sábado, 19 de marzo de 2016

A los de "adentro" que se colocaron tan "afuera"


Siempre hemos hablado en este blog de que cosa tienen que ver las políticas socio-económicas antiperonistas, qué carajo tiene que ver el liberalismo con el peronismo, en función ésto del respeto al cuerpo doctrinario de ese gran espacio popular nacional.

Y la acusación la remitíamos al mero pero contundente hecho de acudir a esa doctrina que ellos dicen contener, para denunciar la falsía de sus posiciones a las que generosa y graciosamente han tildado de "estratégicas".

El caso es que muchos portadores de peronómetro que se precian de ello por mas "zorros" y más "viejos" nos han tratado más de una vez de sectarios.

Gracias por los favores recibidos, muchachos pero han sido más, muchas más sus agachadas. Y a la vista queda con la pata ancha que le hacen hoy al macrismo, cuando le abren todas las puertas del gallinero a todos los zorros que desde siempre han puesto los ojos en este gran país para rapiñarlo.

Mientras los servicios de la gran "civilización occidental" que mutó su graciosa caracterización hoy a denominarse "globalización" se encomiendan a destruir cuanto medio de comunicación con los que podamos contar, continúa sin pausa alguna la persecusión y difamación ideológica. En manos ésto, de los que venían a cerrar la grieta.

Pero la noticia de la semana ha sido sin dudas la voltereta de los traidores en su voto complaciente al gobierno canalla.

Y me cuesta sinceramente llamar traidores a aquellos que no han demostrado más que palabrerío hueco y aplausos falsos en la construcción y sostenimiento de la década ganada. Hoy me pregunto, cuándo estuvieron realmente con nosotros más que como ocasionales oportunistas con su mueca falsaria?

Así como el cristianismo hace notar en su evangelio que habrá que desconfiar de aquellos que nombran a Cristo todo el tiempo para terminar luego haciendo lo contrario que lo que ese Cristo enseñaba, así sucede con tanto personaje desde siniestro hasta patético que hemos visto repetir el nombre de Perón incansablemente como dando a entender que eso basta y sobra para justificar su comportamiento deleznable.

-"Vos sos peronista?", me han preguntado tantos de ellos apuntándome con el dedito de quien detenta chapa y posición de privilegio en esto de patrullar a la tropa díscola. Como si ese hecho de pertenencia fuese suficiente para abrir crédito a exposición y valía.

Hoy les contesto a tantos, pero tantos que repitiendo tantas veces "Perón" en su hilo discursivo se alinean con lo peor del antiperonismo, del anti pueblo, que son ni más ni menos que quienes hoy nos gobiernan con plena decisión en su camino de entrega, rapiña y venganza:
-"Porqué no se van bien a la puta que los parió".


18 comentarios:

  1. Acompaño su sentimiento.
    El "peronismo" ortodoxo no es más que derecha maquillada para engrupir ingénuos. El ortodoxo de cualquier laya, es, ante todo, de derecha (¡teléfono PO!). No importa el totem que señale como su guía ni las palabras que diga para ampararse bajo un pabellón falso. Lo que importa es la capacidad de la ortodoxia de cualquier signo de apoyar lo inapoyable mediante una contorsión dircursiva notable que además le tuerce el brazo a la doctrina de la que pretende alimentarse. Pero lo dicen muy sueltos de cuerpo. Fíjese a los "radicales" qie siguen el ¿ejemplo? de Sanz. Comenten las peores canalladas invocando el nombre de Irigoyen y Alfonsín padre, sin que se les mueva el bisoñé. En el supuesto otro lado (porque el ortodoxo siempre está de un solo lado, que es la derecha y eso está antes que cualquier consideración sobre las convicciones) supuestos peronistas apoyan el endeudamiento invocando a Perón también sin que se les mueva un pelo del postizo. El ortodoxo, que además usa como herramienta un pragmatismo político bastardo y sucio, es siempre y antes que cualquier cosa, ortodoxo, o sea, conservador, o sea, de derecha.
    Del otro lado de la oquedad está la heterodoxia que tiene como cualidad central la fase dialéctica y la tendencia a buscar la horizontalidad en la medida de lo posible. Y tiene éxito, produce cambios reales, cuando pone en acción esa horizontalidad. Si no lo hace entrega sus banderas a la ortodoxia y cuando prima el verticalismo, el proceso en marcha se osifica.
    Y ahí el ortodoxo saca la chapa de afiliación llena de telarañas y te la restriega por la cara diciéndote que no sos puro y no entendés nada porque no sos. Y ellos que son, saben. Y que más vale que los dejes a ellos porque saben. Y ahí te chocan la calesita recién pintada.
    O sea, sí: piérdanse el peronómetro en el medio del conducto proceloso.
    Yo tengo ganas de compartir la lucha con los peronistas que comprendieron que el enemigo mutó y ellos tienen que modificar estrategias todos los días, sin perder convicciones. Modificar estrategia sin conservar las convicciones es Ortubey.
    Con esos tipos tengo algo personal ¿vistes?

