domingo, 5 de abril de 2015

Patria o colonia



Este 2 de Abril, el amigo Jorge.Devincenzi escribió este gran post:

Tras los idus de marzo, abril asoma con el recuerdo de la guerra en Malvinas. Mis hijos concurrían a una escuela primaria en Agronomía dirigida por un tal Sacco, socialista democrático, antiperonista furioso y por ende, admirador de la dictadura. Me da asco escribir su nombre. En clase, o en los recreos, los chicos seguían por tevé el adormecimiento futbolero de José Gómez Fuentes: un golazo bajo la línea de flotación de la Ardent, etc.
Recuerdo especialmente ese día en que volvíamos a la tarde, llevando de la mano a Agustín, el más permeable, por la edad, a esa prédica perversa. Quien esto recuerda había escuchado por radio que las tropas británicas acababan de desembarcar en Malvinas, y por lo tanto, que ahora solo restaba contar los días y los muertos…
Quien esto escribe padeció diciembre de 2001 aspirando una bocanada excesiva de gas lacrimógeno en Florida y diagonal Norte, no sin antes estampar una certera baldosa en el cuerpo de uno de esos hombres armados y de negro (los coreanos) que, cabalgando una moto, disparaban escopetazos.
Fue un placer la puntería. Pero eso no me da ninguna patente.
Pasó la guerra. Desde la entrega del gobierno de ex general Bignone a Raúl Alfonsín (una primera etapa con Bernardo Grinspun, de cierta similitud con la fallida experiencia de Gelbard, hasta la rendición posterior con Sourrouille y las Felices Pascuas la casa está en orden) a hoy han pasado siglos.
Si en 1983 había habido cierto acuerdo con el radicalismo, el pacto de impunidad con Luder era siniestro.
Pero Alfonsín no podía incluir a Bignone en la Causa 13, porque si los comandantes eran condenados por la ilegalidad de sus actos y el último dictador quedaba englobado en ella, el propio traspaso del poder a los civiles terminaría siendo ilegal.
Esto se sabe muy bien pero tendemos a olvidarlo. Y tendemos a olvidar que las consecuencias de la dictadura cívicomilitar y lo que vino después hasta el 2001 lo seguimos sufriendo hoy en día. 
Que hoy estamos bastante más atras en el campo popular, porque esa prédica nefasta ha calado hondo: de otro modo, los compañeros no pasarían horas sopesando si ganamos o perdemos las próximas elecciones, si los números dan aquí y allá.
Y también estamos bastante más atrás por la brutal desnacionalización que sobrevivió.
Tienden a olvidarlo los que piden peras al olmo –olmo que seguirá sin dar peras- y (como siempre) se oponen a lo nacional y popular porque el país real no se ajusta a la teoría, una teoría que seguirá siendo eurocéntrica y reaccionaria y casi hasta payasesca.
Buscan ocultarlo los detentadores del poder real económico-mediático que fueron y son los verdaderos beneficiarios de esta monumental entrega del patrimonio nacional y del futuro, beneficiarios de esta monumental concentración y desnacionalización económica, una gran burguesía que siempre estuvo aliada al poder de los países centrales, los últimos beneficiarios.
No lo razonan quienes se oponen a lo nacional y popular porque no comprenden que los mismos “proletarios” de los países centrales (que reivindican como modelo) participan de parte de los beneficios de los bienes materiales y simbólicos que se expolian a los periféricos, emergentes, semicoloniales, no desarrollados, en vías de desarrollo, o como se denominen en cada etapa.
No entienden, por ejemplo, por qué un ferviente socialista como Mussolini, partió por la mitad a la socialdemocracia pacifista de Jean Jaures. No entienden por qué los tanques y vehículos artillados de Hitler eran fabricados por la Ford alemana, la del antisemita Henry Ford de Detroit, USA.
Ni entienden que el capitalismo cambia, se transforma  y se enmascara constantemente, convirtiéndose en un tortuoso eufemismo de sí mismo, pues si originariamente fue conducido por las burguesías nacionales europeas, éstas grabaron en las mentes de los seres humanos ubicados dentro del área de influencia de la llamada civilización occidental, que la tal civilización se expande sin límite en su total falta de Otredad.
Y sin embargo, pareciera lo contrario: pareciera que jamás existió mayor apertura y diversidad en las construcciones culturales dominantes. Las reacciones subsiguientes a la violencia de Charlie Hebbdo muestran más intolerancia que reconocimiento del Otro. Y sin embargo, la CNN combina diariamente horas de transmisión dedicadas sin esfuerzo al reconocimiento de la diversidad sexual (hoy llamada equívocamente de género) mientras predica incansable contra el chavismo y el monstruoso Maduro, otorgando algún espacio a la mismísima Laurita Alonso, mascarón de proa de esos pelotudos peligrosos. Aquí hay gato encerrado: ¿pero dónde está?
Creo que sólo la actividad militante de esa o cualquier otra diversidad cultural, es requisito necesario de su resignificación. Porque así tomada, aisladamente, no deja de ser, es una reivindicación conservadora, o de rendición incondicional ante las significaciones del Imperio.
No es suficiente con que los diversos se muestren, que derriben las barreras del ocultamiento cultural. Hay que militar un reparto equitativo de los bienes materiales aunque la lucha principal parezca estar estancada en los simbólicos. Es sumamente difícil, porque ahora esa batalla se da en la propia mente de los implicados, incluso la de sus miembros más lúcidos.
Ettore Scola le hace decir a uno de sus personajes, en la voz y la figura de Vittorio Gassman: "yo también lucho por la redistribución  de los bienes simbólicos, porque los materiales ya están distribuidos".Y, para tomar un ejemplo cualquiera entre miles, no puede haber una misma lectura de Freud o Lacan en Alemania, en Argentina, en Angola.
La burguesía universalizante simula reconocer al Otro, el capitalismo financiero globalizado quiere ahogar a los que pretenden sacar la cabeza para respirar, lo ideal es enemigo de lo bueno y lo posible. Vivimos en el marco de una Constitución Nacional que predica la inviolabilidad de las acciones íntimas o personalísimas, pero en verdad la batalla actual es por las significaciones imaginarias de los bienes simbólicos que circulan y recirculan en nuestras mentes.
A años-luz del 45, distinto al de la fallida experiencia de 1973, con una conducción actual, la de Cristina, que difiere radicalmente y a la vez continúa la de Juan Domingo Perón, quien se llevó a la tumba los secretos de su particular forma de guía en la construcción de la Nación posible y la Nación soñada.
Los estilos, además, son distintos: ¿y qué?
Perón era una militar ingenioso, sutil, perspicaz, poseedor de sabiduría criolla; Cristina es una mujer preparada, de origen civil, inteligente, frágil en su fortaleza, emergente de una época agitada. Observadores conductores y actores ambos de épocas distintas, muy distintas, donde hay fuertes rupturas pero no menos fuertes continuidades, estas últimas ancladas en la necesidad de incluir que históricamente es y ha sido la Bestia, el Golem, el hecho maldito del país burgués.

