lunes, 29 de febrero de 2016

El máximo representante de la derecha ignorante que nos gobierna abre mañana el período legislativo


En tiempos lejanos la derecha argentina se ufanaba de la dicotomía que presentaba a la sociedad su intelectualidad, esto es: "civilización o barbarie".
Señalando de ese modo que solo la conducción de su elite ilustrada aseguraba el verdadero progreso de una nación.

De esta manera pretendían a su vez alertar sobre los peligros del advenimiento de gobiernos populares montados sobre la segunda premisa.

Por supuesto, quienes elegimos desde un comienzo integrar ese segundo sector denominado hoy "choripanismo", hemos sido testigos de una sanguinaria junta militar que en los segundos '70s advertía sobre el "peligro" de que la juventud "piense mucho"...

Pero mientras Borges saludaba el regreso de los "caballeros" -Sí, a aquellos carniceros malnacidos así los denominaba el gran escritor- se iba cocinando el desmembramiento de la impronta cultural que había llegado en los primeros '70 a un verdadero cénit.

Ya en los '90 se festejaba con pizza y champagne la invasión de la cosa burda en los altos niveles de la patria acaparadora. Y en ese estofado es que se cría políticamente el ignorante que hoy ostenta la primera magistratura de nuestro país. 

Con el cambio de gobierno se alertó entonces sobre el peligroso avance de lo que llamarían la "patota cultural". Claro que para alivio de nuestra derecha la misma la encarnaba el "grupo Sushi".

Y así llegamos a la crisis terminal del 2001.

Con el arribo del kirchnerismo se produjo una vuelta a los libros y se precipitó lo que habría de denominarse "la batalla cultural".

Finalmente, triunfaron los brutos y Mauricio asegura con orgullo entonces que forma parte de una generación que no ha leído libros.
Es decir, una generalización completamente mentirosa que pretende disimular su paupérrimo nivel intelectual.

Se espera que mañana en la apertura legislativa pueda llegar a ir, un poquito al menos, más allá de sus consignas robóticas que arrastra desde tiempos de campaña:
 

- Lucha contra el narcotráfico
- Seguir el camino hacia la Pobreza 0
- Establecer la unión entre todos los argentinos


lo cual puede desprenderse ya y a esta breve altura del partido como tajante falsedad. Tanto así como la que sale de su boca en este video 



El pequeño inconveniente que enfrenta es la inevitable comparación que habrá de hacerse con quien fuera su antecesora en la presidencia, lo cual habrá de resultar la-pi-da-rio.

16 comentarios:

  1. La soga con la que se ahorcará este saqueador, es la inflación.

    ResponderEliminar
  2. Suponer que la derecha es ignorante, es partir de una analisis sin ninguna perspectiva politica.
    Son tan inteligentes que han hecho que los K apoyen una politica de derecha y se crean que eran revolucionarios.
    Subestimar es una forma de terminar derrotado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sobreestimar la propia importancia es de idiotas, o de "izquierdistas" en eterno amorío con la impotencia lapidaria, como es el troskerío.
      Lo dicho por Daniel y no leído por usted, eminencia del cerebro corto, es que macri ES ignorante, o si prefiere más detalle, es mal instruído, mal formado y que hace ostentación vanidosa de su brutez.... no está dicho que toda la derecha sea bruta, pero bueno, Daniel es populista y a su eminencia hay que escribirle más complicado, así se le nota menos la lectura chueca. Hay que cuidarte, che, sos de hilacha fácil...
      Por supuesto, sigue siendo válida la comparación de ESTA derecha argentina, bruta e inculta comparada con sus pretéritos próceres, sarmiento, mitre, roca, tipos de letra propia y no malos lectores de tele-prompter.... claro, hasta la derecha pasada era mejor que estos malandras.

      Eliminar
  3. La sociedad posmoderna y neoliberal no reniega de la diversidad ni de lo no convencional en ningún ámbito social o político. Al contrario, celebra lo diverso, lo singular, lo novedoso. Puede aceptar tranquilamente a un presidente analfabeto, que baile como un imbécil así como acepta la grasitud del Mago sin Dientes, el alcoholismo de la ministra de seguridad o la impresentabilidad de un Miguel Torres embajador; es más, mientras más caricaturescos sean los personajes, mejor.

