miércoles, 17 de febrero de 2016

Nuevo mail de Barra


 
Cuando publiqué la.carta que me había enviado Carlos a la casilla de mail, se suscitaron una serie de comentarios en respuesta a la misma, lo cual me puso en la necesidad de escribirle al querido Barra que si lo creía necesario les diera a su vez respuesta.
Así lo hizo, y aquí va


Querido Daniel, gracias por darme este espacio aún en nuestro desacuerdo. Me invitaste a responder los comentarios y estoy a punto –ahora- de responder al tuyo, de nuevo, para defenderme por la manera en que actué en la radio para evitar que pasara lo que al fin pasó. (Perdimos.) Pero voy a renunciar a hacer mi defensa porque veo que entre los comentarios no hay más que eso: defensa de posiciones propias. Y eso es un lujo que prefiero no darme en estos momentos. Los que perdimos, creo que esa categoría es lo suficientemente amplia y nos contiene, hoy estamos obligados -como primera obligación antes que la de oponernos al gobierno de la derecha- a estar unidos, a encontrar las maneras de dejar de pasarnos facturas, a buscar las coincidencias, a relegar nuestras individualidades. Fui a una plaza en San Martín el domingo pasado y mi hija de diez años no quería que fuera porque tenía miedo. Me dijo “van a ir los de Macri y les van a tirar tiros”. Cuando le dije que eso era absurdo me contestó que eso les había pasado a los pibes de la murga, les tiraron tiros. Ahí entendí la dimensión de nuestra derrota, pensé: ahora sí que Macri me arruinó la vida, logró que mi hija tenga miedo de ir a una plaza. Por eso quiero usar este espacio que me das para decirles, no a los trolls que ganaron, sino a todos los que perdimos, que no seamos tan boludos. Que no podemos quejarnos de las peleas entre nuestros diputados si cuando nos juntamos entre cuatro terminamos insultándonos. La pasión por tener la razón, por ganar una discusión, es muy linda cuando no están en juego cuestiones tan graves. La derecha es cruel y tiene grandes planes para este país, para cumplirlos necesita mantener satisfecha a una parte de la población, engañada a otra parte, asustada a otra, y a nosotros peleados. Por suerte a nosotros ni la satisfacción, ni el engaño, ni el miedo nos tocan. Y somos conscientes de que cometimos muchos errores. Entre ellos el error de ponerle más entusiasmo a las peleas entre nosotros que a la pelea con los enemigos de nuestros hijos. Hagamos foco en eso en estos días. Es imprescindible. Después, cuando nos sobren energías, cuando nos sobre algo, nos pelearemos. 
Un abrazo grande
Barragán
 
 
Como moraleja de esta carta me queda:
Seamos buenos entre nosotros, muchachos, que para jodidos, con los que tenemos hoy en gobierno nos basta y sobra como para procurar nuestra indispensable unión a fin de acudir más temprano que tarde a recuperar lo que nos están robando con una violencia superlativa.
 

12 comentarios:

  1. Lo mínimo que puedo hacer si un representante que voté considero que me caga, es quejarme.

    Te mandé un mail Dani.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Barragán. Me parece una tontería eso de andar pasándose factura por lo que cada uno dijo o hizo en el pasado. Nadie la tiene tan clara como para ser infalible en estas cuestiones. Lo importante es que todos queremos más o menos lo mismo. Le caen a Oscar Cuervo porque no quiso votar a Lustó en el balotaje de CABA e hizo "campaña" a favor del voto en blanco. Bueno, de vivir ahí, yo tampoco lo hubiese hecho. Y no sé si una derrota del PRO en su distrito hubiese significado la caída de Macri; es posible, aún sabiendo que Lustó es tan macrista como Larreta; pero de todas maneras, lo que quiero decir es que pocos pensaban que fuese posible que Lustó pudiese ganar ese balotaje, incluso los que votaron al ahora embajador en USA.

    Hay cosas mas importantes de qué preocuparse, como militar para que el peronismo sea realmente una oposición anti-neoliberal, y no el furgón de cola del macrismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no le caigo a cuervo por su postura politica que cambio de un lado para otro segun el viento de la semana. Yo le caigo a cuervo porque me insulto, me basureo y me forreo, a mi en persona, por el solo hecho de expresarle muy educadamente como es en general mi costumbre, que me parecia que su análisis era equivocado. Lo cual sólo se potenciaba cuando, a la semana siguiente, daba una voltereta y usaba mis mismos argumentos, esos por los que me habia insultado, ppara basurear y denigar a los que la semana anterior pensaban como el.