9 comentarios:

  1. Dado que no les gusta el capitalismo, propongan algo superador, sustentados en demostraciones matemáticas irrefutables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible, fijate que si no hay ecuación matemática posible para definir la boludez de un mamerto, uno solo, vos....¿cómo hacés una ecuación para explicar un sistema capitalista, no capitalista, espiritual, cualquiera que sea, en un mundo de 7 mil millones de tipos?. Corta la neurona, Einstein...

      Eliminar
    2. Ano 11:45 el mundo debate la superacion del capitalismo (por inhumano y por que el egocentrismo claramente lleva lenta pero inexorablemente a la extincion a traves de la polucion, las extinciones, el calentamiento global, las guerras, etc) y del comunismo (por impracticable tal como fue planteado en su origen). Hoy los paises que mejores estan son los nor-europeos onda Noruega y Dinamarca. Paises ricos con impuestos altos y una cultura comunitaria muy fuerte. Se puede extender ese modelo a otros paises. Es lo que hoy se debate. Estamos lejos de encontrar una solucion social pero que es necesario, no te quepa duda y que no sera una solucion local sino global, tampoco. Y que la solucion no va a aparecer en un blog...seria razonable apostar a ello.

      Este gobierno es capitalista, simplemente intenta reducir un poco la inequidad la cual esta asociada a mayores indicadores de criminalidad, corrupcion, morbilidad y mortalidad. Los que se oponen a eso piensan que tienen mas porque son mejores o porque tuvieron suerte y "asi es la vida" y que esta bien que un grupo tenga mucho mas aun a costa de que otros enfermen o mueran o simplemente no puedan desarrollar su potencial. Se equivocan. Existe evidencia cientfica (leete "The Spirit Level" por ejemplo) de que en los paises en los que la inequidad es mayor, en promedio todos la pasan peor, se enferman mas y mueren mas jovenes.