    ResponderEliminar
  2. Con tan pocos santos comidos, haber cagado semejante montaña de diablos estos hijoeputas ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Los diputados y senadores que se dieron vuelta sencillamente son cobardes y no están a la altura de la historia. No hay mucha vuelta que darle. Son impresentables, sí, pero era lo que había a mano para construir y se fue por ese lado. Nada que reprochar a la conducción. Las coaliciones y armados políticos se construyen con lo que hay. La destreza del conductor consiste en ir para donde quiere ir con una tropa de voluntades muy heterogéneas. Néstor condujo mejor que Cristina, eso sí.

    Lo que está ocurriendo es, como dice Artemio, que la unidad histórica del peronismo en su fase kirchnerista está crujiendo. Esto no es el fin de nada, solo una reorganización dentro del peronismo que es inevitable. Claro que habrá que ver cómo queda parado el campo nacionalpopular en todo esto. Me refiero a la militancia de la izquierda nacional, del peronismo en sus diferentes vertientes, del progre-comunismo de Sabatella, la FTV de D'Elia y compañía, etc

    Quienes entendemos al kirchnerismo como el peronismo real, como el peronismo del siglo XXI, seguiremos aquí. Y creo que el resto de la gente de a pie no tan politizada, en su mayoría, cree lo mismo que nosotros. Para decirlo fácil: hoy, el peronismo es Cristina, y eso nadie lo puede discutir con un mínimo de seriedad. En unos meses, veremos.

    Con respecto a quienes usted les responde, a los dueños del Peronómetro: hoy están haciéndose olímpicamente los pelotudos. Me refiero a los que decían que con "Daniel", se venía el "peronismo en serio", con marchita, banderita, y cuadros de Perón y Eva por todos lados; me refiero a los "peronistas de verdad", los "peronistas de toda la vida", los "del palo", que miran con desdén a los recién llegados.

    El problema de ellos es que están enamorados de la mitología del peronismo porque en ella se reconocen a sí mismos; eso no está mal, pero la política en esa visión queda relegada a un segundo plano. Es más una religión que una construcción política histórica. Para ellos, el peronismo es una esencia, se autojustifica por el sólo hecho de existir, ya que es la expresión política de los desposeídos. El contenido político-histórico entonces se vuelve menos relevante. Esta vision del peronismo como esencia, como dogma por parte de sus apologetas, es absolutamente nociva para el movimiento, como ya hemos podido observar de sobra en los años '90. Arranca al movimiento de la historia y lo convierte en mitología.

    Los escribas, los talmudistas del peronismo, vacían de contenido ideologico al movimiento del mismo modo que los escribas del cristianismo vaciaron de contenido la existencia y enseñanza de Cristo, como usted bien apunta.

    Y ahí los vemos, a los "pibes peronistas", haciendo silencio mientras el peronismo en acción vira hacia la entrega otra vez.

