domingo, 6 de abril de 2014

Teletransmisión de impulsos frenéticos


5 comentarios:

  1. ¡Yo no dejo que los medios me manipulen, son malos!

    Lo aprendi en una canción de Barragan en 678.

    ResponderEliminar
  2. Ah! menos mal que lo aclaraste, yo pensaba que el del dibujito eras vos.

    ResponderEliminar
  3. Pero no hombre!!...¿como el del dibujito va a ser el ano de 13.21?.....¿no ha visto el tamaño del cerebro?.

    ResponderEliminar
  4. ¡Aguante, populista!

    Abzo.

    Envar.

    ResponderEliminar
  5. Daniel

    Influenciados sin dudas que estamos todos y los que dicen que no considero que están directamente manipulados.Justamente los medios y sus periodistas tratan de convencerte que son entes asépticos. Te doran la píldora y de pronto te sentís inteligente porque coincidís con alguien público que dice lo que vos querés escuchar. Algunos sostienen que en la actualidad el "publicismo", y toda la incidencia que este tiene sobre las personas, ha ganado claramente la batalla. Luego las defensas que cada uno tenga determinará los gradientes de esa influencia y si esas defensas alcanzan para evitar ser manipulado. Y en política ocurre 3/4 de lo mismo. Cómo hizo Macri para reemplazar su "no discurso político": Duran Barba.
    De todas formas todos tenemos una pista (predisposición, conocimientos adquiridos, prejucicios) que permite que ciertas ideas y conceptos puedan aterrizar comodamente, algunos con dificultad y otros que no lo puedan hacer nunca.

    ResponderEliminar