      Saludos y espero que entiendas que los modelos matematicos de lo social son extremadamente limitados porque se trata de sistemas complejos con muchisimas variables dificiles de identificar cuyos valores son dificiles de estimar. El capitalismo tampoco funciona basado en ese tipo de modelos. Las prediciones de los modelos economicos fallan muy a menudo. Si asi no fuera los matematicos dominarian el mundo y en realidad los que lo dominan son los psicopatas y los corruptos.

      Eliminar
  2. Al imbécil o la imbécil de 11.45 no vale la pena contestarle.....A ese capitalismo que te quiere hacer esclavo, que - como bien decís- te quiere quitar hasta el aire que respiras, hay que combatirlo NO ELIMINARLO...como decimos cuando cantamos "combatiendo al capital". No comparto eso de que Perón se llevo a la tumba....Por el contrario! Dejó todas las enseñanzas, todos sus saberes, todas las metodologías....¡Mi único heredero es el pueblo!....más claro imposible.. Hay que leerlo a Perón.

    ResponderEliminar
  3. La economia es una ciencia social no una formula matematica.5 de abril de 2015, 14:35

    El ano 11:45 incurre en 2 falacias, primero (si se refiere al kirchnerismo), Cristina la jefa politica del movimiento ya expreso con claridad ante entidades politicas y empresarias de todo el mundo que el concepto economico de esta fuerza es volver a un capitalismo serio y regulado con una funcion social. Esto que vivimos no es capitalismo, donde las ganancias se "privatizan" y las perdidas se "socializan" reina la injusticia social y los poderosos estan sobre los estados y la ley.

    Segunda falacia, que un tecnocrata encerrado entre 4 paredes puede con "formulas matematicas" planificar una economia ideal y perfecta. El ser humano y sus relaciones sociales no son perfectas ni previsibles, la naturaleza con sus enfermedades, odios, errores, debilidades y vaivenes aleatorios no puede simplificarse ni explicarse con un "numero" ni una "formula matematica".
    La economia es una ciencia social, ligada a las necesidades humanas, a sus debilidades y limitaciones.

    Mauricio Macri dijo "Si no me dejan devaluar a gusto Yo necesito bajar mis costos y eso significa que cada uno gane lo menos posible para que mis numeros den"
    Ganar lo menos posible para que sus numeros gananciales sean "satisfactorios". En esa "matematica perfecta" no se tiene en cuenta que un laburante se enferme gravemente, que tenga mas hijos de lo que su sueldo puede bancar, que a su mujer le agarre cancer, o no tengan para pagar un tratamiento de fertilizacion asistida y mil situaciones de la naturaleza humana. Bajo el concepto de "formula matematica perfecta" el ser humano es el que se tiene que adecuar a la inhumanidad imposible de los numeros, en vez de ser al reves.
    La economia y los numeros se deben adecuar a las necesidades humanas, por eso el capitalismo no debe regular a las personas a su gusto, son las personas las que deben regular al capitalismo con las herramientas de organizacion sociales que vienen desarrollandose y evolucionando desde que los griegos inventaron las politica, transformandose en estado de bienestar y democracia refrendada por el voto popular e igualitario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sabias palabras, don Laguna", rezaba el remate de un sketch de un viejo programa cómico.
      En setiembre del año pasado, ante el horror y el espanto del poder establecido, Máximo Kirchner lo expresó con la mayor y más clara sencillez: LOS NÚMEROS DEBEN CERRAR CON LA GENTE ADENTRO.
      Si alguien puede contradecir esta afirmación y sustentarla con algún sentido común, que lo haga, plis.

      Eliminar
    2. Las citas falsas de lo que habría dicho Macri ahora hasta vienen con comillas.

      Eliminar
    3. MARIANO T: La cita de Mauricio Macri la resumi para que entrara en una frase. Aca la tenes completa:
      “al no poder devaluar, lo que hay que hacer es bajar los costos, y los salarios son un costo más”; “Para volvernos competitivos tenemos que encontrar un encuadramiento ético en donde cada uno esté dispuesto a cobrar lo mínimo que le corresponde por lo que hace”

      Y el video aca lo tenes (1:38) : https://youtu.be/xYMyTQfms00

      No seas ignorante, informate sobre los candidatos que bancas.

      Eliminar
    4. Si es de 678 probablemente sea una edición.

      Eliminar