      Vos pesnas que en este momento necesitamos a todos para frenar a macri, y en eso tenes razon. Pero yo pienso que en este pais lo que no necesitamos mas son psicopatas. Que de esos estan llenos los cacerolos que ahora estan muy felices. Y no quiero estar en un colectivo que contiene psicopatas, porque "los ladrillos se hacen tambien con mierda". Si, hay cosas peores que los psicopatas, y estan enfrente. Pero no me pidas que comparta asiento en el cole con el que me psicopateo gratis. Y encima sin quejarme. Si ahora no es el momento, cuando? ya esta, lo dije, me lo saque, y en el futuro evitare tener nada que ver con el tipo. Pero todo lo que le dije habia que decirselo, porque se lo gano merecidamente. De ahora en mas que se curta, que lo hiervan, y que haga lo que quiera. Y te dejo a vos la horrible tarea de andar cerca suyo para contenerlo en el movimiento. Pero las cosas hay que decirlas, cuando hay que decirlas.

      Eliminar
  3. La (para mí) inesperada aparición de Barragán resucitó un entuerto que hace años anda por estos blogs y es 678, un programa de tele al que según parece se le decretó el agotamiento, la extinción, el aburrimiento y una multitud de defectos e insoportabilidades surtidas, que eran progres, porteños, intelectuales, viejos (Barone) o jóvenes (Palma, casi casi el "asesino" de lucas carrasco, cuando a carrasco le quedaban 5 minutos de "vigencia" K), casas más menos, igualito a mi Santiago y a todo el repertorio del odio anti 678, de las virgenes y doncellas y doncellos republicanos, hasta las terribles agresiones a esa cosa llamada lombardi, el rajador compulsivo. Sí, 678 no le gustaba a nadie, nadie lo veía y no éramos muchos los que mirábamos con espanto no exento de asco esa "convergencia" entre K y anti K, unidos en el afán de despedir a 678, "agotado" según unos, "interminable, horrible, horroroso" según los otros. A usted, Daniel, le consta de qué lado estaba yo.
    Antes 678 estaba solo, como el único espacio kirchnerista, explícitamente kirchnerista en televisión, frente a un océano de programas anti k, desde los programas "políticos" hasta los de puteríos y quilombos a los almuerzos, cenas, rositas rococó y chivos de la diva fósil doña rosa alias mirtha legrán (politóloga, periodista, luz y guía del serpentario mañético).
    678 ya no está, lombardi les dió el gusto y ahora se puede disfrutar de una televisión, una radiodifusión libre de kirchnerismo, explícito, tímido, suhgerido, aproximado y/o sospechado... los medios son "libres" (y una reverendísima porquería salvo escasas excepciones).
    Aparece Barragán y, ¿hay que hacerse el boludo con que con la excusa de "bancarlo" a Barregán se vuelva con la justificación de la pedorrada anti 678 de antes?. Estaba mal entonces, mirando el páramo actual es mucho peor insistir, mal incluso desde el elemental y mínimo respeto que merece tanto compatriota identificado con ese programa, sus virtudes y defectos y la mirada compartida (a pesar de la aplanadora mediática en cadena nacional constante).... de paso, tanto romper las paciencias con los "compañeros trabajores" y tampoco vamos a considerar lo abominable de rajarlos de todos lados, perseguirlos mediáticamente como si fueran delincuentes?, dejen de joder, en ésa voy a estar del otro lado siempre, con Barragán y todos (inclusive con ese locutor que no me gustaba ni un poquito)...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que 678 fue vital y decisivo en el período 2010-11 y luego fue perdiendo eficacia a la hora de captar voluntades más allá del llamado "núcleo duro". En su irrupción, puso de cabeza a la televisión y al periodismo argentinos y desnudó la hipocresía reinante, tratando de llegar siempre al fondo de la cuestión, y eso es muy valorable. Luego del triunfo de 2011 empezó a repetirse en lugar de aggiornarse al nuevo tiempo (hegemonía política del FPV) y modificar en algo su estructura para tratar no ya de ser trinchera, sino ser voceros oficialeas pero además críticos de aquellas flaquezas del gobierno a la hora de satisfacer demandas populares. Sin embargo, siguió siendo representativo de una gran parte de la población, como quedó evidenciado en la última e histórica plaza de Cristina.