    El peronismo verdadero no existe por sí mismo; hay que construirlo una vez, y volver a armarlo otra vez, cuando inevitablemente se derrumbe.

    ResponderEliminar
  4. Daniel, lo que decís es obvio. Hay muy poquitos peronistas, como hay muy poquitos cristianos o, incluso, kirchneristas. No es necesario el peronómetro para darse cuenta de esto. Nominalmente hay muchos, realmente hay muy pocos. Lo que los define no es cómo se asumen sino lo que hacen.

    ¿Pero qué te interesa más a vos, descargarte o que nuestro país vuelva al camino que se abandonó el 10/12/15?

    Porque si te interesa esto último, hay que lograr el voto de todos: los reales y los nominales, porque los buenos son muy pocos y los poderes oligárquicos que hay que enfrentar (que no son los que votaron por endeudarse) no le temen a la cantidad de buenos que hay, pero sí le temen a que CFK pueda articular algo de nuevo bajo su liderazgo (de ahí las operaciones mediáticas contra el anterior gobierno que van a durar hasta las elecciones del año que viene).

    Si te interesa descargarte, lo comprendo. Todos tenemos una necesidad subjetiva. Pero eso tiene que ser transitorio, porque cuando volvamos a organizarnos y pensar con inteligencia la necesidad que tengamos va a ser objetiva: que vuelva un gobierno de inclusión y justicia social.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad lo que decís Oti, pero ahora va a ser complicada la reconstrucción política en vista de esta descomposición.

      Eliminar
  5. Por lo menos 3 traidores se fueron al baño, al resto los tengo en mi lista.

    ResponderEliminar
  6. El peronómetro no existe, es un invento llevado a cabo por personas hacia las cuales debemos tener, en simple actitud de defensa propia, algún grado de desconfianza.

    El peronómetro fue inventado por esos "puros" para medir el grado de "pureza" del peronismo que se porta, una "pureza" que nunca existió, ya que el peronismo se hizo con gente que se acercó desde todos los costados de la sociedad.

    Baste recordar el origen de Duhalde, la Democracia Cristiana, (O Progresista, no recuerdo bien)o donde estaban parados los obreros en el 45: el socialismo y la izquierda en todas sus variantes.

    Siempre, el peronómetro fue usado para descalificar a quienes defendemos la movilidad social ascendente, (tal como lo cuenta maravillosamente bien Sandra Russo hoy en Página) los salarios dignos, el acceso irrestricto a la vivienda propia, en fin, a los que defendemos la Justicia Social.

    Pero, tengan ojo los peronometristas, que los melones se están acomodando, solo falta la votación en Senadores. Y ya se está realizando el Plenario Nacional de Kirchnerismo, en donde se fijará posición, orgánicamente, sobre los acuerdos "salvadores" con los buitres, los despidos y etc., etc.

    Muchos dirigentes ya están cooptados. ¿Que nos queda a nosotros, dirán los peronometristas? Nos queda ir por los votos que ungieron a esos dirigentes.

    Que es lo único que vale.Esos votos, que pareciera que no son tantos, deben ser nuestra meta, meta que debe estar muy por encima del trabajo de quienes nos chicanean con que "el kirchnerismo está terminado" y otras por el estilo.

    Esos votos nos están obligando a un profundo debate interno, debate que no vamos a poder realizar si nos dedicamos a "debatir" con quienes, bajo la fachada del debate, solo están para descalificarnos y sostener que somos culpables de todo cuanto acusen los medios hegemónicos.

    No va a ser fácil pasarlos por alto, pero no vamos a ganar nada "debatiendo"
    con los biempensantes, eternos campeones en correr el arco y acusar de corrupto a todo aquel que ose no pensar como ellos.