    Hay una hegemonía cultural que ya no avala los prejuicios en cuanto a la imagen, a la moda, a la sexualidad, o a la "persona" que un individuo adopte. En eso consiste la libertad posmoderna: se acepta toda diversidad de superficie, sensible a una primera mirada; pero la trampa reside en lo siguiente: la diversidad se acepta solo si está acompañada de una despolitización y una deshistorización absoluta. Es la única condición posible de aceptación. Lo inaceptable, lo que esta sociedad no puede asimilar, es la movilización política de los sectores populares. A esto lo combate como si se tratara de un virus.

    No debemos sorprendernos de tener este presidente, porque encaja perfectamente con los tiempos que corren. Basta prender la TV dos segundos y darse cuenta de que los medios hacen un esfuerzo titánico no solo para desinformar a la población, sino para banalizar todos y cada uno de los temas que son de vital importancia para el futuro del país. El televidente de Intratables, que mira el programa porque le "divierten las discusiones" es el típico individuo al que todo le resbala; la política es solo un ámbito de entretenimiento televisivo, como cualquier otro. Ese individuo es el que vota a Macri "para ver qué hace", vota en blanco o directamente no vota. Y aquí está la clave de la derrota: la vuelta de la política terminó convirtiéndose en la farandulización de la política y por lo tanto en la pérdida de la misma de toda su capacidad transformadora. Y mientras sigamos esquivando este problema obvio no vamos a salir del embrollo.

    La solución es simple y a la vez compleja; hay que oponerle a ese mundo berreta el poder del conocimiento y de los libros, además del de la movilización en la calle. Es muy fácil caer en el desánimo y en la pereza; pero a estas cosas hay que pensarlas, hay que estudiarlas y hay que invitar a otra gente a que también las piense y las estudie.

    ResponderEliminar
  4. Desde el peronismo nos han regalado como funcionarios de 1er nivel a Isabelita, Menem, Los Kirchner y Scioli. Y a unos ciantos mas. Al igual que Macri son analfabetos pero todos son millonarios y falsos profetas que saben engañar a sus "creyentes".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vos tenés problemas. Alguna vez te lo dije?

      Eliminar
    2. Sublime, un "trosko" hablando de falsos profetas, decinos, eminencia, no sabés una de borrachos en las estepas?, dale, seguro que don león te contó cuando se te aparece.....

      Eliminar
    3. Ninguno le llega a los talones a Altamoria.

      Eliminar
    4. Isabel. Menem, los Kirchner y Scioli son peronistas votados por los peronistas.

      Daniel: Cuando no tenes argumentos te la agarras conmigo, (sonrisa)

      Eliminar
    5. Ah mirá, valioso aporte el tuyo (?).

      Eliminar
  5. Dejo el alcohol, no tomo mas.
    ¿Soy el único que ve la interna eclesiástica?
    ¿No se ve el chisporroteo entre "las derechas", los siglos que los Jesuitas hacen que la reman por estos pagos hasta que por fin hay uno que hace hocicar al Opus paracaidista, ese que se la lleva toda en pala gracias a las gestiones de las "dirigencias anteriores"?
    Hay una pelea de Amos, cumpas, si queremos que caiga toda la derecha y dejarlos sin prerrogativas es el momento. Coalición en stan by, sacar la iglesia de la Contitución por plebiscito y a otra cosa mariposa.
    Mientras no saquemos esos hijos de puta seguiremos con la alternancia del pueblo en años de ahogos y desahogos. ¡Afuera los sotanudos del presupuesto nacional que dispone la Constitución!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero no. No tiene sentido justamente ahora comprarse un conflicto con la iglesia, cualquiera de sus variantes o interna que sea.
      Argentina (no solamente el kirchnerismo) tiene en riesgo su presente y futuro por la porquería desatada que la desgobierna y, ¿se puede cometer la torpeza de rechazar a un eventual aliado global como es el Papa?.
      No se trata de volverse creyente ni místico, se trata de entender que el sotanudo es conservador, pero opuesto al neoliberalismo depredador y criminal, los intereses de la iglesia global coinciden, aunque sea por única vez, con los de las mayorías populares, aquí, allá y en todas partes, ¿hay que dejarlo pasar y esperar que si hay una 3ra. guerra mundial, ganen "los buenos" y aparezca un mundo feliz de las ruinas?.
      Nadie sabe cuánto puede durar un Papa sudaca y populachero ni, menos, como sería una alternativa a ese Papa, si mejor o infinitamente peor; mientras el que hay no joda y acompañe, bienvenido sea.
      Otra variante es hacer como los anarquistas en la guerra española, cuando atacaban los fascistas, llamaban a asamblea para decidir como enfrentarlos y, claro, nunca se supo que los difuntos decidieran y, menos, que ganaran una guerra. O quedaran para contarla...