      A muchos les incomodó (no a mí, particularmente) el tratamiento que le dieron a Scioli cuando lo invitaron luego de que Randazzo se bajara de la interna ("o lo bajaran" según algunos; no coincido con esa teoría); afirman que fue una especie de "interrogatorio". Puede ser que haya sido así; no obstante, hay que recordar que 678 se había jugado claramente en la interna por Randazzo, y no podían mostrarse tan benevolentes con el candidato cuando hasta hace nada habían manifestado su desconfianza hacia él. Puede decirse que priorizaron su propia honestidad intelectual como comunicadores y militantes en perjuicio, quizás, de la propia imagen del candidato de su propio espacio. Creo que el error estuvo en invitar a Scioli solo después de quedar como el candidato del FPV y no antes. Hubiera sido una buena idea incluso, armar un debate entre los dos candidatos en el programa; se eligió otro camino y yan nada puede hacerse al respecto. Todos nos equivocamos y así es que aprendemos. Somos una democracia joven.

      Dicho esto, me resulta bastante extraño que las críticas a 678 continuen aún en este momento, cuando se necesita de este programa desesperadamente, como nunca antes. Hoy 678 es absolutamente necesario. Las críticas ya no tienen razón de ser.

      PD: Hoy pasé por la página Diario Registrado y hay una nota que dice "adelanto de 678"... ¿alguien sabe algo sobre eso?

      Eliminar
    2. Mire, 678, como corresponde a cualquier programa de tele tuvo altibajos, días mejores, peores y masomenos pero, nunca fue ni fue pensado para ser solamente un programa de tele, desde al primero al último día representó al kirchnerismo en la tele, frente a la verdadera cadena nacional, la anti K y fue precisamente por éso que se ganó - bien ganado - el ultra odio de la entonces oposición, también del primero al último día sin siquiera privarse del odio al recuerdo de 678.
      De este lado se pueden entender algunas críticas; lo que no se puede ni se debe entender es cuando de la crítica se pasaba a predicar el "agotamiento", la "inutilidad" y la "necesidad" de hacerlo volar (en impúdica coincidencia con el cardumen contrera). Y si éso era malo, peor era que se militaba la eliminación de 678 a cambio de nada, ni un 678 mejorado, ni tampoco otros programas que corrigieran las fallas y cubrieran el hueco, nada, un prototipo de "negocio" macrista.
      También se dijo y dice de la "mala comunicación" y, claro, la "solución" era terminar con el 678 "agotado". Fantástico, la mala comunicación era 678, nadie más tenía responsabilidad en ese asunto, las macanas eran únicamente de 678... ¿era así?, no, no era, pero quedaba bien decirlo.
      Éramos pocos los "defensores" de 678 y, la verdad, esa defensa no tenía que hacer falta, mirar como programa de tele a 678 era una idiotez, si era una herramienta, herramienta de política comunicacional de TU gobierno y además la herramienta que tenía crispadas y revueltas todas las ladillas y picazones de tus rivales/enemigos. Si la política comunicacional era mala, con 678 era efectiva, ¿por qué suprimirlo en lugar de complementarlo, mejorarlo, ampliarlo?.
      Claro, Gwirtz, no son peronistas, son progres, son porteños, son medio intelectuales (y progres), repiten los informes como si fuéramos tontos, el locutor es un embole, que Barone, que este o la otra..... multitud de "razones" para tirar a la mierda al programa que sostenía las políticas y el sentido kirchnerista en una audiencia despolitizada, manipulada y recontrachequeadamente mentida por el aparato mediático/mafioso. Justo los mismos boludos que llenaron una plaza por el programa que nadie veía..... parajoda del verano 2015/16.
      Los méritos o deméritos formales o de estilo de 678, no tenían ninguna importancia frente al éxito conseguido en esa audiencia, ¿o hay que creer que el odio, el ninguneo y la descalificación a 678 le venía por su poca llegada, su nula audiencia, su "agotamiento" e "ineficacia"? - Vamos, somos grandes, tratemos de ser adultos.
      Y con Barragán, de nuevo la coincidencia con los amarillos, trasvestida de "solidaridad".... te banco pero vos estabas en esa porquería de programa, jodete....

