domingo, 22 de marzo de 2015

Poetas, exiliados, guerra y memoria, verdad y justicia



En la lucha que había tomado el pueblo en sus manos para que se vaya definitivamente la dictadura sangrienta del '76 y tras las heridas de Malvinas, el gran poeta del rock argentino escribía esta hermosa canción



Se fue Miguel cuando los monstruos tomaban la Rosada. Recuerdo que para un recital en el viejo cine Ritz ya nada podía cantar Pedro y Pablo porque casi todas sus canciones estaban censuradas.

Y volvió a principio de los '80, con Videla aún a la cabeza, con este mensaje:

"Esta es la gente del futuro
Y este presente tan, tan duro
Es el material con que edificaremos un mañana total"





"En una resolución de tres párrafos, fechada el día 19 de febrero de 2015, la Corte establece que las denuncias de los colimbas que sufrieron vejámenes, torturas y aberraciones en la Guerra de Malvinas no se deben investigar".

Aquí, la respuesta del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM - La Plata) a otra canallada de nuestra casta justicia

2 comentarios:

  1. Esa decisión suprema era esperable y, hasta podríamos decir, lógica sabiendo la laaaaarga historia del colaboracionismo judicial con todas y cada una de las dictaduras padecidas, la última la peor de todas. Ahora, está bien indignarse pero, ¿por qué indignarse con una indignación progre y/o con olor a centro izquierda?, si ésa va a ser una excusa más para justificar la amnesia judicial.
    Había una guerra y sucede que maltratar, torturar y demases delicias a las que sometieron a tropa propia, justo justo en el frente de batalla - sí, es violatorio de los derechos humanos pero, ¿fue éso sólo?, y no, fue transformar a soldados aptos para el combate en heridos a atender, en bajas (y en más de un caso, en inválidos por pérdidas de dedos y pies congelados, lindo, no?); un detalle interesante es que no hay ni puede haber reglamento militar que habilite a un oficial o suboficial a favorecer al enemigo discapacitando la tropa a su cargo - algo así se puede llamar sabotaje y al saboteador con jinetas se lo debe llamar traidor y, claro, considerar como "premio" una bala en el hocico del saboteador..... supongo que a más de uno le parecerá de derecha esta argumentación y sí, es la que corresponde, porque la derecha es la que jode con el "nacionalismo",el "honor" y las "tradiciones".... cosas todas que, en la traición brillan por su ausencia.
    Acá no sólo se cagaron en los ex colimbas (abusados o no), seguro que los responsables del sabotaje fueron incluídos entre los "héroes", ascendidos y nunca molestados.....bueno, sería bueno que el doctor falsetti y sus supremos expliquen cómo es que se legaliza la impunidad de los traidores y cómo las FF.AA. se hacen las boludas refugiando y protegiendo traidores en su seno..... o es que en los juramentos la promesa es "...que dios y la patria, demandariola"?

    ResponderEliminar
  2. En tan solo diez días, la justicia "independiente" falló en estos asuntos.
    -Vicente Massot, nazi confeso, director de La Nueva Provincia, vocero de los militares, defensor de la dictadura y cómplice por la desaparición de obreros de su diario, fue absuelto.
    -Carlos Pedro Blaquier, uno de los dueños de Ledesma, empresa que aportó las camionetas con las que se secuestraron cientos de personas en la llamada "Noche de los apagones", recibió la falta de mérito.
    -Se rechaza un pedido de indagatoria para Ernestina Herrera de Noble, Hector Magnetto y Bartolomé Mitre, responsables de la apropiación de Papel Prensa, en connivencia con la dictadura.
    -Se rechaza el pedido de los ex combatientes para que se consideren las torturas sufridas durante la guerra de Malvinas, como delitos de lesa humanidad.
    Esta es la justicia que tenemos, jueces y sistema que este gobierno intenta cambiar.
    Los mismos que marchan en manifestaciones para defender a un corrupto.
    ¿De dónde sacan algunos que no hay que hablar más del pasado, si sigue ocurriendo y pretende determinar nuestra vida en el futuro?

    ResponderEliminar