      Eliminar
  6. Ram, meter la división, que se haga visible como primer paso. Después negociamos con los menos salvajes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y los "menos salvajes" son los neoliberales?, vamos.... que Libia, Siria o Ucrania y etc. no son joditas vaticanas, tratemos de volver a tener un país antes que lo hagan mierda.

      Eliminar
  7. Tarea para el hogar:
    Hacer un mapa de los países europeos que la estén pasando mal y su mayoría religiosa, España, Italia, Portugal, Irlanda, Grecia. Y además los países católicos americanos que también la estén pasando mal.
    Sacar conclusiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si hacemos un mapa, lo seguro es que en todos lados hay un iglesia )de cualquier credo?, hay una burocracia celestial, hay parásitos, hay buena gente voluntaria y hay fieles y no tan fieles, hay de todo y hay pueblos... como uno no le da bola ni le cae vien lo religioso, lo místico y demases merengues "espirituales" omite considerar que a la mayoría de la gente le pasa lo contrario, Sí le da bola, SÍ le importa, SÏ importa la clase de tipos que integran las burocracias celestiales de sotanudos y demases personajes asociaados...
      También, en ese mismo mapa, en Europa y más allá hay quilombos, que se presentan como "religiosos" pero no son, lo "religioso" es apenas el batniz para disfrazar la realidad que es, guita, poder, recursos, influencias, quién la tiene más larga, en síntesis.
      Por ejemplo, lo de Siria, un régimen LAICO es el objetivo de famáticos religiosos (made by USA), malandras globales (USA y forros asociados) y en el medio millones de sobrevivientes sin país, sin futuro, o casi... ¿el problema es la religión?. No jodamos, estamos en 2016, no en la Edad Media...
      Por acá los curas tienen privilegios, son chocantes, son injustos y no me gustan pero, da la puta casualidad que esos privilegios odiosos de los curas son una divina boludez, migas, virutas, zonceras, comparados con el descalabro económico en pleno desarrollo y que nos caga la vida presente y asegura lo peorcito para el futuro, si es que hay.
      Y otra puta casualidad, hay un Papa, argentino y sudaca, que ya es mucha novedad pero que no termina ahí sino que, la lectura que hace del mundo (del mundo, no del caceroleo recoletense) coincide en el rechazo a la porquería neoliberal dsatada en el mundo (y reestrenada hace 3 meses en estas pampas).... ¿Qué es lo dificil de entender?. Este Papa saca una encíclica diciendo que los indios latinoamericanos son mascotas casi humanas, o es el Papa "subversivo" que va y los abraza en Bolivia, en Méjico? - ¿O le manda un rosario a la "aria" Milagro y le pone cara de culo al marido de la morticia awada?.
      No es muy dificil intuir dónde conviene pararse, viendo el revoloteo de alimañas que compiten en descalificar al curita.... me voy a arriegar a coinncidir con ellas?. Sospecho que no, una cosa es no ser religioso, otra muy distinta es ser un idiota útil al bicherío.

      Eliminar