      Eliminar
    3. Por si no ha quedado claro, jamás quise ni "milité" para que 678 fuera sacado del aire, en ningún momento, a pesar de las (leves) críticas que puedo hacerle desde mi humilde lugar. Es más, en lo siguiente estoy de acuerdo con vos: aquellos peronistas "de la vieja escuela" y esos progres más puristas que se dedicaron a bombardearlo sobre todo desde el 2011, siempre me resultaron insufribles; porque la crítica venía con cierta ironía y "suficiencia" típicas de aquel que está políticamente preparado, con cierta historia militante detrás y que tuvo los privilegios como para formarse políticamente que muchos otros no han tenido. Ellos no parecían ni parecen darse cuenta de que hay mucha gente que no tiene la preparación que ellos pudieron tener o que no tienen tanto tiempo ni las herramientas conceptuales como para reflexionar por su propia cuenta que ellos tienen. Creo que onconscientemente cayeron en cierta soberbia elitista.

      A mí también me aburrió en un momento. Dejé de mirarlo en 2012, 2013...esos años que -en mi opinión- dejó de ser efectivo y a mí particularmente ya no me aportaba demasiado. Pero jamás se me ocurrió que debería salir del aire, porque era y es representativo de un gran sector de la población que necesita ese programa como el agua. Y como ya dije, hoy es más necesario que nunca.

      Esperemos que vuelva, porque además nos ha acercado a gente muy valiosa y buena leche y que habla sin pelos enla lengua como Barragán que la verdad, no estábamos acostumbrados a ver en los medios de comunicación.

      Eliminar
    4. No está dicho ni sugerido que la suya fuera una postura anti 678, ni tampoco cuervo era el único que andaba en ésa. Había un clima general, en el fondo bastante frívolo, en donde parecía que la cuestión era que 678 "hablaba de lo que ya sabía y repite" - Y sí, tenía que ser así, porque estaba dirigido al que "no sabía" para que sepa (y como precisamente en éso fue EFICAZ es el furibundo odio opo opa).
      Lo peor de ese "fuego amigo" anti 678, no es que fuera elitista, era penosamente poco práctico y, de yapa, distractivo respecto a las obvias fallas de una comunicación poco flexible, poco profesional y persistente en el error (y sí, 678 no era ajeno a éso, pero de ahí a darlo de baja.....)

      Eliminar
  4. Coincido con Barragán.
    Pero sostengo que es necesario actuar con memoria.
    Digamos, no lo quiero a Bossio de nuevo porque siempre estaré pensando que me va a cagar como me cagó. Ponele, los traidores son mi límite.

    ResponderEliminar
  5. A mí lo que me rompía soberanamente las pelotas de 678 era el estilo de los informes, con mucha chicana y edición de video tipo los clips de MTV para adolescentes. Hubiera preferido un estilo tipo el de Visión 7 Internacional, quizás con más gracia pero sin perder la parte seria. No éramos un público que buscáramos entretenimiento en un video.

    Más allá de eso, mi opinión siempre fue positiva y lo miré y defendí hasta el último día y todavía lo extraño.

    ResponderEliminar
  6. La cosa es simple. Tan simple que hasta yo la entiendo: el enemigo no es 678 ni Barragán ni los demás que trabajaban ahí.

    Lo que no entiendo es que gente que está en la vereda nacional y popular le pegue a 678 con tanta bronca. Que lo haga el macrismo clarinetista, lo entiendo perfectamente.

    Y no es que me moleste que se critique a un programa que me gustaba, si no que lo que me parece es que se lo quería eliminar directamente. Diego comenta que había cosas que no le gustaban, lo que es una crítica, pero a la vez, propone cambios, lo que a mi parecer es de muy buena leche.

    Todo lo contrario de lo que hizo Cuervo. Me parece que criticar es un derecho inalienable, pero es de buena leche que acompañemos esa crítica con alguna propuesta. Es gente que camina nuestra misma vereda, carajo!

    Los que nos joden y nos van a joder mas todavía, son otros.

    Abrazos.

    ResponderEliminar