    Perdón por la digresión.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Colorado del Monte19 de marzo de 2016, 14:50

    Entrada de Macriúsculo en 3, 2 , 1 para decir:
    "UNA VEZ PERÓN LE PIDIÓ PRESTADA UNA CAÑONERA A LOS PARAGUAYOS, ASI QUE ESO DE NO PEDIR PRÉSTAMOS ES VERSO"
    ...
    Chicanas al margen, alguna vez sostuve en tu blog, Daniel, que el problema del peronismo es la amplitud del paraguas. Abajo entran ateos comunistas y "católicos" del Opus Dei, valga el ejemplo.
    Sirve para ganar elecciones pero deja abiertas todas la ventanas a la TRAICIÓN.
    Si no, mire acá a los vecinos.
    En Río Negro, 30 años de gobiernos radicales no fueron mérito radicha.
    Históricamente, la línea que perdió las internas se alió con la contra, favoreciendo su triunfo.
    Con 2 excepciones: Mario Franco en el ´73 donde todos dejaron las patas dentro del plato.
    Y 2011, cuando Pichetto (cosas veredes, Sancho) se mantuvo arriba del barco y aseguró la victoria de Carlos Soria.
    Quizás sea hora de empezar a militar por una sombrilla más chica pero que cobije un universo ideológico más acotado.
    Abrazo patagónico !!!
    ...

    ResponderEliminar
  8. Mamita, cuanto delirio...

    No le den vueltas al asunto, Argentina está quebrada, no se trata de traiciones ni bajezas, la mesa para el festín de deuda la sirvió el gobierno anterior, de hecho ya el año pasado salieron a tomar deuda a dos manos ¿no se enteraron?

    En lo que estoy de acuerdo es sobre la inviabilidad del procesos, en realidad es más de lo mismo que viene teniendo Argentina desde hace décadas pero ustedes no se enteran, básicamente: vivir por encima de nuestros recursos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "...vivir por encima de nuestros recursos..."

      ¿Supongo que se referirá al despilfarro de las clases dominantes, verdad?

      Eliminar
    2. Alcides Acevedo es un Facho Cabeza de House Negro.

      (https://en.wikipedia.org/wiki/House_Negro)

      Eliminar
  9. Y sí, habría que avisarle al distraído Acevedo que dice que "vivimos por encima de nuestros recursos", que Argentina tiene la capacidad de alimentar a 300 millones de personas, además de contar con enormes reservas de gas, petróleo, petróleo no convencional, diversos minerales, y comparte con Brasil y Paraguay una de las reservas de agua dulces más grandes del planeta, el Acuífero Guaraní.

    Queda claro que o es muy ignorante el pobre, o directamente repite el discurso del imperio, como buen colonizado que es.

    No somos "un país pobre", como dicen los nenes PRO. Pobre es Haití, o Cuba. Y eso porque son islas muy pequeñas; encima Cuba sufre el bloqueo económico criminal de EE.UU.

    Argentina no es pobre, las políticas coloniales de los dueños del país la han condenado al atraso, al tiempo que sabotearon y combatieron a muerte todos los intentos populares de armar un país como la gente; todo intento de proteger el consumo interno de masas y desviar los ingresos de exportación al desarrollo industrial fueron combatidos desde afuera y desde adentro.

    ResponderEliminar
  10. Si uno habla de "revolucion cultural" deberia empezar por el uso de determinadas palabras.
    Cuando la dictadura, se logro dar un cambio en el uso de la palabra "desaparecido" por la combinacion de "detenido-desparecido" lo cual significaba que habian desaparecido estando en manos de los milicos, expresando de este modo una realidad que se pretendia ocultar.
    Darles una entidad que no tienen a los fachos usando la palabra "liberal" con la que se autodenomiaron para ocultar su verdadera condicion es algo que deberia ser desterrado. Es solo una observacion.

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. Publiqué todo lo que había pendiente.

      Eliminar
    2. habia otro, bueno seguro que me lo censuro Macri.

      Eliminar
    3. Y dale! Publicalo de vuelta y listo.

      Eliminar