección y los padres, asimilables a
    gobierno y estado, conservaron la potestad de rechazar al concesionario.

    En cuanto a que "en como la izquierda abreva en fuentes de derecha y viceversa
    para atrincherarse" separo los slogan de campaña de los hechos. De los slogan
    de campaña digo que fueron efectivos para conseguir votos. La izquierda supo
    aprovechar el desconcierto mediático y el espacio publicitario que el estado
    asigno para todos los partidos y me parece bien que lo hayan aprovechado.
    Aunque por aquí, como corresponde, les marquemos sin piedad las contradicciones.
    En los hechos los ejemplos de izquierda y socialismo en los gobiernos no solo
    que son un bochorno (miremos a Europa) sino que sencillamente se volvieron
    inhumanos.

    De "la tendencia en este sistema liberal al aislamiento" interpreto que te referís
    al individualismo caníbal que propone el darwinismo social que dice que solo aquellos
    mejor adaptados tienen derecho al acceso a la universidad, por ejemplo.
    Bueno... que decir Daniel, en eso yo veo a Malthus. Como no preocuparse?


    PD: Espero comprendas que por actividades personales ya no voy a poder responder
    a otro comentario. Más tarde quizá puedo volver a leer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. A eso mismo RT.
    Lo que contás es un episodio de incomunicación. Y coincidimos, presupongo, en que la comunicación soluciona esta cuestión del aislamiento creciente, lo cual suena obvio, pero apuntando a lo que se deriva de ese aislamiento, que es la ejercitación del individualismo.

    ResponderEliminar
  10. Daniel: Como bien decís, debemos volver a discutir la “sintonía fina” en las tarifas de los servicios públicos. Entiendo que es complejo para un Gobierno que no quiere perjudicar a los más débiles establecer un deslinde “justo“. Y no sé si con la información que dispone ANSES resulta suficiente. Pero, el despilfarro en subsidios a quienes NO los necesitan debe terminar.

    ResponderEliminar
  11. Hablando de inflación, aumentó la nafta (otra vez). Qué empresarios hijos de puta...

    ResponderEliminar
  12. "Entiendo que es complejo para un Gobierno que no quiere perjudicar a los más débiles establecer un deslinde “justo“."

    Evidentemente te está superando la "complejidad" de algo que es muy simple: la veleteada de, habiendo defendido los subsidios, hoy tener que pasar a defender su eliminación por razones pragmáticas. Buena suerte.

    ResponderEliminar
  13. Buena suerte si tratás de usar lo que tenés adentro de la cabeza un poco más.

    ResponderEliminar
  14. Tienen dos años por delante para decidir si van a seguir comiendo sapos o se tragaran el sapo mayor en 2015.Posta que ni con el menemismo habia tantos obsecuentes.

    ResponderEliminar
  15. Afortunadamente, para usar lo que tengo en la cabeza no necesito suerte. Quizás a vos sí te pase que la necesitás, y por eso me la deseás.

    ResponderEliminar
  16. Bueno, sí, el típico e infaltable anónimo sabio, que se las sabe todas y si no las sabe las inventa.
    ¿Y qué problema te hacés con la ingesta de sapos? vos no tenés que comerte ninguno y encima tenés "la suerte" de no necesitar neuronas para advertir, justamente, la suerte de tener un gobierno que se va a morfar los sapos, así los sabios como vos y los idiotas como uno no tengan que pagar el batracio con sus ingresos, o por lo menos con la mayor parte de sus ingresos. ¿O acaso te olvidaste que no fue en este gobierno que se inventó esa dulce frase de: "los precios van en ascensor y los salarios por la escalera".
    Además, un detallito, ¿a qué clase de estúpido se le ocurre usar tu tonito festejador de algo malo?, festejás la inflación, a vos no te va a tocar tu partecita?.
    De paso y ya que estás, decile a cualquiera del cardumen opositor - un ricardito, digamos - que nos cuente alguna receta anti-inflacionaria, seguro que debe conocer un montón... y todas efectivas, che.

    ResponderEliminar
  17. Para eso debatimos la discriminación en la aplicación de los subsidios en función de ir a quienes más los necesitan y hemos criticado desde siempre que se otorguen indiscriminadamente, para que venga un cabeza hueca desde el anonimato a decirnos obsecuentes.
    Estos tipos se distinguen justamente por meter todo en una bolsa crítica y tragarse una mierda consecuente con ello. Y nos dicen tragasapos. Pero bueno, de ahí que no tengan destino político. Necesitan suerte, sí, lo cual es efímero.

    ResponderEliminar
  18. Ja ja...

    Bueno, comprendamos al Ano, si el "giro a la derecha" del gobierno se afianza, probablemente el se vea fuera del esquema de subsidios. Esperemos que esté en condiciones de pagarlo y que no caiga en los NBI.

    Si el gobierno me mete la mano en el bolsillo es de derecha, sino es populista por sostener y promover vagos con mi guita. Con dos puntos formás una recta

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. en el 2015 los veo chupandosela a Capitanich o Macri.

    Y me voy a recagar de risa como ahora leyendo la justificación de lo injustificable..

    Inventaron un nuevo genero literario

    ResponderEliminar
  20. Ahí va queriendo.
    Estás contento? Una genialidad lo tuyo, cabecita loca e iluminada.
    Andá con Dios, por la vereda del sol, siempre.

    ResponderEliminar
  21. "¿a qué clase de estúpido se le ocurre usar tu tonito festejador de algo malo?, festejás la inflación, a vos no te va a tocar tu partecita?."

    ¿Quién festejó la inflación? ¿Señalarla es festejarla? Me parece que la suerte que me deseó Daniel te la tendría que haber deseado a vos...

    ResponderEliminar
  22. ¿Y de qué te cagás de risa, pajarón?, no sos vos el genio que imagina a los K chupándosela a macri y qué?, así que sale todo mal y vos zafás para "cagarte de risa"? Claro, no es festejar, es propio de un estúpido amargo que la va de piola, andá a robarle las muletas a los paralíticos con tu "humor".
    Se pajean pensando desgracias y cuando le recordás lo boludos que son, porque a ellos también les toca, se paspan, pobrecitos...

    ResponderEliminar
  23. "¿Y de qué te cagás de risa, pajarón?, no sos vos el genio que imagina a los K chupándosela a macri y qué?"

    No. Seguí participando.

    ResponderEliminar