En el Curriculum vitae de los terroristas le faltó poner que fueron reclutados, entrenados e introducidos en Siria por los Servicios de Inteligencias de las potencias occidentales.